La Opinión Popular
                  09:01  |  Sábado 25 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos nuevas prioridades: combatir el hambre y la pobreza, encender la economía, reactivar el consumo y generar empleo”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 03-01-2020 / 07:01
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 03 DE ENERO DE 1932, EN LA CIUDAD DE LA PAZ, ENTRE RÍOS, SE INICIA UN LEVANTAMIENTO RADICAL

El levantamiento yrigoyenista de los corajudos hermanos Kennedy

El levantamiento yrigoyenista de los corajudos hermanos Kennedy
El 03 de enero de 1932, un grupo de valientes ciudadanos radicales entrerrianos, comandados por tres productores rurales: Eduardo, Roberto y Mario Kennedy, se levantaron y tomaron la ciudad de La Paz (Entre Ríos), en defensa de la democracia, contra el gobierno militar de facto del dictador Uriburu que había derrocado el 06 de septiembre de 1930 al Presidente de la Nación, Hipólito Yrigoyen.
El golpe militar del 06 de septiembre de 1930 asaltó el poder, derrocó al gobierno constitucional de Hipólito Yrigoyen y estableció una dictadura militar. Fue la primera vez en el continente que el fascismo levantó la cabeza y la primera vez en la historia del país que las Fuerzas Armadas encabezaron el poder político.
 
El gobierno militar quedó dirigido por José Félix Uriburu, quien fue reconocido como presidente de la Nación mediante una célebre y cuestionada Acordada de la Corte Suprema de Justicia que dio origen a la doctrina de los gobiernos de facto.
 
Uriburu disolvió el Congreso, declaró el estado de sitio, intervino todas las provincias, reprimió y fusiló a militantes sindicales. La Iglesia Católica volvió a meterse en política, esta vez con una orientación netamente fascista.
 
Yrigoyen y otros dirigentes radicales estaban presos, el radicalismo estaba en manos del conservador Alvear; la economía estaba en manos de los ingleses y los oligarcas terratenientes; los milicos gobernaban. Los radicales boinas blancas tenían todo en contra. Tenían infinitos motivos para encogerse de hombros y borrarse.
 
Sin embargo, poco tiempo después, el 03 de enero de 1932, un grupo de valientes ciudadanos entrerrianos y radicales, comandados por tres productores rurales: Eduardo, Roberto Mario Kennedy, se levantaron y tomaron la ciudad de La Paz (Entre Ríos), en defensa de la democracia, contra el gobierno militar de facto del dictador Uriburu.

En la fracasada sublevación de los hermanos Kennedy estuvieron envueltos el coronel Gregorio Pomar y Arturo Jauretche. También participó Héctor Roberto Chavero, que fuera conocido luego como Atahualpa Yupanqui.

Hace más de 80 años, este grupo de ciudadanos paceños encabezados por tres corajudos hermanos salió a la calle a pelear por la democracia. Si bien el intento revolucionario fracasa y Eduardo, Roberto Mario Kennedy no lograron su objetivo, en el pueblo quedó instalado el espíritu de lucha desplegado en defensa de las instituciones democráticas.
 
La Opinión Popular



El levantamiento yrigoyenista de los corajudos hermanos Kennedy
 
"Fue una de las primeras expresiones del pueblo en defensa de las instituciones democráticas, porque ellos (por los Kennedy) no representaban a ninguna institución", detalló el subsecretario de Cultura, Roberto Romani a la 97.1 La Red Paraná.
 
Luego de gestar la contrarrevolución, los hermanos salieron de la estancia Los Algarrobos, en el Distrito Estacas rumbo al pueblo. Acompañados de un puñado de hombres- se habla de 14- armados toman el control de la ciudad, tras entrar en la Jefatura de Policía. "Ellos empiezan a esperar refuerzos militares importantes, pero no llega nadie porque a último momento se filtró la información del levantamiento y en el resto del país se aborto el plan", explicó Romani, quien destacó: "Así y todo siguieron adelante; ellos eran muy buenos tiradores".
 
Luis Etchevehere, siguiendo órdenes del Estado nacional mandó a reprimir la asonada por agua, tierra y aire. Siete aviones de guerra lanzaron sus bombas sobre el monte paceño: "Todo tiembla y cae, excepto los Kennedy", cuenta la leyenda.
 
"Se hacen bandos poniendo precio a los hermanos Kennedy porque era imposible encontrarlos en los campos, anegadizos y montes", relató Romani, quien aseguró que en aquellos días se ofrecía dinero a quien aporte datos sobre Mario, Roberto y Eduardo Kennedy, y por un tal Chavero. "Ese tal Héctor Roberto Chavero era Atahualpa Yupanqui, quien estaba viviendo a orillas del río Gualeguay en Rosario del Tala. Atahualpa se ganaba la vida como periodista y cuando los Kennedy resuelven hacer la contrarrevolución él marcha para allá", graficó el funcionario.
 
La historia dice que los Kennedy lograron exiliarse en Uruguay. "Ahora se está pensando llevar la historia al cine", indicó Romani quien contó que en la actualidad hay libros y trabajos de investigación que cuentan la historia de esta familia paceña. "A ellos se los presenta como forajidos, pero en su acción hay consignas muy claras de defender la democracia", subrayó Romani.
 
"Todo tiembla y cae, excepto los Kennedy", dice Romani que se decía por aquellos días.
  

Homenaje 
  
Tarde, pero llegó el homenaje a los hermanos Kennedy, que lucharon porque las instituciones de la democracia sigan en pie. El 23 de marzo de 2009 el Concejo Deliberante de la ciudad de La Paz denominó la ruta de ingreso a la ciudad "Hermanos Kennedy".
 
El proyecto fue presentado por el concejal Hugo Segovia. A raíz de la iniciativa del Concejo, el 20 de noviembre de 2009 por la tarde se inauguró una placa en el arco de acceso a la ciudad. Al acto concurrieron familiares.
 
Fuente: Diario Uno

Agreganos como amigo a Facebook
El levantamiento yrigoyenista de los corajudos hermanos Kennedy
El 23 de marzo de 2009 el Concejo Deliberante de la ciudad de La Paz (Entre Ríos) denominó a la ruta de ingreso a la ciudad "Hermanos Kennedy" (proyecto presentado por el concejal Hugo Segovia). Foto: Centro de Estudios Históricos Arturo Jauretche
25-01-2020 / 07:01
25-01-2020 / 07:01
El 25 de enero de 1997 fue asesinado José Luis Cabezas, un reportero gráfico y fotógrafo. Casado y con una hija, su caso se convirtió en el mayor emblema de la lucha de la prensa argentina por la libertad de expresión. La repercusión política fue enorme y derivó en cambios en el gabinete de gobierno de Carlos Saúl Menem y en la pérdida de las elecciones del gobernador Eduardo Duhalde, por entonces candidato presidencial del oficialismo.
 
Su cadáver calcinado fue hallado en la localidad atlántica de General Juan Madariaga, dentro de un auto incendiado, con las manos esposadas a la espalda y dos tiros en la cabeza. Fue después de que tomara, para la revista Noticias, las primeras fotos públicas del empresario Alfredo Yabrán, objeto de una investigación periodística sobre la presunta implicación en casos de corrupción.
 
El asesinato ocurrió durante la gobernación de Duhalde en la Provincia de Buenos Aires, y fue visto como un posible "mensaje mafioso" de la policía de la provincia de Buenos Aires hacia su gestión; "me tiraron un cadáver" declaró. Por su parte el presidente Menemprometió esclarecer el caso; sin embargo recibió fuertes críticas por la posible complicidad en los presuntos negociados investigados.
 
El 2 de febrero de 2000, en juicio oral y público, fueron condenados a prisión perpetua los cuatro integrantes de la banda "Los Horneros": Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana, así como a Gregorio Ríos, jefe de Seguridad de Yabrán, y los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo.
 
Sin embargo sólo continúan detenidos dos de "Los Horneros", Horacio Braga y José Luis Auge, y no precisamente por la muerte del reportero gráfico, sino por violar las condiciones de los arrestos domiciliarios.
 
El policía Gustavo Prellezo, autor material del crimen del fotógrafo, ya había sido beneficiado con la prisión domiciliaria por la Cámara de Apelaciones de Dolores y luego se le permitió trasladarse en transportes públicos, en la ciudad de La Plata, para asistir a la universidad estatal donde estudia Derecho.
 
Mientras tanto, los otros ex policías, Sergio Cammarata y Aníbal Luna, quienes habían sido beneficiados con la llamada ley del 2x1, ya derogada, fueron detenidos nuevamente en noviembre pasado para que terminen de cumplir con la pena.
 
La Opinión Popular 


23-01-2020 / 06:01
22-01-2020 / 19:01
22-01-2020 / 19:01
El copamiento del cuartel de La Tablada es un intento de ocupación de los cuarteles del Regimiento de Infantería Mecanizado 3 General Belgrano del Ejército Argentino en La Tablada, provincia de Buenos Aires, el 23 y 24 de enero de 1989 por parte de miembros del Movimiento Todos por la Patria (MTP). Resultaron muertos 32 guerrilleros, 9 militares y 2 policías.
 
Al momento de realizarse el ataque en la conducción del MTP se encontraban, además de Enrique Gorriarán Merlo, otros que como él habían militado en el Ejercito Revolucionario del Pueblo ERP pero que habían estado en la cárcel hasta el retorno de la democracia a la Argentina en diciembre de 1983, como Francisco Provenzano, Roberto Felicetti yCarlos Samojedny, que participaron en La Tablada.
 
Por otra parte, en diciembre de 1987 habían abandonado el MTP algunas personalidades notorias de la dirección como Rubén Dri y Manuel Gaggero, quienes habían participado allí desde el primer momento, así como grupos importantes de militantes, sobre todo en Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Córdoba, disconformes con el rumbo abiertamente vanguardista y el cariz conspirativo que tomaba el MTP, y con la presencia cada vez más determinante de la figura de Gorriarán Merlo.
 
El 23 de enero de 1989, durante el gobierno de Raúl AlfonsínGorriarán Merlo (ex jefe del grupo guerrillero ERP) lideró un grupo armado de integrantes del MTP que atacó y ocupó parcialmente el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 con asiento en La Tablada.
 
El MTP, que desde el primer momento presentó la toma como el intento de impedir un supuesto golpe de Estado planeado por el entonces candidato a presidente Carlos Saúl Menem y el coronel Mohamed Alí Seineldín, al iniciarse el ataque arrojó en las cercanías del cuartel volantes atribuibles a un supuesto comando llamado «Nuevo Ejército Argentino» que pretendía derrocar al presidente Alfonsín.
 
Desde el primer momento, los militares conocían que el ataque era realizado por elementos de la izquierda e, incluso, inteligencia conocía previamente que un movimiento rebelde iba a atacar a alguna unidad militar del área metropolitana y que por eso el entonces titular del Ejército Argentino, teniente general Francisco Gassino, dispuso reforzar la infantería.
 
Inmediatamente después del copamiento, efectivos policiales de la Provincia de Buenos Aires, rodearon el cuartel a modo de primera línea de emergencia para repeler a los guerrilleros hecho que confundió a la población ya que se pensó que la Policía era la que atacaba las instalaciones militares, dado que no se tenía conocimiento del grupo.
 
Finalmente, efectivos pertenecientes al Ejército consiguieron la recuperación del cuartel, tras ser auxiliados y apoyados por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, sin aceptar las tres solicitudes de rendición de los guerrilleros y atacando con fósforo blanco, arma prohibida por las Naciones Unidas. Además, se habrían realizado ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición de guerrilleros.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar