La Opinión Popular
                  14:02  |  Jueves 01 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El día que la pandemia termine va a haber un banderazo de los argentinos de bien". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 28-04-2020 / 18:04
EFEMÉRIDES POPULARES

José Félix Uriburu, el primer dictador militar de la Argentina moderna

José Félix Uriburu, el primer dictador militar de la Argentina moderna
José Félix Uriburu.
 
En París, el 29 de abril de 1932, muere José Félix Uriburu. Participó en la Revolución de 1890 del lado de los cívicos. Pero en 1905 reprimió la intentona revolucionaria radical. Fue director de la Escuela Superior de Guerra y observador y agregado militar en Europa. En 1914 fue elegido diputado al Congreso Nacional. Durante la presidencia de Alvear fue nombrado inspector general del Ejército y miembro del Consejo Supremo de Guerra.
 
Fue el primer dictador militar argentino, después de desalojar por la fuerza de las armas al Presidente constitucional de la Nación Argentina Hipólito Yrigoyen, auto designándose Presidente y ejerciendo simultáneamente el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, desde el 8 de septiembre de 1930 hasta el 20 de febrero de 1932.
 
Durante su corto mandato disolvió el Congreso, declaró el estado de sitio, intervino en todas las provincias gobernadas por el radicalismo y, en rasgos generales, quiso implantar un gobierno neocorporativista, similar al fascismo, régimen en el que veía un ejemplo de paz y orden político del cual se podía aprender útiles lecciones. En su gobierno se fusiló a militantes sindicales y la Iglesia Católica volvió a meterse en política.
 
Bajo el título de "Presidente del Gobierno Provisorio" fue el primer dictador que ejerció como "presidente de facto" en la Argentina, inaugurando una serie de golpes de estado y gobiernos inconstitucionales que se produjeron en 1943, 1955, 1962, 1966 y 1976.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
30-09-2020 / 20:09
29-09-2020 / 19:09
29-09-2020 / 19:09
 
Juan Manuel de Rosas fue un gobernante que enfrentó situaciones muy difíciles y tuvo que gobernar en circunstancias excepcionales. Su asunción al poder fue recibida con gran aprobación por la gente humilde, los peones, mulatos y orilleros, que lo querían porque lo consideraban su defensor contra los abusos de los comerciantes y hacendados.

Durante su gobierno tuvo que enfrentar siete conflictos bélicos: dos con Francia, uno con Inglaterra, otro con la Confederación Peruano-Boliviana, otro permanente con la Banda Oriental (ya independizada), dos con Brasil (Caseros fue parte de la guerra con el Imperio brasileño).

Sus enemigos lo acusaron de "tirano", pero los historiados revisionistas niegan esa calificación porque la suma del poder no corresponde a ninguna de las dos condiciones fundamentales que desde la antigüedad clásica define a la tiranía: la usurpación o la ilegitimidad del origen y el egoísmo en el ejercicio del poder. El primer supuesto estaría salvado pues su primer período fue legitimado por la Asamblea y el segundo por un plebiscito popular. Lo del egoísmo también pues nadie, ni aún sus enemigos, pueden negar que Rosas entró rico al gobierno y salió pobre.

Porque defendió el territorio nacional y la Soberanía Nacional enfrentando a las máximas potencias del mundo, José de San Martín le legó su legendario sable corvo "Como prueba de su satisfacción por la firmeza con que sostuvo el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla".

El 14 de marzo de 1877, muere don Juan Manuel y en su testamento manifiesta la voluntad de ser inhumado en el cementerio católico de Souhtampton, "hasta que en mi Patria se reconozca y acuerde, por el Gobierno, la justicia debida a mis servicios".

Recién el 30 de septiembre de 1989, luego de 137 años de exilio, llegaron al país los despojos mortales de Juan Manuel de Rosas, defensor de la Soberanía Nacional contra el colonialismo inglés. Sus restos retornaron al país en medio de expresiones populares, en justo desagravio y como reparación histórica.
 
Escribe: Blas García



28-09-2020 / 20:09
28-09-2020 / 20:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar