La Opinión Popular
                  10:00  |  Viernes 30 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Nacionales - 01-10-2020 / 09:10
SIN PANDEMIA, MACRI GENERÓ UN MILLÓN MÁS DE POBRES EN UN AÑO

Por la pandemia, la pobreza subió al 40,9 por ciento

Por la pandemia, la pobreza subió al 40,9 por ciento
PREOCUPANTE. Por la pandemia, según el Indec la pobreza es del 40,9% y afecta a 18 millones de argentinos. La indigencia supera el 10%. A pesar de la implementación de diversos programas de contención social, las cifras mostraron el impacto real del coronavirus sobre los más vulnerables.
La crisis económica y social causada por la pandemia volvió a visibilizarse esta vez en forma de números: 11,7 millones de personas quedaron bajo la línea de pobreza, el 40,9 por ciento de la población residente en los 31 aglomerados urbanos que releva el Indec. De ese total, el 10,5 por ciento son indigentes. Es decir, no alcanzan a cubrir una canasta básica alimentaria. Se trata de 2,9 millones de personas.
 
Los datos corresponden al primer semestre del año, que estuvo marcado por una fuerte caída de los ingresos y el aumento de la desocupación como consecuencia no deseada de las medidas de aislamiento preventivo para frenar el avance de la covid-19. En su comparación interanual, la pobreza subió 5,5 puntos porcentuales, desde el 34,5 por ciento que registraba entonces el indicador oficial. La indigencia pasó de 7,7 a 10,5, con un alza interanual de 2,8 puntos porcentuales.
 
Estas cifras profundizan una crisis que parecía haber tocado fondo hacia el fin del gobierno de Mauricio Macri: el candidato que prometía pobreza cero entregó un país con 35,5 por ciento de personas bajo la línea de pobreza y 8 por ciento de indigencia. A pesar de la profundización de la recesión que generó el coronavirus, el balance contra 2019 marca que Cambiemos provocó un mayor aumento de la pobreza en un contexto de normalidad.
 
La política económica del macrismo pegó tan duro como la pandemia: la pobreza en Argentina aumentó 5,4 por ciento durante los meses más severos de la crisis sanitaria que castiga a la humanidad, y 5,2 por ciento durante la gestión de Macri, que en el segundo semestre de 2016, el primer dato oficial que publica el Indec, afrontaba una pobreza del 30,3 por ciento. 

 
Dado que aún se está cursando la crisis, no se conocen las consecuencias definitivas de la covid-19 en los indicadores sociales, pero los datos publicados este miércoles por el Indec corresponden a un periodo que estuvo mayoritariamente protagonizado por la pandemia, y se pueden tomar como equivalentes al impacto cuantitativo de esta crisis en la pobreza e indigencia.
 
Una vez conocidos los números, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, explicó que "hay nuevos pobres a partir de la pandemia" sumada a "una pobreza estructural", de personas que ya estaban en esta situación. En este sentido, el ministro aseguró que "primero hay que rescatar a los que cayeron en la pobreza porque se quedaron sin trabajo o perdieron sus ingresos y luego hay que poner el foco en niveles de pobreza núcleo altos desde hace mucho tiempo".
 
Desde el gobierno calculan que el impacto social y económico del IFE desde su implementación hasta junio, permitió que 3 millones de personas no cayeran en la pobreza en medio de la crisis sanitaria. El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de 25.759 pesos, mientras la canasta básica total promedio, que determina la línea de pobreza, alcanzó los 43.785 pesos, por lo que la brecha se ubicó en 41,2 por ciento, el valor más alto de la serie desde 2016, por cuarto semestre consecutivo.
 
La pobreza sería peor si el Estado no los hubiera auxiliado, pero el 56,3 por ciento de los niños de entre 0 a 14 años son pobres. La pobreza infantil alerta especialmente, por sus consecuencias: no solo limita el acceso a los derechos de las infancias, sino que ensancha y predice las brechas de desigualdad en el futuro.
 
La Opinión Popular
 
 
Indec: por la pandemia, la pobreza es del 40,9% y afecta a 18 millones de argentinos
 
La indigencia supera el 10%. A pesar de la implementación de diversos programas de contención social, las cifras mostraron el impacto real del coronavirus sobre los más vulnerables.
 
En un dato demoledor que refleja lo peor de la crisis de la pandemia del coronavirus, el Indec reveló que 18 millones de argentinos estuvieron por debajo de la línea de pobreza durante el primer semestre de 2020. En comparación al mismo semestre del año pasado, el indicador creció más de cinco puntos.
 
El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 30,4%; en estos residen el 40,9% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 8,1% de hogares por debajo de la línea de indigencia, que incluyen al 10,5% de las personas.
 
Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares, la pobreza afecta a 11.680.575 personas y, dentro de ese conjunto, y en ese universo se incluyen a 2.995.878 personas indigentes. Traspasado a la cifra de habitantes totales, 18.405.000 personas son consideradas pobres.
 
 
Cifras muy preocupantes
 
Según el informe oficial, el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $ 25.759, mientras la Canasta Básica Total promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $ 43.785, por lo que la brecha se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo.
 
En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, más de la mitad (56,3%) de las personas de 0 a 14 años son pobres, aunque el mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de 15 a 29 años, con un aumento de 7,1 puntos porcentuales.; y las de 30 a 64, con una suba de 5,7 puntos. El porcentaje total de pobres para ambos grupos fue de 49,6% y 36,2%, respectivamente. En tanto, la población de 65 años o más se mantuvo en 11,4%.
 
Respecto al impacto geográfico, en el Gran Buenos Aires se verificó el mismo sentido en ambas evoluciones: la incidencia de la pobreza en las personas aumentó en 3,8 p.p. en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mientras que en los partidos del Gran Buenos Aires se observó un aumento de 7 p.p. con respecto al segundo semestre de 2019. Tanto la región en su conjunto como los dos aglomerados que la componen alcanzaron sus valores máximos en la serie, indicó el informe.
 
De acuerdo a los últimos datos disponibles, el 60% de la población percibía ingresos de hasta $ 27.000 por mes al término del segundo trimestre del año, en medio de una desmejora de la distribución según el coeficiente de Gini.
 
 
Un número que se venía venir
 
El documento "Distribución del Ingreso" del ente oficial ya había precisado que el 10% más pobre de la población ocupada concentraba el 1,8% del total de ingresos, mientras que el 10% más rico explicaba el 26,7%, al término del segundo trimestre del año. De esta forma, el ingreso promedio per cápita del total de la población, sobre una población económicamente activa estimada en 28.604.720 personas, alcanzó los $ 16.174, mientras que la mediana del ingreso per cápita fue de $ 11.667 al cierre del segundo trimestre.
 
Asimismo, la suma total de ingresos de la población creció 21,9% en relación con igual trimestre de 2019; los ingresos laborales crecieron 15 % y los no laborales, 41 %. "En la dinámica de 'no laborales' se destacaron los subsidios o las ayudas sociales del Gobierno" en medio de la pandemia de coronavirus.
 
En este contexto, el segundo trimestre mostró una desmejora en los términos de igualdad. Así se desprendió de lo reflejado por el Coeficiente de Gini, que tiene al número cero como el nivel de mayor igualdad y al uno con el mayor desequilibrio. Según el Indec, el Coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar de las personas alcanzó en el segundo trimestre del año un valor de 0,451 puntos, contra 0,434 de igual período del 2019.
 
La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, había asegurado la semana pasada que los niveles de pobreza iban a aumentar inevitablemente como consecuencia de la pandemia y pese a los esfuerzos del Ejecutivo. 
 
"Vamos a ver un incremento en indigencia y en pobreza, a pesar del gran esfuerzo que se ha hecho, que a esta altura son 5,5 puntos del producto bruto el gasto directo en políticas para morigerar el impacto del covid. IFE, ATP, bonos y, luego, otros dos puntos por el lado del crédito productivo. Pero un parate como el que se ha generado es imposible de compensar", había apuntado.
 
Cabe recordar que Argentina entró en una grave crisis económica en 2018, cuando Cambiemos generó la primera de sus tres crisis cambiarias y esto disparó la inflación y la pobreza, además de elevar el desempleo a dos dígitos en ese transcurso. Los precios se aceleraron a más de 40% en 2018 y más de 50% en 2019, lo cual destruyó el poder adquisitivo de los trabajadores.
 
Fuentes: El Destape y Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Por la pandemia, la pobreza subió al 40,9 por ciento
La pobreza sería peor si el Estado no los hubiera auxiliado.
29-10-2020 / 11:10
29-10-2020 / 10:10
Efectivos de la Policía Bonaerense desplegaron el operativo de desalojo de las tierras ocupadas en la localidad de Guernica, en el partido de Presidente Perón. Al predio de 100 hectáreas tomado en julio concurrieron 4000 efectivos policiales que derribaron casillas y cortaron los alambres con que se delimitaron los lotes. Hubo detenidos y enfrentamientos y los momentos de tensión con los ocupantes continúan.
 
El operativo comenzó a la madrugada, cuando los efectivos policiales rodearon la zona y comenzaron a derribar algunas casillas que se habían instalado en el lugar. El desalojo da cumplimiento a la orden del juez Martín Rizzo. El magistrado había fijado el 30 de octubre como límite para la desocupar el predio.
 
El desalojo fue resistido por los ocupantes que, con piedras y palos, intentaron frenar el accionar policial. Tres horas después de la llegada de la policía al lugar aún había algunos enfrentamientos. Los manifestantes resistían con piedras el avance de los efectivos policiales que disparaban con balas de goma y arrojaban gases.
 
El operativo se da luego de varias semanas en que el Gobierno bonaerense entabló negociaciones con los ocupantes, realizó un censo y logró el desalojo pacífico de la mayoría de ellos.
 
En el marco del trabajado desarrollado por el Gobierno bonaerense, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad -junto con representantes de organismos de derechos humanos, Madres de Plaza de Mayo y organizaciones sociales de izquierda que apoyan a los que aún están en los terrenos- realizaron en los últimos días un último relevamiento para determinar el número de familias que debían dejar el lugar y a los que se les procura dar una solución a sus problemas habitacionales.
 

28-10-2020 / 10:10
La fila de autos que ingresa por Avenida de Mayo desde el Obelisco no parece terminar más. Bocinazos, cantos, dedos en V que responden a otros dedos en V, niños con medio cuerpo afuera del auto que agitan banderas argentinas, la marcha peronista al palo, la cara de Néstor pegada sobre los vidrios de cada vehículo que, en procesión, se acerca a la plaza de Mayo a rendir su homenaje.
 
A lo largo de toda la tarde, la "Caravana de las mil flores" inundó el centro porteño, con cientos de familias, parejas y grupos de amigues que, a diez años de la muerte de Néstor Kirchner, se movilizaron y dejaron en la Casa Rosada una flor como muestra de cariño al ex presidente. La jornada se extendió hasta la noche y contó con la breve aparición del presidente Alberto Fernández, saludando desde el balcón de la Rosada.
 
Las celebraciones mezclaron actos oficiales con caravanas, en un día laborable. El ojímetro, las redes sociales, los grafitti, el medidor costumbrista de las llamadas de oyentes a las radios, confirmaron la peculiar vigencia del presidente inesperado y prematuramente fallecido.
 
Los actos oficiales tienen sentido, la estatua de UNASUR recupera memoria y reivindica. El principal homenaje, el más particular y más entrañable, es la gente común acercándose, ofrendando, honrando a un ser querido.
 
Por todo lo que Néstor hizo por el pueblo, ayer miles de argentinos y argentinas lo recordaron con una mezcla rara de alegría y congoja.
 
La Opinión Popular
 

28-10-2020 / 10:10
El otorgamiento del préstamo del FMI al gobierno de Mauricio Macri, para que pudiera sostener su plan neoliberal y ganar las elecciones 2019, no tenía aprobación del Congreso como debió serlo por una suma sideral como ésa, la capacidad de repago de la deuda era nula y encima se desmantelaron todos los controles como para intentar pagarlo, permitiendo la fuga de capitales. Esto fue un error serio, con fuerte perjuicio para el país y doble responsabilidad, del prestamista y del tomador.
 
La Oficina de Evaluación Independiente del Fondo Monetario internacional (FMI) aseguró el martes en un informe anual sobre flujos de capitales que, durante el gobierno de Mauricio Macri, el organismo tendría que "haber advertido más enérgicamente" la necesidad de mayores controles al movimiento de capitales que luego derivaron en una crisis del sector externo de la economía.
 
Al respecto, apuntó que la experiencia de finales de 2015 en la Argentina de "un rápido desmantelamiento de los controles antes de que se hubiera establecido bien un marco macroeconómico creíble" es un claro ejemplo de los riesgos de una liberalización de los flujos de capital, sobre todo aquellos relacionados con los "efectos sociales y distributivos".
 
"En 2015, el personal (staff) podría haber ha sido más contundente al advertir sobre los riesgos de la rápida eliminación de las restricciones de la cuenta de capital y la necesidad de fortalecer el marco macroeconómico para ser coherente con una cuenta de capital abierta", sostuvo el informe del FMI, en referencia a la eliminación del llamado "cepo cambiario" en diciembre de 2015.
 

27-10-2020 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar