La Opinión Popular
                  23:03  |  Martes 04 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-02-2020 / 09:02
ARGENTINA RETROCEDIÓ EN EL RANKING REGIONAL DEL PRIMERO AL DÉCIMO PRIMER LUGAR

Macri demolió el salario mínimo: cayó 55% medido en dólares

Macri demolió el salario mínimo: cayó 55% medido en dólares
El salario mínimo medido en dólares corrientes cayó 55 por ciento durante el gobierno de Mauricio Macri. En noviembre de 2015 sumaba 589 dólares y en diciembre de 2019 retrocedió hasta los 268 dólares, según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda. De este modo, Argentina retrocedió en el ranking regional del primero al décimo primer lugar.
El salario mínimo medido en dólares corrientes cayó 55 por ciento durante el gobierno de Mauricio Macri. En noviembre de 2015 sumaba 589 dólares y en diciembre de 2019 retrocedió hasta los 268 dólares, según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda. De este modo, Argentina retrocedió en el ranking regional del primero al décimo primer lugar.
 
Luego de estar congelado durante la década de los 90 en 200 pesos (dólares), en el año 2003 el gobierno de Néstor Kirchner convocó nuevamente al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil. Esto determinó un proceso de recomposición y dinámica ascendente del salario mínimo.
 
Cuando el peronismo dejó el gobierno había trepado a 5588 pesos y en enero de 2016 trepó a 6060 pesos como parte del último consejo del salario que había sido convocado en julio de 2015. De este modo, acumuló una recomposición nominal en pesos de 2930 por ciento, superior a cualquier medición de inflación. El dólares el salario llegó en noviembre de ese año a 589 dólares, frente a los 552 dólares de Costa Rica, 352 dólares de Chile, 342 dólares de Uruguay y 203 dólares de Brasil.
 
Las políticas llevadas a cabo por la administración nacional neoliberal a partir de diciembre de 2015 surtieron un impacto en el poder adquisitivo del salario. Entre el pico de la serie -julio 2015- y noviembre de 2019 -último mes completo de la gestión de Macri- los salarios de los trabajadores registrados estables (ripte) cayeron en términos reales 20,4 por ciento.
 
El abrupto deterioro de la calidad de vida que se dio en asalariados registrados (con protección social, sindicalismo, paritarias) hace suponer que el desbarajuste devaluatorio e inflacionario durante el macrismo (potenciado a partir de la crisis de 2018) impactó aún más en los trabajadores de la economía informal, algo muy significativo a nivel poblacional ya que Argentina posee una alta tasa de informalidad que en la actualidad ronda el 35 por ciento. Esta situación impactó de lleno en los niveles de pobreza e indigencia.
 
El deterioro impresionante de los salarios medidos en dólares, en un periodo relativamente corto de tiempo, tiene su explicación central en las sucesivas devaluaciones. Hubo cinco grandes saltos devaluatorios en menos de cuatro años: el primero, en diciembre del 2015, cuando se salió del cepo, que regía en la cuenta capital desde 2012 (se eliminaron la mayoría de los controles de capitales en cuestión de días).
 
Luego, la segunda gran depreciación se encuentra en el inicio de la crisis actual de deuda, en abril del 2018. Finalmente, tanto en septiembre del 2018, como en mayo y agosto-septiembre del último año, lo que obligó finalmente al gobierno macrista a instalar un nuevo cepo.
 
La Opinión Popular

 
Argentina retrocedió nueve posiciones en el ranking regional de salarios mínimos en dólares
 
Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda reveló que en los últimos 4 años, el país pasó de la segunda posición a la undécima.
 
Un informe publicado por la Universidad Nacional de Avellaneda reveló que Argentina perdió nueve posiciones en el ranking regional de salarios mínimos en dólares.
 
En el documento se desprende una sustancial caída de la economía en un ranking de países de la región que la ubica anteúltima (sólo por delante de Venezuela). Desde fines de 2015 se observa un deterioro sistemático, pasando de los U$S 589 dólares de salario mínimo a los U$S 268 actuales.
 
En variaciones porcentuales, se trata de una merma de casi un 55% en el salario mínimo medido en moneda dura, en tan solo cuatro años.
 
Según el documento, mientras países como Venezuela verificaron un desplome rotundo de su salario en dólares (70% desde noviembre de 2015), el resto de la región no sufrió semejante proceso de desvalorización de los salarios. Así, la variación promedio en el período fue de 1,2%. No obstante, aislando los casos argentino y venezolano, la suba fue de alrededor del 11,8%.
 
Mientras que el resto de los países de la región registraron alzas moderadas del tipo de cambio en el último año, Argentina sufrió un aumento del dólar del 62,3%, que solo se moderó sobre el fin de año, dada la reimplantación de controles.
 
 
Salario medio
  
En materia de salario medio, la situación para nuestro país es levemente mejor. Actualmente nuestra economía ocupa la séptima posición con un sueldo medio en moneda dura de U$S 526, detrás de Costa Rica (U$S 786), Haití (U$S 784), Panamá (U$S 710), Uruguay (U$S 657) , Chile (U$S 640) y Guatemala (U$S 598). No obstante, la caída es fuerte. En cuatro años, el promedio de los salarios registrados cayó 44,3% en moneda dura.
 
Fuente: Misiones Online y Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
04-08-2020 / 10:08
04-08-2020 / 09:08
El Gobierno de Alberto Fernández y los acreedores extranjeros confirmaron el entendimiento para reestructurar la deuda de 66 mil millones de dólares. Se extiende el plazo de la oferta hasta el 24 de agosto para definir los nuevos contratos de bonos.
 
El acuerdo por sí solo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos. El cierre del arreglo permitirá descomprimir las presiones que desde los grandes medios macristas porteños y el establishment agudizan la crisis que sacude la economía argentina, golpeada por el descalabro que produjo Mauricio Macri y la pandemia.
 
En el equipo económico plantearon desde el inicio de las negociaciones que la prioridad de la Argentina es lograr una reestructuración que cuide la sustentabilidad financiera. Esto implica que los acreedores no pierdan con este canje sino que moderen su tasa de rentabilidad.
 
El arreglo de la deuda con ley extranjera no tendrá un impacto extraordinario en la economía y el bolsillo de la gente. Al menos no respecto a la realidad que se vivió durante los últimos cuatro meses. Pero sí implicará un cambio importante en las expectativas. Y más en concreto: en lo que se podría haber vivido si el arreglo no ocurría.
 
Para los próximos meses se espera una baja en los dólares paralelos, lo que implicará un alivio temporal en la devaluación e inflación esperadas. Eso redundará en que el Banco Central deje de perder reservas. El Gobierno todavía deberá enfrentar los desafíos macro que dejará la herencia macrista y la pandemia.
 

03-08-2020 / 18:08
03-08-2020 / 12:08
La tarea principal del gobierno de Alberto Fernández es la reducción de daños, el apoyo a los sectores populares en la dura cuarentena y el mantenimiento de la paz social. Para eso tuvo que preservar fuentes de trabajo y derechos laborales. Inversiones sociales enormes, salvatajes a empresas, prohibición de despidos, doble indemnización. Coherentes con la historia social del peronismo, afrontando resistencias de grandes empresarios y medios opositores.
 
En el orden provincial, la salud y la atención a los sectores más necesitados es prioridad para la administración de Gustavo Bordet, como también lo es la reactivación de la economía que sufrió el impacto negativo del coronavirus.
 
Para colaborar en las reactivaciones provinciales, Alberto prepara un proyecto de obras públicas para todo el país que apuntale la economía. Entre Ríos estará en agenda con el avance de dos tramos de la ruta nacional 18 (Paraná - Concordia) y obras hídricas en La Paz y Paraná. En el listado de las obras públicas a comenzar este año, tras la pandemia y luego del arreglo por la deuda externa, para Entre Ríos figuran cuatro obras por un monto de 466 millones de pesos.
 
Puntualmente serían dos tramos de la ruta nacional Nº 18 que unirá Paraná y Concordia, la ampliación de una planta de potabilización en La Paz y otra en la capital entrerriana. El plan implicará una inversión en todo el territorio nacional de unos 4700 millones de pesos. Hasta aquí la relación Alberto-Bordet suena como un violín afinado.
 
En la Rosada, Bordet firmó un convenio con el ministro del Interior de la Nación, Wado De Pedro, para habilitar el llamado a licitación de la obra de pavimentación de la ruta 23 entre Pronunciamiento y Villa Elisa por 1.640 millones de pesos.
 
Además, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, recibió a Bordet en el Congreso, con el objetivo puesto en la recuperación pospandemia. Dialogaron sobre el excedente de la Planta Hidroeléctrica de Salto Grande y la automaticidad para el desarrollo productivo entrerriano; obras de agua para el Gran Paraná -"importante para el desarrollo y calidad de vida de la región más poblada de esa provincia"- y la ampliación de la Moratoria 2020, que alcanzaría a más de 14 mil comercios, Pymes y productores entrerrianos.
 
El crédito para micro emprendimientos y Pymes, la inversión en obra pública y el apuntalamiento de las distintas actividades que componen el sector productivo entrerriano ocuparán un lugar central en las políticas diseñadas por el gobierno de Bordet para transitar el duro camino hacia la nueva normalidad.
 
Para dejar atrás la pesada herencia macrista y el covid-19, el objetivo es apuntalar el proceso de reactivación que sigue a la progresiva liberación de actividades económicas, que habían quedado paralizadas por la pandemia, y que fue logrado gracias al accionar del sistema de salud en el combate contra el avance del virus.
 
La Opinión Popular
 
03-08-2020 / 11:08
Después de varias marchas anticuarentena en las que transgredían las normas de distanciamiento social y hasta agredieron a periodistas y móviles sin que apareciera ni un efectivo de la policía de la Ciudad de Buenos Aires, el sábado vimos la represión a familiares y organismos que pedían justicia por Santiago Maldonado y Facundo Astudillo Castro. Permiso para manifestarse para unos, represión para otros. Macristas, se nota mucho.
 
Mientras en el Obelisco se manifestaba libremente un grupo de personas anticuarentena, a pocas cuadras otro grupo de manifestantes era reprimido de forma brutal por la policía macrista de la Ciudad de Buenos Aires por pedir justicia a tres años de la desaparición de Maldonado en el marco de un operativo de la Gendarmería Nacional y por reclamar la aparición con vida de Astudillo Castro, de quién no se sabe nada hace tres meses.
 
Pasó lo mismo que el año pasado, la policía agredió a los manifestantes cuando estaban desconcentrando. Parece que la represión no tiene cuarentena. Los organismos de Derechos Humanos lanzaron un comunicado repudiando lo sucedido.
 
El hecho también fue repudiado por el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, quien exigió a "las autoridades de la ciudad que investiguen lo sucedido, y fijen criterios objetivos en el accionar policial para garantizar a todos y todas su derecho a expresarse, más allá de simpatías".
 
El Gobierno macrista de CABA permitió agredir periodistas en una marcha y en otra reprimió a los que piensan distinto a él. Repudiamos esta utilización arbitraria y selectiva de las fuerzas de seguridad y reclamamos además de libertad, igualdad, y una policía que cuide a todos.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar