La Opinión Popular
                  03:21  |  Viernes 28 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"No se puede pretender que las deudas sean pagadas con sacrificios insoportables para los pueblos". Papa Francisco
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-01-2020 / 18:01
FUERTE PRESENCIA BOLZONARISTA

Un acto por Nisman, con el macrismo en primera fila

Un acto por Nisman, con el macrismo en primera fila
A pesar de los esfuerzos invertidos por Cambiemos para transformar el quinto aniversario de la muerte de Nisman en una gran movilización opositora al gobierno, la convocatoria no colmó las expectativas. El acto promovido por los principales dirigentes del PRO, la Coalición Cívica y la UCR, sólo alcanzó a cubrir la explanada contigua al Teatro Colón, conocida como Plaza Vaticano. Los organizadores apostaban a una demostración de fuerza contundente, pero la escena devolvió una imagen totalmente distinta cuando la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, llegó al lugar junto a Sara Garfunkel, la madre del fiscal.
Al grito de "¡no fue suicidio, fue un magnicidio!" un grupo de manifestantes antiperonistas se movilizó a la Plaza del Vaticano, para recordar al fiscal Alberto Nisman a cinco años de su muerte. Los manifestantes se ufanaron de "no llevar banderas políticas". Sin embargo, en el discurso dispararon contra el presidente, Alberto Fernández, y festejaron la presencia de dirigentes del macrismo.
 
Todo el acto fue en línea con los dichos bolzonaristas de la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich en los últimos días. La ex funcionaria acusó al jefe de Estado de haber pactado "la demolición de la causa del Memorándum con Irán" que tiene como acusada a Cristina Fernández. Aunque varios dirigentes opositores confirmaron que no judicializarán esta acusación.
 
La ceremonia tuvo de invitados estrellas a los mediáticos diputados Waldo Wolff y Fernando Iglesias, ambos del PRO. De la Coalición Cívica hicieron su aparición Elisa Carrió y su heredero político Maximilano Ferraro. No solo legisladores gurkas del macrismo asistieron, en las primeras filas estaba el ex secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, el ex titular de Medios Públicos Hernán Lombardi y el ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro. Con estos dirigentes macristas bien presentes, los oradores seguían jurando la "independencia política" del acto.
 
Lo que hace varias semanas parecía que iba a ser un acto cargado de contenido opositor con concurrencia masiva, se fue desinflando en los últimos días a medida de que las distintas organizaciones de la comunidad judía en la Argentina anunciaron que no participarían. Tanto la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) decidieron no participar de esta movilización que pedía "Justicia por el asesinato del fiscal", cuando a cinco años de su muerte la Justicia aun no encontró pruebas que definan al caso. Es una muerte utilizada por el macrismo para reforzar la demonización del kirchnerismo.
 
Su ex pareja y jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, y sus hijas tampoco asistieron. Incluso, algunos meses atrás dejaron de ser querellantes en la causa que investiga la muerte de Nisman. Sin embargo, los manifestantes colmaron la pequeña Plaza del Vaticano.
 
La previa fue caliente: intimidaciones a periodistas y reproches entre los manifestantes por la escasez de jóvenes en este acto. Lo cierto es que el calor en una plaza seca, con poca sombra, generó molestia en una buena parte de los adultos mayores que se acercaron temprano.
 
Antes que comenzara el acto, desde la organización pidieron que "respetaran a todos los periodistas". La consigna no fue tomada de la mejor manera por los "defensores de la república", muchos abuchearon, otros chistaban por lo bajo, mientras que otros gritaron: "Son cómplices y corruptos".
 
La Opinión Popular

 
La jugada política de Cambiemos reunió sólo al núcleo más duro
 
Con un documento en el que se acusó al presidente de ser "cómplice de la mentira", los halcones de la oposición montaron su acto contra el oficialismo.
 
A pesar de los esfuerzos invertidos por Cambiemos para transformar el quinto aniversario de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman en una gran movilización opositora al gobierno, la convocatoria no colmó las expectativas. El acto promovido por los principales dirigentes del PRO, la Coalición Cívica y la UCR, sólo alcanzó a cubrir la explanada contigua al Teatro Colón, conocida como Plaza Vaticano.
 
Los organizadores apostaban a una demostración de fuerza contundente, pero la escena devolvió una imagen totalmente distinta luego de las 18.40, cuando la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, llegó al lugar junto a Sara Garfunkel, la madre del fiscal, cuyo cuerpo apareció sin vida el 18 de enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero.
 
"Justicia Perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio", repitieron los oradores que rodearon a Garfunkel en un escenario improvisado. Fueron elegidos mediante las redes sociales por los impulsores virtuales de la movilización, identificados como Equipo Republicano y Equipo Banquemos. Sin embargo, fuentes del Cambiemos confiaron a Tiempo que la coordinación de la convocatoria corrió por cuenta de Bullrich, que será ungida presidenta del PRO a partir de marzo, aunque ya trabaja desde diciembre para afianzar ese rol. Por esa razón, confiaron en el partido amarillo a este medio, también supervisó la redacción del discurso que fue leído en la plaza con un cargado contenido opositor.
 
El tramo más importante del documento apuntó directamente al Gobierno: "Así como Cristina Kirchner hizo un pacto de impunidad con Irán, el actual presidente (Alberto Fernández) hizo lo mismo con ella: pactaron una candidatura a cambio de impunidad", sostiene el texto y agrega: "Vemos claramente y sin sorpresa como muy pronto ha comenzado la devolución de favores porque para ellos la lealtad, que puede ser transitoria o relativa en el llano, se transforma en omertá cuando ocupan el poder. Ambos quieren desmontar la causa de mayor envergadura política que pesa sobre la vicepresidenta: la del magnicidio que hoy cumple 5 años impune".
 
La declaración también incluyó advertencias para la Casa Rosada. "Nadie en la Argentina puede darse el lujo de interpretar la muerte del fiscal Nisman según su ocasional conveniencia política o el cargo que circunstancialmente ocupe. Quien piense que el sillón de Rivadavia tiene el poder de hacer cambiar la verdad, quien crea que la verdad puede escribirse y cambiarse a conveniencia no es más que un aliado de la mentira y cómplice de los culpables", acusó el texto, en referencia a los anuncios del Gobierno para revisar la pericia realizada por Gendarmería Nacional, la única de todas las realizadas en la investigación que sostiene que el fiscal fue asesinado.
 
En la primera fila estaban los diputados Fernando Iglesias y Waldo Wolff (PRO), Elisa Carrió y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Mario Negri (UCR), el actor Luis Brandoni, el ex secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, y el ex titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi. Tan estrecha es la cercanía de los organizadores con Cambiemos que algunas de las personalidades invitadas se resguardaron dentro del Teatro Colón para preservar su seguridad cuando terminó la lectura pública del documento.
 
Cada una de las frases fue leída por una parte de los presentes, aunque fue notable la ausencia de representantes de la comunidad judía en el evento. Fuentes de la DAIA habían anticipado el faltazo porque se realizaba en pleno shabat, día ritual de descanso obligatorio semanal para el credo judío. En su lugar concretarán la conmemoración de la muerte este domingo a las 10 en el cementerio de La Tablada. Pero detrás de las argumentaciones oficiales de la dirigencia comunitaria para no mostrarse junto a Bullrich y Carrió existen otras razones.
 
Una de ellas tiene que ver con el malestar que dejaron trascender las principales entidades sobre un "desmedido uso político de la conmemoración para confrontar con el Gobierno". La frase retumbó en distintos despachos oficiales por parte de representantes de DAIA y AMIA, que esta semana se comunicaron personalmente con distintos funcionarios para transmitirles su satisfacción por el viaje que realizará el Presidente el próximo jueves a Israel para homenajear a las víctimas del holocausto.
 
Será la primera salida al exterior de Fernández como jefe del Estado. Se concretará un día antes de la audiencia protocolar que tendrá en el Vaticano con el papa Jorge Mario Bergoglio, pero fue anunciado en vísperas del acto que encabezó Bullrich, poseedora de una relación política de larga data con el Estado de Israel, que se estrechó durante su gestión al frente del ministerio de Seguridad, especialmente en la compra de armamento y tecnología israelí.
 
"Estamos en un momento donde la comunidad se está acercando a la nueva administración y es muy trascendentes que el Presidente haya decidido viajar a la ceremonia que conmemorará el holocausto. Con esto quedaron fuera de escuadra los organizadores del acto de Nisman y sólo quedó el sector más duro de Cambiemos. Esto revela nuevas diferencias que dividen a la comunidad judía", confió a este diario una fuente de vínculo cotidiano con los representantes comunitarios.
 
El malestar dentro de comunidad impactó en Cambiemos. Tanto que Carrió utilizó su cuenta personal de twitter para expresar su repudio a los sectores que se resistieron a participar este sábado. "No me extraña que instituciones judías no asistan el sábado ya que los que planteamos la nulidad por inconstitucionalidad del pacto fuimos nosotros en nuestro dictamen en la comisión de asuntos constitucionales. Y fueron jóvenes de DAIA y la propia comunidad la que obligó a las instituciones a tomar una postura coherente", disparó la diputada que dejará su banca a partir del 1 de marzo.
 
Es la primera vez en el año que Cambiemos organiza una marcha opositora al Gobierno. La última vez que la alianza opositora sacó a sus votantes a la calle fue para despedir al entonces presidente Mauricio Macri, el sábado 7 de diciembre, tres días antes del traspaso presidencial. Sus voceros sostuvieron durante toda la semana que la movilización era impulsada por "autoconvocados", aunque los lazos con el PRO resultaron inocultables desde que la convocatoria comenzó a circular por las redes. El dato no pasó inadvertido para la dirigencia comunitaria y tampoco para el Gobierno que eligió anunciar el viaje presidencial a Jerusalén cuando el evento ya había sido confirmado.
 
Por Claudio Mardones
 
Fuente: Tiempo Argentino
 

Agreganos como amigo a Facebook
27-02-2020 / 09:02
En pleno debate por la modificación de las denominadas jubilaciones de privilegio de jueces, fiscales y diplomáticos, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunió esta tarde para manifestar su "preocupación por el avasallamiento del Poder Judicial" por el que, según ellos, el gobierno busca "vaciarlo" para "colonizarlo" con magistrados propios.
 
Desde las oficinas del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica ARI, expresaron que "mediante la excusa del proyecto de regímenes especiales se esconde el verdadero objetivo: vaciar de jueces y fiscales los estamentos judiciales y colonizarlo con jueces propios". Por eso, manifestaron que defenderán "con firmeza y claridad los principios de la  división de poderes y el valor de la República".
 
Lo curioso es que hace sólo un mes ese espacio político cuestionó "al oficialismo por ocultar qué regímenes especiales quedaban fuera del congelamiento de la movilidad jubilatoria y rechazó que la misma se aplicara a algunos jubilados excluyendo a los beneficiarios de regímenes especiales como diplomáticos y jueces, entre otros privilegiados".
 
Hace dos meses Cambiemos pedía ajustar jubilaciones de privilegio. Desde el bloque se molestaban porque "los jueces eran privilegiados" y ahora piden que les mantengan sus altos ingresos como jubilados.
 
Pagar el costo político de defender jubilaciones de privilegio, que a la gente le da bronca, o perder los jueces antiperonistas más cercanos. Esa es la verdadera disyuntiva a la que se enfrenta Cambiemos y buena parte de lo que se discutió puertas adentro del bloque opositor durante el fin de semana largo.
 
¿Y si los jueces siguen haciendo su trabajo en vez de renunciar para no perder privilegios? Si un juez tiene vocación, que se quede, tampoco es que van a caer en la indigencia, solo van a ser un poco menos privilegiados.
 
La Opinión Popular

27-02-2020 / 08:02
El gobierno de Alberto Fernández anunció la restitución de la Paritaria Nacional Docente luego que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, acordara con los cinco gremios docentes nacionales la suba del salario mínimo que en una primera etapa pasará de 20250 pesos a 23 mil a partir de marzo y llegará a 25 mil con el sueldo de julio.
 
Se trata de una suba del piso salarial de 13,6% en marzo y de 11,3% en julio (redondea así un aumento a julio del 23,5%), y de la apelación a sumas fijas (por un total de 4.840 pesos), que se da en línea con el formato que impulsa la Casa Rosada -y, en sintonía, buena parte de los gobernadores- de acuerdos cortos y sin cláusula gatillo, por su negativo efecto indexatorio de la economía.
 
El acuerdo es parcial porque, según aclaró el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, la negociación se retomará en julio. Por ahora los dirigentes de los gremios se mantuvieron cautelosos ante el resultado del encuentro porque tienen que poner el resultado a consideración de sus asambleas de afiliados. Poco después del anuncio, el Presidente recibió a los dirigente sindicales y Trotta y los felicitó porque "han hecho un gran esfuerzo".
 
A partir de 2006, con la sanción de la ley de Financiamiento Educativo, se implementó la paritaria nacional docente que determina el salario mínimo de los maestros en todo el país. El gobierno de Mauricio Macri solo la respetó en 2016 para después derogarla a pesar de las protestas sindicales. A partir de ahora la paritaria se restituyó por lo que el Gobierno nacional confía que las clases comenzarán sin inconveniente el próximo lunes.
 
El titular de la cartera educativa adelantó que, además del incremento del salario mínimo, y a cuenta del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) van a duplicar la suma que era de 1210 pesos y pagarán a todos los maestros del país -sin importar su nivel salarial- 4840 pesos divididos en cuatro cuotas de igual valor a partir del mes de abril. Trotta también informó que aquellos que tengan dos cargos recibirán la suma duplicada, es decir 9680 pesos.
 
De esta manera, el gobierno de Fernández aseguró un comienzo de clases el próximo lunes sin huelgas nacionales en su primer año de gestión, y en el año además del retorno de la paritaria docente nacional, que había sido eliminada por decreto por el gobierno neoliberal de Macri.
 
La Opinión Popular

26-02-2020 / 09:02
Lejos de la transparencia y lucha contra la corrupción, el Ministerio de la Producción y la Secretaría de Trabajo macristas, bajo las órdenes de Francisco Cabrera primero y Dante Sica después, están en el ojo de la tormenta por un presunto sistema de recaudación ilegal que sólo en 2019 habría colectado más de mil millones de pesos.
 
El sobre con US$10.000 encontrado en el despacho del exsecretario de Coordinación del Ministerio de la Producción y Trabajo, Rodrigo Sbarra, se transformó en la punta del ovillo de un entramado de corrupción macrista a gran escala.
 
Según una denuncia que el diputado nacional Rodolfo Tailhade presentará este miércoles en Comodoro Py, el exfuncionario formaba parte de un mecanismo de recaudación ilegal durante las gestiones de Cabrera y Sica.
 
El documento judicial explica que Sbarra y Sebastián Martín Bideberripe, quien fuera secretario de Coordinación Administrativa de la Secretaría de Trabajo, eran los encargados de recaudar los fondos millonarios bajo las órdenes de los funcionarios de primera línea del gobierno de Mauricio Macri.
 
El diputado Tailhade detalló que Rodrigo Sbarra reportaba directamente a Ignacio Pérez Rivas, jefe de Gabinete de Cabrera que, llamativamente, ante el cambio de ministro permaneció en su cargo durante la gestión de Sica.
 
Rivas, en tanto, cumplía órdenes directas del primer funcionario que tuvo a su cargo dicho ministerio. La relación, de hecho, data de mucho tiempo antes ya que había sido su jefe de Gabinete dentro de la cartera de Desarrollo Económico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
 
Según la denuncia, Sbarra y Bideberripe recaudaban fondos bajo la orden directa de uno de los hombres de mayor confianza de Cabrera. Pero ese esquema de recaudación ilegal se completó con Maximiliano Carlos Guida, mano derecha de Bideberripe; Hernán Alberto Coego, director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio; y Claudio Daniel Giménez, testaferro de Sbarra que oficiaba como valijero.
 
Claudio Giménez era quien recolectaba el dinero de primera mano y lo llevaba a unas oficinas, que funcionaban como búnker, en la avenida Belgrano 406, en la Capital Federal. En ese departamento del centro porteño, María Fernanda Inza, quien fuera contadora general de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal, recibía las sumas recogidas. Ella fue la figura desplazada de la gestión bonaerense cuando se reveló el escándalo de los aportantes truchos, pero no salió del paraguas macrista.

26-02-2020 / 09:02
El proyecto del Poder Ejecutivo que modifica el régimen especial de jubilaciones y pensiones de jueces y diplomáticos comenzará su trámite parlamentario este miércoles en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social de la Cámara de Diputados. El Frente de Todos se alzaría con un dictamen favorable a la modificación ya que cuenta con mayoría en el plenario de comisiones.
 
El problema está en el recinto donde necesita del apoyo de la oposición. Juntos por el Cambio aún no define una postura unificada, al igual que otros sectores. Pero, el Gobierno de Alberto Fernández espera cumplir cuanto antes con su promesa de modificar regímenes llamados "jubilaciones de privilegio".
 
En la actualidad las denominadas "jubilaciones de privilegio" benefician a más de 8000 personas que perciben haberes promedio de entre 235.000 y 335.000 pesos por mes y suponen una erogación de 25.000 millones anuales, aún cuando solo representan un 3% del total del universo de la clase pasiva.
 
El proyecto generó el inmediato rechazo de funcionarios judiciales, especialmente porque modifica la forma en que se calculan los haberes. Los alcanzados por el régimen especial de la justicia cobran el 82% móvil del último sueldo y el proyecto propone cambiarlo por el 82% del promedio de las últimas 120 remuneraciones actualizadas.
 
Desde la Asociación de Magistrados y la de fiscales afirman que la iniciativa atenta contra la independencia de la justicia y con garantías constitucionales, mientras que el presidente Fernández asegura que lo único que busca es "poner un poco de igualdad" en un sistema con desigualdades inocultables.
 
El proyecto provocó una serie de renuncias de jueces y fiscales que están en condiciones de jubilarse y esperan hacerlo mientras todavía rija el sistema que le ofrece más beneficios.
 
Más allá de los pronunciamientos de las entidades que nuclean a los magistrados, son pocos los que animan a levantar la voz a título personal contra el proyecto. El monto de casi 300 mil pesos que alcanza el promedio de las jubilaciones dentro del régimen que pretenden conservar dificulta cualquier argumentación pública.
 
Lejos de asustarse ante la posibilidad de una renuncia en masa de los jueces más antiguos, desde el Gobierno lo ven como una chance de impulsar un recambio en un ámbito polémico, severamente cuestionado por la sociedad y en el que la perpetuidad de los cargos conspira contra cualquier posibilidad de renovación.
 
La Opinión Popular

25-02-2020 / 10:02
Vialidad Nacional, durante el mandato de Mauricio Macri, paralizó 51 obras en rutas de 17 provincias distintas cuando ya registraban muchísimos avances en diciembre de 2015. En algunos casos el avance físico era mayor al 50 por ciento e incluso al 70 por ciento, pero aun así fueron paradas.
 
La lógica indica que a Macri le convenía terminarlas y florearse en la inauguración, pero el freno se puso igual y por varias razones.
 
La primera, porque se trataba de obras en provincias manejadas por el peronismo o partidos provinciales y porque se decidió usar el dinero para obras en distritos de Cambiemos, principalmente CABA.
 
La segunda razón de muchas parálisis fue la jugada de ahogar a la constructora con el objetivo de pasar la obra a los amigos del gobierno.
 
La tercera, porque sugerían que había sobreprecios en licitaciones lanzadas por el kirchnerismo, mandaron a revisar y en casi todos los casos terminaron manteniendo las licitaciones originales.
 
Y, ya en la mitad del mandato, irrumpió el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, o sea que se paró gran parte de las obras por orden del FMI. Lo curioso es que, mientras tanto, Macri usaba la construcción de rutas como un marketing trucho.
 
La conducción actual de Vialidad Nacional, que funciona en la órbita del ministro Gabriel Katopodis, entregó un informe de las obras que ya tenían avances en 2015 y que hasta registraban que los trabajos tenían el financiamiento adjudicado en los presupuestos nacionales.
 
Todo este panorama fue reiteradamente denunciado durante los años anteriores tanto por Sindicato de Trabajadores Viales, que lidera Graciela Aleña, como por Fabián Catanzaro, al frente de la Federación del Personal de Vialidad Nacional.
 
El panorama general queda expuesto también en un trabajo de la FePeViNa:
 
* La licitación de obras cayó de 161 por año, entre 2004 y 2015, a apenas 31 entre 2016 y 2019.


* Las obras en ejecución pasaron de 600 a 200, lo que demuestra los niveles de paralización.


* La Federación no sólo afirma que hay 51 obras paralizadas --coincide con la conducción de Vialidad-- sino que existen otras 60 neutralizadas, que es un forma de decirle al contratista que se lleve las máquinas y que no corren las multas ni los tiempos de cumplimiento.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar