La Opinión Popular
                  00:25  |  Sábado 08 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 13-02-2020 / 19:02
EFEMÉRIDES POPULARES

El gobierno títere de Guido vuelve a impedir pronunciar el nombre del denominado “tirano prófugo”

El gobierno títere de Guido vuelve a impedir pronunciar el nombre del denominado “tirano prófugo”
El senador José María Guido, que encontrándose primero en la línea de sucesión presidencial, ocupó las funciones de los poderes ejecutivo y legislativo, como un dictador civil. Con ello se intentó maquillar el golpe de Estado con una salida seudo constitucional. Pero, Guido era solo un títere tras el cual gobernaban los militares gorilas antiperonistas.
El golpe de estado militar del 29 de marzo de 1962, liderado por el teniente general Raúl Poggi, el almirante Agustín Penas y el brigadier general Cayo Alsina, tuvo elementos tragicómicos que determinaron que no fuera un militar, sino un civil, José María Guido, quien accediera al gobierno luego de derrocar al presidente Arturo Frondizi.
 
Los militares golpistas convocaron a Guido en la Casa Rosada para comunicarle que sería reconocido como presidente, en tanto y en cuanto se comprometiera por escrito a ejecutar las medidas políticas indicadas por las Fuerzas Armadas, siendo la primera de ellas anular las elecciones en las que había ganado el peronismo.
 
Guido aceptó las imposiciones militares, firmó un acta dejando constancia de ello y fue entonces habilitado por los militares gorilas para instalarse con el título de presidente, pero clausurando el Congreso Nacional e interviniendo todas las provincias.
 
El peronismo había sido proscripto por la dictadura militar de 1955, pero Frondizi volvió a habilitarlo electoralmente, aunque manteniendo la prohibición a Juan Perón de presentarse como candidato y volver al país.
 
Pero, el 14 de febrero  de 1963, la dictadura del civil Guido da fuerza de ley al Decreto 7165/62, que restablece la plena vigencia del tristemente célebre Decreto 4161 de la dictadura del general Aramburu: vuelve a quedar prohibido pronunciar el nombre del "tirano prófugo" (Juan Perón, exiliado en España).
 
Poco después, el 24 de julio de 1963, Guido dictó un Estatuto de los Partidos Políticos que sirvió de instrumento para mantener al peronismo  en la proscripción y la ilegalidad.
 
Por Blas García para La Opinión Popular



Fuente: Wikipedia
Agreganos como amigo a Facebook
El gobierno títere de Guido vuelve a impedir pronunciar el nombre del denominado “tirano prófugo”
José María Guido.
07-08-2020 / 19:08
07-08-2020 / 18:08
05-08-2020 / 19:08
05-08-2020 / 19:08
04-08-2020 / 20:08
 
El 05 de agosto de 1964, en pleno gobierno del radical Arturo U. Illia y mientras se desarrollaban sucesivos "planes de lucha" por parte de la CGT, se reunió en Buenos Aires el plenario del Movimiento Revolucionario Peronista, en la sede sindical de Yatay 129. En primer lugar habló Eduardo J. Salvide, por la Juventud Revolucionaria Peronista, quien dio lectura al Manifiesto Revolucionario.
 
Dicho Manifiesto señala, entre otros conceptos: "ante el brutal sojuzgamiento que sufre el país, ahogado por la presión de los intereses extranjerizantes y por el apoyo que le prestan los grupos oligárquicos nativos y frente a la defección de la burocracia conciliadora, que ha traicionado al Movimiento y a Perón, constituimos el MRP...adoptando para su quehacer una sola postura: la revolucionaria"...
 
"El Movimiento surge como una necesidad para suprimir definitivamente la explotación y la injusticia social; para reconquistar la soberanía nacional; para impulsar la unidad de los pueblos de América Latina, reivindicando las nacionalidades indoamericanas; para realizar en el plano universal la internacional de los pueblos inspirada por el General Perón, frente a la opresión imperialista y colonialista".
 
Se encuentran entre sus objetivos: "arrancar el poder a las clases privilegiadas que lo usurpan e implantar el estado revolucionario", así como "forjar la dirección del movimiento sobre la base del centralismo revolucionario"; "formar las fuerzas armadas populares" y trabajar para crear las condiciones para el regreso incondicional de Perón"...
 
Roberto Salar, Secretario General del Sindicato de Obreros Ceramistas, leyó luego el Decálogo Revolucionario, en el que se establecen, entre otros, como puntos programáticos del MRP:
 
-nacionalización de todos los sectores claves de la economía
-reforma agraria
-confiscación de los grupos monopólicos
-planificación integral de la economía
-reforma urbana
-realización de una política educacional que lleve los beneficios de la alfabetización a todo el pueblo
-política internacional soberana y relación con todos los pueblos del mundo y solidaridad y apoyo activos a todos los pueblos que luchan por su liberación contra el imperialismo y el colonialismo.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar