La Opinión Popular
                  11:01  |  Martes 10 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vamos a levantarnos una vez más". Alberto Fernández y Eduardo Duhalde
Recomendar Imprimir
Internacionales - 16-11-2019 / 09:11
EL NUEVO RÉGIMEN YA NO OCULTA SU ROSTRO DICTATORIAL

Golpe en Bolivia: brutal masacre en Cochabamba deja al menos 8 muertos y 125 heridos

Golpe en Bolivia: brutal masacre en Cochabamba deja al menos 8 muertos y 125 heridos
La feroz represión en Bolivia contra los ciudadanos que respaldan a Evo Morales, presidente democrático destituído por un golpe militar este domingo, aumentó la cantidad de muertos y heridos. Esta vez en la ciudad de Chochabamba, donde una multitud se concentró para hacer respetar el orden constitucional.
Una durísima represión tuvo lugar en la tarde de este viernes cuando un operativo de la Policía y el Ejército bolivianos terminó con la matanza de por lo menos ocho manifestantes y decenas de heridos graves, durante el intento de frenar la masiva movilización encabezada por las federaciones cocaleras, cuna política de Evo Morales.
 
La represión se produjo en el marco de un endurecimiento del gobierno de facto de la autoproclamada e ilegitima Jeanine Áñez, que busca sostener el golpe de estado consumado a Evo y contra el cual existe una importante resistencia en muchos puntos del país.
 
La masacre ocurrió en el municipio de Sacaba, a diez kilómetros del centro de Cochabamba, donde los cocaleros pretendían hacer una escala antes de continuar su marcha hacia La Paz, adonde pretendían llegar el domingo. "No pudimos contar a los heridos porque son muchos", lamentó uno de los profesionales del Hospital de Sacaba, sobrepasado por la cantidad de víctimas. 
 
Las muertes se conocieron por los videos que los propios integrantes de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba comenzaron a enviar desde el lugar de la represión, con mensajes como "estamos en dictadura", "¡que todo el mundo se entere porque no hay prensa!".
 
En el Hospital de Sacaba fueron identificados cuatro muertos --Omar Calle, César Cipe, Juan López, Emilio Colque-- y restaba la identificación de uno de ellos. Los cocaleros del trópico denuncian que las muertes se produjeron por los disparos de policías y militares durante la represión.
 
Ante esta escalada represiva, el presidente depuesto, Evo Morales, envió un mensaje desde México dando a conocer lo ocurrido y solidarizándose con sus compañeros. "El régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las FFAA y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho. Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba", denunció.
 
En tanto, los medios bolivianos comenzaron a hacerse eco de la denuncia por las muertes ofreciendo la versión oficial de los hechos, proveniente del nuevo gobierno racista y represor.  "Las vainas que tienen son de armamento que no tenemos nosotros, personas que estaban en segunda fila han disparado y han herido a sus mismos compañeros", fue la insólita versión que reprodujo el canal Unitel en una entrevista a un militar que no se identificó.
 
La represión partió de un cordón formado por fuerzas de la Policía boliviana y el Ejército sobre el puente Huayllani, en las afueras de Cochabamba, para impedir que los manifestantes lleguen en la tarde del viernes a la plaza 14 de Septiembre, segunda escala de la larga marcha que se dirige a La Paz el domingo.
 
La Opinión Popular

 
Violentos enfrentamientos en Bolivia: asciende a seis la cifra de muertos
 
Además de las víctimas fatales en Cochabamba, hay dos personas en estado de muerte cerebral, decenas de heridos y más de un 100 de detenidos
 
El enfrentamiento entre la Policía y el Ejército bolivianos con manifestantes contra el Gobierno de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, este viernes en la ciudad de Sacaba, en el departamento de Cochabamba, ha dejado al menos seis cocaleros muertos por heridas de bala, además de dos en estado de muerte cerebral, decenas de heridos y más de un 100 de detenidos.
 
Así lo ha confirmado el Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, según ha recogido el diario local 'Los Tiempos'. Cox ha agregado que cinco de los fallecidos han sido identificados como Omar Calle, César Sipe, Juan López, Emilio Colque y Lucas Sánchez.
 
Los hechos han tenido lugar en el puente Huayllani, en la ciudad de Sacaba, según el diario local 'La Razón Digital', que ha agregado que las fuerzas de seguridad han impedido que los cocaleros avanzaran y llegaran a la ciudad.
 
El comandante de la Policía de Cochabamba, Jaime Zurita, ha indicado que se ha incautado a los manifestantes armas de fuego, bazucas artesanales y explosivos.
 
"Hemos negociado hasta más no poder y entonces cuando las cosas pretenden salirse de control entonces la Policía tiene que tomar el mando y restablecer el orden público", ha indicado Zurita tras retomar el control del puente.
 
Zurita ha añadido que los cocaleros pretendían ingresar hacia Cochabamba de manera "pacífica", pero que, finalmente, "se les encontró armamento y artefactos explosivos", ha sostenido.
 
Por su parte, el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, ha condenado las muertes de los cocaleros y el uso de fuego real contra los manifestantes.
 
"Condeno y denuncio ante el mundo que el régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las Fuerzas Armadas y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho", ha indicado en su cuenta de Twitter. "Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba", ha lamentado.
 
En este contexto, Morales también ha pedido que las Fuerzas Armadas y la Policía bolivianas "paren la masacre". "El uniforme de las instituciones de la patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo", ha reclamado.
 
"La dictadura de Jeanine Áñez y los golpistas (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho nos acusaron de 'dictadura'", ha continuado el expresidente de Bolivia. "Ahora su 'presidenta' autonombrada y su gabinete de abogados defensores de violadores y represores masacra al pueblo con las fuerzas armadas y la Policía como la verdadera dictadura", ha apostillado.
 
En este contexto, el ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreza, también ha denunciado la "represión desmedida" y la "masacre" en Cochabamba.
 
"Imágenes fuertes, pero necesarias, para denunciar el carácter represor y dictatorial de quienes han asaltado el poder en Bolivia", ha escrito en su cuenta de Twitter, acompañando el mensaje con un vídeo. "La comunidad internacional debe condenar y actuar para detener esta barbarie", ha zanjado.
 
Un total de 110 personas también han sido detenidas este viernes en La Paz en una nueva jornada de protestas en Bolivia, en este caso contra el Gobierno de Áñez, ha informado el diario 'El deber'.
 
"Estamos procesando cada caso particular, se les están revisando sus pertenencias, hemos encontrado artefactos explosivos, piedas, palos, hondas, objetos contundentes con los que estaban causando temor a su paso", ha indicado el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Cristian Saavedra.
 
La crisis política en Bolivia estalló tras las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre. Morales proclamó su victoria mientras que la oposición denunció un "fraude gigantesco". La auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha confirmado "irregularidades".
 
Morales dimitió el domingo y el martes llegó a México en calidad de asiliado político. Áñez se ha proclamado mandataria interina para evitar el vacío de poder dejado por la renuncia del líder indígena y otros altos cargos, asegurando que su objetivo es celebrar nuevas elecciones.
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
Golpe en Bolivia: brutal masacre en Cochabamba deja al menos 8 muertos y 125 heridos
La represión, que las fuerzas de seguridad desataron sobre los ciudadanos, dejó al menos seis víctimas fatales en Sacaba, Cochabamba. Comenzaron a circular brutales imágenes en redes sociales y por Whatsapp que demostraron la brutalidad del gobierno de facto.
10-12-2019 / 08:12
 
La Guerra de Invierno estalló cuando la Unión Soviética atacó Finlandia el 30 de noviembre de 1939, tres meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial. El 11 de diciembre empezaron a ser atacados por guerrilleros finlandeses, y debido a su despreocupado avance, sin proteger sus flancos, pudieron ser cercados por una fuerza menor.
 
La estrategia finlandesa sería una combinación letal de acciones de guerra regular e irregular, una fórmula que por esos años ya estaba probando con éxito Mao Tsé Tung en China y que en las décadas siguientes sería decisiva para las victorias de los revolucionarios vietnamitas contra Francia y los Estados Unidos.
 
Los finlandeses resistieron el masivo embate inicial del Ejército Rojo, comenzando luego a guiarse por un principio tan básico como efectivo: guerra de guerrillas contra grandes concentraciones de tropas enemigas cuando éstas se encontraran en espacios reducidos y sin posibilidades de maniobrar y guerra abierta frente a frente cuando existiera paridad de fuerzas o inferioridad del adversario.
 
La guerra duró 105 días, hasta el 12 de marzo de 1940. El enfrentamiento, desigual, dejó 25 mil bajas finesas contra 200 mil del Ejército Rojo. El resultado es complejo, ya que aunque la URSS logró satisfacer sobradamente sus demandas iniciales con la cesión por parte de Finlandia de los territorios de Petsamo, Salla y la mayor parte de Karelia, sus pérdidas para superar las defensas finlandesas fueron tremendas y no cumplieron con su objetivo de conquistar todo el país.
 
La guerra de Invierno fue un desastre militar para la Unión Soviética. Además, su posición internacional sufrió considerablemente y fue puesta en duda la capacidad combativa del Ejército Rojo tras las purgas políticas de Stalin, un hecho que contribuyó fuertemente a la decisión de Hitler de lanzar la Operación Barbarroja invadiendo la URSS.
 
La Opinión Popular
 

09-12-2019 / 06:12
09-12-2019 / 05:12
La Batalla de Ayacucho fue el último gran enfrentamiento dentro de las campañas terrestres de las guerras de independencia hispanoamericanas (1809-1826) y significó el final definitivo del dominio colonial español en América del sur. La batalla se desarrolló en la Pampa de Quinua o Ayacucho, Perú, el 09 de diciembre de 1824. Alrededor de 80 valientes Granaderos argentinos (los últimos de los 4.000 que cruzaron los Andes con José de San Martín) participaron en la victoria, junto a combatientes colombianos, venezolanos, peruanos y chilenos. Un ADN bien latinoamericano.
 
El general venezolano Antonio José de Sucre, a los 29 años, fue el protagonista central de la batalla, al mando de las fuerzas patrióticas, que acometieron directamente a la masa desorganizada de tropas colonialistas que, sin poder formar para la batalla, descendía en hileras de las montañas. Lo acompaña el intrépido general colombiano José María Córdoba, de 25 años, que alzando su sombrero blanco de jipijapa en la punta de su espada, entusiasma a sus hombres lanzándose al combate con el grito: "¡División! ¡De frente! ¡Armas a discreción y paso de vencedores".

La frase lanzada por el general Jacinto Lara al iniciar el combate es menos homérica pero más criolla. Los hombres de Lara eran hijos de los llanos venezolanos y "gente cruda". Su general les dirigió antes de la batalla la siguiente arenga: "¡Zambos del carajo! ¡Al frente están los godos puñeteros! El que manda la batalla es Antonio José de Sucre, que como  ustedes saben, no es ningún cabrón. Conque así, apretarse los cojones y ... ¡a ellos!".
 
Las fuerzas patriotas sumaban 5.780 hombres y los realistas, 9.310 soldados. La victoria americana fue completa. Cayeron prisioneros el virrey José de la Serna con todos sus generales, empezando por José de Canterac y Jerónimo Valdés, con más de 600 oficiales y dos mil hombres de tropa. Más de dos mil muertos (307 patriotas y 1800 realistas) quedaron sobre el campo de Ayacucho, donde concluía el poder colonial español en América.

La victoria de los revolucionarios independentistas supuso la desaparición del contingente militar realista español más importante que seguía en pie, sellando la independencia peruana con una capitulación militar que puso fin al Virreinato del Perú. Terminaron así las guerras de liberación en todo un continente, que habían comenzado medio siglo atrás, cuando los yanquis iniciaron las hostilidades contra los ingleses en Middlesex County, Massachusetts, el 19 de abril de 1775.

 
Presencia indestructible de Eva Perón 
Por Blas García



08-12-2019 / 10:12
07-12-2019 / 18:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar