La Opinión Popular
                  03:07  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 09-10-2020 / 11:10
CONSIDERAN QUE HAY EXCESO DE EMPLEADOS ESTATALES

Los macristas Mattiauda y Maneiro buscan suspender los feriados en Entre Ríos y disminuir el sector público

Los macristas Mattiauda y Maneiro buscan suspender los feriados en Entre Ríos y disminuir el sector público
Retomando las fracasadas banderas del neoliberalismo, los diputados macristas Nicolás Mattiauda (PRO – Cambiemos) y Julián Maneiro (UCR– Cambiemos) presentaron un proyecto de declaración por el cual pretenden que el gobernador Gustavo Bordet suspenda durante lo que resta del año y durante todo 2021 los feriados provinciales y disminuya el dictado de asuetos administrativos.
 
El neoliberalismo está en default pero intenta escapar de su propia quiebra. Hace más de un año el peronismo unido derrotó al macrismo y lo logró con holgura. Demostró que la política sigue siendo un arte, fuera del alcance de los comerciantes millonarios del PRO, aficionados a la administración de la cosa pública. La derrota no fue solamente de Mauricio Macri. También desbarató el relato neoliberal, porque la sociedad le dio la espalda, su manual quedó obsoleto pero se niega a desaparecer.
 
No obstante, retomando las fracasadas banderas del neoliberalismo, los diputados macristas Nicolás Mattiauda (PRO - Cambiemos) y Julián Maneiro (UCR- Cambiemos) presentaron un proyecto de declaración por el cual buscan que el gobernador Gustavo Bordet suspenda durante lo que resta del año y durante todo 2021 los feriados provinciales y disminuya el dictado de asuetos administrativos.
 
Es decir, pretenden que los empleados públicos trabajen hasta los feriados. La oposición macrista no termina de entender el significado de su derrota electoral y tampoco reconoce el impacto en la conciencia colectiva de esa mayoría que votó contra los mitos obsoletos del neoliberalismo. Por eso, intentan que el peronismo aplique las políticas antipopulares de los que perdieron. Esta enajenación de los dirigentes neoliberales hace que no entiendan nada.
 
La Opinión Popular
 

 
Los legisladores argumentaron que "en el marco de la pandemia desatada por el virus Covid-19, y los sucesivos decretos y resoluciones, emitidos a nivel provincial, - que determinaron la suspensión o reducción casi continua de la actividad administrativa -, es que resulta imprescindible tomar todas las medidas que fueren necesarias para intensificar la actividad estatal".
 
En este marco, remarcaron que "representado por una drástica disminución del accionar público, y una continuidad la percepción de haberes, es que se produjo un gran desfasaje entre la prestación de bienes y servicios públicos y la erogación que los mismos representan. Tornándose necesaria, la adopción de medidas para paliar la mencionada brecha".
  
Los diputados señalaron que de lo contrario, "supondría maximizar el ya existente déficit de un Estado provincial, caracterizado por tener una enorme planta de empleados y contratados, de las más grandes del país, que a mediano o largo plazo terminará repercutiendo nuevamente en un aumento de la presión impositiva".
 
 
Solidaridad social y exceso de empleados estatales
 
Además, sostuvieron que "es momento de que el Estado Provincial, a través de sus distintas áreas demuestre un gesto de solidaridad social para con los contribuyentes, especialmente, con relación a aquellos que aportan o aportaron a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia, a los cuales se les ha exigido en más de una oportunidad esfuerzos extraordinarios".
 
"En este orden de ideas, resultaría beneficioso adoptar, desde los distintos del Órganos del Estado Provincial, una serie de medidas tendientes a aumentar la productividad del mismo, tales como: la suspensión de feriados provinciales y la aplicación de un criterio restrictivo, que responda a lo estrictamente esencial, a la hora de determinar asuetos administrativos", manifestaron los legisladores de Cambiemos.
 
La iniciativa tomó estado parlamentario este jueves y fue remitida a las comisiones de Legislación General y de Trabajo de Diputados.
 
Fuente: El Entre Ríos 
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 11:10
La pandemia puso, a quienes toman las decisiones en el país, en uno de los sitios más críticos de las últimas décadas. A la crisis económica heredada del macrismo, se le sumó los efectos sociales de la pandemia, en una oleada de malas nuevas. La gestión desafía todos los días a los gobernantes y los pone en la mira de la sociedad. Las medidas de distinto tipo que se toman -y las que no- impactan de manera directa en la población.
 
A más de 200 días del inicio de las limitaciones relacionadas con la cuarentena, la semana que acaba de terminar fue la de mayores costos políticos para los gobernantes en 18 provincias desde que se inició la peste. Todos los mandatarios dijeron respaldar las nuevas restricciones anunciadas por el presidente Alberto Fernández, pero esa adhesión plena no se registró en la práctica.
 
Y es interesante cotejar la gestión sanitaria del gobierno de Gustavo Bordet en nuestra provincia con las que se puede comparar: Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Para saber cómo estamos. La Provincia de Entre Ríos tiene una tasa de contagios de cerca de 625 entrerrianos por cada 100 mil. Para los optimistas, la cifra provincial no es tan desesperante teniendo en cuenta que en el país, la tasa de contagiados alcanza a 1.900 enfermos cada 100 mil habitantes.
 
La Córdoba de Juan Schiaretti, ayer registraba cerca de 1.600 casos cada 100 mil habitantes, fue una de las pocas provincias que siguieron al pie de la letra las nuevas limitaciones en departamentos que incluyen a la Capital. En las zonas afectadas se impidió al extremo la actividad de bares, restaurantes, gimnasios y academias, además de mantener vedada la circulación nocturna y dejar claro que no habrá regreso a las escuelas este año.
 
En Mendoza, donde son más de 1.800 los contagiados cada 100 mil habitantes y el sistema sanitario del centro de la provincia muestra niveles alarmantes de ocupación, el gobernador radical opositor Rodolfo Suárez salió a desafiar al Gobierno nacional y a advertir que no cambiaría nada para los mendocinos.
 
Desde Córdoba, los opositores aplaudieron, al tiempo en que el sector que equipara toda restricción sanitaria a una supuesta vulneración de libertades individuales exigía que Schiaretti se sumara a esa rebelión mendocina.
 
En ambas provincias se observan actitudes esquizofrénicas. En Córdoba se registraron casos de manifestantes que salieron del último banderazo opositor para luego ponerse en la cola de los hisopados. Suárez anunció que no acataría las medidas nacionales de cuidado y el mismo día pidió 40 respiradores más al Ministro de Salud, Ginés González García, que se los envió.
 
En Santa Fe -donde el número de contagiados cada 100 mil habitantes supera los 2.100-, funcionan los bares y restaurantes, y desde la semana próxima volverán a la escuela los chicos de varios departamentos del norte provincial. En la provincia de Omar Perotti, la ocupación de camas críticas es incluso mayor que en Córdoba.
 
La convicción de que, a esta pelea, le faltan los episodios decisivos y la evidencia de que muchas verdades fueron cambiando con el avance del covid es lo que llevó a Bordet a implementar medidas acertadas.
 
La Opinión Popular

19-10-2020 / 11:10
17-10-2020 / 18:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar