"Son casos muy excepcionales que toma la Corte, pero normalmente cuando la Corte estima -con su discrecionalidad- que hay un interés o una gravedad institucional toma el caso", indicó.
 
'/> Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  03:37  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 30-09-2020 / 11:09

Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación

Miguel Augusto Carlín: La Justicia Federal, con ese antro de Comodoro Py, necesita una modificación
El ex vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Miguel Augusto “Chacho” Carlín, analizó la realidad de la justicia argentina en el marco de la reforma judicial.
 
El ex vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Miguel Augusto "Chacho" Carlín, analizó la realidad de la justicia argentina en el marco de la reforma judicial que propone el gobierno nacional y las últimas instancias en relación con el traslado de jueces federales.
 
Se refirió a la situación de la Justicia Federal y el accionar de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y explicó que "el per saltum no es una cosa nueva sino que la gestó Dromi en la década del '90 con la privatización de Aerolíneas Argentinas y después terminó siendo tomada por una reforma del Código Procesal de Capital y hoy el salto de instancia ya es una cosa regular, incluso procesalmente".
 
"Son casos muy excepcionales que toma la Corte, pero normalmente cuando la Corte estima -con su discrecionalidad- que hay un interés o una gravedad institucional toma el caso", indicó.
 
 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Carlín analizó que en la justicia entrerriana "hay una dinámica muy distinta a la que había en la época en que integraba el Tribunal".
 
Recordó que "hace más de 12 años" que se jubiló y celebró que "la gente joven le ha impreso otro ritmo al funcionamiento de la justicia, que es interesante" aunque aclaró que desconoce "los detalles domésticos internos de funcionamiento del Tribunal y menos en lo logístico". "Me parece bien que haya gente capaz que esté moviendo los distintos procesos", resumió.
 
De todos modos, apuntó que "el traslado de jueces no es una cuestión nueva" y recordó: "El Consejo de la Magistratura local, estando yo en su integración hace unos cuatro años, resolvió varios casos de agentes fiscales, defensores e incluso de jueces, que ya tenían acuerdo senatorial y habían pedido el traslado para ejercer el mismo cargo en otro lugar, lo cual se denegó porque considerar que eso desnaturalizaba el sistema y el acuerdo era para un caso concreto".
 
Agregó que "la Acordada cuatro de 2018 citando a German Bidart Campos, la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el voto mayoritario de Lorenzetti, Rosatti y Maqueda dijeron que el acuerdo es para un cargo concreto de tal suerte que haría falta un nuevo acuerdo para el traslado de ese cargo".
 
"Esto no es una cuestión menor. El sistema instrumentado por el artículo 99 inciso cuarto impone que para el nombramiento de un juez haga falta la decisión del Consejo de la Magistratura, previo concurso, la elección por el Poder Ejecutivo de un candidato de una terna vinculante y el acuerdo senatorial. No se puede desnaturalizar eso con otro sistema", consideró.
 
También rememoró que "el primer caso que se dio en el último tiempo, que provocó la Acordada cuatro, ratificada por la Acordada siete de 2018, es cuando le inventaron una Sala nueve de un tribunal oral para que juzgara a Cristina Kirchner". "Esos desmanejos deben ser solucionados y una de las formas de solucionarlo es evitar que, por vía del traslado, se desnaturalice el sistema constitucional de nombramiento de jueces", explicitó.
 
 
Reforma judicial
 
Por otra parte, opinó que "está bien que haya una reforma" aunque aclaró: "No entro a hilar fino en todos los detalles y apreciaciones, y sobre todo si la creación de un montón de organismos es bueno o no".
 
"Lo cierto es que la situación de la Justicia Federal de Capital, con ese antro que es Comodoro Py, necesita tener una modificación", sentenció.
 
Al respecto, analizó que "la reforma de 1994 de la Constitución Nacional provoca un diseño del Consejo de la Magistratura destinado a evitar la partidización o la politización en el nombramiento de jueces, y el diseño que toma el Consejo de la magistratura en el artículo 114 de la Constitución Nacional es el más saludable porque se mantiene a nivel nacional la partidización en el funcionamiento y el manejo de los cargos nacionales".
 
"Eso no es bueno y parte de un error conceptual y esencial que ha sido el diseño que ha instrumentado por el 114 de la Constitución Nacional, y por esa situación errónea ninguna de las provincias ha tomado ese diseño de la carta fundamental", advirtió.
 
Marcó que "esto no es igual a lo que sucede en las provincias, y lo de Comodoro Py es una situación anómala y la intención de modificarlo no es una cuestión menor, sino que hace a la salud moral, institucional y jurídica del país".
 
"El tema de la designación de los jueces no deja de ser un tema de lucha por el poder, y cuando Argentina toma el artículo 99 de la Constitución española para crear el Consejo de la Magistratura local no toma el ejemplo más feliz sino probablemente el más discutible si lo que se quiere evitar es la partidización en el nombramiento de los funcionarios judiciales", refirió.
 
Finalmente, consideró que "para preservar la independencia del Poder Judicial, la Constitución reformada en el ´94 le quita potestades y facultades a la Corte y se las entrega a un órgano con un diseño muy peculiar como es el Consejo de la Magistratura".
 
Fuente: Análisis Digital
 
Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 11:10
La pandemia puso, a quienes toman las decisiones en el país, en uno de los sitios más críticos de las últimas décadas. A la crisis económica heredada del macrismo, se le sumó los efectos sociales de la pandemia, en una oleada de malas nuevas. La gestión desafía todos los días a los gobernantes y los pone en la mira de la sociedad. Las medidas de distinto tipo que se toman -y las que no- impactan de manera directa en la población.
 
A más de 200 días del inicio de las limitaciones relacionadas con la cuarentena, la semana que acaba de terminar fue la de mayores costos políticos para los gobernantes en 18 provincias desde que se inició la peste. Todos los mandatarios dijeron respaldar las nuevas restricciones anunciadas por el presidente Alberto Fernández, pero esa adhesión plena no se registró en la práctica.
 
Y es interesante cotejar la gestión sanitaria del gobierno de Gustavo Bordet en nuestra provincia con las que se puede comparar: Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Para saber cómo estamos. La Provincia de Entre Ríos tiene una tasa de contagios de cerca de 625 entrerrianos por cada 100 mil. Para los optimistas, la cifra provincial no es tan desesperante teniendo en cuenta que en el país, la tasa de contagiados alcanza a 1.900 enfermos cada 100 mil habitantes.
 
La Córdoba de Juan Schiaretti, ayer registraba cerca de 1.600 casos cada 100 mil habitantes, fue una de las pocas provincias que siguieron al pie de la letra las nuevas limitaciones en departamentos que incluyen a la Capital. En las zonas afectadas se impidió al extremo la actividad de bares, restaurantes, gimnasios y academias, además de mantener vedada la circulación nocturna y dejar claro que no habrá regreso a las escuelas este año.
 
En Mendoza, donde son más de 1.800 los contagiados cada 100 mil habitantes y el sistema sanitario del centro de la provincia muestra niveles alarmantes de ocupación, el gobernador radical opositor Rodolfo Suárez salió a desafiar al Gobierno nacional y a advertir que no cambiaría nada para los mendocinos.
 
Desde Córdoba, los opositores aplaudieron, al tiempo en que el sector que equipara toda restricción sanitaria a una supuesta vulneración de libertades individuales exigía que Schiaretti se sumara a esa rebelión mendocina.
 
En ambas provincias se observan actitudes esquizofrénicas. En Córdoba se registraron casos de manifestantes que salieron del último banderazo opositor para luego ponerse en la cola de los hisopados. Suárez anunció que no acataría las medidas nacionales de cuidado y el mismo día pidió 40 respiradores más al Ministro de Salud, Ginés González García, que se los envió.
 
En Santa Fe -donde el número de contagiados cada 100 mil habitantes supera los 2.100-, funcionan los bares y restaurantes, y desde la semana próxima volverán a la escuela los chicos de varios departamentos del norte provincial. En la provincia de Omar Perotti, la ocupación de camas críticas es incluso mayor que en Córdoba.
 
La convicción de que, a esta pelea, le faltan los episodios decisivos y la evidencia de que muchas verdades fueron cambiando con el avance del covid es lo que llevó a Bordet a implementar medidas acertadas.
 
La Opinión Popular

19-10-2020 / 11:10
17-10-2020 / 18:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar