La Opinión Popular
                  02:53  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Nacionales - 27-09-2020 / 10:09
EL GOBIERNO TOMÓ UNA POSTURA MÁS DURA CONTRA EL PLAN DESTITUYENTE

Dar pelea frontal a las fake news de la oposición y los grandes medios porteños

Dar pelea frontal a las fake news de la oposición y los grandes medios porteños
Ante el endurecimiento de las operaciones desestabilizadoras, el Gobierno decidió responder las fake news y las campañas opositoras tanto en el plano mediático como en el judicial. Alberto Fernández ya identificó a los principales contendientes y los ministros tienen la consigna de visibilizar los logros de la gestión y los planes pospandemia.
La protesta de la Policía Bonaerense que llegó hasta Olivos y la columna de Macri en La Nación que apuntó a romper todo diálogo entre Gobierno y oposición convencieron al Presidente y a su entorno de que era necesario salir a dar pelea y retomar la iniciativa de la agenda política.
 
De hecho, ya aquella respuesta que tuvo el reclamo policial, más allá de que el Presidente la anunció en su tono habitual calmo, mostró una nueva actitud: la decisión de transferir a la provincia de Buenos Aires buena parte de los recursos que hasta entonces se enviaban a la Ciudad tomó a la oposición por sorpresa.
 
Aunque a partir de entonces hubo algunos cortocircuitos con el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la mira de la Casa Rosada está puesta en el sector ultra que encabezan Macri y Patricia Bullrich, con declaraciones ya abiertamente desestabilizadoras como cuando hablan de "sustitución" del Gobierno o del "fraude" con el que supuestamente ganó Fernández al que hizo referencia el senador Esteban Bullrich.
 
"Culpar de la crisis a la pandemia es algo abstracto, está claro que el Gobierno tiene que personalizar las críticas en alguien y Macri es el indicado. Dejó el país hace unos meses incendiado, se fue de vacaciones al exterior mientras la gente padecía y en las encuestas es el dirigente de peor imagen", detallaba un funcionario que trabaja en el mensaje oficial. Eso explica que en las últimas apariciones desde Fernández para abajo se acentuaran las referencias al ex presidente. 
 

 
En lo que se refiere a la disputa del sentido, saldrán a discutir cada medida que se toma y luego buscan cambiarle su razón. Un ejemplo, que la reforma judicial tiene como objetivo conseguir impunidad.
 
"¿Me pueden decir de qué están hablando cuando dicen que es un sistema de impunidad? La explicación es que en verdad los que se quejan son los que siempre han manipulado los jueces y lo que sienten es que están perdiendo el poder de seguir manipulando", sostuvo Fernández en la entrevista que dio el jueves.
 
Además, criticó directamente al presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, por su convocatoria a un acuerdo extraordinario para tratar el per saltum de los desplazados jueces Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli. Se había enterado de un contacto reservado entre Rosenkrantz y Macri.
 
 
Algunos ubican el origen de la decisión en la columna que publicó Mauricio Macri a su vuelta de sus lujosas vacaciones europeas, otros en la revuelta policial bonaerense que llevó la protesta hasta el portón de la quinta de Olivos.
 
Pero en los últimos días se hizo clara la intención del Gobierno de salir a mostrar una postura más dura ante la oposición macrista y los grandes medios afines al mismo tiempo que buscará exhibir una gestión más activa y en recuperación para la pospandemia, de manera de revertir la imagen que incansablemente se intenta instalar desde esos sectores.
 
"En estos meses subimos las retenciones al agro, hicimos que bajaran las tasas de interés de los bancos, congelamos las tarifas de los servicios y declaramos servicio público internet, tv paga y telefonía. Todo eso no es gratuito y ahora tratan de hacernos pagar. Así es la política, eso no va a hacer cambiar nuestros objetivos", explicaba un importante funcionario del Gobierno.
 
En los últimos días hubo varios registros de esta nueva posición, de réplica y sin más concesiones. El mismo miércoles que el Presidente encabezó un acto en Entre Ríos en el que hizo una referencia directa a Macri y a los dirigentes que lo rodean de buscar desestabilizar la democracia y acusar a algunos medios de publicar mentiras, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, protagonizó un picante cruce en uno de los programas de la señal TN.
 
Allí, Cafiero dejó una clave de lo que se viene discutiendo internamente entre quienes trabajan en el discurso oficial cuando mencionó que hay una disputa en torno al sentido que ahora el Gobierno busca salir a dar.
 
En los primeros meses en la Casa Rosada imaginaron que bastaba hacer bien las cosas y mostrar que lo que decían oposición y medios era falso, que con eso alcanzaba para obtener el respaldo de las mayorías. Lo sucedido hasta el inicio de la pandemia pareció darles la razón, cuando Fernández trepó niveles récord de imagen positiva. Pero la cuarentena se extendió más allá de imaginado y generó efectos diversos.
 
"Si la pandemia hubiera durado tres meses, salíamos como el mejor gobierno de los últimos tiempos", se lamentaba -mitad en broma, mitad en serio- esta semana un funcionario.
 
Sostienen que primero surgió el malhumor de un sector de la sociedad, con origen en los motivos más diversos que van desde quienes realmente vieron sus ingresos afectados por la cuarentena hasta los que no creen en el virus, los antivacuna, los antibarbijo y demás tribus.
 
La oposición más ultra buscó montarse en ese malhumor y los medios opositores -cada vez más desembozadamente- fueron direccionando el rechazo hacia diversos objetivos. Las características particulares del encierro -que intensificó el uso de las redes sociales y el consumo de los medios de comunicación- terminó por potenciar el caldo de cultivo.
 
 
La respuesta
 
En paralelo a esta disputa apuntarán a dar de una vez vuelta la página a la situación pandémica para mostrar una gestión en marcha y saliendo de la crisis. La comunicación oficial, reconocían, no siempre funciona correctamente.
 
Por ejemplo, admitían que se había transmitido mal las nuevas medidas para la compra de dólares. Tampoco la tienen fácil: el día que el Gobierno consiguió el mayor éxito de estos meses con el canje de la deuda, los diarios de mayor tirada titularon con una explosión en El Líbano.
 
En un zoom que mantuvo esta semana con todos los ministros, Cafiero cerró con un pedido de salir a mostrar gestión como respuesta a los indicadores duros que dejará el segundo trimestre del año que, adelantan, en buena medida están siendo revertidos. Fernández también seguirá una agenda más visible: irá dos días por semana a la Casa Rosada, viajará a alguna provincia y hará algún anuncio en el Conurbano referido a una actividad productiva.
 
Por otro lado, los gobernadores, la CGT y las organizaciones sociales vienen buscando la manera de hacer una demostración de apoyo masivo al Gobierno, donde quede expresado un respaldo popular al rumbo elegido. La intención es hacer un acto para el 17 de octubre, pero todavía se discute el formato para no contradecir las medidas de aislamiento.
 
Estos sectores también impulsan que Fernández asuma la presidencia del PJ, algo que tal vez poco tiempo atrás no hubiera sido bien visto porque se pensaba más en la institucionalidad del Frente de Todos, pero las perspectivas cambiaron. "Todo lo que sirva para ganar volumen político es bueno", evaluaba esta semana un asesor.
 
Por Fernando Cibeira
 
Fuente: Página12

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 10:10
18-10-2020 / 09:10
Fue como si se abrieran las compuertas del enorme dique de la epidemia. Decenas de miles de personas, cientos de miles que inundaron en camiones, colectivos, a pie y en automóviles, en utilitarios y chatas en larguísimas caravanas que circularon por las ciudades del país en una nueva edición del 17 de octubre.
 
Una fecha que se reinventa para resurgir a través del tiempo en la voz del pueblo, enorme gesta en la que el viejo grito de "¡Viva Perón!" atravesó 75 años de historia, se resignificó y resonó en los oídos de todo el país, de oficialistas y opositores. El mensaje de respaldo masivo al gobierno y de advertencia a las ilusiones destituyentes fue alto y claro.
 
Si la derecha creyó en algún momento el relato de crisis y desastre del gobierno que fue tejiendo en los últimos meses, ayer se dio un portazo en la nariz. La ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y otras ciudades del país fueron el escenario de un enorme espectáculo de ejercicio democrático de las mayorías que votaron a este gobierno.
 
El Presidente que habló en la CGT no era el mismo que el del viernes. Habló impulsado por la inmensa marea que desbordó la ciudad de Buenos Aires y las principales ciudades del país para respaldarlo en medio de la epidemia, en medio de una fuerte ofensiva de los medios opositores, en medio de una campaña de la oposición de derecha, y tras una seguidilla de pequeños actos para esmerilar su gobierno.
 
El contraste con los actos que hizo la derecha desde el comienzo de la pandemia no sólo se puso en evidencia en las cantidades. Mientras el tono en las declaraciones de los manifestantes de Juntos por el Cambio fue de un antiperonismo acérrimo, violento. En las caravanas peronistas no predominaban los gritos contra sus adversarios políticos, sino los de respaldo a Cristina y al presidente Alberto.
 

18-10-2020 / 09:10
Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán expusieron en el Coloquio de IDEA emitiendo una señal de diálogo y tolerancia. Le contestaron con soberbia, en el límite mismo de faltarles el respeto. Una patota de CEOs macristas corrobora cuán difícil es articular o hasta conversar con el establishment. Y siembra dudas acerca de la conveniencia de ir al pie, a sus cónclaves.
 
La dirigencia sindical le dio una idea a Fernández: el acto de ayer. Resultó muy bien. Las conducciones gremiales aportaron a la movilización. La coalición de gobierno no se cuartea en una coyuntura espantosa. Sentido común, desde ya. La unidad fue clave para volver, es esencial para sostenerse.
 
Sería presuntuoso y prematuro formular un balance de un hecho colectivo tan extraño y sin precedentes como este 17 de octubre. La mezcla de virtualidad y cuerpos dificulta cualquier síntesis. A primera vista, fortaleció al oficialismo en un trance difícil. Siempre suma reencontrarse, auto celebrarse.
 
Las competencias políticas a veces se asemejan a las futboleras. Habrá macristas felices porque a los peronistas se les aguó parte de la fiesta. Un masivo ciberataque derribó los servidores de 75octubres.ar, mientras cientos de miles de compañeros intentaban ingresar para participar del acto por el Día de la Lealtad. Hasta entonces, 7 millones habían visitado el sitio.
 
Brotarán discusiones clásicas, sobre el número de participantes. Las hay cuando son presenciales y se puede estimar cantidad de personas por metro cuadrado. Cuando los participantes van en auto se puede sanatear más, casi hasta el absurdo. Pero fueron miles y miles los vehículos que recorrieron las principales ciudades del país.
 
En todo caso, el oficialismo concretó una primera salida, festiva y no violenta, que fue in crescendo durante todo el día. Con el ensayo general de ayer a la vista nadie duda de que el peronismo congregará multitudes presenciales cuando las circunstancias lo permitan. 
 

17-10-2020 / 18:10
El Presidente Alberto Fernández fue el único orador en el acto de la CGT y planteó que si se dejan de lado los rencores es posible hacer otro país. Remarcó que el 17 de octubre de 1945 se manifestó un pueblo invisible que reclamaba un lugar en la sociedad y que a partir de allí "la historia cambió para siempre".
 
El Presidente planteó que si se dejan de lado los rencores es posible hacer otro país. Remarcó que el 17 de octubre de 1945 se manifestó un pueblo invisible que reclamaba un lugar en la sociedad y que a partir de allí "la historia cambió para siempre". También destacó que "el peronismo siempre mantuvo la regla de ser leal a su pueblo".
 
Por otro lado, se refirió a aquellos sectores que buscaron presentar el acto del 17 de octubre como respuesta de los banderazos contra el Gobierno: "Todo el día me la pasé leyendo cosas que se publicaban. Sepan todos, nacimos del amor de Perón y Evita, vivimos el amor de Néstor y Cristina. Acá no hay odios ni rencores, acá lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina de una vez y para siempre".
 
El Presidente lamentó que "una y mil veces quisieron matar al peronismo", y explicó que los ataques son en respuesta a que "habíamos llegado a las entrañas mismas del pueblo y le habíamos dado los derechos que el pueblo había reclamado".
 
"El peronismo ha querido que hoy me toque a mi ser quien conduzca este presente", destacó Alberto, y añadió: "Sergio Ziliotto me dijo 'menos mal que el peronismo está gobernando en este momento'". Y en el marco de la pandemia, anunció: "Empezamos hoy el tiempo de la reconstrucción argentino. Me toca a mí ponerme al frente y estoy orgulloso de poder hacerlo".
 
La Opinión Popular
 

17-10-2020 / 10:10
A 75 años del 17 de octubre de 1945, la pandemia obligó al peronismo a pensar en un Día de la Lealtad diferente para cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO). Este año, la jornada se festejará de manera virtual, con una acto que promete ser multitudinario.
 
¿Cómo acceder a la marcha virtual? Si bien hay distintas actividades planteadas para la fecha, el acto oficial será de manera virtual y se podrá acceder a través de la página 75octubres.ar. El ingreso estará habilitado después de las 13 de este sábado 17 de octubre y allí, las y los usuarios, podrán participar al clickear el botón entrar.
 
Una vez que se ingresa en la movilización, se deberá completar un campo virtual que solicita un nombre o apodo, además de la posibilidad de seleccionar la provincia desde la cual cada persona participa. No hay que dejar ninguna información personal para ser parte de la actividad.
 
Una vez ingresados los datos, se podrá elegir una ubicación dentro de la movilización virtual. Los escenarios disponibles serán el Obelisco, la Plaza de Mayo, el Congreso, Avenida de Mayo o la Avenida 9 de Julio.
 
Por último, se podrá elegir un avatar, que es la identidad virtual de cada participante. Entre las opciones se encuentran Evita, Perón, Evita y Perón juntos, la fórmula presidencial Alberto Fernández y Cristina o el ex presidente Néstor Kirchner.
 
También se podrán elegir elementos simbólicos como el escudo del Partido Justicialista (PJ), un choripán, un bombo, entre otros. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar