La Opinión Popular
                  18:04  |  Martes 27 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-10-2020 / 11:10
SALIÓ TERCERO EN LA ÚLTIMA ELECCIÓN PRESIDENCIAL

Contundente respaldo de Roberto Lavagna al gobierno de Alberto y Cristina

Contundente respaldo de Roberto Lavagna al gobierno de Alberto y Cristina
Roberto Lavagna pidió respetar el resultado electoral, la unidad del binomio presidencial y que haya una oposición constructiva.
Ni siquiera pasó un año de la asunción de Alberto Fernández como presidente. El Gobierno heredó decenas de las problemáticas sociales y económicas que dejó el desastre del macrismo y, para colmo, fue sorprendido por una pandemia mundial que hizo extender la crisis que vive el país. Sin embargo, y pese a haber sido derrotados en las urnas, Mauricio Macri y los representantes políticos del PRO se han esforzado por desestabilizar al oficialismo por medio de las marchas trastornadas.
 
En el marco de la manifestación que tuvo lugar este 12 de octubre, en diferentes puntos del país, cientos de personas salieron a las calles a exponerse, pese a los riesgos del coronavirus, e hicieron caso al pedido del macrismo, que está acostumbrado a incitar al odio en el pueblo.
 
Sin embargo, no todos aquellos candidatos a presidente que perdieron las elecciones en 2019 han tenido el vergonzoso accionar de Macri y compañía. Roberto Lavagna, quien sacó más de 1.500.000 votos (quedó en la tercera posición), se expresó en sus redes sociales para apoyar al Gobierno de Alberto Fernández y Cristina.
 
Lavagna cuestionó las marchas y pidió que permitan que el Oficialismo pueda gobernar: "Efectivamente, la sociedad argentina no está para soportar extremismos ni de derecha ni de izquierda. Aceptar la idea de respetar la unidad de la fórmula que fue elegida implica también respetar un equilibrio hacia el "centro" que permita gobernar. Asimismo la fórmula debe mantenerse unida en un contexto donde el presidente pueda gobernar con todas las facultades y libertades inherentes a la función. Otra alternativa resultaría muy perniciosa, hasta peligrosa, para el destino del país y, por ende, sus ciudadanos".
 

 
"Pretender que el presidente y la vicepresidente se distancien o tomen caminos distintos es una aspiración institucionalmente dañina para el futuro del país que, por otra parte, ya se concretó en una ocasión reciente y nos fue mal, muy mal. Lo mejor que nos puede ocurrir es que la fórmula presidencial se mantenga unida pero dentro del concepto de 'alcanza para ganar pero no para gobernar'. Nada cambió desde hace 10 meses como para olvidarse de esta parte del análisis que originó la fórmula", indicó.
 
"Cada sector debe ejercer el lugar que le asignó la ciudadanía: el oficialismo en el gobierno con las investiduras bien definidas y la oposición con propuestas constructivas y señalando los errores que crea adecuado resaltar, nunca propiciando desvirtuar lo que decidió el pueblo", añadió el ex Ministro de Economía.
 
Fuente: El Destape
 

Agreganos como amigo a Facebook
27-10-2020 / 10:10
26-10-2020 / 17:10
25-10-2020 / 08:10
El refranero económico autóctono predica que a veces los arbolitos (o el dólar blue) no dejan ver el bosque. Pero en determinadas coyunturas son el bosque, el problema inminente que jaquea a los planes oficiales y puede perjudicar a millones de argentinos.
 
"Tenemos instrumentos para dar la pelea financiera pero estamos en desventaja para dar la pelea mediática", dice el presidente Alberto Fernández a quien pueda oírlo. Está convencido de que el Estado podrá resistir una colosal corrida cambiaria promovida por jugadores diversos, todos poderosos.
 
El diario macrista Clarín juega a fondo en sentido contrario. Su edición del viernes opera a favor de la devaluación y la vaticina. Asegura que Fernández le dio quince días al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que arreglara la situación. Un ultimátum, reseñan. La única duda para el multimedio es quién devaluará: si Guzmán, su sucesor o "el mercado".
 
Fernández replica con bronca desde Olivos que son todas mentiras, que "Martín" está firme, que cambiarlo sería un despropósito. El mandatario y el ministro concuerdan: no habrá devaluación. Están decididos, lo bien que hacen.
 
La coalición que empuja en sentido inverso aduce que "los mercados" actúan frente a la incertidumbre política. Los gurúes charlatanes de quincho niegan el componente especulativo, atribuyen afán constructivo a "los mercados".
 
Las movidas devaluatorias son un clásico que incluye un programa económico neoliberal: pérdida del valor adquisitivo del salario, inflación, transferencia regresiva de ingresos, gasto público en picada. Un golpe tremendo al contrato social prometido en campaña e insinuado en los primeros meses de gestión.
 

24-10-2020 / 11:10
24-10-2020 / 09:10
La indigestión de realidad que les produjo el masivo acto del 17 de octubre fue demasiado para las grandes corporaciones mediáticas que rápidamente lo eliminaron de sus contenidos. Se fueron de cabeza al dólar y a anunciar y desmentir devaluaciones para menospreciar el respaldo que obtuvo el Gobierno.
 
A pesar del esfuerzo mediático de: Clarín, Infobae y La Nación, además de Lanata, Leuco, Majul, Baby... por imponer una escena virtual de caos, el protagonismo popular se convirtió en un factor fundamental para despejar esa imagen y la de un presidente debilitado.
 
El acto del 17 en sí tuvo una participación masiva y superó por mucho a todas las marchas sumadas de la oposición. Pero además se realizó en un contexto de pandemia y su consecuente depresión económica que inciden para desalentar cualquier participación.
 
La oposición macrista había tratado de aprovechar sin demasiado éxito ese malestar con convocatorias demagógicas de supuestos autoconvocados, anticuarentenas y negacionistas de la epidemia.
 
Alberto Fernández se había mostrado, incluso, contrario a las manifestaciones por temor a los contagios. Cuando se liberan las restricciones, es difícil controlar los resguardos y precauciones necesarias en los actos.
 
De todos modos, las políticas sanitarias terminaron favorecidas también porque los manifestantes no cometieron excesos en ese aspecto y porque después de la demostración masiva, seguramente, la oposición no insistirá con convocatorias que serían automática y desfavorablemente comparadas con la del 17.
 
Ese día fue expresión de la mayoría de la sociedad dispuesta a respaldar al Gobierno, pero también a impedir que las presiones de la oposición macrista y el poder económico obstaculicen el programa que el Frente de Todos propuso en las elecciones.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar