La Opinión Popular
                  17:23  |  Jueves 03 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Hay que recuperar los 20 puntos que perdieron los jubilados durante el gobierno de Macri". Fernanda Raverta
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-05-2020 / 10:05
INCOHERENTES: NO QUIEREN CONTAGIADOS PERO QUIEREN LEVANTAR LA CUARENTENA

Rotundo fracaso del cacerolazo impulsado por trolls macristas contra el Gobierno de Alberto

Rotundo fracaso del cacerolazo impulsado por trolls macristas contra el Gobierno de Alberto
Después de que los sectores opositores, liberales y macristas, fogonearan una manifestación contra el Gobierno, el poco acompañamiento por parte de la gente los dejó en ridículo. ¿Por qué razón militan en contra de una cuarentena que está dando resultados? Brasil lleva 8000 muertos aproximadamente, Estados Unidos, 80000 nosotros no llegamos a 300. ¿Por qué quieren que Argentina fracase? ¿Solo por perjudicar a un gobierno? ¿Por qué militan a favor de la muerte?
La siniestra CIA (Central Intelligence Agency) sabía lo que hacía cuando, para acorralar al gobierno chileno de Salvador Allende, inventó los cacerolazos. Las cacerolas suenan fuerte. Se escuchan desde lejos. Amedrentan. Aún si son muy pocas. Además, la ventaja de los actuales cacerolazos es que no están en las calles sino en los balcones. No es fácil contarlos. Por eso el invento de la CIA yanqui todavía funciona.
 
Durante toda la semana los trolls macristas, algunos grandes medios de comunicación porteños (Clarín, La Nación e Infobae) y un par de dirigentes opositores derechistas empezaron a operar un cacerolazo contra el Gobierno de Alberto Fernández.  Sin embargo, todo terminó en un rotundo fracaso que ni siquiera se escuchó en las casas de sus impulsores.
 
Con distintas publicaciones, comentarios y consignas, varios sectores opositores adeptos a la viralización de consignas quisieron fogonear una gran protesta masiva que se llamó "cacerolazo histórico". Incluso, entre los comentarios, una de las premisas que más circuló fue la de una protesta "contra el comunismo" que -supuestamente- profesa el Presidente.
 
El cacerolazo fue impulsado desde las redes sociales pero algunos sectores de fanáticos ultra macristas también se tomaron el trabajo de realizar una cadena de Whatsapp con instrucciones precisas sobre lo que había que hacer. Sin embargo, a la hora de la verdad, el cacerolazo se sintió con fuerza en algunos barrios chetos de CABA, pero en otros la intensidad fue muy baja y por corto tiempo.
 

 
No fue lo que se esperaba. La opereta de los trolls, cercano a lo más rancio de la derecha, quedó completamente opacada. Incluso, los medios opositores trataron de motorizar una mayor cantidad de personas pero, al ver que no hubo repercusión, ni siquiera le dieron relevancia. Los "comunistas" respiraron aliviados.
 
El fracaso del cacerolazo convocado para las 20 tuvo otra pata llamativa, ya que un sector muy pequeño, denominado "liberales económicos", quiso generar una "marcha de los barbijos" pero, una vez más, tuvieron que suspenderla debido a la poca gente que sumó. En plena pandemia y mientras millones de argentinos respetan el aislamiento social en la lucha contra la peste, libertarios opositores organizaron esa insólita marcha en contra de la cuarentena, pero no fue absolutamente nadie.
 
Más allá de esto, el fracaso total de la movilización de liberales y macristas quedo registrado en redes sociales con cientos de comentarios que resaltaron el silencio de la calle en diversos puntos de la CABA y el Gran Buenos Aires. Qué bueno que a ésta pelotudez nadie le dio bola.
 
La Opinión Popular
 
 
LA CONVOCATORIA A PROTESTAR SE SINTIÓ POCO Y EN ALGUNOS BARRIOS
 
Coronavirus: El cacerolazo contra la cuarentena no tuvo eco
 
Convocados en las redes sociales con consignas que iban desde "No nos van a callar" hasta "No queremos comunismo", algunos barrios de Capital y el conurbano bonaerense fueron escenario de escuetos cacerolazos dirigidos contra el gobierno nacional y la extensión de la cuarentena.
 
Originalmente agitado por algunos sectores ultraliberales que militan la violación de la cuarentena como si fuera una lucha por la libertad, el reclamo contra el aislamiento social obligatorio se entremezcló con las críticas de algunos sectores de la oposición por la liberación de presos y las consecuencias del parate económico. Sin embargo, a pesar de las expectativas, la convocatoria fue mucho ruido y pocas nueces.
 
"Con barbijo y respetando la distancia, volvemos a las calles: no queremos comunismo", rezaban los primeros afiches que empezaron a circular llamando a salir a la calles para reclamar contra la cuarentena, a la que consideraban un invento del "populismo" para ir tomando en sus manos el control total de la economía.
 
Una de las primeras figuras públicas en expandir el llamado fue la senadora bonaerense del PRO Felicitas Beccar Varela, quien se volvió noticia hace una semana tras afirmar que "el coronavirus es una excusa para cerrar la economía, para cerrar las fronteras y para que todos los comercios e industrias fundan y una vez que funden, empiezan a estatizar".
 
En una línea similar a la campaña contra la llegada de médicos cubanos --que especulaba con que los profesionales eran espías del gobierno cubano--, la convocatoria asociaba las políticas nacionales destinadas a enfrentar la pandemia con un "abuso de poder" que atizaba el peligro de la llegada del comunismo.
 
Inicialmente, la autoproclamada "Revolución de los barbijos" consistió en una iniciativa que convocaba a violar la cuarentena y salir a las calles para protestar.
 
Esta manera de manifestarse le valió una denuncia penal en Rosario de parte de la Asociación de Víctimas de Trolls, quienes acusaron a los organizadores de incitar a violar el decreto nacional que ordena el aislamiento preventivo y obligatorio.
 
Sin embargo, esta cronista recorrió el barrio de Palermo y no encontró gente que hubiera salido a las esquinas a manifestarse. "Nosotros llamamos a la gente a protestar. Si la gente prefiere expresarse más cómodamente por la ventana con cacerolazos, están en todo su derecho. Lo que tememos es que ese modo de manifestarse sea insuficiente para que el Gobierno nos escuche", indicó a PáginaI12 un estudiante y militante libertario que prefirió no dar su nombre.
 
"Yo protesto porque ya pasaron dos meses de aislamiento y los testeos masivos no llegaron y nuestra libertad civil sigue restringida, mientras se desangra el sector privado. Quiero que el Gobierno entienda que hay que activar ya la producción. El remedio no puede ser peor que la enfermedad", explicó.
 
El concepto "el remedio no puede ser peor que la enfermedad" se repitió mucho en las redes por parte de personas (y muchos bots) que denunciaban que, de no comenzar a abrir las actividades económicas, "el país se va a hundir".
 
Una de las figuras más importantes que adhirió a esta hipótesis fue la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien criticó al presidente Alberto Fernández por haber dicho que salir de la cuarentena implicaría "la muerte de miles de argentinos": "Sea responsable y no asuste a la sociedad, Presidente. Salir de la cuarentena no es a todo o nada como hicieron con los presos. En vez de señalar a la oposición podríamos debatirlo en una mesa conjunta", lanzó el miércoles.
 
Durante este jueves, muchas personas se sumaron con el hashtag "Cacerolazo Histórico" o "Basta Cuarentena" para reclamar por el reinicio de la actividad económica: "Me sumo a las 20 hs. Tiene que haber un modo razonable de flexibilizar la cuarentena cuanto antes. No se puede extender por siempre", tuiteó el economista Miguel Boggiano.
 
Además de la batalla contra el fantasma del comunismo y las consecuencias sociales que el parate económico tienen sobre la población, las personas que cacerolearon también reclamaron contra el otorgamiento de prisiones domiciliarias para descomprimir las cárceles y evitar contagios, contra la compra con sobreprecios de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social, contra el proyecto de impuesto a las grandes fortunas y la decisión del gobierno nacional de no bajar los sueldos de las y los funcionarios públicos como modo de achicar el gasto público.
 
Informe: María Cafferata.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
03-12-2020 / 10:12
El presidente Alberto Fernández convocó el miércoles a "construir otra normalidad, con más justicia y equidad" y, en ese sentido, destacó que aparecen "las primeras señales" de recuperación de la economía, con un incremento en el consumo, que contribuye a que esa nueva etapa "incluya a todos" y a que "YPF siga creciendo" para dar a los argentinos la energía necesaria para empujar ese crecimiento.
 
"Seamos capaces de construir otra normalidad, con más justicia, equidad, y que a todos incluya, en la que YPF siga creciendo para darnos la energía que necesitamos", afirmó el Presidente al participar ayer de la inauguración de La Plata Cogeneración II (LPC II), una central térmica de generación de energía de YPF que requirió una inversión de 166 millones de dólares.
 
En lo que hace a YPF, el jefe de Estado cuestionó con dureza "el daño" que le hizo en el gobierno un Mauricio Macri con políticas que calificó como "frustrantes" para el desarrollo de la petrolera de bandera. "YPF fue la nave insignia de las empresas argentinas. Funcionó durante muchos años como motor del crecimiento argentino", recordó el mandatario en la inauguración de la planta, acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof.
 
Fernández trazó una comparación entre el daño que se le provocó a la empresa de bandera hidrocarburífera en dos momentos de la historia: la dictadura militar y el gobierno de Macri. "Pensé que era muy difícil hacerle el daño que se le hizo durante el gobierno militar", pero "en los cuatro años pasados, el daño que le hicieron y lo frustrante para el desarrollo, fue llamativo", señaló. En cambio, subrayó la capacidad transformadora y la visión actual que impera en la empresa.
 

03-12-2020 / 09:12
La historia del saqueo del macrismo en beneficio de Capital Federal es una suerte de remake de la eterna lucha entre unitarios y federales, entre el interior y el puerto, la pelea por la coparticipación entre el Gobierno nacional y la administración de la Ciudad de Buenos Aires, con chicanas y presión a la Corte Suprema, que sigue su curso.

El Gobierno de Alberto Fernández reúne a la mayoría de los gobernadores en su respaldo. Los diputados cordobeses de Juan Schiaretti recordaron que Mauricio Macri le pasó por decreto a la CABA 67.000 millones por 19.900 policías, mientras en Córdoba hay 22.000, con sueldos similares, que cuestan 35.000 millones con más población y territorio. Conclusión: "Transfirieron de más".

Pero, aprovechando el tema, Mauricio Macri salió nuevamente a intentar disputarle el liderazgo de la oposición a Horacio Rodríguez Larreta. El ex mandatario aseguró que "dominada por el oficialismo ayer la Cámara de Diputados atropelló nuevamente las instituciones, los derechos de los argentinos y el federalismo. La ley que aprobaron saquea el presupuesto de la Ciudad y pone en riesgo la seguridad, la salud y el bienestar de millones de personas".

Si se lee bien, la declaración no fue un apoyo a Larreta (al que ni mencionó), sino un intento de ponerse en el centro de la escena. Para Macri, lo que hizo la Cámara de Diputados, con el voto de los representantes del pueblo, es 'atropellar las instituciones' mientras que él, que regaló indebidamente y por decreto, las habría respetado. El argumento es insólito y antidemocrático.

En tanto, la sobreactuación de Larreta sólo se explica por la falta de argumentos. Parece más una estrategia comunicacional para justificar el impuestazo que le esta propinando a los porteños con los aumentos de peajes, subtes, ABL, patentes y la nueva tasa a los consumos con tarjeta de crédito.
 


02-12-2020 / 11:12
02-12-2020 / 10:12
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, "el puerto" capital de la oligarquía, es el distrito más rico del país y durante el gobierno de Mauricio Macri se la benefició sin motivo ni explicación de todas las maneras posibles. Fue escandaloso el modo en que se la favoreció a costa del resto de las provincias argentinas.
 
Si bien el proyecto de ley que fija el monto del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad no se convirtió en ley y volverá a ser tratado por el Senado, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se apresuró a montar una conferencia de prensa en el que se volvió a exhibir como candidato presidencial. El alcalde porteño, que estuvo acompañado por sus principales aliados, anunció que presentará una nueva demanda ante la Corte y le reclamó que resuelva pronto.
 
Pese a que la iniciativa todavía no fue convertida en ley por el Congreso, Larreta defendió el "regalo", el traspaso de fondos por decreto realizado por Macri y atacó al gobierno nacional. El que salió a responderle fue el ministro Wado de Pedro: "Corregir no es quitar. Estamos corrigiendo lo que estuvo de más. En 2016, aprovechando la transferencia de la policía a la CABA, Macri aumentó de manera desproporcionada y con una clara finalidad partidaria los recursos que le correspondían, de un 1,40% a un 3,75%".

Y continúo: "El Congreso es el ámbito para esta discusión. Si pierden la votación, dicen que es un ataque. Si la mayoría de los gobernadores -que representan el federalismo- opinan en contra, es un ámbito sesgado. Pareciera que quieren una democracia sin Congreso y un federalismo sin provincias. Es hora de que entiendan que el país no tiene dueños y la República es de iguales". El porcentaje de la coparticipación que Macri les sacó a las provincias para regalárselo a Larreta, con una clara finalidad partidaria, hay que devolvérselo a las provincias.

La Opinión Popular


01-12-2020 / 11:12
Para dos jueces de la Sala I de la Cámara de Casación Penal Federal las declaraciones de los arrepentidos de la causa de las fotocopias de los cuadernos son válidas y no hay ningún motivo para disponer la inconstitucionalidad de la ley aprobada en 2016 en la que se basaron para tomarlas el fallecido juez Claudio Bonadío y el fiscal macrista Carlos Stornelli.
 
Pese a que no hay más que registros escritos de esas "delaciones" pero ningún audio o filmación que hubiera dejado constancia de lo que ocurrió en esas audiencias, los jueces ultra macristas Diego Barroetaveña y Daniel Petrone sostuvieron que los empresarios y funcionarios de segundas líneas detenidos se arrepentían por propia voluntad.
 
Fue muy evidente en los inicios del expediente en agosto de 2018 que sólo se les concedía la libertad a aquellos que se "arrepentían" y pero quienes no aceptaban hablar para complicar a funcionarios K quedaban presos.
 
La jueza Ana María Figueroa votó en disidencia por declarar la inconstitucionalidad de dos artículos de la ley en cuestión (27.304) por considerar que atentan contra las garantías de prohibición de autoincriminación (declarar contra sí mismo), presunción de inocencia, derecho de defensa en juicio y del debido proceso.
 
Además postuló la nulidad de las declaraciones tomadas de los imputados colaboradores porque no estuvieron registradas debidamente por "medios técnicos idóneos", como establece la misma norma para poder ser controladas por las partes y saber qué sucedió realmente en las audiencias. La discusión desembocará en la Corte Suprema y todo indica que podría demorar un juicio oral.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar