La Opinión Popular
                  12:44  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 26-05-2020 / 11:05
DESPRECIAN EL DESTINO DE LAS PERSONAS MAYORES Y DE LOS GRUPOS VULNERABLES

Campaña anticuarentena, fake news y culto a la muerte

Campaña anticuarentena, fake news y culto a la muerte
Desconociendo el avance global de la pandemia, un minúsculo grupo de gente se manifestó en Plaza de Mayo contra la cuarentena, y además se mostró en la vía pública sin barbijo y sin respetar el distanciamiento social. Con consignas antivacunas, provida, de derecha y ultraliberales, expresaron sus insólitos reclamos contra el gobierno y la cuarentena. “El virus no existe”, aseguró un manifestante quien curiosamente sí utilizaba tapabocas, al tiempo que se contradijo: “Los enfermos adentro y los sanos afuera a trabajar”. Otro anticuarentena argumentó que “Alberto está usando al nuevo orden mundial para controlar la soberanía de los países”. Una locura.
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

 
Es evidente que la economía está sufriendo y mucho con la cuarentena. Pero no sólo sufre la economía argentina; la economía mundial ha colapsado. El Estado tiene que mejorar en rapidez y eficacia la inmensa red de contención previsional, social y económica (empresas y trabajadores) que se diseñó para la emergencia.
 
Es una obviedad que la cuarentena tiene costos económicos, pero la apertura como la piden los anticuarentena también los tiene. La economía no se recuperaría si se terminara de un día al otro el aislamiento social preventivo y obligatorio en la región del AMBA. El aumento exponencial de contagios y el crecimiento geométrico de muertos subsiguientes paralizarían también a la economía.
 
Nadie se enamora de la cuarentena. Es una mentira más que se suma a la extensa lista de fake news del dispositivo mediático dominante. La estrategia argentina fue preparar el sistema de salud luego del desastre dejado por el gobierno de Mauricio Macri, para luego ir abriendo con prudencia en los lugares donde hay pocos casos, como es en gran parte del interior del país.
 
Se sabe que la cuarentena no es la solución; es un paliativo. La solución es una vacuna o un tratamiento que baje radicalmente la mortalidad del coronavirus. Todavía no hay vacuna ni ese tipo de tratamiento médico. En tanto, el camino en sociedad no es el individual del sálvese quien pueda, sino el colectivo de cuidarse para cuidarnos y de ser solidario con el otro.
 
La Opinión Popular
 
 
UN PEQUEÑO GRUPO DE PERSONAS FUE A PROTESTAR CONTRA LA CUARENTENA 
 
La marcha de los irresponsables en Plaza de Mayo
 
Convocadas desde las redes por sectores de derecha y ultraliberales , unas 200 personas se juntaron en la Plaza de Mayo para violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus y protestar contra las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno nacional.
 
Aunque la mayoría tenía barbijo, hubo poco respeto de la distancia social en la pequeña manifestación contra la cuarentena que estuvo protagonizada por gritos de "libertad".
 
"¡¿Hasta cuándo, Cristina?!?","¡Alberto está usando el nuevo orden mundial para controlar la soberanía de los países!", se escuchó gritar y denunciar. Los manifestantes que se concentraron ayer en el centro porteño respondieron, en parte, a una convocatoria realizada a través de las redes sociales por los denominados "Jóvenes Republicanos", en el marco de la celebración de los 210 años de la Revolución de Mayo.
 
Con frases "anticuarentena" y críticas a la Organización Mundial de la Salud, mezcladas con consignas antivacunas y "anti populismo", y entre el repetido grito de "libertad", las personas reunidas frente al Cabildo expresaron su desacuerdo con las medidas de control sanitario dispuestas por el gobierno.
 
Entre sus argumentos, desacreditaron las consecuencias de contagios y muertes registradas en otros países a causa de la covid-19. Y hasta se permitieron calificar de "mentira global" a las noticias sobre las miles de muertes causadas por el coronavirus en países como Estados Unidos y Brasil.
 
Entre quienes reivindicaron la protesta a través de redes sociales, se leyó en Twitter: "Se pide por las libertades consagradas en el artículo 14 de la Constitución Nacional y eliminadas por este gobierno". Y también: "No es anticuarentena. Es por la libertad y el trabajo. Es diferente".
 
Claro que los anticuarentena criollos nos son una originalidad de estas tierras. Manifestaciones similares se vienen repitiendo aún en países con escandalosas tasas de contagio y mortalidad, como Estados Unidos y Brasil.
 
El domingo, sin ir más lejos, Bolsonaro agitó una protesta de cientos de seguidores. Se mezcló allí la idea de "libertad" con las consignas contra el Supremo Tribunal Federal, que le abrió al presidente una investigación por obstrucción de la justicia. Solo ese día Brasil sumó más de 16 mil nuevos contagios y 965 muertos por covid-19.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Campaña anticuarentena, fake news y culto a la muerte
Alberto F. contra los anticuarentena: "90% de la Argentina está abierta, hay que desterrar la miserabilidad de la política". “El riesgo está muy cerca. La Argentina no está cerrada, en un 90% el territorio está abierto. La Argentina está cerrada en un foco que es la ciudad de Buenos Aires, en uno menor que es Chaco y en otro foco que es Córdoba”.
Campaña anticuarentena, fake news y culto a la muerte
Un grupo reducido de personas se juntó en la Plaza de Mayo para manifestarse en contra de la cuarentena que establece la Organización Mundial de la Salud cuyo fin es evitar los contagios por coronavirus. Protestaron para que el gobierno deje de enfocarse en el cuidado sanitario y permita a las empresas volver a funcionar.
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar