La Opinión Popular
                  17:36  |  Sábado 28 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-03-2020 / 08:03
PESE A QUE QUIEREN OCULTARLO, PROFESAN UN INDIVIDUALISMO DESAPRENSIVO Y UNA AVIDEZ DE GANANCIAS SIN LÍMITES

Comienza el lockout patronal de los sojeros macristas

Comienza el lockout patronal de los sojeros macristas
Los terratenientes que impulsan estas medidas de fuerza no se han distinguido por su laboriosidad sino por configurar una clase social ociosa, especulativa y dispendiosa, defensora acérrima de sus privilegios de cuna y tributaria de su cercanía al Poder del Estado cuando éste fue administrado por dictaduras o gobernantes neoliberales afines.
El cese de comercialización de granos y carnes convocado por la Mesa de Enlace comenzó este lunes y se extenderá hasta el jueves a la medianoche. La medida es en protesta por la decisión oficial de elevar tres puntos los derechos de exportación a la soja y sus derivados. Todo, a exactos cien días del nuevo gobierno.
 
Varias organizaciones de base, fundamentalmente las nucleadas en Confederaciones Rurales Argentinas, combinarán el lockout con protestas a la vera de las rutas, con tractorazos y otras pirotecnias, pero prometen que no habrá cortes. El Grupo Clarín y los sectores gurkas de la oposición macrista están detrás del levantamiento de las patronales agropecuarias contra el Gobierno Nacional.
 
Abroquelándose en defensa de los intereses de unos pocos, con la consigna de que "el campo somos todos", pretenden otra vez conseguir apoyo popular los que nunca se sintieron parte de lo colectivo, porque profesan un individualismo desaprensivo y una avidez de ganancias sin límites.
 
Los terratenientes que impulsan estas medidas de fuerza no se han distinguido por su laboriosidad sino por configurar una clase social ociosa, especulativa y dispendiosa, defensora acérrima de sus privilegios de cuna y tributaria de su cercanía al Poder del Estado cuando éste fue administrado por dictaduras o gobernantes neoliberales afines.
 
Tampoco se han distinguido por su arraigo a la tierra que en la actualidad ni siquiera explotan en forma directa, mayoritariamente, ni por fijar su residencia en el campo sino en los grandes centros urbanos. Con lo cual la pretensión de identificarse con el "campo", más que una ironía constituye una absoluta ficción.
 
Los productores rurales no se subsumen en esa sola categoría, que hoy en buena parte ha sido sustituida en la titularidad de las grandes explotaciones por Grupos Económicos, sino que está expresada por un vasto y variado empresariado con intereses diferenciados que se acentúan en las economías regionales.
 
Por eso, el paro es objetado por diversas regionales de Federación Agraria, situación que forzó a la conducción a dejar en libertad de acción a sus afiliados, pese a haber apoyado la medida. Es que la Federación Agraria cayó en la cuenta de que no podía arrastrar a sus bases a un paro contra una medida que les resulta beneficiosa. 

El esquema que diseñó el Gobierno tomó muchas de las reivindicaciones históricas de esa organización en favor de los pequeños productores respecto de los grandes exportadores. Con efecto fiscal neutro, la propuesta toma unos quinientos millones de dólares por año de los principales productores de soja para volcarlos en las economías regionales y marginales.
 
La Opinión Popular

 
LOS RURALISTAS RECHAZAN LA SUBA DE LAS RETENCIONES A LA SOJA
 
Comienza el lockout de la Mesa de Enlace
 
Las cuatro entidades respaldaron la medida, pero Federación Agraria luego dio libertad de acción a las bases por las críticas que motivó su adhesión. 
 
El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, consideró este fin de semana que "el Gobierno tiene un diagnóstico equivocado, una visión equivocada. Se piensa que el sector tiene margen para tributar y no tenemos un peso más". "Están demostrando que hay una bronca ideológica, muestran un punto de vista sobre el campo que está equivocado", agregó Chemes.
 
"Comprendo que el Estado tenga necesidad de recursos financieros, pero se tiene que entender que el campo viene con presión impositiva fuerte y que no se tiene en cuenta. Siempre se viene a buscar recursos al mismo lugar", agregó el empresario.
 
Desde el gobierno responden que el impacto fiscal de la suba de las retenciones a la soja será neutro porque se combina con rebajas a otros cultivos y un esquema de compensaciones para los productores más chicos. "El impacto fiscal es neutro, pero en términos de equilibrio social y territorial es un avance importante, porque le exige un sacrificio a los que más tienen y distribuye a favor de los más pequeños y de las cultivos regionales", sostuvo el ministro de Agricultura Luis Basterra.
 
Además de subir las retenciones a la soja y sus derivados, el decreto 230/20 rebajó las retenciones de otros 22 productos, mientras que otros 20 no tendrán cambios.
 
Entre los cultivos beneficiados por la baja del derecho de exportación sobresalen harina de maíz, arvejas, porotos, garbanzos y lentejas (bajan de 9 a 5 por ciento); maní (12 a 7 por ciento); harina de trigo (9 a 7 por ciento); girasol (12 a 7 por ciento), girasol confitero y aceite de girasol (12 a 5 por ciento). También bajan los derechos de exportación al maíz pisingallo, que se usa para pochoclo (9 a 5 por ciento); arroz paddy (12 a 6 por ciento); y arroz pulido (9 a 5 por ciento).
 
A su vez, la suba será del impuesto al cultivo estrella de la Argentina será acompañada por un esquema de compensaciones que beneficiará a 42.406 unidades productivas, el 74 por ciento de los productores. Los que terminarán afrontando el aumento son 14.884 grandes productores, el 26 por ciento del total, que concentran el 77 por ciento de la producción.
 
El presidente de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, ratificó su apoyo a la medida de fuerza de la Mesa de Enlace agropecuaria para "mantener la unidad" pero advirtió que no van a "admitir una escalada". El dirigente admitió que haber acompañado la medida puede en un futuro costarle caro y explicó que dentro de la Federación hay una diversidad de opiniones "muy importante" y que por eso dieron libertad de acción.
 
Achetoni consideró además que los derechos de exportación son "impuestos extorsivos" y que es necesario reemplazarlos con un impuesto a las ganancias "progresivo" de manera que distinga diferente al pequeño, mediano y gran productor.
 
El ex presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, aseguró que "es lamentable la decisión de ir a un paro" y dijo estar "sorprendido" por la adhesión de la entidad a la medida de fuerza. "Lamentablemente, hoy se impone un sector que alienta la protesta más allá de la lógica política y de la negociación que está abierta", expresó.
 
Dirigentes de la filial Tandil de la Federación Agraria, una de las más poderosas por la región que representa, adelantaron que no se sumarán a la medida de fuerza; mientras que el Distrito III de la FAA Entre Ríos dijo que adhiere porque "en Entre Ríos se mantiene la unidad de los productores y sus entidades, como un mandato indiscutido de las bases".
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-03-2020 / 12:03
28-03-2020 / 11:03
28-03-2020 / 09:03
27-03-2020 / 10:03
27-03-2020 / 09:03
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar