al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.


'/> Susana violó la cuarentena, se rajó a Uruguay y atacó al Gobierno por el aislamiento social / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  14:34  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 27-05-2020 / 11:05
LOS RICOS NO PIDEN PERMISO

Susana violó la cuarentena, se rajó a Uruguay y atacó al Gobierno por el aislamiento social

Susana violó la cuarentena, se rajó a Uruguay y atacó al Gobierno por el aislamiento social
La conductora, después de rejarse a Uruguay, lanzó una serie de infundadas definiciones en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo" dijo que tuvo que "firmar más papeles que para irse a la Rusia comunista" y deslizó que la cuarentena era una imposición de "La Cámpora".
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



 
La conductora, 
sumándose a la avanzada oscurantista del bolsonarismo criollo, embistió con todo al Gobierno y disparó una serie de frases muy gorilas. Dijo que "a Alberto Fernández lo presiona La Campora" para que siga la cuarentena y, de esa forma, disculpó su viaje a Uruguay. Tal fue la gravedad de las frases de la conductora que, después de la entrevista, Romina Manguel destrozó al macrista Luis Novaresio.

 
Una fuente de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) aseguró que no le encontró explicación a la autorización de ese organismo para que se concrete el viaje. El decreto nacional sobre la cuarentena permite que si una persona quedó varada en un domicilio que no es el propio, pueda hacer un viaje por única vez a su residencia oficial que figura en su DNI.
 
La pandemia que afecta al país y al mundo ha puesto al descubierto las graves desigualdades que presenta la sociedad, las conductas abusivas de los poderosos y las reacciones insólitas de algunos que, más allá de los desacuerdos y polémicas en torno a la pandemia, han puesto de manifiesto actitudes reprobables que parecen estar latentes a la espera de una posibilidad de manifestarse.
 
La Opinión Popular
 
 
 
LA PANELISTA PIDIÓ LA PALABRA PARA EXPRESAR SU DISCONFORMIDAD CON CÓMO LLEVÓ LA ENTREVISTA Y SE SUMARON EL RESTO DE SUS COLEGAS
 
Romina Manguel destrozó a Luis Novaresio por su entrevista a Susana Giménez
 
Un incómodo momento vivió Luis Novaresio en Animales Sueltos en la noche de ayer, luego de que todo su equipo criticara enfáticamente la entrevista que tuvo con Susana Giménez en la que la se hicieron con ligereza serias acusaciones contra el gobierno y en especial La Cámpora.
 
La conductora terminó la gira mediática en Animales Sueltos y lanzó una serie de infundadas definiciones en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, si no que también atacó "al populismo" dijo que tuvo que "firmar más papeles que para irse a la Rusia comunista" y deslizó que la cuarentena era una imposición de "La Cámpora".
 
Novaresio, lejos de moderar las expresiones de la ex diva de la televisión, le siguió el discurso, en el que trató de ridículas las medidas contra el COVID-19, ya que solo se propaga fuertemente en villas, se vanagloriaba de su posibilidad privilegiada de salir del país en avión privado, afirmó que Alberto Fernández está "pasado y presionado" por un sector del gobierno, entre otras cosas.
 
Sin hacer ningún desagravio a las declaraciones infundadas, Novaresio enfatizó que lo que hizo Giménez era "absolutamente legal" y que la culpa de la desigualdad de que ella abandonara el país mientras sus compatriotas padecen al COVID era culpa de la política que generó "2800 villas".
 
Tras las bochornosas declaraciones de Novaresio, Romina Mangel pidió la palabra para expresar su disconformidad con cómo llevó la entrevista: "Te quiero pedir un favor como colega. También para aclarar a la gente que cuando haces los mano a mano, claramente sos vos como conductor y ella como invitada. En este caso, al menos para mí el silencio no es salud y no me gusta hablar de alguien que no está al aire pero realmente ha dicho cosas muy sensibles, muy finitas y que no son ciertas".
 
"Tenía que aclararlo, sino parece que no nos dejas hablar".
 
  
La crítica de sus compañeros
 
Y agregó: "Ella dijo por ejemplo que salía tranquila al teatro y el contexto era bajo una dictadura. Decía que salía tranquila, yo no la elijo y muchísima otra gente tampoco. Habla de Venezuela y la verdad que si no lo ponés en el marco de una pandemia, no se puede entender. El país que ella admira tanto, que es Estados Unidos está teniendo desabastecimiento, el problema es global".
 
"Y lo que me parece gravísimo, es decir que La Cámpora presiona de tal modo a Alberto que toma una decisión de una cuarentena con número de muertos que para Susana son pocos. Ella tiene que tener la misma empatía y sensibilidad que le reclama a los políticos para entender que muchos argentinos no están pudiendo comer, ver a sus seres queridos ni despedir a sus muertos, y ella se va a Uruguay a cuidar a sus perros", cerró la periodista.
 
Nacho Ortelli agregó: "Es totalmente legal, el Gobierno se encargó de decirlo, que está en las antípodas ideológicas de Susana, pero el tema lo tiene que resolver el Gobierno. Que gente que simplemente por tener una capacidad económica diferente pueda salir del país, la verdad que ahí hay un tema".
 
Último, cerró Maxi Montenegro: "Están pasando cosas demasiado graves por la pandemia y el derrumbe económico y no me parece relevante lo que pueda aportar Susana. Esta es una democracia burbujeante en la que todos dicen lo que quieren y se van a Miami o Uruguay, habla por los principales medios y dice cualquier cosa".
 
Fuente: El Destape
 

 
Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar