La Opinión Popular
                  23:55  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-01-2020 / 19:01
EL 60% DEL PERSONAL DE LA AGENCIA FEDERAL DE INTELIGENCIA INGRESÓ EN LA GESTIÓN DE MACRI

La intervención de la AFI se encontró con muchas irregularidades

La intervención de la AFI se encontró con muchas irregularidades
Parientes de quienes eran los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani; custodios de futbolistas; agentes exonerados de otras fuerzas; ejecutivos de empresas como Metlife. La interventora de la AFI, Cristina Caamaño, se encontró con toda clase de designaciones en el organismo durante la gestión de Macri.
Más del 50% del personal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) fue designado durante la gestión de Mauricio Macri, con su amigo Gustavo Arribas como responsable, por lo que el nuevo Gobierno revisará unos 500 pases a planta permanente que se realizaron en los últimos cuatro años.
 
Así figura en el reporte que presentó Cristina Caamaño, designada como interventora del organismo por Alberto Fernández, con el objetivo de reestructurarla y derivar los "fondos reservados" al Plan contra el Hambre.
 
Según los números publicados por Clarín, de los 1.400 efectivos que conforman el cuerpo de la agencia, más de la mitad fueron designados a partir del 2016 y, además, la mayoría pasó a planta permanente en el tramo final de la gestión de Arribas.
 
El dato que impresionó al Gobierno es que, si más de la mitad del personal fue nombrada en la anterior gestión, significa que el resto se hizo a lo largo de 32 años de democracia.
 
"Del total que ingresó durante la gestión Arribas, el 82% lo hizo en planta permanente y el 70% de esos casos lo hicieron entre las PASO del 9 de agosto y el recambio presidencial del 10 de diciembre", explicaron desde el entorno del Presidente.
 
Parientes de quienes eran los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Arribas y Silvia Majdalani; custodios de futbolistas; agentes exonerados de otras fuerzas; ejecutivos de empresas como Metlife. La interventora de la AFI, Cristina Caamaño, se encontró con toda clase de designaciones en el organismo durante la gestión de Macri.
 
A eso se suman los relatos de maltratos como entrenamientos en los que se les tiraba gas pimienta en la cara a los entrenados. Y el sometimiento a los polígrafos, una especie de detector de mentiras que se incorporó en los últimos cuatro años con el que se hacían interrogatorios con preguntas sexuales tanto a mujeres como a hombres.
 
En la revisión que está haciendo la nueva gestión también surgieron indicios de que la AFI podría haber practicado el espionaje interno. Concretamente, infiltrarse en una marcha de docentes y sacar fotos de los trabajadores.
 
Es evidente que se necesita un cambio de fondo.
 
La Opinión Popular

 
Parientes, custodios de futbolistas y agentes exonerados: la insólita selección de espías de Arribas y Majdalani
 
Una de las situaciones que sorprendió a quienes están intentando poner La Casa en orden es que el 60% del personal haya ingresado durante el gobierno de Macri. Es decir, en 4 años. Antes, Arribas y Majdalani echaron a casi 500 agentes.
 
Para poner en contexto: el 40% restante del personal está en la exSIDE desde el regreso de la democracia, es decir, desde un lapso que se extiende por 32 años (si se cuenta hasta la llegada del líder del PRO a la Casa Rosada).
 
Una de las particularidades de algunas de las personas que contrató la gestión anterior, según pudo reconstruir El Destape, es que provenían de empresas. Una de ellas es Metlife. Otros eran acompañantes o custodios de futbolistas. No debiera sorprender a esta altura. El escribano Gustavo Arribas, el amigo del expresidente Macri que fue designado como director de la AFI, se dedicaba a la compra-venta de jugadores.
 
"La AFI es como una gran familia", grafican desde el organismo. Un agente que trabaja hace 30 años hizo entrar a sus hijos o hijas, por ejemplo. Según informaron a este medio, Arribas y Majdalani no escaparon a esa tentación. "Había, ahora ya no quedan tantos, familiares o parientes cercanos de Arribas y Majdalani. Algunos quedan aún", señalaron quienes están al tanto de cómo avanza la intervención.
 
Del 60% del personal que nombró Macri, el 82% fue pasado a planta permanente desde las últimas PASO. Algunos de ellos no tienen siquiera el año de experiencia que requería la ley para ser formalmente designado. No faltan quienes tienen en promedio apenas una hora y cuarenta minutos de presencia a la semana en el organismo, lo que hace pensar que se trata de ñoquis, algo que se está investigando.
 
La avalancha de designaciones es una de las cuestiones que está analizando la fiscal Caamaño, quien fue designada por el presidente Alberto Fernández para ordenar La Casa. Entre otras cosas, el jefe de Estado le dio la facultad de pasar a disponibilidad a todo el personal que ella requiera. Por eso se está analizando caso por caso.
 
Un apartado especial merece el hallazgo de "instrumentos" como el polígrafo LX5000 de la empresa Lafayette Instrument, una especie de detector de mentiras que se compró durante la administración anterior y fueron utilizados durante el macrismo.
 
"Se usaron entre 2 y 3 veces y todos los empleados pasaron por el polígrafo menos los directores", señalaron a este medio desde la AFI. ¿Qué hace ese dispositivo? Mide la frecuencia cardíaca y respiratoria y la presión sanguínea, entre otras cuestiones, por lo que una modificación de esos indicadores ante una pregunta puntual serviría, supuestamente, para detectar una mentira. Se les realizaba pregunta sexuales, sobre todo a las mujeres. Y a los hombres les preguntaban "si engañaban a sus mujeres o si les gustaban determinadas cosas de contenido sexual", añadieron. De más está decir que Caamaño dio de baja ese dispositivo.
 
En esa línea, hubo comentarios sobre otro tipo de maltratos por parte de entrenadores. Por ejemplo, tirarle gas pimienta en los ojos a los entrenados. "Debe haber entrenamiento de seguimiento, tiro, pero hacer eso es irse de tema, es prácticamente una metodología de tortura", indicaron desde el staff que acompaña a Caamaño.
 
Otro punto donde está la lupa de los interventores en la actualidad es en el del blanqueo de los gastos reservados ya que no se rendían cuentas.
 
La fiscal, quien en el último período del kirchnerismo estuvo a cargo de administrar la dirección de escuchas, estará como interventora de la AFI durante 6 meses pero que son prorrogables. Desde el organismo entienden que el paso de Caamaño por allí se debiera extender al menos un año para lograr reestructurarlo.
 
Por Franco Mizrahi
 
Fuente: El Destape
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar