está detenido desde el 15 de febrero de 2019 acusado de extorsionar al empresario Pedro Etchebest entre otras cosas. Desde el penal de Ezeiza habló por primera vez luego de su detención y luego de no haber sido aceptado su pedido para ser considerado imputado colaborador.
 
"Si yo hablo, se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchernismo y contra Cristina", dijo D'Alessio en diálogo con el programa Secreto de Sumario de Radio 10. Al mismo tiempo, no quiso precisar cuáles son esas "cuatro causas" para no "entorpecer". Sin embargo, a pesar de no querer hablar, consultado por la causa de las fotocopias de los cuadernos admitió que si habla se puede caer del todo.
 
D'Alessio dijo que cuando declaró fue "manipulado por personas que están vinculadas a la causa de Nisman y di los nombres de las personas que me contrataron para hacer una acción contra (Pedro) Etchebest, pero lejos de darme custodia para mi familia, (la exministra de Seguridad Patricia) Bullrich y (el exministro de Justicia, Germán) Garavano filtraron el hábeas corpus", aseguró.
 
Leonardo Fariña no era un personaje encumbrado en la estructura financiera de los negocios del kirchnerismo pero si resultaba verborrágico hasta lo inimaginable, y fue suficiente para producir una hecatombe. Marcelo D'Alessio es un caso similar para la estructura político-judicial del macrismo, que pueden empezar a desfilar por tribunales en manada.
 
Abandonado a su suerte, está dispuesto a todo para salir de prisión o reducir su estadía detrás de las rejas. Y esto es un enorme problema para varios enemigos de Cristina Fernández.
 
La clave es cómo lo abordará el peronismo. Mientras tanto, D'Alessio habla con quien puede. En este caso fue con Radio 10, cuyo accionista principal (Fabián de Sousa) estuvo en la misma cárcel que D'Alessio pero logró la excarcelación.
 
La Opinión Popular
'/> ¿D'Alessio es el nuevo Fariña?: Si se le calienta el pico, van en cana un montón de macristas / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  22:57  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-01-2020 / 11:01
DECLARACIONES 'PICANTES': "SI HABLO, SE CAEN LAS CAUSAS CONTRA CRISTINA"

¿D'Alessio es el nuevo Fariña?: Si se le calienta el pico, van en cana un montón de macristas

¿D'Alessio es el nuevo Fariña?: Si se le calienta el pico, van en cana un montón de macristas
Leonardo Fariña no era un personaje encumbrado en la estructura financiera de los negocios del kirchnerismo pero si resultaba verborrágico hasta lo inimaginable, y fue suficiente para producir una hecatombe. Marcelo D'Alessio es un caso similar para la estructura político-judicial del macrismo, que pueden empezar a desfilar por tribunales en manada.
El falso abogado Marcelo D'Alessio está detenido desde el 15 de febrero de 2019 acusado de extorsionar al empresario Pedro Etchebest entre otras cosas. Desde el penal de Ezeiza habló por primera vez luego de su detención y luego de no haber sido aceptado su pedido para ser considerado imputado colaborador.
 
"Si yo hablo, se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchernismo y contra Cristina", dijo D'Alessio en diálogo con el programa Secreto de Sumario de Radio 10. Al mismo tiempo, no quiso precisar cuáles son esas "cuatro causas" para no "entorpecer". Sin embargo, a pesar de no querer hablar, consultado por la causa de las fotocopias de los cuadernos admitió que si habla se puede caer del todo.
 
D'Alessio dijo que cuando declaró fue "manipulado por personas que están vinculadas a la causa de Nisman y di los nombres de las personas que me contrataron para hacer una acción contra (Pedro) Etchebest, pero lejos de darme custodia para mi familia, (la exministra de Seguridad Patricia) Bullrich y (el exministro de Justicia, Germán) Garavano filtraron el hábeas corpus", aseguró.
 
Leonardo Fariña no era un personaje encumbrado en la estructura financiera de los negocios del kirchnerismo pero si resultaba verborrágico hasta lo inimaginable, y fue suficiente para producir una hecatombe. Marcelo D'Alessio es un caso similar para la estructura político-judicial del macrismo, que pueden empezar a desfilar por tribunales en manada.
 
Abandonado a su suerte, está dispuesto a todo para salir de prisión o reducir su estadía detrás de las rejas. Y esto es un enorme problema para varios enemigos de Cristina Fernández.
 
La clave es cómo lo abordará el peronismo. Mientras tanto, D'Alessio habla con quien puede. En este caso fue con Radio 10, cuyo accionista principal (Fabián de Sousa) estuvo en la misma cárcel que D'Alessio pero logró la excarcelación.
 
La Opinión Popular

 
Marcelo D´Alessio habló desde la cárcel de Ezeiza, donde está detenido desde hace casi un año (340 días, parece). "Si digo lo que sé se caen las cuatro causas contra el kirchnerismo y la ex presidenta", manifestó. Además, criticó al fiscal Carlos Stornelli y ponderó la actuación del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla. También, reafirmó su vínculo con Patricia Bullrich, quien dijo desconocerlo.
 
"No soy un agente del imperio y tengo mucho más para aportar a la causa", agregó luego de que, a fines de diciembre, Ramos Padilla rechazara homologar una confesión de arrepentido que había conseguido con el fiscal Juan Pablo Curi.
 
En declaraciones radiales con Darío Villaruel y Romina Calderaro, aseguró que es abogado "recibido en el exterior", sin "título acá". Contó que conoció a Stornelli "por pedido" del periodista Daniel Santoro "para un testimonio en su libro El mecanismo". "Me mandaron crudo para manipular a Leonardo Fariña", afirmó. Agregó: "No lo hice porque soy amigo de su abogado". Se trata de Rodrigo González, que luego dejó su defensa "porque a Fariña lo capacitaban a sus espaldas".
 
Al programa Secreto de Sumario, D'Alessio afirmó que "si yo hablo, se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchnerismo y contra Cristina", sin dar más detalles.
 
El detenido por espionaje ilegal ya reclamó declarar como arrepentido, pero el juez Alejo Ramos Padilla rechazó su pedido por considerar que sólo reconoció 4 de los numerosos hechos que se le imputan y que tampoco aportó pruebas suficientes para el avance de la investigación.
 
Pero ahora señaló que Stornelli le pidió "una cámara oculta a José María Ubeira", defensor de Federico Elaskar en la causa por lavado de dinero y de Oscar Thomas en el expediente de las fotocopias de los cuadernos.
 
"Supongo que para saber dónde estaba la escribanía", añadió. "Me fui a México y me volvía loco, por WhatsApp me preguntaba si había podido apretar a Rodrigo." Dijo además que combinó con Stornelli para hablar del tema en persona en Pinamar, y que fijaron el 8 de enero de 2019 para esa reunión: "Dice que estuvo conmigo 45 minutos y fueron cuatro horas".
 
Él confirmó que admitió haber extorsionado al "productor agropecuario jubilado" Pedro Etchebest pero que se dio cuenta tarde que éste lo estaba grabando y "era socio de (Ricardo) Bogoliuk y estaban en convivencia para ponerle freno a la propia tropa de Stornelli".
 
En otras declaraciones, él había dicho que Etchebest y Bogoliuk, ex agente de la AFI hasta principios de 2018, se había puesto de acuerdo para dañar a la causa de los cuadernos de las coimas y perjudicar a Stornelli.
 
Sobre el encuentro con Etchebest que precipitó su caída, ahora D'Alessio dijo: "Me sentí incómodo y desistí de seguir". Fue luego de darse cuenta de que lo estaba grabando y porque "comenzaron presiones con jueces amigos haciendo cosas indebidas". Apuntó, sin dar nombres, a magistrados que responderían "a la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) y a Daniel Angelici".
 
Y volvió a insistir en Ricardo Bogoliuk, hombre cercano a Stornelli, como nexo para el encuentro con Etchebest, a quien le dijeron que Juan Manuel Campillo, ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, iba a involucrar en la causa de las fotocopias de los cuadernos. Estimó que "lo de Castañón es grave" y que a su vuelta de Pinamar dijo a Bogoliuk que se "bajaba" porque "no sabía que Ricardo era socio de Pedro". Expresó que "Ramos Padilla investiga muy bien ante un fiscal que estuvo nueve meses sin entregar su celular".
 
Afirmó que está arrepentido de haberse relacionado con el ahora procesado Stornelli y de "haber conseguido" para el fiscal "un dato sobre Castañón". En ese sentido definió lo ocurrido con Etchebest como "el peor fracaso" de su vida. "A nadie le gusta ser tomado por estúpido, es un golpe a mi autoestima", sostuvo.
 
D'Alessio afirmó que "soy abogado recibido en una universidad del exterior" que no identificó.
 
También afirmó que es piloto y que voló aviones de combate Super Etendard -usados por la Argentina en la guerra de Malvinas- y criticó al gobierno de Macri por haber comprado "aviones obsoletos". Aseguró tener muchas horas de vuelo en Medio Oriente.
 
Añadió: "En total a Stornelli lo vi 4 veces y no me gustó, es una apreciación personal". "No hice todo lo que me pidió, como la cámara oculta a Ubeira", aclaró. Al respecto, subrayó que "Stornelli tenía llegada a Angelici y estaba nervioso por Ubeira y por la no designación de un abogado en la causa de los cuadernos".
 
Él no quiso explayarse porque quiere "cuidar" a su familia, aunque esbozó: "Si hablo se caen las cuatro causas contra el kirchnerismo y contra la expresidenta".
 
En otro pasaje de su diálogo con Radio 10, habló de su vínculo con Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad: "Me pidió una exposición en el ministerio sobre narcotráfico internacional". Señaló que "hay una foto, que no es trucada, (en la que) estamos juntos en Prefectura, en Olivos". Fue lapidario al decir que "hablaba con ella por teléfono, le pasaba información que nunca judicializó y resulta que el celular lo manejaba el nieto de cuatro años". Concluyó: "Eso es tomarme por pelotudo".
 
Además, criticó la lucha contra el narcotráfico: "Compraron aviones sin instrumental. El narcotráfico no se militariza como hizo ella, se empieza por la matriz social, todo fue marketing de Durán Barba".
 
Finalmente, D'Alessio dijo que por orden del exministro de Justicia Germán Garavano ha estado en aislamiento más de 300 días, las 24 horas.
 
"Mi puerta es de chapa, sin barrotes. No puedo caminar salvo dos veces por semana. Perdí 17 kilos, me tiemblan las piernas, estuve 52 días sin caminar. Acá me dan palabras de aliento, pero es una muerte lenta y cruenta. Estoy cada vez peor, no me pueden dar más medicamentos", explicó.
 
D'Alessio dijo que el Servicio Penitenciario lo cuida y que sus hijos lo pueden ver en un régimen diferenciado. "Sé del compromiso de Ramos Padilla con los derechos humanos. No maté a nadie ni soy agente del imperialismo. Yo aporté, nunca obstaculicé. Quisiera estar en mi casa con mis hijos, con o sin tobillera", expresó.
 
Fuente: Urgente24
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar