La Opinión Popular
                  12:45  |  Jueves 01 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El día que la pandemia termine va a haber un banderazo de los argentinos de bien". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 26-04-2020 / 22:04
EFEMÉRIDES POPULARES. 27 DE ABRIL DE 1979: HUELGA GENERAL QUE CONCLUYÓ CON REPRESIÓN Y CIENTOS DE DIRIGENTES PRESOS

Primera huelga sindical contra la dictadura militar genocida

Primera huelga sindical contra la dictadura militar genocida
Movilización obrera del 27 de abril de 1979.
 
La "Comisión de los 25" fue un nucleamiento de sindicatos del peronismo combativo que enfrentaron la dictadura militar genocida instaurada en 1976. Conformada a fines de 1977 por los sindicatos de taxistas, obreros navales, camioneros, mineros, cerveceros, entre otros, incluyó entre sus reivindicaciones la liberación de dirigentes y delegados presos, la restauración de la legislación laboral y sindical, al tiempo que luchaba contra la política económica neoliberal de la dictadura y por el regreso de la democracia.
 
Surgió en forma paralela a la llamada Comisión de Gestión y Trabajo, que se inclinaba por una línea de negociación y colaboración con la dictadura. Fue uno de los principales afluentes que derivarían en la conformación de la CGT Brasil, y de sus filas salió el secretario general de esta, el legendario Saúl Ubaldini, que militaba en el sindicato de cerveceros.
 
El 27 de abril de 1979, la "Comisión de los 25", organiza, desde la clandestinidad, la primera huelga general como manifestación de repudio a la dictadura militar y reclama legítimas reivindicaciones de los trabajadores. A raíz de la misma, caen presos sus principales dirigentes. Llegan numerosas muestras de adhesión y solidaridad de organizaciones de trabajadores de todo el mundo.
 
Por Blas García


Tras el golpe militar que derrocó a María Estela Martínez de Perón el 24 de marzo de 1976, los gremios fueron intervenidos y la decisión provocó un enfrentamiento interno en el sindicalismo peronista.
 
Así, hubo un sector dialoguista, representado por la Comisión Nacional del Trabajo y que integró la CGT Azopardo, conducida por el dirigente plástico Jorge Triaca, el telepostal Ramón Baldassini y el sindicalista del vidrio Jorge Luján, entre otros.
 
Y también existió un sector intransigente, que se opuso al régimen militar, en el que estuvo Saúl Ubaldini como aliado del Grupo de los 25, un sector renovador del peronismo que también integraban Osvaldo Borda (caucho), Roberto García (taxistas) y Roberto Digón (tabaco), entre otros, que terminaron formando la CGT Brasil.
 
Ubaldini organizó la primera huelga contra la dictadura militar, el 27 de abril de 1979, que concluyó con represión y cientos de dirigentes heridos y presos.
 
 Primera huelga sindical contra la dictadura militar genocida 
Saul Ubaldini.

Primera huelga contra el proceso militar

Organizada desde la clandestinidad por el Grupo de los 25, se lleva a cabo la primera huelga general contra la dictadura.
 
Entre los organizadores estaban Saúl Ubaldini (cerveceros), Roberto Digón (tabaco), Ricardo Pérez (camioneros), Osvaldo Borda (caucho), José Rodríguez (mecánicos), Hugo Curto (metalúrgicos), Roberto García (taxis).
 
El gobierno había sancionado la Ley 22.105 de Asociaciones Profesionales, con la que expresaba de manera concreta sus intenciones para con el sindicalismo. La ley disolvía la CGT y prohibía el funcionamiento de cualquier otra institución similar.
 
Entre otras medidas, se prohibían las actividades políticas de los sindicatos y se separaba a las obras sociales de sus estructuras naturales. Además, limitaba el derecho de reunión: no se podía realizar asambleas o congresos sin la previa autorización.
 
Anunciada la huelga, los diarios del 24 de abril señalaban que habían detenido a "la casi totalidad de los dirigentes del Grupo de los 25". También se supo que los dirigentes ratificaron llevar adelante la medida. La huelga se hace sentir con fuerza en las zonas industriales.
 
La clase obrera argentina, los trabajadores debieron resistir porque el proceso dictatorial vino para desindustrializar la Argentina, y son los trabajadores quienes a partir de la defensa de sus fuentes de trabajo, defendían la industrialización contra la política del capitalismo financiero.
 
Una figura se destacó nítidamente ese día. Saúl Ubaldini, el cervecero, irrumpió en el escenario y se convirtió rápidamente en el protagonista más visible de esta lenta recuperación del sindicalismo.
 
De la redacción de La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
30-09-2020 / 20:09
29-09-2020 / 19:09
29-09-2020 / 19:09
 
Juan Manuel de Rosas fue un gobernante que enfrentó situaciones muy difíciles y tuvo que gobernar en circunstancias excepcionales. Su asunción al poder fue recibida con gran aprobación por la gente humilde, los peones, mulatos y orilleros, que lo querían porque lo consideraban su defensor contra los abusos de los comerciantes y hacendados.

Durante su gobierno tuvo que enfrentar siete conflictos bélicos: dos con Francia, uno con Inglaterra, otro con la Confederación Peruano-Boliviana, otro permanente con la Banda Oriental (ya independizada), dos con Brasil (Caseros fue parte de la guerra con el Imperio brasileño).

Sus enemigos lo acusaron de "tirano", pero los historiados revisionistas niegan esa calificación porque la suma del poder no corresponde a ninguna de las dos condiciones fundamentales que desde la antigüedad clásica define a la tiranía: la usurpación o la ilegitimidad del origen y el egoísmo en el ejercicio del poder. El primer supuesto estaría salvado pues su primer período fue legitimado por la Asamblea y el segundo por un plebiscito popular. Lo del egoísmo también pues nadie, ni aún sus enemigos, pueden negar que Rosas entró rico al gobierno y salió pobre.

Porque defendió el territorio nacional y la Soberanía Nacional enfrentando a las máximas potencias del mundo, José de San Martín le legó su legendario sable corvo "Como prueba de su satisfacción por la firmeza con que sostuvo el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla".

El 14 de marzo de 1877, muere don Juan Manuel y en su testamento manifiesta la voluntad de ser inhumado en el cementerio católico de Souhtampton, "hasta que en mi Patria se reconozca y acuerde, por el Gobierno, la justicia debida a mis servicios".

Recién el 30 de septiembre de 1989, luego de 137 años de exilio, llegaron al país los despojos mortales de Juan Manuel de Rosas, defensor de la Soberanía Nacional contra el colonialismo inglés. Sus restos retornaron al país en medio de expresiones populares, en justo desagravio y como reparación histórica.
 
Escribe: Blas García



28-09-2020 / 20:09
28-09-2020 / 20:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar