La Opinión Popular
                  06:21  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-05-2020 / 09:05
UNA MENTIRA QUE MATA: LA SOCIEDAD A MODO REBAÑO

“Salir ya de la cuarentena es llevar a la muerte a miles de argentinos”, advirtió Alberto Fernández

“Salir ya de la cuarentena es llevar a la muerte a miles de argentinos”, advirtió Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández recibió al Comité de Expertos que lo asesoran en la tarea de enfrentar la pandemia del coronavirus y los especialistas le dieron el visto bueno para relajar todavía más el aislamiento social obligatorio, flexibilización que se conocerá mañana después de una reunión que mantendrá el mandatario con los gobernadores, como cada vez que tuvo que definir una nueva etapa de la cuarentena.
Se viene la "reapertura progresiva" de la cuarentena. Los sanitaristas destacaron el éxito y dieron el visto bueno para que se pase a una nueva etapa en la que se habilitarán nuevas actividades. Se preparan los protocolos necesarios para el transporte y los espacios de trabajo. Junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, Alberto Fernández descartó los reclamos de salir ya del aislamiento porque acarrearía "la muerte de miles de argentinos".
 
Por su parte, el macrismo residual, fogoneados por Mauricio Macri, Patricia Bullrich y los trolls rentados de Marcos Peña, militan activamente para levantar inmediatamente la cuarentena, lo que está alcanzando niveles de obscenidad. Estrellitas televisivas del periodismo, la política, la economía y la farándula suman sus voces en una suerte de comparsa en donde todos compiten por ver quién propone la medida más disparatada para terminar con el "martirio" del aislamiento social.
 
En el lote de los periodistas ultra macristas se puso de moda mirar fijo a la cámara, poner cara de fastidio y lanzar propuestas sin mostrar un mínimo nivel de responsabilidad social, sin preocuparse por buscar y analizar datos fehacientes. Estos aprendices de brujos citan de oído terminologías del ámbito académico y ni siquiera se molestan por confrontar esas "ideas" con quienes pueden hablar con autoridad: infectólogos, epidemiólogos, médicos sanitaristas, etc.
 
Entre las imbecilidades que lanzaron en los últimos días figura la expresión "inmunidad de rebaño" extraída del lenguaje científico. Ese concepto se utiliza en las ciencias médicas para hablar del fenómeno que ocurre cuando se produce un contagio virósico masivo que alcanza al 70 por ciento de la población. Una mentira que mata, porque si no hubiéramos hecho la cuarentena tendríamos ya miles de muertos.
 

 
Dejar que se infecte semejante número de individuos provocaría -en la teoría- que el virus deje de circular y empiece a decrecer el universo de afectados. Por fortuna las autoridades sanitarias argentinas descartaron de plano ese plan macabro propuesto por esta comparsa de descerebrados.
 
Si esa "solución final" digna de una mente nazi se aplicara en Argentina implicaría que, sobre una población de unas 45 millones de personas, habría que dejar que se contagien más de 30 millones. Si el 20 por ciento de ese número necesita internación se requerirían más de 6 millones de camas. Si la mortalidad alcanzara el 1 por ciento de los infectados habría más de 300 mil fallecidos.
 
Hoy está muy claro qué sectores políticos y económicos se oponen a las restricciones sanitarias que impuso el gobierno nacional, a pesar de sus buenos resultados y de que, paulatinamente, comenzaron a flexibilizarse. Son los que miden todo, hasta las vidas humanas, con la regla del interés económico. Lo que sorprende es que sus gladiadores mediáticos derrapen tan feo en el barro de la imbecilidad.
 
La Opinión Popular
 
 
ALBERTO FERNÁNDEZ ADELANTÓ QUE TRABAJAN EN EL PROTOCOLO QUE SE PONDRÁ EN MARCHA
 
Cuarentena: los expertos avalaron la apertura progresiva
 
El presidente Alberto Fernández se reunió ayer en Olivos con los expertos sanitaristas que destacaron el éxito obtenido hasta ahora con el aislamiento social y avalaron que a partir del lunes se pase la cuarta fase de la cuarentena, la de la "reapertura progresiva", en la que se habilitarán nuevas actividades aunque bajo el cumplimiento de un protocolo sanitario que se encuentra en elaboración del Gobierno, que incluirá detalles sobre la movilidad y el control de los trabajadores.
 
Con todo, el Presidente advirtió acerca del carácter "progresivo" de esta reapertura, diferente a la que pretenden desde un sector de la oposición y del empresariado. "Salir ya de la cuarentena en los términos que ellos reclaman es mandar a la muerte a miles de argentinos", subrayó.
 
Fernández insistió en la idea de las diferentes realidades en el país respecto a la pandemia, dado que en varias zonas donde no hubo contagios o hace varios días que no se registran casos nuevos. En esos lugares la apertura se puede resolver más fácilmente. Más complejo es en el caso de las grandes urbes, principalmente Capital y el Conurbano, donde se concentran la mayoría de los casos.
 
De hecho, de los 188 contagios registrados ayer, 102 fueron en Capital y 63 en Provincia. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof estuvieron en contacto ayer con la Casa Rosada para avanzar en las resoluciones. El Presidente diferenció entre la oposición con responsabilidad de gestión y la que opina por Twitter, "que es muy fácil".
 
En una entrevista con Radio con Vos, comentó que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Salud, Ginés González García, y el del Interior, Wado de Pedro, trabajaban en la elaboración del protocolo que se pondrá en vigencia a partir del lunes.
 
Adelantó tres puntos para las nuevas actividades: que se evite el transporte público (por lo que las empresas deberán proveerse de su propia movilidad), que se evite el transporte interjurisdiccional (por lo que deberán trabajar con empleados del distrito donde se localice la empresa) y que se cumplan con normas sanitarias tales como la toma de temperatura al ingreso, que haya alcohol en gel en las entradas y salidas, que se controle que ningún trabajador presente síntomas, entre otras medidas.
 
Como novedad, comentó una app que deberán instalar los trabajadores en sus teléfonos, que permitirá al Gobierno hacer un seguimiento de su estado de salud.
 
De hecho, en los últimos días se fueron habilitando varias actividades económicas en el interior del país y analizan sumar nuevos rubros, como el de la industria automotriz. En tanto, el veto de los sanitaristas se mantuvo respecto a todo lo que sea actividades masivas o de posible contacto. Las clases, los espectáculos deportivos y artísticos, los salones de eventos, restaurantes, bares y demás deberán continuar esperando.
 
El gobierno porteño pidió habilitar la modalidad "take away" en los locales gastronómicos, que en algunos sitios ya viene funcionando de hecho. Lo mismo para la construcción privada, que se reactivará aunque siguiendo determinada características.
 
De acuerdo al plan elaborado por el Gobierno, para pasar a la cuarta fase de la cuarentena debía cumplirse el requisito que la duplicación de casos se produzca cada 25 días. "Estamos muy cerca de ese objetivo", afirmó el Presidente. En Olivos, los expertos sostuvieron que gracias a la decisión de establecer la cuarentena en una etapa temprana "ganamos tiempo y preparamos al sistema sanitario, y la sociedad ganó en conciencia y educación sobre cómo manejarse y cuidarse durante la pandemia".
 
Entre las recomendaciones que mantuvieron fue la del cuidado estricto de los adultos mayores. Una medida todavía no resuelta es la de las "salidas recreativas", que el Gobierno la última vez permitió pero los gobernadores de los principales distritos decidieron vetar. Los médicos la siguen aconsejando.
 
Una cuestión compleja a incluir en el protocolo será la segmentación horaria. La idea es que las actividades trabajen en diferentes horarios para evitar las horas pico y la posible saturación del transporte público, la principal preocupación de las autoridades.
 
Así como Rodríguez Larreta y Kicillof estuvieron ayer en contacto, en los próximos días Fernández volverá a conversar con los gobernadores, como hizo cada vez que decidió una nueva prórroga del aislamiento social. La idea es pasar de un esquema restricitivo nacional a otro local, donde cada localidad resuelva de acuerdo a la población y la cantidad de casos.
 
La caída récord de la economía registrada en abril es un dato que el Gobierno ya pone en la balanza. Pero Fernández salió al cruce de quienes lo critican por este punto. Por ejemplo, de los empresarios que señalan el incremento el rojo de las cuentas. "Dicen que están muy preocupados por el déficit, pero que el Estado se tiene que hacer cargo de todos los empleados. Bueno, pónganse de acuerdo", recalcó.
 
También le dedicó un párrafo a la oposición que busca pescar en río revuelto. Concretamente le respondió al ex ministro Alfonso Prat Gay, quien había dicho que la cuarentena está destruyendo la economía. "Ellos destruyeron la economía sin coronavirus. ¿Con qué autoridad hablan?", retrucó, y señaló a quienes buscan azuzar el malestar que tiene la gente por el largo encierro. "Le pido a la gente que reflexione porque hay en el planteo mala intención e intencionalidad política", concluyó.
 
Por Fernando Cibeira
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar