La Opinión Popular
                  06:31  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-05-2020 / 10:05
ECONOMISTAS DE MÁS DE 20 PAÍSES, DOS PREMIOS NOBEL, EX ECONOMISTAS JEFES DEL BANCO MUNDIAL, FMI Y BID, Y DE AMPLIO ESPECTRO IDEOLÓGICO ADHIEREN A LA POSICIÓN ARGENTINA

Noticia ocultada: Stiglitz, Sachs, Piketty y más de 130 economistas apoyan a la Argentina por la deuda

Noticia ocultada: Stiglitz, Sachs, Piketty y más de 130 economistas apoyan a la Argentina por la deuda
El respaldo que recibió Argentina en la negociación de la deuda externa por parte de los economistas más prestigiosos del mundo fue escondido por los grandes medios porteños. Entretenidos en horadar al gobierno, en escudriñar con lupa en donde pueden encontrar un error o un desliz en la escuadra del Frente de Todos se les "escapó" semejante noticia.
El respaldo que recibió Argentina en la negociación de la deuda externa por parte de los economistas más prestigiosos del mundo fue escondido por los grandes medios porteños. Entretenidos en horadar al gobierno, en escudriñar con lupa en donde pueden encontrar un error o un desliz en la escuadra del Frente de Todos se les "escapó" semejante noticia.

Las tapas de los diarios porteños de mayor circulación, Clarín, La Nación e Infobae, de los portales web que sintonizan la misma onda neoliberal, de los canales de noticias y radios que integran la misma galaxia macrista desconocieron semejante información o la relegaron a los lugares más intrascendentes. Porque son lobbystas en favor de los reclamos de los acreedores buitres.

Lo cierto es que los más destacados economistas del planeta expresaron su apoyo a "la oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país", presentada por la Argentina y rechazada hasta ahora por los acreedores. El premio Nobel Joseph Stiglitz, Thomas Pickety y Jeffrey Sach encabezan un listado de 135 personalidades calificado como el "dream team" de los académicos del mundo, quienes también mencionaron la situación excepcional planteada por la pandemia de coronavirus que afecta el desempeño de la economía del país y condiciona severamente su capacidad de pago.


 
Días atrás otra noticia también pasó desapercibida en la mayoría de los medios argentinos: el Grupo Clarín es uno de los grandes tenedores locales de bonos de la deuda argentina. También integra AEA, la Asociación Empresaria Argentina, que nuclea a las empresas más poderosas del país. Una breve lista de nombres quizás lo explique mejor: Paolo Roca, Bulgheroni, Pérez Companc, Ratazzi, Roemmers, Coto, Magnetto...
 
Todos ellos integrantes del club de los multimillonarios del país según el ránking de la revista Forbes, por lo tanto todos ellos son fuertes opositores a que el Congreso Nacional apruebe el impuesto a las grandes fortunas que el oficialismo impulsa.
 
Estos temas presenta tres aristas que confluyen en un centro: 1) la propuesta de pago de la deuda con fuertes quitas en los intereses y un plazo de gracia de tres años; 2) la salida administrada de la cuarentena con medidas paulatinas a fin de proteger el bien más preciado: la salud pública; y 3) el impuesto a las grandes fortunas.
 
Las tres posicionan al Estado en el centro de las decisiones políticas y muestran su voluntad de otorgarle prioridad al interés general por encima del de la elite económica. Es un trago indigerible para quienes extrañan el cuatrienio macrista que era un gobierno "del palo" de los más ricos. De ahí la hostilidad que tan abiertamente descargan sobre el gobierno nacional los custodios de los poderosos, desde los grandes medios porteños.
 
La Opinión Popular
 
 
"Un acuerdo sustentable beneficia a ambas partes"
 
El mensaje a los acreedores es que "es con todos". Al apoyo del Fondo Monetario, gobernadores, intendentes, bancos nacionales, empresarios, industriales, gremios y diversas organizaciones sociales, se sumó este miércoles un escrito firmado por 135 académicos internacionales en apoyo a la propuesta de reestructuración de deuda argentina.
 
"Una resolución responsable sentará un precedente positivo, no solo para Argentina, sino para el sistema financiero internacional en su conjunto", remarca el escrito que tiene la rúbrica de prestigiosos economistas de la talla de los Nobel Joseph Stiglitz y Edmund Phelps, Carmen Reinhart, Jeffrey Sachs, Dani Rodrik, Kenneth Rogoff, Ricardo Hausmann, Carlos Ominami y Thomas Piketty, entre otros.
 
El equipo económico que lidera el ministro Martín Guzmán negocia con los fondos acreedores la reesctructuración de un pasivo que dejó el macrismo de 68.800 millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera. La propuesta original que hizo el Gobierno fue rechazada por los principales acreedores, quienes pretenden un menor nivel de quita de capital, período de gracia e intereses de los que propone Guzmán.
 
Desde Economía reconocen que existe aún margen de negociación. El viernes vence el plazo oficial para aceptar la propuesta, pero se dejaría abierta la oferta hasta el 22 de mayo. La fecha coincide con el plazo que tiene el gobierno para pagar intereses de deuda canjeable.
 
Las posturas no están tan lejos y el respaldo que está recibiendo la posición argentina contrasta con la posición intransigente que pretenden mostrar los acreedores. Esto explica la posición unificada que buscó mostrar el Ejecutivo desde un principio. Por eso se aprobó en el Congreso las atribuciones de Economía para negociar, se plasmó por decreto la oferta y se presentó en conjunto con todos los gobernadores y referentes del oficialismo y oposición. También recibió un espaldarazo de la ministra de Economía de España, Nadia Calviño, a través de una carta enviada a Guzmán en el marco de las renegociación que también lleva adelante el país respecto de la deuda con el FMI y el Club de París.
 
En el marco del seminario "Argentina: entre el Covid-19 y la crisis de deuda soberana", organizado por el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia, del que también participó Jeffrey Sachs, profesor y director del Centro de Desarrollo Sustentable de esta universidad, Guzmán afirmó que algunos acreedores ya ingresaron al canje y otros siguen negociando.
 
El ministro señaló en este intercambio que el período de gracia de tres años es uno de los factores más controvertidos para los grandes fondos acreedores, pero reveló que el Fondo Monetario Internacional había propuesto que ese lapso sea de cinco años y que su equipo había evaluado que sea cuatro. Pero luego decidió que sean tres como señal a los acreedores.
 
 
Suma de adhesiones
  
Las adhesiones a la posición de diferentes actores de la actividad económica se multiplicaron. Ahora se suma un apoyo académico que le otorga otra dimensión al análisis de la propuesta. En una carta publicada con el título "Es esencial la reestructuración de la deuda privada argentina", un grupo 135 académicos internacionales prestigiosos publicó un texto solicitando a los acreedores a que acepten la oferta argentina.
 
"Creemos que un acuerdo sustentable beneficia a ambas partes: a una economía en dificultades con 45 millones de personas y a los prestamistas. Es el momento para los acreedores privados a actuar de buena fe", señala el documento.  El texto recuerda que los primeros apoyos a posiciones como la Argentina provino de organismos multilaterales. "El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y las Naciones Unidas han lanzado varias iniciativas para aliviar la carga de la deuda pública en esta situación extraordinaria. Como primer paso, los países del G20 acordaron otorgar una moratoria sobre la deuda bilateral oficial de las 76 economías más pobres del mundo", señala el texto de los especialistas.
 
Los acreedores reclamaban que haya un acuerdo previo con el Fondo antes de iniciar negociaciones con ellos, pero al conocerse la posición del organismo, coincidente con la argentina, la ningunearon. "En febrero, antes de que la crisis de covid-19 se agudizara, el FMI concluyó que la deuda pública de Argentina es "insostenible". Existe consenso en que la deuda es inasequible, y los pagos de intereses se han duplicado como parte de los ingresos del gobierno. Para ser franco, el costo de la refinanciación se ha vuelto excesivamente alto", agrega el documento.
 
"Una renegociación requiere el compromiso de todas las partes. Argentina ha presentado a sus acreedores privados una oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país: un período de gracia de tres años con un corte menor en el capital y un corte significativo en los intereses. La propuesta está en línea con el análisis técnico del FMI, que establece que se necesitará un alivio sustancial de la deuda de los acreedores privados de Argentina para restablecer la sostenibilidad de la deuda con alta probabilidad", reiteran los economistas.
 
En cuanto a los aspectos técnicos, señalan que la relación de capital e intereses elegida por Guzmán permitirá aliviar la carga de la deuda y restaurar el crecimiento luego de finalizada la pandemia del coronavirus. De hecho, la reducción del cupón de bonos promedio ofrecido por Argentina (del promedio actual del 7 al 2,3 por ciento) es razonable, dado el entorno actual de tasas de interés globales", analizan los referentes económicos.
 
Por Cristian Carrillo
 
Fuentes: Página12 y La Arena
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar