La Opinión Popular
                  14:41  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 22-06-2020 / 10:06
EN ESE MARCO NO HAY SALIDA A LA SITUACIÓN DE LA EMPRESA

Alberto Fernández sobre el banderazo del macrismo gurka: fue "una clara expresión de antiperonismo"

Alberto Fernández sobre el banderazo del macrismo gurka: fue
El presidente Alberto Fernández consideró que las movilizaciones macristas del sábado son "una clara expresión de antiperonismo" y comparó a las autoridades de la empresa en concurso de acreedores con "Al Capone y su banda de delincuentes".
El presidente Alberto Fernández consideró que las movilizaciones del macrismo residual del sábado son "una clara expresión de antiperonismo" y comparó a las autoridades de la empresa en concurso de acreedores con "Al Capone y su banda de delincuentes".
 
"Lo de siempre. Los argentinos antiperonistas que no nos quieren", dijo Alberto cuando le preguntaron ayer su opinión sobre el banderazo convocado para rechazar su proyecto de salvataje de Vicentin. Y remató: "Quiero salvar a la empresa, los que manejaron Vicentin son unos facinerosos, y resulta que el dictador soy yo. Estoy harto".
 
Además, resaltó que "yo no voy a hacer nada porque estamos en cuarentena, pero tendría que usar el estilo Cristina: poner mañana (por hoy) a 500.000 personas en la Plaza de Mayo. Pero no lo voy a hacer, porque sería agregar más tensión a un tema que la gente tiene que entender. Mi intención es arreglar el asunto, y no complicarlo".
 
Pensando en lo que se avecina explicó: "Es todo un escándalo. Muchas irregularidades. Con fondos que han desaparecido, y nadie sabe ahora dónde están. Ponen a Vicentin como una empresa ejemplar, eso ocurrió en las manifestaciones de hoy (por ayer)".
 
"Pero no saben, o no quieren enterarse, que su directorio encabezado por Nardelli son unos ladrones que se quedaron con la plata pública. Me cuestionan a mí, por mi idea de expropiar, y no preguntan cómo Vicentin se quedó con la plata de los productores".
 
Nadie de los macristas gurkas que convocaron al banderazo explica cómo una empresa que exporta más de la mitad de su producción, en un año con buena cosecha, que cobra en dólares y paga en pesos, después de una mega devaluación y con semejante financiamiento estatal del Banco Nación en noviembre de 2019, puede haber caído en cesación de pagos en diciembre, en un inexplicable desplome el último año de la gestión de Mauricio Macri.
 
La Opinión Popular
 

 
Qué piensa Alberto Fernández del banderazo y por qué cree que la expropiación de Vicentin evita su quiebra
 
"Lo de siempre. Los argentinos antiperonistas que no nos quieren", dijo Alberto Fernández cuando le preguntaron ayer su opinión sobre el Banderazo convocado para rechazar su proyecto de expropiar Vicentin. Y remató: "Quiero salvar a la empresa, los que manejaron Vicentin son unos facinerosos, y resulta que el dictador soy yo. Estoy harto".
 
Alberto Fernández recuerda que Matías Kulfas, cuando aún no era ministro de Desarrollo Productivo, recibió a Sergio Nardelli, CEO de Vicentin. La compañía ya estaba en virtual cesación de pagos, y Nardelli solicitó a Kulfas que "el Estado entrara a la empresa, porque sino iba derecho a la quiebra". Kulfas escuchó en silencio, no prometió nada y quedó en contestar.
 
Con el pedido informal de Nardelli, el futuro ministro de Desarrollo Productivo llegó a las oficinas que Alberto Fernández ocupaba en Puerto Madero antes de asumir en la Casa Rosada. Kulfas trasmitió el mensaje de Nardelli, y Alberto Fernández ordenó que siguiera ese tema "de cerca".
 
Ya a cargo del Ministerio de Desarrollo Productivo, Kulfas preparó un informe al Presidente de la Nación. Ese dossier mostraba las presuntas irregularidades financieras y patrimoniales cometidas por Nardelli y sus consejeros de confianza. La documentación contable fue completada por las constancias de los créditos concedidos por el Banco Nación a Vicentin.
 
"Es todo un escándalo. Muchas irregularidades. Con fondos que han desaparecido, y nadie sabe ahora adonde están", sintetizó el jefe de Estado en Olivos. Alberto Fernández asume que hubo connivencia dolosa entre Vicentin y el Banco Nación -cuando estaba manejado por Javier González Fraga-, y por eso ordenó a Claudio Lozano -actual miembro del directorio de esa entidad pública- que envíe toda la información a la justicia federal.
 
Lozano ya declaró ante el fiscal Gerardo Pollicita, que tiene delegada la causa que investiga supuestas irregularidades del Banco Nación al otorgar a Nardelli y Alberto Padoan, también directivo de Vicentin, una sucesiva línea de crédito que acumuló 18.500 millones de pesos.
 
"Ponen a Vicentin como una empresa ejemplar, eso ocurrió en las manifestaciones de hoy (por ayer). Pero no saben, o no quieren enterarse, que su directorio encabezado por Nardelli son unos ladrones que se quedaron con la plata pública. Me cuestionan a mí, por mi idea de expropiar, y no preguntan cómo Vicentin se quedó con la plata de los productores", aseguró el Presidente mientras miraba en su celular la información que publicaba Infobae y otros portales sobre el banderazo.
 
Alberto Fernández sonrió satisfecho cuando se enteró que las presuntas irregularidades cometidas por Vicentin también estaban bajo la mirada atenta de los acreedores internacionales de la empresa en concurso. Nardelli tomó créditos por 500 millones de dólares, y la pregunta se repite una y otra vez en el exterior: adónde están los fondos y para qué se utilizaron.
 
Un comité formado por seis instituciones financieras internacionales: IFC (Corporación Financiera Internacional, parte del Grupo del Banco Mundial), FMO (Banco de Desarrollo controlado por el Estado holandés), ING, Rabobank, Natixis y Credit Agricole solicitó a la justicia de New York un proceso de Discovery para determinar qué sucedió con esos 500 millones de dólares.
 
"El Banco Mundial, los bancos holandeses, capitales canadienses, quieren saber qué paso con sus líneas de crédito. Y yo estoy en la misma situación, pero respecto al Banco Nación. No tengo una posición ideológica sobre la expropiación. Sigo pensando que es la única solución a este asunto tan complejo", reflexionó ayer Alberto Fernández.
 
El Presidente estaba en la quinta de Olivos junto a Martín Guzmán y Santiago Cafiero. Trabajaron toda la tarde para diseñar las próximas etapas de la negociación de la deuda externa, mientras atronaban las cacerolas y los bocinazos a favor de Vicentin y su continuidad jurídica como empresa privada.
 
En la intimidad de Olivos, Alberto Fernández reveló una situación inesperada que protagonizó el veedor oficial Gabriel Delgado con las autoridades de Vicentin. "Le ofrecieron el 70 por ciento de las acciones", comentó el presidente. Y completó: "El 70 por ciento, al precio de un dólar".
 
-¿Y qué vas a hacer?-, le preguntaron al jefe de Estado.
 
-Nada. Es cómo que un Presidente de los Estados Unidos negocie la quiebra de una empresa manejada por Al Capone. Sería horroroso. Te quedás sin ética republicana. Te quedas sin nada. Vicentin está manejada por una banda de facinerosos. No hay nada que hacer. Si ellos se quedan con la empresa, quiebra. Así de fácil.
 
Alberto Fernández habilitó la vía judicial propuesta por Omar Perotti para salir de la encrucijada política de la expropiación. El gobernador de Santa Fe propuso al juez del concurso comercial, Fabián Lorenzini, que permita una intervención colegiada de Vicentin en lugar de mantener al directorio liderado por Nardelli. Esa intervención tendría dos miembros del Poder Ejecutivo y el restante designado por Perotti.
 
"No se qué va a pasar. El juez no tiene coraje y aplica una mirada muy particular del derecho. Yo avise: si la propuesta de Perotti no camina, lo que queda es la expropiación", adelantó el Presidente cuando ya se habían Cafiero y Guzmán.
 
Alberto Fernández tiene la ley de expropiación redactada y aguarda la decisión de Lorenzini para ejecutar su plan inicial. Esa iniciativa establece la creación de un holding mixto encabezado por el Estado Nacional y con distribución de acciones para Santa Fe, Cordoba, Entre Ríos y los productores agropecuarios que fueron supuestamente defraudados por Vicentin. Habría capitalización de la deudas y lanzamiento en la Bolsa de Comercio.
 
"Tengo el proyecto y la decisión de sancionarlo. No me importan las movilizaciones: son los antiperonistas de siempre. Yo puede explicar, y quizás lo haga en una conferencia de prensa, todas las irregularidades cometidas por Vicentin. Se trata de un tema paradójico: ellos me piden que entre a la empresa para salvarlos, y después salen a las rutas para putearme porque propongo la expropiación. Ya me van a dar la razón. Es cuestión de tiempo", concluyó el Presidente cuando ya era noche en Olivos.
 
Por Román Lejtman
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar