La Opinión Popular
                  03:39  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Nacionales - 26-09-2020 / 10:09
VERSIONES DE UN ENCUENTRO DEL JUEZ SUPREMO ROSENKRANTZ CON MACRI

Alberto cruzó al ex abogado de Clarín que preside la Corte

Alberto cruzó al ex abogado de Clarín que preside la Corte
El presidente Alberto Fernández mostró su fastidio por las actitudes del presidente del Tribunal, Carlos Rosenkrantz, y lo criticó en dos ocasiones. Por su actitud frente a la política de género y, fundamentalmente, por su activa participación en defensa de los jueces trasladados a dedo por el macrismo.
El presidente Alberto Fernández mostró su fastidio por las actitudes del presidente del Tribunal, Carlos Rosenkrantz, y lo criticó en dos ocasiones. Por su actitud frente a la política de género y, fundamentalmente, por su activa participación en defensa de los jueces trasladados a dedo por el macrismo.
 
"¿Cuál es la disyuntiva que tiene el presidente de la Corte de con tanto ahínco impulsar esto? ¿Qué es lo que está buscando?", se preguntó Alberto respecto a la decisión de Rosenkrantz de convocar a un acuerdo extraordinario en el máximo tribunal para tratar los recursos presentados por los jueces macristas Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, quienes buscan impedir sus traslados.
 
Para entender mejor las palabras de Fernández hay que saber que había trascendido la información de un encuentro reservado entre Rosenkrantz y Mauricio Macri para decidir una estrategia para tratar de mantener en sus puestos a estos jueces movidos a dedo por el ex presidente.
 
"Me llama mucho la atención por los comentarios que me llegan, por cosas que se ven dentro de la Corte, porque, la verdad, lo único que estamos haciendo es establecer un orden perdido por el gobierno anterior", expresó el Presidente complementando otras críticas al Tribunal por las demoras en la aplicación de la ley Micaela en el Poder Judicial. La Corte emitió luego un comunicado respondiendo sólo a este último punto.
 
En las dos intervenciones del Presidente, los cuestionamientos estuvieron dirigidos principalmente a Rosenkrantz, ex abogado del Grupo Clarín, a quien en Gobierno ya ven actuando en sintonía con la estrategia del macrismo y de los grandes medios porteños afines. 
 

 
La noticia de un encuentro Rosenkrantz con Macri, que llegó hasta Olivos, terminó por confirmar la idea. "Yo quisiera reflexionar con la gente: ¿qué pasaría si yo hoy para el juzgado de (Claudio) Bonadio, que está vacante, buscara un juez federal que me cae simpático y lo pongo en ese lugar? ¿Y qué pasaría si para las cuatro vacantes que hay hoy en la Cámara Federal buscara a cuatro jueces que me caen simpáticos dentro de los Tribunales Orales Federales y los hago camaristas por un decreto? ¿Qué pasaría? ¿Qué diría la gente? Si fuera así sería un escándalo. Quiero decir que eso es lo que hicieron", afirmó el Presidente. Se lo notaba fastidiado.
 
"Yo tengo solo una cosa en claro: que los que difieren en esto, son los que quieren seguir manipulando a los jueces que manipularon en el gobierno anterior", siguió, siempre apuntando explícita o implícitamente contra Rosenkrantz, a quien por primera vez tomó como blanco.
 
Bertuzzi, Bruglia y Castelli fueron trasladados desde los juzgados donde ejercían sus funciones a puestos claves de la justicia federal por Macri. "Cualquiera que ha estudiado derecho, aunque se haya recibido con un montón de 4, sabe que esto es un escándalo jurídico. Quiero aclarar que uno de esos jueces que es desplazado lo conozco desde que yo tenía 17 años", explicó Fernández, quien agregó que "si fuera un canalla" haría lo mismo que Macri y llenaría las vacantes creadas en la justicia federal con jueces amigos.
 
La Opinión Popular
 
 
 
Alberto cruzó al presidente de la Corte Suprema por el traslado de jueces
 
El presidente Alberto Fernández cuestionó al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, por convocar por su cuenta a un acuerdo extraordinario el próximo martes para tratar el per saltum presentado por los jueces nombrados irregularmente durante el gobierno de Mauricio Macri
 
"Me llama mucho la atención las cosas que se ven dentro de la Corte, me preocupa enormemente. Lo único que estamos haciendo es restablecer un orden perdido con el gobierno anterior", dijo Fernández en diálogo con Radio 10.
 
La citación del titular de la Corte a los supremos responde a un pedido de urgencia presentado por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos traslados fueron revocados por el Senado.
 
"¿Qué pasaría si hoy en el juzgado vacante de Bonadio yo buscara un juez que me cae simpático y lo pongo en ese lugar? ¿Y qué si busco cuatro jueces que me caen simpáticos y los coloco como camaristas por decreto en las cuatro bancas de la Cámara Federal? ¿Qué diría la gente? Si yo hago eso es un escándalo, o sea que quiere decir que es un escándalo que ellos hicieron. Si yo quisiera aprovecharme de lo escándalos que hicieron, no haría nada de lo que hice. Legítimamente podría buscan un juez federal que me caiga simpático, a esos que llaman jueces K, que no sé si existen todavía, pero eso está mal".
 
"¿Qué está discutiendo la Corte? Tengo una sola cosa en claro: los que defienden esto son los que quieren seguir manipulando a los jueces con lo hicieron durante el gobierno anterior. ¿Cuál es la disyuntiva que tiene el presidente de la Corte, que tiene tanto ahínco? ¿Qué está buscando? Cualquiera que ha estudiado derecho sabe que esto era un escándalo jurídico", expresó en una charla con el programa radial "Secreto de Sumario", que cumple este viernes 500 emisiones.
 
Fernández reveló que a uno esos jueces que fueron desplazados lo conoce desde que tiene 17 años y confesó que lo conocía personalmente. "Más allá del afecto persona que puede tener, es incomprensible lo que ocurrió", dijo. "Lo que hay que hacer es poner jueces probos, dignos y capaces", enfatizó. "Los que se quejan son los que siempre han manipularon a los jueces y siente que pierden el poder de manipularlos", remarcó.
 
El jefe de Estado remarcó que durante su gobierno "no hubo un solo juez removido", que "no se le saca la causa a ningún juez" y que "se respetó el principio de juez natural a rajatabla" y señaló que la reforma judicial impulsada por su Gobierno "lo único que crea son nuevos juzgados".
 
En la misma dirección, el Presidente defendió el proyecto de reforma judicial que ya tiene media sanción en el Congreso. "La reforma de la justicia federal es algo que durante décadas vienen planteando todos los medios, y una vez que la propongo dicen es un mecanismo para lograr impunidad", afirmó.
 
En los últimos días quedó en evidencia la estrategia discursiva que salió a poner en práctica el Gobierno, que busca poner sobre la mesa la disputa por el sentido que se da por un lado con la oposición más radicalizada pero, principalmente, con los medios que se plantaron en la vereda opositora. Un ejemplo: que la reforma judicial se hace para conseguir la impunidad de los ex funcionarios del kirchnerismo, algo que se repite día y noche en esos medios.
 
"Me pregunto dónde está eso, porque no hay un solo juez removido, no se le saca la causa a ningún juez, se ha respetado el principio de juez natural a rajatabla. Lo único que se crean son nuevos juzgados que tendrán que recibir nuevas causas en el futuro. ¿Me pueden decir de qué están hablando cuando dicen que es un sistema de impunidad? La explicación es que en verdad los que se quejan son los que siempre han manipulado los jueces y lo que sienten es que están perdiendo el poder de seguir manipulando", concluyó el Presidente.
 
Un rato antes, Fernández participó de acto de presentación del programa Acompañar donde también mostró su enojo con la Corte y, en particular, con Rosenkrantz, en este caso por las demoras en la aplicación de la ley Micaela en el Poder Judicial.
 
Fuente: ambito.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 10:10
18-10-2020 / 09:10
Fue como si se abrieran las compuertas del enorme dique de la epidemia. Decenas de miles de personas, cientos de miles que inundaron en camiones, colectivos, a pie y en automóviles, en utilitarios y chatas en larguísimas caravanas que circularon por las ciudades del país en una nueva edición del 17 de octubre.
 
Una fecha que se reinventa para resurgir a través del tiempo en la voz del pueblo, enorme gesta en la que el viejo grito de "¡Viva Perón!" atravesó 75 años de historia, se resignificó y resonó en los oídos de todo el país, de oficialistas y opositores. El mensaje de respaldo masivo al gobierno y de advertencia a las ilusiones destituyentes fue alto y claro.
 
Si la derecha creyó en algún momento el relato de crisis y desastre del gobierno que fue tejiendo en los últimos meses, ayer se dio un portazo en la nariz. La ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y otras ciudades del país fueron el escenario de un enorme espectáculo de ejercicio democrático de las mayorías que votaron a este gobierno.
 
El Presidente que habló en la CGT no era el mismo que el del viernes. Habló impulsado por la inmensa marea que desbordó la ciudad de Buenos Aires y las principales ciudades del país para respaldarlo en medio de la epidemia, en medio de una fuerte ofensiva de los medios opositores, en medio de una campaña de la oposición de derecha, y tras una seguidilla de pequeños actos para esmerilar su gobierno.
 
El contraste con los actos que hizo la derecha desde el comienzo de la pandemia no sólo se puso en evidencia en las cantidades. Mientras el tono en las declaraciones de los manifestantes de Juntos por el Cambio fue de un antiperonismo acérrimo, violento. En las caravanas peronistas no predominaban los gritos contra sus adversarios políticos, sino los de respaldo a Cristina y al presidente Alberto.
 

18-10-2020 / 09:10
Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán expusieron en el Coloquio de IDEA emitiendo una señal de diálogo y tolerancia. Le contestaron con soberbia, en el límite mismo de faltarles el respeto. Una patota de CEOs macristas corrobora cuán difícil es articular o hasta conversar con el establishment. Y siembra dudas acerca de la conveniencia de ir al pie, a sus cónclaves.
 
La dirigencia sindical le dio una idea a Fernández: el acto de ayer. Resultó muy bien. Las conducciones gremiales aportaron a la movilización. La coalición de gobierno no se cuartea en una coyuntura espantosa. Sentido común, desde ya. La unidad fue clave para volver, es esencial para sostenerse.
 
Sería presuntuoso y prematuro formular un balance de un hecho colectivo tan extraño y sin precedentes como este 17 de octubre. La mezcla de virtualidad y cuerpos dificulta cualquier síntesis. A primera vista, fortaleció al oficialismo en un trance difícil. Siempre suma reencontrarse, auto celebrarse.
 
Las competencias políticas a veces se asemejan a las futboleras. Habrá macristas felices porque a los peronistas se les aguó parte de la fiesta. Un masivo ciberataque derribó los servidores de 75octubres.ar, mientras cientos de miles de compañeros intentaban ingresar para participar del acto por el Día de la Lealtad. Hasta entonces, 7 millones habían visitado el sitio.
 
Brotarán discusiones clásicas, sobre el número de participantes. Las hay cuando son presenciales y se puede estimar cantidad de personas por metro cuadrado. Cuando los participantes van en auto se puede sanatear más, casi hasta el absurdo. Pero fueron miles y miles los vehículos que recorrieron las principales ciudades del país.
 
En todo caso, el oficialismo concretó una primera salida, festiva y no violenta, que fue in crescendo durante todo el día. Con el ensayo general de ayer a la vista nadie duda de que el peronismo congregará multitudes presenciales cuando las circunstancias lo permitan. 
 

17-10-2020 / 18:10
El Presidente Alberto Fernández fue el único orador en el acto de la CGT y planteó que si se dejan de lado los rencores es posible hacer otro país. Remarcó que el 17 de octubre de 1945 se manifestó un pueblo invisible que reclamaba un lugar en la sociedad y que a partir de allí "la historia cambió para siempre".
 
El Presidente planteó que si se dejan de lado los rencores es posible hacer otro país. Remarcó que el 17 de octubre de 1945 se manifestó un pueblo invisible que reclamaba un lugar en la sociedad y que a partir de allí "la historia cambió para siempre". También destacó que "el peronismo siempre mantuvo la regla de ser leal a su pueblo".
 
Por otro lado, se refirió a aquellos sectores que buscaron presentar el acto del 17 de octubre como respuesta de los banderazos contra el Gobierno: "Todo el día me la pasé leyendo cosas que se publicaban. Sepan todos, nacimos del amor de Perón y Evita, vivimos el amor de Néstor y Cristina. Acá no hay odios ni rencores, acá lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina de una vez y para siempre".
 
El Presidente lamentó que "una y mil veces quisieron matar al peronismo", y explicó que los ataques son en respuesta a que "habíamos llegado a las entrañas mismas del pueblo y le habíamos dado los derechos que el pueblo había reclamado".
 
"El peronismo ha querido que hoy me toque a mi ser quien conduzca este presente", destacó Alberto, y añadió: "Sergio Ziliotto me dijo 'menos mal que el peronismo está gobernando en este momento'". Y en el marco de la pandemia, anunció: "Empezamos hoy el tiempo de la reconstrucción argentino. Me toca a mí ponerme al frente y estoy orgulloso de poder hacerlo".
 
La Opinión Popular
 

17-10-2020 / 10:10
A 75 años del 17 de octubre de 1945, la pandemia obligó al peronismo a pensar en un Día de la Lealtad diferente para cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO). Este año, la jornada se festejará de manera virtual, con una acto que promete ser multitudinario.
 
¿Cómo acceder a la marcha virtual? Si bien hay distintas actividades planteadas para la fecha, el acto oficial será de manera virtual y se podrá acceder a través de la página 75octubres.ar. El ingreso estará habilitado después de las 13 de este sábado 17 de octubre y allí, las y los usuarios, podrán participar al clickear el botón entrar.
 
Una vez que se ingresa en la movilización, se deberá completar un campo virtual que solicita un nombre o apodo, además de la posibilidad de seleccionar la provincia desde la cual cada persona participa. No hay que dejar ninguna información personal para ser parte de la actividad.
 
Una vez ingresados los datos, se podrá elegir una ubicación dentro de la movilización virtual. Los escenarios disponibles serán el Obelisco, la Plaza de Mayo, el Congreso, Avenida de Mayo o la Avenida 9 de Julio.
 
Por último, se podrá elegir un avatar, que es la identidad virtual de cada participante. Entre las opciones se encuentran Evita, Perón, Evita y Perón juntos, la fórmula presidencial Alberto Fernández y Cristina o el ex presidente Néstor Kirchner.
 
También se podrán elegir elementos simbólicos como el escudo del Partido Justicialista (PJ), un choripán, un bombo, entre otros. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar