La Opinión Popular
                  11:45  |  Sábado 08 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 18-07-2020 / 19:07

Manuel J. Castilla, el trovador de la tierra salteña

Manuel J. Castilla, el trovador de la tierra salteña
 
Manuel José Castilla, poeta, periodista y autor de canciones, fue además recopilador de coplas folclóricas. Su poesía, de alto vuelo poético, se nutrió del paisaje natal y del hombre que la habita, dando una visión diferente y pasional de la "tierra de uno" como él la llamaba, y haciendo de ella además, un arma de denuncia social.
 
Fue uno de los fundadores del movimiento "La Carpa" (1944) que reunió a poetas de la relevancia de Raúl Galán, María Adela Agudo, Raúl Araóz Anzoátegui, etc.
 
Recibió numerosos premios por su obra poética que incluye ente otros los siguientes títulos:"Agua de Lluvia", "Luna Muerta", "Copajira" "Bajo las lentas nubes", "Posesión entre pájaros", etc.
 
Falleció en Salta, el 19 de julio de 1980.
 
La Opinión Popular


La Palliri  (de Copajira)
 
 Qué trabajo más simple que tiene la palliri
sentada sobre el cáliz de su propia pollera,
elige con los ojos unos trozos de roca
que despedaza a golpes de martillo en la tierra.
 
(Un silencio nocturno le trepa por las trenzas
y oscurece la arcilla en sus manos morenas.)
 
Qué inútil que sería decir que en su mirada
hay un pozo de sombra y otro pozo de ausencia;
que pudo ser pastora de las nubes
 y se quedó en minera
que pudo hilar sus sueños en las cumbres
viendo bailar las rueca.
 
La palliri no canta ni tampoco hila sueños.
La mirada en la tierra y en la cabeza el cielo
de mañana y de tarde
busca sólo el silencio,
y cuando está a su lado
lo quiebra contra el suelo.
 
Y no sabe que a ratos, entre sus brazos recios
se le duerme el martillo como un niño de hierro.

 
 
Palliri: Mujer que, a golpes de martillo, tritura y escoge los trozos de roca mineralizada. En el aspecto laboral, la mujer de las minas, hace más de 30 años, se desempeñaba como ¨palliri¨, que consistía en golpear trozos de mineral, con un combo muy pesado de casi dos kilos de peso, para ir separando el mineral pegado a la roca. Felizmente este trabajo ya ha sido erradicado, gracias a tecnología moderna.
 
Por Marta Inés Garro

Agreganos como amigo a Facebook
07-08-2020 / 19:08
07-08-2020 / 18:08
05-08-2020 / 19:08
05-08-2020 / 19:08
04-08-2020 / 20:08
 
El 05 de agosto de 1964, en pleno gobierno del radical Arturo U. Illia y mientras se desarrollaban sucesivos "planes de lucha" por parte de la CGT, se reunió en Buenos Aires el plenario del Movimiento Revolucionario Peronista, en la sede sindical de Yatay 129. En primer lugar habló Eduardo J. Salvide, por la Juventud Revolucionaria Peronista, quien dio lectura al Manifiesto Revolucionario.
 
Dicho Manifiesto señala, entre otros conceptos: "ante el brutal sojuzgamiento que sufre el país, ahogado por la presión de los intereses extranjerizantes y por el apoyo que le prestan los grupos oligárquicos nativos y frente a la defección de la burocracia conciliadora, que ha traicionado al Movimiento y a Perón, constituimos el MRP...adoptando para su quehacer una sola postura: la revolucionaria"...
 
"El Movimiento surge como una necesidad para suprimir definitivamente la explotación y la injusticia social; para reconquistar la soberanía nacional; para impulsar la unidad de los pueblos de América Latina, reivindicando las nacionalidades indoamericanas; para realizar en el plano universal la internacional de los pueblos inspirada por el General Perón, frente a la opresión imperialista y colonialista".
 
Se encuentran entre sus objetivos: "arrancar el poder a las clases privilegiadas que lo usurpan e implantar el estado revolucionario", así como "forjar la dirección del movimiento sobre la base del centralismo revolucionario"; "formar las fuerzas armadas populares" y trabajar para crear las condiciones para el regreso incondicional de Perón"...
 
Roberto Salar, Secretario General del Sindicato de Obreros Ceramistas, leyó luego el Decálogo Revolucionario, en el que se establecen, entre otros, como puntos programáticos del MRP:
 
-nacionalización de todos los sectores claves de la economía
-reforma agraria
-confiscación de los grupos monopólicos
-planificación integral de la economía
-reforma urbana
-realización de una política educacional que lleve los beneficios de la alfabetización a todo el pueblo
-política internacional soberana y relación con todos los pueblos del mundo y solidaridad y apoyo activos a todos los pueblos que luchan por su liberación contra el imperialismo y el colonialismo.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar