La Opinión Popular
                  07:49  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 15-05-2020 / 10:05
DIO A CONOCER LOS DETALLES SOBRE EL DESCONTROL DE LA FORMACIÓN DE ACTIVOS EXTERNOS ENTRE 2015 Y 2019

El Banco Central reveló que 10 amigos de Macri compraron U$S 8.000 millones para fugarlos

El Banco Central reveló que 10 amigos de Macri compraron U$S 8.000 millones para fugarlos
La autoridad monetaria entregó a Alberto Fernández el informe sobre fuga de capitales y deuda externa. Asegura que con Macri la fuga se triplicó. Además, identificó a 100 agentes de mercado responsables de fugar casi 25 mil millones de dólares en cuatro años. Habrá impacto en medio de la corrida cambiaria y el diálogo por la reestructuración de la deuda.
En un informe demoledor, el Banco Central (BCRA) reveló que durante la presidencia de Mauricio Macri, un grupo de apenas 100 agentes económicos compró casi U$S 25.000 millones. Entre 2015 y 2019, la fuga de capitales y el país perdió activos por más de U$S 80.000 millones. Por esas políticas neoliberales, la Argentina se encuentra sometida nuevamente a una deuda agobiante e impagable.
 
A través de un comunicado, el BCRA  señaló que "la formación de activos en el exterior presenta en el período una notable concentración en unos pocos actores económicos". Un reducido grupo de 100 agentes realizó compras netas por U$S 24.679 millones. Por su parte, la formación de activos externos de los 10 principales compradores, "amigos" de Mauricio Macri, explica U$S 7.945 millones.
 
"Todos hemos visto impávidos cómo los dólares que debían financiar la producción fueron fugados, llevándose los recursos y dejándonos la carga de la deuda", dijo Alberto Fernández en el discurso en el que anticipó el pedido del informe que publicó el BCRA.
 

 
El total de personas humanas que compraron divisas en este período fue de 6.693.065 y el total de personas jurídicas alcanzó la cifra de 85.279.
 
Apenas el 1% de las empresas que resultaron compradoras netas adquirió U$S 41.124 millones en concepto de formación de activos externos y, en el caso de las personas humanas, tan sólo el 1% de los compradores acumuló U$S 16.200 en compras.
 
"El conjunto de políticas económicas que se aplicaron desde diciembre de 2015 facilitaron la fuga de capitales por más de USD 86.000 millones y crearon las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo", enfatizó el ente conducido por Miguel Pesce.
 
Según el Central, de cada 10 dólares que ingresaron en esa etapa, ocho tenían su origen en colocación de deuda y capitales especulativos. El ingreso de divisas por deuda pública, privada e inversiones especulativas de portafolio sumaron U$S 100.000 millones en el período.
 
"Durante todo el período 2015-2019, la fuga de capitales se triplicó. Incluso durante la primera etapa de auge de ingreso de capitales, la formación de activos externos de los residentes alcanzó los USD 41.100 millones. En la etapa de aceleración de salida de capitales, a partir de mayo de 2018, alcanzó los USD 45.100 millones", concluyó el informe dedicado a la formación de activos externos.
 
La Opinión Popular
 
 
El BCRA acusa: el macrismo facilitó la fuga de 86 mil millones de dólares
 
Por Randy Stagnaro
 
Finalmente, el Banco Central (BCRA) entregó al presidente Alberto Fernández el informe en base a la investigación que llevó adelante sobre fuga de capitales y deuda pública que el mandatario anunció y pidió el 1 de marzo, en su discurso de apertura de sesiones del Congreso.
 
El trabajo, que debió estar listo 15 días después, según la orden de Fernández, asegura que durante el cuatrienio que va de 2015 a 2019, es decir el gobierno de Mauricio Macri, se fugaron 86 mil millones de dólares.
 
Ahora bien, detrás de esa cifra -que ya había sido calculada por distintos centros de investigación privados y académicos- se esconde una fuerte concentración. "Un reducido grupo de 100 agentes realizó compras netas por USD 24.679 millones. Por su parte, la formación de activos externos de los 10 principales compradores explica USD 7.945 millones", indicó el BCRA a través de un comunicado.
 
La "formación de activos externos" es como se conoce en la jerga financiera a la compra de dólares para atesorar. En tanto, por "agentes" se entiende a firmas autorizadas a realizadas operaciones financieras, incluidas las que se hacen con moneda extranjera. Es decir, se trata de "personas jurídicas" o sociedades. Según la investigación del Banco Central, 85.279 personas jurídicas adquirieron divisas entre 2015 y 2019.
 
Otra forma de ver lo enormemente concentrada que está la fuga de divisas en la Argentina surge de otro dato del comunicado del BCRA: las compras realizadas por el 1% de estos agentes o sociedades, es decir unas 850 personas jurídicas, alcanzaron a 41.124 millones de dólares en cuatro años.
 
La autoridad monetaria, que dirige Miguel Pesce, también informó que existe una fuerte concentración en la adquisición de dólares y otras monedas extranjeras por parte de las personas humanas, antes conocidas como personas físicas, o sea, los particulares. Así, en los cuatro años de macrismo, 6.693.065 personas compraron dólares, pero 67.000 explican compras por la friolera de 16.200 millones de dólares en cuatro años, a un promedio de 241 mil dólares por cabeza, es decir, unos 60 mil dólares por año.
 
 
Políticas hechas con ese propósito
 
El Banco Central explicó que esta enorme fuga de divisas se realizó al amparo "del conjunto de políticas económicas que se aplicaron desde diciembre de 2015" que fueron las que "facilitaron la fuga de capitales (...) y crearon las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo".
 
Para el BCRA, "El incremento de la formación de activos en el exterior de los residentes fue el resultado de un profundo cambio de paradigma impuesto por la política cambiaria, monetaria y de endeudamiento tendientes a una desregulación de los mercados que impulsó el gobierno de Mauricio Macri".
 
Agregó que "La sumatoria de estas medidas provocó una grave crisis que afectó a la economía del país y que se tradujo en menor crecimiento e inversión, mayor desempleo y un deterioro en la distribución del ingreso".
 
La autoridad monetaria recordó que "Al asumir en 2015, el gobierno de Mauricio Macri impulsó una primera fase de ingreso de capitales que duró hasta comienzos de 2018. De cada 10 dólares que ingresaron en esa etapa, 8 tenían su origen en colocación de deuda y capitales especulativos. El ingreso de divisas por deuda pública, privada e inversiones especulativas de portafolio sumaron USD 100.000 millones en el período. Con la reversión de los flujos de capitales a principios de 2018, las autoridades decidieron recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), que desembolsó un préstamo récord de USD 44.500 millones".
 
El circuito de endeudamiento y fuga se mantuvo aceitado durante todo el mandato de Macri. Así, el BCRA calculó que "durante todo el período 2015-2019, la fuga de capitales se triplicó". La fuga fue fuerte en todo momento. Siempre se considera que la fuga de capitales es la respuesta de los "agentes económicos" a la incertidumbre y la volatilidad. Sin embargo, los datos del Banco Central muestran que gozó de buena salud en los dos primeros años de Macri, cuando el flujo de capitales externos era continuo y los mercados voluntarios de deuda prestaban sin chistar, lo cual era difundido por el gobierno como la muestra de confianza de los prestamistas en su política.
 
"Incluso durante la primera etapa de auge de ingreso de capitales, la formación de activos externos de los residentes alcanzó los USD 41.100 millones. En la etapa de aceleración de salida de capitales, a partir de mayo de 2018, alcanzó los USD 45.100 millones", concluyó el BCRA.
 
 
Impacto
 
A través de su comunicado público, el Banco Central dio a conocer apenas algunos datos. Se supone que la investigación del BCRA incluye los nombres de todos esos "agentes" que adquirieron arriba de 60 mil millones de dólares entre 2015 y 2019 y que, por lo tanto, puede rastrear si operaban por sí o para terceros y el origen de los fondos. La misma trazabilidad puede desarrollar con el puñado de personas que adquirieron un cuarto de millón de dólares, en promedio, en esos cuatro años.
 
La investigación cae en medio de la actual corrida cambiaria que -se presume- estarían realizando los mismos agentes y las mismas personas que concentraron la fuga en los años anteriores.
 
Además, aparece en momentos en que el Ministerio de Economía dialoga con los acreedores externos en torno a la reestructuración de la deuda púbica, buena parte de la cual fue generada para alimentar la demanda interna de dólares que se terminarían fugando, según la investigación del Banco Central.
 
Es de esperar que este insumo, ahora en manos del gobierno nacional, sea empleado en una profunda investigación de los comportamientos financieros bajo el gobierno macrista y que no se repita la frustración que dejaron informes anteriores sin consecuencia por la falta de voluntad política.
 
Fuente: Tiempo Argentino
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar