La Opinión Popular
                  13:43  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 19-06-2020 / 18:06
20 DE JUNIO DE 1960

Se aprueba una Ley Federal de Represión al Terrorismo para detener la Resistencia Peronista

Se aprueba una Ley Federal de Represión al Terrorismo para detener la Resistencia Peronista
 
Como respuesta popular al Golpe Militar Oligárquico del 16 de septiembre de 1955, los años posteriores vieron aparecer muchos grupos obreros de intransigencia a las dictaduras y gobiernos gorilas elegidos con proscripción del peronismo, incluidos en el movimiento conocido como Resistencia Peronista.
 
El 20 de junio de 1960, en Buenos Aires, el Congreso -compuesto por todos los partidos políticos argentinos excepto el Partido Justicialista (que en 1954 había ganado las elecciones por el 62 % de los votos), que estaba prohibido por el presidente Arturo Frondizi desde el 13 de marzo- aprueba la anti obrera Ley Federal de Represión al Terrorismo para luchar contra la Resistencia Peronista.
 
Esta ley fue utilizada para reprimir las huelgas obreras y las protestas estudiantiles. También se aplicó para prescindir de las garantías constitucionales en casos que el gobierno o las fuerzas armadas calificaran las luchas populares como accionar "terrorista", "subversivo" o "comunista".
 
Por Blas García para La Opinión Popular



Agreganos como amigo a Facebook
04-07-2020 / 19:07
03-07-2020 / 20:07
02-07-2020 / 19:07
02-07-2020 / 19:07
 
El primer gran caudillo popular de la Argentina del siglo XX, don Hipólito Irigoyen, fue también el primer Presidente argentino elegido por sufragio popular tras la promulgación de la Ley Sáenz Peña, que estableció entre otras cosas el voto popular obligatorio.

El irigoyenismo fue un movimiento popular de masas que expresaba la primera generación de hijos de inmigrantes, la tradición federal de las provincias del interior y a gran parte del naciente proletariado industrial, que buscaban el desarrollo del país, frenado por la alianza de la aristocracia latifundista y el Imperio Británico.
 
Su triunfo democrático en 1916 encarnó las esperanzas de progreso de todo un pueblo, que eligió a su partido, la Unión Cívica Radical, con el 45,6% de los votos.

En 1928, Irigoyen fue reelegido Presidente de la Nación, tras ganar las elecciones con 839.140 votos (el 57,4%), a los 76 años. Pero no pudo concluir con el mandato que el pueblo le había otorgado, pues los conservadores impulsaron su caída argumentando su avanzada edad.
 
La depresión de 1929 terminó de debilitar su gobierno y finalmente cayó derrocado en 1930 por los sectores más concentrados del poder oligárquico terrateniente, en el primer golpe militar del siglo XX.
 
Después de su derrocamiento, fue detenido y confinado reiteradamente en la Isla Martín García. El 03 de julio de 1933 Irigoyen, a los 80 años de edad, falleció en Buenos Aires, en la misma austeridad en la que vivió toda su vida.
 
Al día siguiente, unas 200.000 personas siguen el cortejo fúnebre y más de medio millón lo observan, en uno de los funerales más multitudinarios de la historia de Buenos Aires.
 
Por Carlos Morales



01-07-2020 / 19:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar