La Opinión Popular
                  07:19  |  Sábado 25 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos nuevas prioridades: combatir el hambre y la pobreza, encender la economía, reactivar el consumo y generar empleo”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 20-12-2019 / 12:12
PANORAMA EMPRESARIO SEMANAL

El Acuerdo Económico y Social debuta con zanahorias pero prepara el garrote

El Acuerdo Económico y Social debuta con zanahorias pero prepara el garrote
Las zanahorias y los palos no tienen nombre y apellido, pero sí asoman los primeros candidatos para cada uno. La generación eléctrica, por caso, está "sobre-remunerada" según la óptica oficial. Dicen que no quieren pagar por nueva la electricidad de usinas "ya amortizadas hace décadas".
El tío de Marcos Peña y dueño de La Anónima, Federico Braun, llevó la voz cantante durante toda la primera reunión ente el nuevo gobierno y los supermercadistas.
 
-Creéme que es así. Creéme que es así. Lo único que hacemos nosotros es trasladar al consumidor los precios que recibimos de las fábricas. Y lo hacemos con mínimo margen.
 
Al tercer "creéme que es así", el ministro Matías Kulfas lo miró fijo y le respondió:
 
-Nosotros no tenemos prejuicios ni preconceptos. Yo le voy a creer en la medida que me muestre los números. Tráigame los números y conversamos.
 
Alfredo Coto, también presente, tomó nota. Veterano de mil batallas, sabe que su sector puede convertirse muy rápidamente en un villano desde el atril presidencial, especialmente cuando la inflación se dispara.
 
Recuerda nítido el momento en que Néstor Kirchner le soltó aquel "yo lo conozco y sé cómo trabaja sobre el bolsillo de los argentinos". Por eso eligió cuidadosamente las palabras con las que comentó aquel encuentro del jueves pasado y el de este miércoles con Alberto Fernández, a quien recibió junto al resto de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).
 
La secretaria de Comercio, Paula Español, le elevó anteayer a Kulfas los primeros estudios técnicos sobre aumentos de precios acumulados en las distintas góndolas de los supermercados.
 
Lo más grave no es en alimentos sino en artículos de limpieza e higiene. La bolsa de diez pañales cuyo precio releva el INDEC, por ejemplo, se fue de $73,46 a $139,95. Aumentó un 90%, muy por encima de la inflación, y los modelos más caros treparon todavía más.
 
Los supermercadistas culpan a las grandes fábricas de alimentos y artículos de tocador por los incrementos arriba del 55% con el que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) apunta a cerrar 2019. Las multinacionales dueñas de esas usinas, a su vez, responsabilizan a las cadenas comerciales.
 
Pero en la reunión del jueves pasado, después de que Braun cargara contra los autoservicios chinos casi hasta el límite de la xenofobia ("¡encima son todos extranjeros!"), uno de sus colegas acusó a la industria de haber aumentado sus precios preventivamente, para anticiparse a un congelamiento de precios que nunca estuvo en estudio pero que se rumoreó toda la campaña.
 
Es exactamente lo que procuran averiguar Kulfas, Español y también Miguel Pesce desde el Banco Central: si hubo empresas que hicieron un "colchón" de rentabilidad a costa de sus clientes.

 
Pindonga y Cuchuflito
 
Español trabajará en estrecha comunicación con Pesce, que ya le dijo a dos banqueros que será su "ángel de la guarda". No se trata de un rapto espiritual sino un imperativo macroeconómico.
 
Para tener éxito, el plan de desinflación heterodoxo con el que el nuevo jefe del Central aspira a llegar a un dígito a fines de 2021 requiere que el dinero que el Gobierno ponga en manos de los sectores más bajos (beneficiarios de planes sociales, jubilados de la mínima y empleados estatales) no se vaya por la canaleta de la recomposición de los márgenes de rentabilidad empresarial.
 
La inyección a la demanda vendrá por partida doble. Por el lado fiscal, por los recursos que reasigna la ley que el oficialismo aspira a sancionar hoy. Todos los que mejoran sus ingresos con esa ley destinarán al consumo el 100% de lo que perciban.
 
Pero también habrá impulso monetario, por la rebaja de tasas que impulsa Pesce para reavivar la economía. Esa rebaja va estar operativa la próxima semana; por eso Fernández designó en comisión a los primeros cuatro directores del Central
 
La misión que le encomendó Kulfas a Español es que las empresas respondan a esa mayor demanda aumentando la oferta y no los precios.
 
Para lograrlo procurarán restablecer el sentido original del programa Precios Cuidados: que vuelva a ser una referencia de precios para los productos más importantes de la canasta y no un catálogo de ofertas para pobres.
 
"Se terminó la joda de poner Pindonga y Cuchuflito. Van a volver las primeras marcas", dijo a BAE Negocios una fuente del equipo.
 
La canasta navideña de 6 productos a $199 fue primer intento que lo logró a medias. En algunas cadenas tendrá sidra Real, en otras Victoria y en otras se ofrecerá la ignota "Señorío de Ondas". "Es lo que conseguimos en una semana", se defendió la fuente consultada.
 
El ministro de Economía, Martín Guzmán, cree que los planes de pagos impositivos y las facilidades para Pymes que contiene la ley ómnibus ayudarán a que las empresas respondan al crecimiento de la demanda produciendo más.
 
Kulfas también quiere importar una idea brasileña: la "tarjeta BNDES", una tarjeta de crédito de ese banco estatal de fomento con la que empresarios Pyme pueden comprar insumos en 6 ó 12 cuotas sin interés. La ventaja es que solo se aplica a insumos nacionales. Es una forma de direccionar el crédito desde el Estado.
 
De todos modos, para enderezar el barco, en el equipo económico creen que el acuerdo social no solo necesita zanahorias sino también palos.
 
Por eso, además de Precios Cuidados, pondrán en marcha el tantas veces postergado Tribunal de Defensa de la Competencia. Desde ahí se impondrán severas multas a quienes incurran en comportamientos anti-competitivos o intenten ejercer una posición dominante en un mercado.
 
 
Seres de luz
  
Las zanahorias y los palos no tienen nombre y apellido, pero sí asoman los primeros candidatos para cada uno.
 
La generación eléctrica, por caso, está "sobre-remunerada" según la óptica oficial. Dicen que no quieren pagar por nueva la electricidad de usinas "ya amortizadas hace décadas".
 
Asoma allí un cortocircuito con Marcelo Mindlin, Nicolás Caputo y Rogelio Pagano, entre otros pesos pesados del sector.
 
Por eso el fin de semana pasado Fernández marcó la cancha con su anuncio de "revisión tarifaria" por 180 días, que muchos interpretaron como un congelamiento tarifario total pero que en realidad expresó con la suficiente ambigüedad como para revisarlo antes. "Hasta el 30 de junio -dijo- nos vamos a dar tiempo para redeterminar el sentido de las tarifas".
 
Lo que ya decidieron en el edificio de Diagonal Sur y Alsina donde tiene despacho el nuevo secretario de Energía, Sergio Lanziani, es que no habrá otro aumento de combustibles antes de Año Nuevo.
 
Las petroleras reclaman que siguen casi 10% atrasados. Pero con el retoque de las retenciones a la exportación de crudo que contiene la ley ómnibus, ese argumento caducó. Aunque del actual 5,5% ($4 fijos por cada dólar de $63) no se sube al techo al 12% previsto inicialmente, el 8% que impone también representa un incremento. Es decir, un incentivo a refinar y vender acá y no a exportar ese crudo.
 
En Bienes Personales, según otra fuente del equipo económico, habrá una zanahoria jugosa: para que no le cobren la sobrealícuota del 100% que prevé la ley por tener el dinero fuera del país, alcanzará con que un contribuyente repatríe una parte ínfima de esos fondos. No hará falta repatriar todo.
 
Es algo que definirán en la reglamentación. Pero que ya transmitieron por lo bajo el propio Presidente y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la reunión con AEA donde participaron Héctor Magnetto, Luis Pagani y Paolo Rocca, entre otros.
 
El que verá el palo antes que la zanahoria es el dueño de MercadoLibre, Marcos Galperín. No será tan duro como quisiera Juan Grabois, porque en el Gobierno valoran el canal de venta que representa la plataforma de e-commerce para las Pymes. Pero de a poco apuntan a corregir las distintas ventajas a su favor que representa la ausencia total de regulación sobre sus actividades.
 
Pesce buscará desde el Central que no haga intermediación financiera, algo que tiene prohibido. Es decir, que no gane dinero por captar depósitos y prestar esos fondos a tasas más altas. La AFIP procurará que se combata de manera más efectiva la venta de productos de contrabando. Y el Ministerio de Trabajo, que deje de pagarles como empleados de comercio a quienes se desempeñen en tareas filo-bancarias.
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
24-01-2020 / 07:01
El escándalo del Banco Nación en la gestión de Mauricio Macri suma un nuevo capítulo. Tras conocerse que la entidad le otorgó un préstamo millonario a Vicentín, empresa "amiga" del anterior gobierno, ahora se conoció que la aceitera fue la mayor aportante privada de la campaña de Juntos por el Cambio, al menos hasta las PASO. Se endeudó con el Banco Nación por 350 millones de dólares, nunca pagó y se declaró en default el 6 de diciembre.
 
Según publicó La Política Online, la entidad pública le prestó a la empresa que entró en default más de $18.370 millones durante la gestión de Javier González Fraga. En diciembre del año pasado, la empresa entró en quiebra y comenzó la polémica contra el funcionario macrista, por ignorar los análisis de riesgo crediticio y ampliar el préstamo a la firma que suspendió pagos por "estrés financiero".
 
Pero el nuevo dato que complica a la gestión macrista es que la agroexportadora Vicentín fue la mayor aportante privada de la campaña de Juntos por el Cambio. De acuerdo a los registros en la página de la Cámara Nacional Electoral, Vicentín aportó a través de tres de sus empresas: Algodonera Avellaneda, FRIAR S.A y Oleaginosa San Lorenzo. Las tres pertenecen al holding agroexportador Vicentín.
 
Cada una de las compañías aportó para la campaña de Juntos por el Cambio la suma exacta de $4.500.000, dando un total de $13.500.000. Con esa suma, aparecen como uno de los principales aportantes privados a la campaña de Macri, que fue quien más recibió. Lo hicieron algunos días antes de las PASO, entre el 6 y el 8 de agosto de acuerdo a los registros.
 
Cabe destacar que fue el ex presidente Macri el que impulsó en 2019 una ley exprés para permitir que las empresas privadas pudieran realizar aportes para la campaña electoral. Dicha práctica se encontraba prohibida por la reforma electoral que impulsó en 2009 el entonces gobierno de Cristina Fernández. Y aún no fueron publicados los registros de aportes para la segunda etapa de la campaña.
 
El Banco Nación abrió una investigación sobre los créditos irregulares que la entidad otorgó a la exportadora de granos Vicentín. La empresa se declaró en cesación de pagos cuatro días antes de que Cambiemos terminara su gobierno. Macri favoreció a una empresa "amiga" y dejó al Banco Nación en jaque.
 
La Opinión Popular

23-01-2020 / 09:01
En diciembre pasado y por primera vez en los últimos tres años el atesoramiento de dólares fue negativo. Según los datos del Balance Cambiario del BCRA correspondiente al mes pasado la "formación de activos externos del sector privado no financiero" fue negativa en u$s153 millones.
 
Lo que se conoce en la jerga financiera como la "fuga de capitales" o más coloquialmente como el "atesoramiento" de dólares por parte del público, es decir, las divisas que compran las personas físicas y que salen del sistema financiero, totalizó en 2019 los u$s26.865 millones, apenas 1% por debajo del récord histórico de 2018.
 
De modo que en la era Macri (diciembre 2015-noviembre 2019) el atesoramiento sumó nada menos que u$s88.371 millones. Esto representa hoy a casi el doble de las reservas del BCRA.
 
Si bien existe un estigma político sobre el tema del atesoramiento, vale señalar que se trata de ahorro legal que los argentinos de todos los estratos sociales canalizan, según sus posibilidades, en la tenencia de moneda extranjera.
 
Estos fondos pueden tener como destino tanto una caja de seguridad, un colchón, o una maceta como una cuenta en el exterior. De modo que se trata de ahorro doméstico que está fuera del sistema.
 
Basta con imaginar todo lo que se podría hacer o financiar (proyectos, emprendimientos, obras de infraestructura, etc.) con semejante masa de recursos si se recuperara la confianza de los ahorristas argentinos. No se necesitaría ir a "manguear" al exterior ni a mendigar auxilios a organismos internacionales.
 
Este beneficio tiene como objetivo de favorecer el crecimiento productivo de la economía.

23-01-2020 / 08:01
La última marcha por Alberto Nisman, convocada por sectores de Juntos por el Cambio esta vez fue sin el apoyo de fiscales ni de la DAIA, ni de la AMIA, ni del mismo Mauricio Macri, como en aquella de febrero de 2015, la llamada "marcha de los paraguas".
 
Por eso no podría decir cuál grado de adhesión ha tenido la convocatoria, pero no es difícil intuirlo; por lo pronto decir que representa la estrategia de los sectores radicalizados del macrismo que niegan, no ya la colaboración, sino el diálogo con el gobierno de Alberto Fernández y que encuentran en la muerte de Nisman, un tabla de sobrevivencia.
 
A la marcha primigenia, la de 2015 que alentaba la hipótesis de un asesinato, adhirió Macri quien concurrió acompañado por su esposa: fue su primer acto de campaña.
 
La afirmación puede sonar temeraria, sin embargo las tragedias han estado vinculadas al ascenso del macrismo desde sus orígenes porteños y allí emerge el recuerdo de Cromañón. Es difícil pensar una victoria del ex presidente en aquella ocasión para Jefe de Gobierno, sin la estela política que arrojó la tragedia del local del barrio de Once y los dos centenares de jóvenes muertos.
 
Así, dos tragedias de distinta magnitud están presentes en los umbrales de la llegada al poder de esta fuerza política; es cierto que su existencia precede a ambas, pero no es menos relevante que los dos hechos fueron procesados discursivamente por Macri y su entorno de cara a una contienda electoral.
 
A falta de una mirada en pos de la inclusión social, ante la ausencia de una comunicación sustantiva con los sectores populares e incluso con parte de la clase media, el macrismo encontró en esas tragedias (también con la ferroviaria en la Terminal de Once) un modo de construir un relato político retomando el dolor que esas muertes produjeron en las sensibilidades, mucho más que en las razones.
 
El objetivo no fue generar un discurso político en los términos tradicionales, esto es elaborar un Programa de Propuestas de Políticas Públicas que superaran esa situación y que abrieran el camino a un horizonte donde hechos de ese tipo no se repitieran y a la vez garantizar justicia sobre lo ocurrido.
 
En ese sentido no deja de llamar la atención que en cuatro años donde el macrismo manejó buena parte de los recursos institucionales del Estado, no logró un sólo avance significativo en la causa ¿No era una tragedia a atender? ¿No fueron a la "marcha de los paraguas" porque el gobierno aquel impedía la investigación?
 
Desde luego, las dificultades partieron de un hecho: es muy probable que el fiscal haya decidido quitarse la vida y entonces la tragedia cobra otra dimensión, alejándose de culpabilidades hacia otros actores. El discurso construido en torno de una suposición, cuyos resultados efectivos no se discuten, queda a la intemperie, debilitada y erosionada frente a hechos que no aparecen.

22-01-2020 / 09:01
El Gobierno de Alberto Fernández oficializó hoy la reapertura de la paritaria nacional docente. Lo hizo a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial. En las próximas horas, el Ministerio de Educación Nacional convocará a los gremios docentes para la semana que viene a la mesa salarial que Mauricio Macri derogó dos años atrás.
 
La norma viene a cumplir con una de las promesas de campaña de Fernández, que después de las PASO se reunió con los principales dirigentes de Ctera. En sus ex oficinas de San Telmo, les confió a Sonia Alesso, Roberto Baradel y Eduardo López que retomaría la paritaria nacional.
 
Ese había sido el principal reclamo de los sindicatos docentes, el motivo de numerosos paros en los últimos dos años. Fue en principios de 2018 cuando, a través del decreto 52/2018, Macri suspendió la paritaria nacional y, en su lugar, estableció una "mesa de convenio marco" que excluía del temario la negociación salarial, pero que dirimía otras cuestiones como carrera docente, condiciones laborales y fondo de incentivo. La pauta salarial, en tanto, quedaba establecida un 20% por encima del salario mínimo vital y móvil.
 
Con ese piso las provincias, las encargadas de pagar los salarios, debían negociar con sus sindicatos. A partir de ahora, con la vuelta de la paritaria nacional, las jurisdicciones tendrán que acomodarse al mínimo que se fije en la negociación nacional y, a partir de esa base, lograr un acuerdo con sus docentes.
 
Al igual que antes de que se derogara, el decreto prevé que la representación en la mesa nacional sea "proporcional" a la cantidad de afiliados que tenga cada gremio; un guiño para Ctera, el mayoritario del sector.
 
"La integración de la representación de los trabajadores y las trabajadoras será proporcional a la cantidad de afiliados y afiliadas cotizantes que posea cada uno de los gremios de primer grado intervinientes o los adheridos formalmente a las entidades sindicales intervinientes de grado superior, en su caso", señala.
 
Para ello, agrega, cada año el Ministerio de Educación Nacional le pedirá a la cartera de Trabajo una actualización de la cantidad de afiliados de cada sindicato. En total, los de representación nacional, son cinco: Ctera, Uda, Cea, Amet y Sadop, cuyos maestros trabajan en escuelas privadas y habían quedado afuera de la mesa de convenio macro que convocaba Cambiemos.

22-01-2020 / 08:01
El Gobierno nacional envió este martes el proyecto de Ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, que pretende darle a la renegociación de ese pasivo un marco de legalidad y legitimidad del Congreso.
 
"Colapso del modelo económico imperante." Con esa frase, el Gobierno acompañó el proyecto de Ley de la deuda que se espera que se trate la semana próxima, en sesiones extraordinarias. El mensaje lleva la firma del presidente Alberto Fernández, del ministro de Economía, Martín Guzmán, y del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
 
La iniciativa declara de interés nacional el proceso para hacer sustentable la deuda en los términos de la Ley de Administración Financiera, autorizando al Poder Ejecutivo a efectuar operaciones de administración de pasivos, canjes o reestructuraciones de los vencimientos de bonos bajo ley extranjera.
 
En el estructurado de la norma no se definen las condiciones del canje, las cuales se están negociando con los acreedores. "La estrategia es sobre la base de la buena fe, la voluntad de pago está", aseguró por la mañana el ministro de Economía, Guzmán.
 
La ley tiene como objetivo que el país mejore al menos dos de tres condiciones: plazos, tasas de interés y monto del capital. En ese sentido, reveló que mantiene conversaciones con el FMI en tono "constructivo" con la finalidad de reperfilar el sendero de pagos programados para devolver el préstamo otorgado.
 
"Lo que se hizo con la deuda fue un desastre, el país no puede sostener la carga de deuda que enfrenta", reiteró Guzmán. Consideró que la resolución del tema de la deuda será clave para luego enfrentar otros problemáticas, como dos años consecutivos de recesión e inflación récord.
 
"Para pagar el país necesita generar capacidad, para eso hay que crecer, por lo que es fundamental que haya un alivio en la carga de deuda que enfrenta el país", explicó. El stock de deuda supera los 300 mil millones de dólares y es equivalente al 90 por ciento del PBI. La iniciativa se tratará en comisión el próximo martes, el miércoles ingresará a labor parlamentaria y se sesionará en Diputados el jueves, según confirmaron a este diario desde el bloque oficialista.
 
En solo tres párrafos, el Gobierno resume el descalabro financiero derivado del endeudamiento. Allí mencionan que en la gestión de Mauricio Macri se incrementó "significativamente su nivel de deuda pública, fundamentalmente denominada en moneda extranjera y sometida a jurisdicción externa", sin mejorar la generación de divisas y de producción para cumplir con el pago de los compromisos.
 
No es pura retórica. Es una forma de plantear la responsabilidad del macrismo en el estrepitoso fracaso y forzar el compromiso de la oposición en apoyo a la ley. El oficialismo quiere una votación exprés antes que Guzmán se cruce con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, el 5 de febrero. Con el mazo dando y a Macri invocando.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar