La Opinión Popular
                  03:10  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 17-09-2020 / 12:09
SERIAN MÁS DE 2 MILLONES POR MES

Grave denuncia: Durante 15 años, la Caja de Jubilaciones le habría seguido pagando a personas fallecidas

Grave denuncia: Durante 15 años, la Caja de Jubilaciones le habría seguido pagando a personas fallecidas
Daniel Elías, ex titular de la Caja de Jubilaciones.
 
La Revista Análisis reveló en su edición impresa de este jueves que -en principio- se encontró un grupo de 80 jubilados ya fallecidos, a quienes la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos le seguía abonando los haberes, mes tras mes, durante 15 años.
 
De esa primera lista, surge que significaban un egreso de 2,5 millones de pesos mensuales. La mayoría son de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Se busca determinar si hubo fallas en el sistema o fueron desvíos organizados sistemáticamente, para bolsillos de unos pocos. La situación habría sido clave para el pedido de renuncia a Daniel Elías.
 
La historia -cuenta el periodista Daniel Enz- arrancó a mediados de mayo de este año, a escasas semanas del inicio de la cuarentena por el avance del Covid19, pero se escondió bajo siete llaves porque se sabía que era una información sensible e impactante.
 
En el IOSPER, detectaron que un lote importante de personas fallecidas seguía con el beneficio de la obra social. Cuando profundizaron al respecto, notaron que la situación era más grave de lo pensado: eran todos jubilados muertos, la mayoría de ellos con domicilio fuera de Entre Ríos, donde "alguien" cercano a cada una de las personas seguía percibiendo la remuneración pertinente, pese a estar bajo tierra.
 
 
Cuando en el IOSPER miraron un poco más profundo notaron que en el padrón aparecían por lo menos 80 casos, muchos de ellos desde 2013 (aunque algunos eran de diez años antes) y que representaba para la Caja de Jubilaciones algo así como 2,5 millones de pesos por mes, que iban para gente no determinada que percibían beneficios por alrededor de 40 mil pesos mensuales.
 
"Son algo así como 30 millones de pesos anuales que llevaba ese mecanismo", se indicó. El Registro Civil había informado en su momento al IOSPER que tales personas habían fallecido, pero en la Caja de Jubilaciones seguía figurando y por ende se exigía el aporte de la obra social.
 
--¿Pero aparecían casos de años anteriores?
 
--Entiendo que el mecanismo venía llevándose a cabo desde 2003. Hay dos casos de ese año y luego otro nombre en el 2004 -se explicó.
 
El caso de 2003 es de la ciudad de Colón; el restante, de Federal. No obstante, la mayoría de los muertos vivos son de Capital Federal, Córdoba, Santa Fe y lugares de la provincia de Buenos Aires. Los más salientes eran dos jubilaciones mensuales por 143.622 pesos y otro de 113.759 pesos. El primero estaba fallecido desde el 24 de julio de 2009; el restante, el 15 de junio del mismo año.
 
Hay quienes sostienen que el gobernador Gustavo Bordet estalló de bronca cuando le llegó la documentación y le comentó al fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, que había que disponer urgente una investigación y que desde el organismo de Andrés Pazos y Corrientes había que dar una respuesta. También fue notificado de la situación el ministro de Economía, Hugo Ballay.
 
No pocos pensaron que los días de Daniel Elías, a partir de esta situación, estaban contados, porque la bronca era demasiado grande. Que esta vez no iba a tener retorno. No iban a alcanzar con sus 16 años de permanencia al frente del organismo previsional (desde inicios de 2004); ni con su reconocimiento nacional en el tema jubilatorio ni con los cientos de miles de seguidores en las redes sociales, como Instagram o Tik tok, donde cada semana, aparece bailando junto a sus hijos -tanto en su coqueta residencia de Paraná como en su aún más preciada casa en Nordelta, en el Tigre-, lo que también traía dolores de cabeza en el Poder Ejecutivo, en medio de la peor crisis de la caja entrerriana y las interminables quejas de los jubilados, más aún con la emergencia declarada en la provincia y los descuentos pertinentes.
 
Fuente: Revista Análisis
 
Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 11:10
La pandemia puso, a quienes toman las decisiones en el país, en uno de los sitios más críticos de las últimas décadas. A la crisis económica heredada del macrismo, se le sumó los efectos sociales de la pandemia, en una oleada de malas nuevas. La gestión desafía todos los días a los gobernantes y los pone en la mira de la sociedad. Las medidas de distinto tipo que se toman -y las que no- impactan de manera directa en la población.
 
A más de 200 días del inicio de las limitaciones relacionadas con la cuarentena, la semana que acaba de terminar fue la de mayores costos políticos para los gobernantes en 18 provincias desde que se inició la peste. Todos los mandatarios dijeron respaldar las nuevas restricciones anunciadas por el presidente Alberto Fernández, pero esa adhesión plena no se registró en la práctica.
 
Y es interesante cotejar la gestión sanitaria del gobierno de Gustavo Bordet en nuestra provincia con las que se puede comparar: Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Para saber cómo estamos. La Provincia de Entre Ríos tiene una tasa de contagios de cerca de 625 entrerrianos por cada 100 mil. Para los optimistas, la cifra provincial no es tan desesperante teniendo en cuenta que en el país, la tasa de contagiados alcanza a 1.900 enfermos cada 100 mil habitantes.
 
La Córdoba de Juan Schiaretti, ayer registraba cerca de 1.600 casos cada 100 mil habitantes, fue una de las pocas provincias que siguieron al pie de la letra las nuevas limitaciones en departamentos que incluyen a la Capital. En las zonas afectadas se impidió al extremo la actividad de bares, restaurantes, gimnasios y academias, además de mantener vedada la circulación nocturna y dejar claro que no habrá regreso a las escuelas este año.
 
En Mendoza, donde son más de 1.800 los contagiados cada 100 mil habitantes y el sistema sanitario del centro de la provincia muestra niveles alarmantes de ocupación, el gobernador radical opositor Rodolfo Suárez salió a desafiar al Gobierno nacional y a advertir que no cambiaría nada para los mendocinos.
 
Desde Córdoba, los opositores aplaudieron, al tiempo en que el sector que equipara toda restricción sanitaria a una supuesta vulneración de libertades individuales exigía que Schiaretti se sumara a esa rebelión mendocina.
 
En ambas provincias se observan actitudes esquizofrénicas. En Córdoba se registraron casos de manifestantes que salieron del último banderazo opositor para luego ponerse en la cola de los hisopados. Suárez anunció que no acataría las medidas nacionales de cuidado y el mismo día pidió 40 respiradores más al Ministro de Salud, Ginés González García, que se los envió.
 
En Santa Fe -donde el número de contagiados cada 100 mil habitantes supera los 2.100-, funcionan los bares y restaurantes, y desde la semana próxima volverán a la escuela los chicos de varios departamentos del norte provincial. En la provincia de Omar Perotti, la ocupación de camas críticas es incluso mayor que en Córdoba.
 
La convicción de que, a esta pelea, le faltan los episodios decisivos y la evidencia de que muchas verdades fueron cambiando con el avance del covid es lo que llevó a Bordet a implementar medidas acertadas.
 
La Opinión Popular

19-10-2020 / 11:10
17-10-2020 / 18:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar