La Opinión Popular
                  11:37  |  Sábado 08 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-07-2020 / 13:07
LO QUE EL EX PRESIDENTE REALMENTE PIENSA DE LA CUARENTENA

¿Mauricio Macri es un clon de Jair Bolsonaro?

¿Mauricio Macri es un clon de Jair Bolsonaro?
El expresidente Mauricio Macri criticó la gestión oficial de la lucha contra el coronavirus. Con Macri en el gobierno estaríamos cavando fosas como Jair Bolsonaro, lamentablemente. No alcanzarían ni la morgue ni los cementerios.
"En los últimos meses surgió un virus nuevo, no hay motivo para el pánico."
"El miedo y el pánico te hacen tomar decisiones extremas que después resultan estúpidas y muy destructivas."
 
Parece una única frase de un único autor. Pero son dos, con diferentes emisores. La primera pertenece al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. La segunda, a Mauricio Macri.
 
No son lo mismo. En realidad, a favor de Bolsonaro, hay que decir que su frase es del 6 de marzo de este año, cuando no había ningún muerto y apenas 9 contagiados de coronavirus en Brasil. Ese día, en Argentina había 8 contagiados y 1 muerto.
 
La de Macri es de la noche del 8 de julio, cuando los contagiados en Brasil llegaban a 1.716.196 y los muertos a 68.055. En la Argentina, los contagiados sumaban 87.030 y los muertos 1.694.
 
Ya se hizo costumbre preguntarse qué hubiera pasado en Argentina si las elecciones de 2019 las hubiese ganado Macri. Por suerte, nunca lo sabremos. Y las especulaciones contrafácticas no tiene mayor sentido.
 
Pero sí resulta relevante conocer qué opina la principal figura de la oposición sobre la amenaza del coronavirus y cuáles son las políticas que impulsa para enfrentarla. Para ello, las definiciones que dejó en la entrevista que difundió este miércoles resultan reveladoras.
  
Lo primero que hace Macri es destacar la frase que inicia esta nota. Considera que el mundo "tomó decisiones extremas y estúpidas" para enfrentar la pandemia. Y sorprende con la confesión de que hace poco leyó un libro, y "lo volví a releer" asegura orgulloso, donde el médico sueco Hans Rosling sostiene que para tomar estas decisiones no hay que guiarse por "el miedo o la intuición" sino "por los datos".
 
Resulta difícil descubrir a qué datos se refiere Macri, que en el curso de la entrevista acusa a la Organización Mundial de la Salud de haber "confundido" al mundo con sus instrucciones equivocadas, en línea con lo afirmado con Donald Trump.
 
Para hacerlo, elige el ejemplo extraordinario de una clave fundamental que él descubrió, y que se le había pasado por alto a los epidemiólogos de todo el mundo: "en esta globalización no se tuvo en cuenta que mientras hay unos que están en verano hay otros que están en invierno".
 
En realidad, como lo demostró en su gobierno dinamitando a los sistemas: científico y de salud pública, no solo rebajándolos de ministerios a secretarías sino desfinanciando hasta la asfixia a cada una de sus partes, ni Macri ni sus más leales seguidores están pensando en datos científicos.
 
Por eso crearon el término de "Infectadura", para burlarse de que se tome en cuenta la opinión de los infectólogos a la hora de tomar decisiones sobre cómo combatir la pandemia.
 

 
Es la economía, estúpido
  
Los únicos datos en los que Macri está pensando al calificar de "estúpidas" a las cuarentenas, la única medida que hasta ahora mostró universalmente su utilidad frente a la enfermedad, es en los datos económicos.
 
Y lo deja muy claro cuando vuelve a recurrir al libro de Rosling para transmitir su pensamiento:
 
"Insisto con este libro porque es como si él hubiese visto el futuro. Cuenta que en Nacala, una pequeña ciudad de Mozambique donde fue a trabajar, cuando él llega se moría gente todos los días y no sabían cuál era la peste que los afectaba. Entonces el intendente le dijo al médico "Voy a cerrar el pueblo, ¿le parece bien?" Y él le contestó "Haga lo que tenga que hacer".
 
El señor entonces cerró el pueblo, cerró el transporte público y la gente que vivía al día con lo que vendía en el mercado del pueblo de al lado fue hasta el río a pedirle a los pescadores que las lleven con sus hijos en barco. Los pescadores cargaron los botes de más y se murieron todos ahogados. Y Rosling cuenta que hasta el día de hoy se va a dormir pensando en que él mató a todas esas mujeres y chicos por tomar una decisión basada en el miedo, sin razonar qué venía después."
 
A los efectos de esta nota, no interesa saber que el relato de Macri no se ajusta exactamente al del médico sueco, sino comprender las analogías que hace el expresidente entre lo ocurrido en Nacala y lo que ahora pasa en Argentina. Queda claro que "cerrar el pueblo y el transporte público" equivale a la cuarentena y que "todos se ahoguen en el accidente" es una manera no muy elegante de describir las ineluctables consecuencias del parate económico.
 
Para alguien que está intentando desarrollar un pensamiento lógico, resulta insólito que concluya que la única alternativa, razonando "qué venía después", era mantener abierto el camino con el consiguiente riesgo de contagio. En términos actuales, la "solución" impulsada por Bolsonaro.
 
¿Acaso no hubiese podido el intendente comprarles los productos de ese día para evitarles el viaje al mercado? Una salida, entre otras muchas posibles, que llevada a la realidad argentina se asimilaría a las múltiples ayudas económicas (IFE, ATP, créditos a tasa cero, etc) que viene desarrollando el Estado.
 
 
La respuesta de Durán Barba
  
Está claro que esa intervención del Estado no forma parte de las opciones que maneja Macri. Y que, sin decirlo abiertamente porque tiene mala prensa, considera que está muy exagerado el costo de dejar que la enfermedad se expanda. "Cuando se pone en juego la muerte, avanza el miedo y el pánico porque la comunicación está siempre inclinada a lo negativo. En general no es tan dramático, el 99 por ciento de las veces no lo es", se sinceró en la entrevista del miércoles.
 
En este punto, conviene dejarle la palabra a su exasesor estrella, Jaime Durán Barba. Cuando le preguntaron sobre los efectos económicos de una estrategia como la que está llevando adelante Alberto Fernández contestó:
 
"Yo le respondo ¿y cuánto está floreciendo la economía norteamericana con los 200.000 muertos? Brasil está en una situación de colapso económico total, entonces ¿para qué sirvieron sus muertos? Si usted me dice, se murieron 200.000 pero la economía funciona, yo no estaría de acuerdo, pero bueno, hay una justificación... pero la economía se fue al diablo también. Lo que pasa es que los seres humanos no somos números. En estos días murió gente muy cercana a mí. Una cosa es la cifra de cuántos muertos hay en Quito y otra es que esa cifra tenga rostro, que tenga parientes que no pueden ir al cementerio a acompañarle. Eso produce un enorme dolor. El día de las elecciones en Estados Unidos va a haber 200.000 familias en esa situación, que igual se van a estar muriendo de hambre porque la economía va a estar hecha pelota."
 
 
Libertad, libertad, libertad
 
Así como durante los gobiernos peronistas, y el suyo propio, Macri evitaba hablar de economía porque era consciente de que sus propuestas eran claramente impopulares, también evita ahora ser directo en sus críticas al gobierno por las decisiones que toma a la hora de enfrentar el coronavirus.
 
Piensa, y con razón, que son pocos los que se entusiasmarían con un ataque frontal contra la cuarentena. Elige hablar lo menos posible de salud y lamenta al pasar los costos económicos.
 
Pero a la hora de disparar contra Alberto Fernández vuelve a los mismos temas que repitió hasta el cansancio los últimos 16 años, a coro con los principales medios y el establishment: "Acá lamentablemente hemos visto un Gobierno que ha intentado en la pandemia avanzar sobre libertades, libertad de expresión, funcionamiento de la Justicia, la propiedad privada", aseguró el miércoles.
 
El jueves, cuando algunos miles de opositores se movilizaban contra la cuarentena con consignas parecidas a las esbozadas por Macri, el expresidente tuiteó una foto de muchas personas amontonadas con banderas argentinas, acompañada con un brevísimo texto: "¡LIBRES! ¡¡Feliz día de la Independencia!!"
 
Una buena manera de capitalizar lo sembrado por los principales medios sobre imaginarias persecuciones a periodistas, jueces y empresarios, mientras se disimulaban los reales alcances del espionaje de los servicios macristas sobre esos mismos sectores.
 
 
El libro gordo de Mauricio
  
Cuando uno hojea el libro de Rosling (Factfulness: Diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo. Y por qué las cosas están mejor de lo que piensas) descubre por lo menos dos cosas.
 
La primera, cómo hizo Macri para leer un libro. Rosling fue un consumado divulgador, famoso por sus charlas TED, y sus hijos (que figuran como coautores pero que en realidad son los que lo publicaron luego de su muerte) son geniales a la hora de simplificar la presentación de datos con dibujos, cuadros, cuestionarios multiple choice y demás recursos para facilitar la lectura.
 
La segunda, que seguramente Rosling no hubiera llegado a las mismas conclusiones que Macri, pero por desgracia ya no está vivo para confirmarlo. Y las especulaciones contrafácticas, ya se dijo más arriba, no tienen mayor sentido.
 
Por Ernesto Tiffenberg
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
08-08-2020 / 10:08
"La negociación se parece a la cuarentena: es mucho más larga de lo que requería el problema", fue el comentario despectivo de Alfonso Prat Gay sobre el ministro Martín Guzmán que negociaba una deuda imposible de pagar cuya mayor parte fue tomada durante su gestión.
 
El ex ministro de Mauricio Macri rompió todas las marcas al demostrar que su impericia en el manejo de la economía hubiera sido peor como infectólogo. Cosas veredes amigo Sancho, que nunca crederes: un ex ministro que critica al que resolvió el desastre que él creó, más un sector de la oposición que apostó al fracaso de la negociación y al desborde de la pandemia.
 
La chorrada de críticas que recibió Guzmán mientras negociaba la deuda provenía de estos personajes. "Se podría haber logrado un acuerdo mejor", dijo el caradura de Prat Gay en otras declaraciones. Cuando le tocó negociar con los fondos buitres, Prat Gay les pagó más de lo que habían reclamado. Eso sí: en tiempo récord.
 
Si lo que quería Prat Gay era sobreendeudar al país, fue el mejor ministro de Economía de la historia. ¿Y los argentinos? bien gracias. Pero después de esa performance más que desastrosa, la corporación de medios y sectores empresarios y de las finanzas lo siguen tomando como referente de consulta.
 
Se confirma esa visión que apuntó Jorge Alemán sobre un discurso de la política como especie de locura sin anclaje en la realidad. Se contrapone a la realidad. En esa nueva racionalidad de la derecha, el que se guía por la realidad resulta un fanático que se niega al discurso mágico.
 
Los medios y periodistas de derecha le van a preguntar a Prat Gay porque lo escucha un empresario aunque perdió plata, así como lo escuchan comerciantes que se fundieron con sus medidas. Desconfían del muchacho de 38 años que les salvó la vida porque es académico y votarían de nuevo al que los llevó a la ruina.
 

07-08-2020 / 10:08
Aunque hace tiempo que nadie en el poder se lo toma demasiado en serio ni le pide opinión, Guillermo Moreno pudo haber sido la excepción que confirmara la regla. El acuerdo que enhebró Martín Guzmán con los acreedores privados para aplazar y aliviar los pagos de la deuda jamás haría desdecirse al pintoresco exsecretario de Comercio, quien semanas atrás vaticinó que fracasaría porque le faltaba "haber pateado más la calle".
 
En el mundo empresario, entre los apostadores bursátiles y entre los consultores más cotizados de la City, en cambio, no hubo ningún reparo para la pirueta: hasta quienes le pedían el mes pasado a Alberto Fernández que lo eche -en público y en privado- se vistieron de guzmanistas de la primera hora. Todos salieron a gritar el gol que añoraban tanto la hinchada como el técnico, aun cuando está lejos de haber definido el partido.
 
Puertas adentro de la coalición, el primero en cantarlo fue Sergio Massa, quien no solo había convocado varias veces durante abril y mayo a su propio gabinete económico para interconsultas sino quien además entabló diálogos paralelos con Wall Street que obligaron al Presidente a avisar en tres ocasiones que el único interlocutor oficial era Guzmán.
 
Pasado pisado: tanto se apuró el jefe de Diputados en sacar pecho por el entendimiento que incluso primereó a Fernández. Pidió disculpas.
 
El recorrido de Guzmán antes del cierre de las negociaciones reflejó fielmente el equilibrio de fuerzas en el Frente de Todos
 

07-08-2020 / 10:08
En plena recesión y en medio del proceso de flexibilización de las restricciones por la pandemia, el debate sobre cómo sería la recuperación de la economía toma vigencia. ¿Cómo será? ¿Un dibujo en V? ¿Será acaso más apaisada? ¿O la Argentina estará condenada a convivir con una L, en el mejor de los casos, castigada por la crisis permanente?
 
Ese debate se mezcla con la política. María Eugenia Vidal, por caso, levantó el perfil público el jueves por la mañana en un "zoom" en el que planteó -en base a su economista de cabecera, Hernán Lacunza, que la economía caerá este año un 12%, pero que en 2021 no podrá recuperar lo perdido.
 
Más optimista, el economista Emmanuel Álvarez Agis -cercano ideológicamente a la Casa Rosada- cree que la actividad se recuperará pero para asegurarlo reclama una mayor y decisiva participación del Estado, a través del gasto público.
 
"Ahora que arreglamos con los acreedores llegó el momento de gastar. En la pandemia, hay que gastar más. El Estado argentino gasta la mitad que su par de Chile o Perú. Y mucho menos que Brasil", argumenta Agis.
 
Desde Economía se aboga por un ordenamiento fiscal, de cara a las inminentes negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. Pero no sólo por eso. Martín Guzmán demostró desde un primer momento que valora la cautela a la hora de programar el gasto público, lo que quedó a la vista cuando se suspendió la actualización automática de las jubilaciones.
 
En el Gobierno creen que esta semana fue la mejor desde que Alberto Fernández se puso la banda presidencial.
En el equipo económico sospechan que la buena onda perdurará. Y no lo avalan por una cuestión de fe religiosa. Los funcionarios comparten algunos de los datos positivos de la actividad, que los sorprendió gratamente a ellos mismos.
 
Juzgan, sin temor a hacerlo con premura, que se trata de los primeros indicios de una recuperación veloz. Incluso destacan la "V corta" de la palabra "veloz".
 

06-08-2020 / 11:08
La valiente fiscal Gabriela Boquin, quien llevó adelante la acusación contra la familia Macri en la causa Correo Argentino, denunció este miércoles ante una comisión bicameral que una empleada de su fiscalía "le entregaba documentación en pleno trámite de la investigación de la causa al diputado (del Pro) Pablo Tonelli" y que al denunciar esa situación ante su superior, el Procurador interino, Eduardo Casal, "no tomó ninguna medida al respecto".
 
Boquin expuso este miércoles ante la comisión bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. La semana pasada, Casal, quien asumió como jefe de los fiscales durante la gestión de Cambiemos, le inició un sumario administrativo por supuesto maltrato y mobbing laboral a ex empleados de la fiscalía.
 
La comisión bicameral tiene previsto volver a reunirse en diez días para tratar una serie de denuncias y pedidos de juicio político contra Casal por supuestas arbitrariedades en traslados y medidas disciplinarias contra fiscales que investigaban al macrismo.
 
En su presentación, la fiscal Boquin, que interviene en una de las causas más complicadas para el ex presidente y su familia, dijo: "Es falaz decir que se retiraron de mis dependencias por maltratos o pidieron traslados. Esto no existió. Es más, a una de las testigos el traslado lo pedí yo".
 
Y amplió Boquin que realizó ese pedido "por falta de confianza" de la empleada de su fiscalía tras "descubrir que le entregaba documentación en pleno trámite de la investigación de la causa Correo Argentino al diputado Pablo Tonelli".
 
"Esa documentación que le pasaba y que le iba comunicando los pasos del expediente a Tonelli estaban relacionados con su propia vinculación en la causa porque cuando yo denuncié el vaciamiento, estaban las facturas de Tonelli por millones de pesos retirando dinero de Correo Argentino", agregó la fiscal. 
 

06-08-2020 / 10:08
"La cúpula de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) impartió órdenes a un grupo de agentes orgánicos e inorgánicos quienes se dedicaron a realizar tareas de inteligencia y espionaje ilegal consistentes en llevar a cabo vigilancias, observaciones, obtener información, producir inteligencia, almacenar datos y generar informes sobre distintas personas por el solo hecho de su pertenencia político-partidaria, social, sindical y/o cultural".
 
Con estas frases contundentes, el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, procesó a los directores de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por espionaje ilegal, abuso de autoridad y falsificación de documentos. La suma de los delitos establece penas de hasta 12 años de prisión. Al mismo tiempo, el juez les prohibió la salida del país, retuvo sus pasaportes y los embargó por dos millones de pesos. Y Mauricio Macri, ¿para cuándo?
 
Eso sí, no ocurrió como en los cuatro años anteriores: no los fueron a buscar a sus casas a la medianoche o a la madrugada, no les pusieron chaleco antibalas ni casco ni convocaron a las cámaras de televisión, pese a que los delitos prevén penas como las señaladas, superiores a las previstas en las causas contra los ex funcionarios y empresarios detenidos en tiempos de Macri.
 
Como ocurre en casi todas las causas que tienen imputados macristas, la defensa principal consiste en tratar de llevar el expediente a los tribunales de Comodoro Py, donde juegan de locales. Es a lo que apuestan las ex autoridades de la AFI. Se sabe que en el edificio de Retiro encuentran cobijo judicial-mediático-político aunque sea para empantanar las cosas por unos años.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar