"Son casos muy excepcionales que toma la Corte, pero normalmente cuando la Corte estima -con su discrecionalidad- que hay un interés o una gravedad institucional toma el caso", indicó.
 
'/> Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  03:38  |  Martes 07 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 30-09-2020 / 11:09

Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación

Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación
El ex vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Miguel Augusto “Chacho” Carlín, analizó la realidad de la justicia argentina en el marco de la reforma judicial.
 
El ex vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Miguel Augusto "Chacho" Carlín, analizó la realidad de la justicia argentina en el marco de la reforma judicial que propone el gobierno nacional y las últimas instancias en relación con el traslado de jueces federales.
 
Se refirió a la situación de la Justicia Federal y el accionar de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y explicó que "el per saltum no es una cosa nueva sino que la gestó Dromi en la década del '90 con la privatización de Aerolíneas Argentinas y después terminó siendo tomada por una reforma del Código Procesal de Capital y hoy el salto de instancia ya es una cosa regular, incluso procesalmente".
 
"Son casos muy excepcionales que toma la Corte, pero normalmente cuando la Corte estima -con su discrecionalidad- que hay un interés o una gravedad institucional toma el caso", indicó.
 
 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Carlín analizó que en la justicia entrerriana "hay una dinámica muy distinta a la que había en la época en que integraba el Tribunal".
 
Recordó que "hace más de 12 años" que se jubiló y celebró que "la gente joven le ha impreso otro ritmo al funcionamiento de la justicia, que es interesante" aunque aclaró que desconoce "los detalles domésticos internos de funcionamiento del Tribunal y menos en lo logístico". "Me parece bien que haya gente capaz que esté moviendo los distintos procesos", resumió.
 
De todos modos, apuntó que "el traslado de jueces no es una cuestión nueva" y recordó: "El Consejo de la Magistratura local, estando yo en su integración hace unos cuatro años, resolvió varios casos de agentes fiscales, defensores e incluso de jueces, que ya tenían acuerdo senatorial y habían pedido el traslado para ejercer el mismo cargo en otro lugar, lo cual se denegó porque considerar que eso desnaturalizaba el sistema y el acuerdo era para un caso concreto".
 
Agregó que "la Acordada cuatro de 2018 citando a German Bidart Campos, la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el voto mayoritario de Lorenzetti, Rosatti y Maqueda dijeron que el acuerdo es para un cargo concreto de tal suerte que haría falta un nuevo acuerdo para el traslado de ese cargo".
 
"Esto no es una cuestión menor. El sistema instrumentado por el artículo 99 inciso cuarto impone que para el nombramiento de un juez haga falta la decisión del Consejo de la Magistratura, previo concurso, la elección por el Poder Ejecutivo de un candidato de una terna vinculante y el acuerdo senatorial. No se puede desnaturalizar eso con otro sistema", consideró.
 
También rememoró que "el primer caso que se dio en el último tiempo, que provocó la Acordada cuatro, ratificada por la Acordada siete de 2018, es cuando le inventaron una Sala nueve de un tribunal oral para que juzgara a Cristina Kirchner". "Esos desmanejos deben ser solucionados y una de las formas de solucionarlo es evitar que, por vía del traslado, se desnaturalice el sistema constitucional de nombramiento de jueces", explicitó.
 
 
Reforma judicial
 
Por otra parte, opinó que "está bien que haya una reforma" aunque aclaró: "No entro a hilar fino en todos los detalles y apreciaciones, y sobre todo si la creación de un montón de organismos es bueno o no".
 
"Lo cierto es que la situación de la Justicia Federal de Capital, con ese antro que es Comodoro Py, necesita tener una modificación", sentenció.
 
Al respecto, analizó que "la reforma de 1994 de la Constitución Nacional provoca un diseño del Consejo de la Magistratura destinado a evitar la partidización o la politización en el nombramiento de jueces, y el diseño que toma el Consejo de la magistratura en el artículo 114 de la Constitución Nacional es el más saludable porque se mantiene a nivel nacional la partidización en el funcionamiento y el manejo de los cargos nacionales".
 
"Eso no es bueno y parte de un error conceptual y esencial que ha sido el diseño que ha instrumentado por el 114 de la Constitución Nacional, y por esa situación errónea ninguna de las provincias ha tomado ese diseño de la carta fundamental", advirtió.
 
Marcó que "esto no es igual a lo que sucede en las provincias, y lo de Comodoro Py es una situación anómala y la intención de modificarlo no es una cuestión menor, sino que hace a la salud moral, institucional y jurídica del país".
 
"El tema de la designación de los jueces no deja de ser un tema de lucha por el poder, y cuando Argentina toma el artículo 99 de la Constitución española para crear el Consejo de la Magistratura local no toma el ejemplo más feliz sino probablemente el más discutible si lo que se quiere evitar es la partidización en el nombramiento de los funcionarios judiciales", refirió.
 
Finalmente, consideró que "para preservar la independencia del Poder Judicial, la Constitución reformada en el ´94 le quita potestades y facultades a la Corte y se las entrega a un órgano con un diseño muy peculiar como es el Consejo de la Magistratura".
 
Fuente: Análisis Digital
 
Agreganos como amigo a Facebook
06-12-2021 / 17:12
06-12-2021 / 17:12
06-12-2021 / 09:12
El proceder de la oposición, con respecto a la pandemia, fue irresponsable. Se pasaron diciendo que la peste no existía y protestando contra todas las medidas sanitarias de protección. Cuando aparecieron las vacunas dijeron que eran veneno, que te podían cambiar el ADN, que conseguían volverte "comunista" o "magnético" y que eran malas para la salud porque provenían de "países no democráticos". Los rechazos estaban en línea con los argumentos esgrimidos por quienes sostenían que el coronavirus no existe o que las vacunas son inservibles, peligrosas o tóxicas.
 
Ahora bien, la intensidad de la militancia antivacunas fue inversamente proporcional a la pérdida de seres queridos: numerosos arrepentidos, destrozados por la pérdida de familiares cercanos, con contriciones tardías. Testimonios en medio de una pandemia nutrida de desinformación, miedo y grietas partidistas. Negacionistas y antivacunas están sufriendo hoy, a causa de no estar inmunizados, los efectos más duros de la pandemia en muchos lugares del mundo.
 
Con la fe de los conversos, la negacionista arrepentida Patricia Bullrich propuso ahora usar microdatos del Estado para ir "casa por casa" a buscar a la gente que no se inmunizó y vacunarlos "de prepo". Mientras, la Unión Europea anunció que debatirán la obligatoriedad de las vacunas en todos los países miembros. Cerca de 150 millones de ciudadanos europeos no se han vacunado.
 
Ómicron llegó para recordarnos lo lejos que está la pandemia de ceder, mientras el virus continúe mutando. La variante puede llevar a endurecer restricciones y amenazar la recuperación económica en el país. Si la situación se complica, ¿habrá que aplicar la cuarentena a los no vacunados? ¿Cuál es la frontera entre la política sanitaria y las libertades individuales? La implementación de pases sanitarios es una alternativa a la vacunación anticovid "de prepo". Es una medida por la crisis sanitaria que todavía transitamos y, como toda disposición de esta naturaleza, genera polémicas. En Alemania: quienes no exhiben el certificado de vacunación no pueden reunirse con personas fuera de su núcleo familiar y tienen prohibido el acceso a comercios no esenciales, restaurantes, iglesias, cines y boliches.


Seguramente, estas medidas serían judicializadas por los sectores minoritarios que no las comparten. En España el pase es imprescindible para los viajes de larga distancia y para todo lo relacionado con el ocio. Muy similar al que implementó la ciudad de Nueva York desde agosto pasado. Los alcances de estos salvoconductos sanitarios varían de acuerdo a la realidad de cada país: Francia pasó de la desconfianza a una adhesión altísima a los esquemas de vacunación, lo que flexibilizó las restricciones.

La inminencia de las vacaciones plantea un escenario complejo para nuestra provincia porque millones de argentinos se movilizarán por el país. La industria turística aguarda el verano de rodillas y con las manos extendidas al cielo. Este flujo, que será intenso, preocupa a las autoridades sanitarias que avanzan con la inoculación y deberían imponer restricciones a las personas que no están vacunadas.
 
Entre Ríos puede contar con distintas regulaciones, las que irían  cambiando en la medida que suban o bajen los casos. Y cruzando los dedos para que ómicron se presente más tarde que pronto, y su expansión resulte lo más controlada posible. Nada es seguro en el mediano plazo. Hasta aquí, el pase sanitario sólo debería ser obligatorio en eventos masivos (musicales, deportivos, bailables). Pero, en materia de pandemia, enero está lejos en el horizonte.
 
La Opinión Popular
 

05-12-2021 / 09:12
04-12-2021 / 19:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar