La Opinión Popular
                  14:21  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 15-06-2020 / 13:06
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
El caso de los camioneros brasileños es una bomba de tiempo para el sistema sanitario provincial. El Gobierno de Bordet trabaja sobre la posibilidad concreta de crear un corredor seguro en la autovía 14, con lo cual el transporte solamente podría hacer paradas y puntos de espera en lugares específicamente autorizados, lo cual se acordaría con el transporte y estaciones de servicios para coordinar la implementación y el protocolo.
Para el gobierno de Gustavo Bordet, el dato más alentador es que se pasó del confinamiento al distanciamiento social en la provincia. Esto da mayores márgenes de flexibilidad para que la actividad productiva y social se retome con gradualidad. Además, la emisión monetaria genera la falsa sensación que el aislamiento no demanda sacrificios. Mientras, en el sector privado se producen cierres de empresas y comercios, recortes de salarios y pérdidas de empleo, en el sector público, provincial y municipal, prevalecen las inercias y la escasa vocación a impulsar otras acciones que son necesarias.
 
Este sábado se confirmaron 18 casos de coronavirus en Entre Ríos, con lo cual, suman 90 los infectados en la provincia. Se trata del mayor número de casos registrados en un día en lo que va de la cuarentena. Uno pertenece a Colón y el otro a San José. El tercero, es de Chajarí, departamento Federación. El cuarto de Concordia. Los 14 casos restantes, son del departamento Islas del Ibicuy.
 
La mira está posada en el corredor del Rio Uruguay donde se registra más del 90 por ciento de los casos. El salto de infecciones diarias encendió las luces de alarma en la Casa Gris. No es la única señal que activó los sensores oficiales: también, la constatación de que los controles de la circulación tendrían una cierta dosis de laxitud.
 
Por estas horas se debate en la Provincia qué hacer ante la presunción que el número de contagios seguirá en aumento. Retroceder en la fase de la cuarentena es una opción. En Salud aseguran, por caso, que es la posibilidad "más fuerte". La otra alternativa es endurecer los controles para obligar a la gente a respetar el aislamiento de manera de evitar el cierre de actividades que habían comenzado a funcionar. "Insistimos en la ética individual para no tener que retroceder", requirió Bordet.
 
En Entre Ríos, las autoridades deberían endurecen los controles para el ingreso de transportes de carga de paso por la provincia. Que solo se pueda entrar en determinados horarios, por ejemplo entre las 6 y las 23 y como máximo permanecer un día en la provincia.

Debe preocupar sobremanera el ingreso de choferes que llegan desde zonas con fuerte circulación de covid-19 como Brasil y se dirigen, por el corredor de la Ruta 14, a Buenos Aires. 
También la ruta de San Pablo a Santiago de Chile, que pasa por Paraná. Y no es para menos. Los camioneros brasileños son una bomba de tiempo para el sistema sanitario provincial y es necesario crear un corredor seguro en las rutas, con paradas solo en lugares autorizados y con protocolos.

 
Responsabilidad de los funcionarios en cuanto a administrar con criterio los controles y saber cómo reaccionar frente a cada situación. También responsabilidad individual y social que lleve a tomar conciencia, sobre todo teniendo en cuenta la experiencia. Los entrerrianos quieren volver a la normalidad o al menos acostumbrarse a una nueva, pero el desafío es aprender a convivir con la amenaza de un virus al que le perdieron el respeto y han empezado a subestimar. 
 
La Opinión Popular

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
Espionaje macrista y grieta política
 
Desorientada, la oposición al Gobierno de Alberto Fernández está encerrada en un laberinto de contradicciones que no puede o no sabe resolver. La crisis por el coronavirus multiplicó esa dificultad preexistente. De hecho, la manera de enfrentar la pandemia ya en marzo expuso notoriamente las diferencias en Juntos por el Cambio.
 
Mientras Horacio Rodríguez Larreta se adelantaba con las restricciones para evitar una catástrofe sanitaria, Mauricio Macri le decía a Alberto F. que cuidara la economía por sobre la salud de los argentinos. Fue el último contacto entre el Presidente y su antecesor.
 
El ala dura macrista, con Patricia Bullrich y Miguel Pichetto a la cabeza, dinamitó lo que quedaba de amistoso en la relación entre la gestión de Fernández y la oposición. Y terminó de romperse a partir del avance del Gobierno en varias cuestiones que afectan a Juntos por el Cambio y más puntualmente a Macri.
 
La causa bautizada "Espionaje M" resultó particularmente embarazosa para el ex presidente porque no solo puso en tela de juicio su declamado relato de respeto por las instituciones y la república, sino que también abrió heridas dentro de su propia tropa ya que entre los espiados se cuentan los principales dirigentes del Juntos por el Cambio.
 
El propio Jefe de Gobierno porteño, Rodríguez Larreta se presentó como querellante en la causa que investiga si la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) montó una red de espionaje durante el gobierno de su jefe político, Macri, que está imputado en la causa.
 
Macri es el principal sospechoso. Obvio, porque él es el único con antecedentes: fue el primer Presidente de la Nación que asumió procesado, y el delito era la interferencia de conversaciones y el seguimiento, todo ilegal, de personas -varios muy cercanos tales como su padre y su hermana, ambos hoy fallecidos-, a causa de peleas familiares. Y ahora sabemos que también usó la AFI para espiar a 403 periodistas. Ni el ultra macrista Luis Majul se salvó.
 
En cualquier país serio esta revelación significaría un escándalo mayúsculo y todos los medios estarían hablando del tema. Pero estamos en Argentina y aquí la gran prensa corporativa macrista: el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, sigue amurallando a Macri con un blindaje sin precedentes.
 

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
Investigar a Vicentín
 
El Gobierno trata de subir al ring a Macri, mientras busca arrinconarlo con los escándalos de espionaje ilegal o con los créditos estatales irregulares a Vicentin durante su mandato. Este es otro de los procesos que salpica al expresidente.
 
Se busca investigar el esquema de endeudamiento y cesación de pagos que llevaron a Vicentin a su situación actual, porque del Banco Nación es de donde salieron los préstamos más cuantiosos que recibió Vicentin. Un 40% de ese dinero, para peor, fue desembolsado cuando la empresa ya había entrado en cesación de pagos y Macri ya había perdido las elecciones.
 
El anuncio de expropiación resultó un golpe todavía más difícil de digerir para el macrismo porque, de concretarse, perdería el apoyo de un grupo empresario muy cercano a esa fuerza política, al punto que fue el más generoso aportante a campaña por la reelección de Macri y también el principal destinatario de créditos del Banco Nación durante el Gobierno anterior.
 
Ningún dirigente macrista puede explicar cómo una empresa que cobra en dólares y paga en pesos, que exporta más de la mitad de su producción, en un año con buena cosecha, después de una mega devaluación y con semejante financiamiento estatal del Banco Nación en noviembre, puede haber caído en cesación de pagos en diciembre, en un repentino e inexplicable desplome el último año de la gestión de Cambiemos. ¿Estamos frente a un caso de vaciamiento?
 
La tensión se trasladó a las distintos escenarios de la política, lo que provocó la fractura del endeble acuerdo parlamentario entras los dos principales bloques y un incremento en las rispideces entre los Gobierno de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires.
 
La posibilidad de avanzar en leyes consensuadas se esfumó. Por segunda sesión consecutiva el bloque de Juntos por el Cambio se retiró de la sesión y obligó al oficialismo a votar en soledad proyectos que tal vez podrían haberse aprobado por unanimidad.
 
La ley de Alquileres, que consagra beneficios para quienes alquilan, fue aprobada en el Senado Nacional. De los tres senadores entrerrianos sólo el peronista Edgardo Kueider votó afirmativamente, mientras que los de Juntos por el Cambio, Alfredo De Ángeli y Stela Olalla, decidieron no participar de la votación.
 
El Frente de Todos dejó en claro que no dudará en recurrir al quórum propio y la mayoría para sancionar las leyes que necesite, pero Juntos por el Cambio se muestra dispuesto a trabar todas las votaciones en las que resulten necesarios los dos tercios.
 

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
Ascenso, caída y expropiación
 
La de Vincentin es la enésima historia en Argentina de empresarios ricos con empresas en quiebra, que ganan mucho dinero dejando un tendal de acreedores con muy pocas chances de cobro. Como siempre el Estado aparece entre los más severamente perjudicados.
 
La pregunta más repetida es: ¿Por qué una empresa agroexportadora como Vicentin, cuya actividad se encuentra entre las más rentables de la Argentina, declaró la cesación de pagos y terminó en un concurso de acreedores? Al interrogante, habría que agregarle otras dudas. ¿Hubo en la empresa maniobras fraudulentas? Y en ese caso, ¿no deberían haber sido investigadas por la Justicia?
 
La compañía santafesina fue una de las que más creció durante el período de gobierno de Macri, pasó del puesto 19 entre las empresas de mayor facturación del país en 2015 al puesto 6 en 2018, pero a pocos días de la asunción de Fernández se declaró en cesación de pagos.
 
Millones de dólares se fueron por la canaleta de la especulación financiera. La empresa en jaque con una deuda reconocida por Vicentin en la convocatoria a acreedores que alcanzó los 1.577 millones de dólares al tipo de cambio oficial de 63 pesos de ese momento. El 30% es con la banca pública y dentro de esa parte el 80% corresponde al Banco Nación.
 
Frente a esa situación el Gobierno nacional avanzó en dos sentidos, por un lado impulsó investigaciones para determinar por qué una empresa que creció tanto y recibió tanto respaldo crediticio terminó repentinamente al borde de la quiebra y por otro lado evaluó alternativas para evitar el cierre de una empresa que es un eslabón importante para la agroindustria argentina.
 
El primero de los caminos llevó a que la Unidad de Información Financiera (UIF) acusara ayer a los CEOs de la empresa Vicentin de haber simulado su situación de cesación de pagos para fugar y lavar dinero en el exterior. Involucró en las supuestas maniobras a Macri, a los dueños de la cerealera y a los expresidentes del Banco Central, Guido Sandleris y del Banco Nación, Javier González Fraga.
 
Por ese motivo, la UIF le reclamó al fiscal Pollicita y al juez Julián Ercolini que se "ordene la inhibición general de bienes respecto de Macri, González Fraga, Sandleris y los empresarios Alberto Padoan y Gustavo Nardelli", y que se "proceda a efectuar un estudio de su patrimonio y el de las empresas señaladas a los efectos de reemplazar estas medidas por embargos preventivos suficientes".
 
Pero ante el hecho consumado, el Gobierno debe resolver qué hacer con la empresa. Podría correrse a un costado y dejar que avance el procedimiento iniciado con el default, pero eso podría terminar en vaciamiento y quiebra de una firma vital para el aparato productivo o podría intervenir de alguna manera para rescatar a la compañía, lo que implicaría un nuevo caso de estatización de deuda privada.
 
El Gobierno optó por intervenir bajo la figura más extrema, la expropiación. Para iniciar el proceso el Presidente firmó un decreto mediante el cual intervino por 60 días el grupo Vicentin y anticipó que mandaría un proyecto de ley que deberá justificar la expropiación bajo causa de utilidad pública.
 
El propio Alberto F. afirmó que "no hay otro modo" que la expropiación para el rescate de la compañía en beneficio de sus trabajadores y de los productores de granos que no cobran desde hace meses y meses.
 
El hecho de que esté en vigencia un concurso de acreedores habilitado por la justicia que se superpondría a la posible expropiación podría activar un planteo de conflicto de poderes que sembraría más dudas respecto al futuro de la firma.
 
Desde el Gobierno argumentan que resulta necesario garantizar la continuidad de la empresa de la que dependen muchos productores, que para ello resulta necesaria la asistencia del Estado y que no resultaría razonable que esa ayuda cayera en las mismas manos responsables por la debacle de la aceitera.
 
El anuncio de expropiación generó una cerrada resistencia del sector agroindustrial de la Pampa Húmeda, grupo que no se caracteriza por su simpatía con el peronismo y cualquier cosa que se le parezca. Atendiendo a los antecedentes, el rescate a Vicentin podría encender la mecha de un nuevo conflicto con "el campo".
 
Esta amenaza el Gobierno la podría conjurar si la administración de la empresa, ya en manos del Estado, mostrara buena voluntad de pago de la deuda de 90 millones de dólares que mantiene con productores de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.


¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?  

Oferta imposible de aceptar
  
Sergio Nardelli, el CEO de Vicentin, que incurrió en cesación de pagos a fin del año pasado, en un pagadiós formidable, le hizo una oferta a Alberto imposible de aceptar: "capitalizar" los créditos públicos, transformarlos en acciones, asociar al Estado manteniendo a las actuales autoridades de la empresa.
 
En criollo, que el Estado vaya como socio bobo-minoritario y sus funcionarios como cómplices del saqueo. De ponerse, de pagar lo que deben, ni hablar. Levantar un muerto colosal, hacerse cargo es lo que no asume Nardelli. Finge demencia o amnesia por lo menos.
 
La intervención y la expropiación transitan un camino de cornisa sembrado con clavos miguelitos. Nada es más previsible que la reacción de Juntos por el Cambio, principal beneficiario de los aportes de campaña de Vicentin. Los obstáculos surgirán: en el bloque UCR-PRO en el Congreso, en los medios hegemónicos macristas, en los tribunales, con los jueces afines.
 
La oposición, que no es precisamente un manantial de ideas, sigue mirando por el espejo retrovisor: lo único que se le ocurre decir es que "la Argentina va en camino de convertirse en Venezuela". El macrismo ya perdió las elecciones de 2019 con ese discurso que puede ser muy marketinero, pero resulta ajeno a la realidad de los ciudadanos, preocupados por llegar a fin de mes en un contexto de pandemia que, encima, potencia la angustia por la extensión de la cuarentena.
 

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
Del confinamiento al distanciamiento
 
Mientras la Provincia de Entre Ríos avanza en nuevas flexibilizaciones y la mayoría de los entrerrianos van retomando de a poco actividades que los unen, la Casa Gris sigue minuto a minuto la evolución de los casos provinciales de esa enfermedad que atemoriza al mundo.
 
El aumento del número de contagios por Covid-19 que se disparó en la última semana merece ensayar un análisis. ¿Es posible una suerte de vuelta atrás con las autorizaciones para que algunas actividades económicas pudieran desperezarse del largo sueño de la cuarentena?
 
Los infectólogos siempre afirmaron que para el mes de junio crecerían los contagios y se daría el pico de la pandemia, pero la naturaleza humana juega su rol y muchos pensaron que no llegaría este momento, se acostumbraron a que no haya casos en la provincia y la vuelta atrás costaría el doble. En este clima social, el gobierno deberá implementar cambios.
 
El gobernador Gustavo Bordet encabezó una reunión donde se analizó la situación epidemiológica de la provincia en el marco de la pandemia de covid-19 y las medidas a encarar en esta etapa. Se establecieron pautas sobre el corredor de la Ruta 14 y el trabajo articulado con intendentes.
 
Bordet definió, junto al Comité de Emergencia Sanitaria (Coes) y su equipo de gobierno, algunas líneas de acción vinculadas al corredor de la Ruta 14 sobre la costa del Uruguay en función de que la mayoría de los casos se registran en localidades de esa región, ratificó la necesidad de trabajar en forma articulada con los intendentes en función de los controles locales de las actividades habilitadas e hizo hincapié en la necesidad de evitar la concentraciones de personas para prevenir los contagios.
 
La ministra de Salud, Sonia Velázquez; y el subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Marcos Bachetti; mantuvieron este domingo un encuentro de trabajo con los subdirectores de Operaciones y Seguridad de la provincia, Marcos Antoniow; y de Seguridad Vial, Mario Rivero; para coordinar acciones en cuanto a los controles policiales y sanitarios que se llevan a cabo en las rutas de la provincia.
 
"Fue una reunión organizada para llevar adelante lo que nos encomendó el gobernador Gustavo Bordet: encarar acciones mancomunadas para operativizar el corredor seguro de la autovía en la ruta 14", precisó la ministra Velázquez, al tiempo que indicó que se apunta a "seguir desarrollando acciones para generar conductas responsables frente a la propagación de esta pandemia".
 

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
Irresponsables a repetición
 
Tras la polémica del "mate compartido" en un gimnasio, que desató un brote de coronavirus en Colón, en Entre Ríos, y toda la ciudad tuvo que volver a la fase 1 de la cuarentena, otro hecho de desobediencia por parte del mismo grupo de personas infectadas por COVID-19 volvió a desatar el enojo de la población y los funcionarios municipales.
 
Luego de propagar el coronavirus por la ciudad, organizaron una cena con pizzas y helados en el hospital donde están aislados. Las imágenes, tomadas dentro del hospital San Benjamín, fueron viralizadas. Y los funcionarios locales ya les advirtieron que podrían terminar haciendo la cuarentena en un calabozo.
 
Sobre este tema habrían hablado en la Casa Gris, en lo que parece ser el anticipo de que se viene algún tipo de revisión de la cuarentena. O, al menos, un ajuste fuerte al tema de controles.
 
También se habla de que, en sintonía con el larguísimo aislamiento, varios municipios habrían empezado a bajar la guardia en las acciones de concientización ciudadana que habían desplegado en el arranque de la cuarentena, allá por el 20 de marzo.
 
Tampoco existiría una celosa custodia en los distritos sobre una de las disposiciones que permitió la reapertura de algunas fábricas, que era la que exigía que los trabajadores no debieran usar el transporte público, sino móviles provistos por las propias empresas.
 
El combo parece conducir a una conclusión lógica: no sólo la gente está soportando la pesada carga del encierro al que le está buscando la vuelta para eludir aún poniendo en riesgo su salud. También los propios resortes oficiales para evitar que eso suceda comenzaron a sufrir una elocuente fatiga.
 

¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
 
¿La cuarentena ya es historia?
 
Lo que se nota por estos días es una extraña convivencia entre quienes decidieron que, a fin de cuentas, el coronavirus no es para tanto; y quienes siguen respetando las normas de aislamiento. Será que al cabo de tres meses la información ha perdido efecto y las estadísticas son incapaces de mover el amperímetro.
 
Como si fueran dos sociedades cobijadas por el mismo cielo que recorren caminos diferentes. Los que tienen barbijo miran con recelo a los que optaron por descartarlo. Los que marchan a cara descubierta, que cada día son más, simplemente se encogen de hombros.
 
Tampoco conmueve la escalada en Buenos Aires, de proporciones tales que el Presidente deslizó la posibilidad de apretar el freno y volver al comienzo. Una cosa es anticipar picos de contagios y explicar que lo que se busca es ganar tiempo para adecuar el sistema de salud; otra es contar los casos de contagio cuando día a día se acumulan de a miles.
 
En las grandes urbes, los millenials marchan a la cabeza de la legión que le está perdiendo -o ya le perdió- el miedo al coronavirus, que en realidad se establece en distintos niveles (miedo al contagio, miedo a enfermarse, fobias sociales). Aquí, hay un dato objetivo de la realidad, destacado por las autoridades: no hay circulación comunitaria del virus en Paraná.
 
Al flexibilizarse las actividades los controles adquieren un valor simbólico. Por eso los pasajeros viajan hacinados en los ómnibus, en los supermercados no se mantiene la distancia y las veredas explotan como si nada hubiera sucedido. Y ni hablemos de las fiestas clandestinas, que son un clásico desde hace varios fines de semana. De intervenir la Policía en esos casos no habría calabozos capaces de albergar tantos infractores.
 
Se habla mucho del "síndrome de la cabaña", que es el temor a regresar al estado previo al confinamiento. Si de Paraná se trata, lo que se nota desde hace semanas es el efecto contrario: el clamor apunta a que, cuanto antes, todo vuelva al statu quo pre coronavirus.
 
Quienes padecen el "síndrome de la cabaña" no están visibilizados aún. La calle es de quienes hacen lo posible por dejar la cabaña en el pasado. Y también el miedo y la impotencia. Pero, si hay algo que saca a la superficie esta enfermedad tirana, es su agresividad cuando menos lo esperamos.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
Atento a las recomendaciones del COES por el aumento de casos de covid 19, el gobernador Bordet dispuso suspender transitoriamente las habilitaciones de nuevas actividades y servicios. Ibicuy registra un brote epidemiológico y quedó cuarentenado, y Villa Paranacito volvió a la fase 1 por prevención.
¿Por qué crecen los casos en el corredor de la Ruta 14?
La Policía de Entre Ríos intensifica los controles en el puesto caminero limítrofe con Buenos Aires que ingresa al corredor de la ruta 14. Se notificará a las localidades hacia donde se dirige el transporte, para que haya seguimiento y control.
05-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 19:07
04-07-2020 / 19:07
03-07-2020 / 19:07
03-07-2020 / 19:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar