La Opinión Popular
                  18:35  |  Miércoles 08 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 15-11-2019 / 09:11
LIBERTAD DE PRENSA EN RIESGO: ATACAN EN LAS CALLES A ENVIADOS DE CANALES ARGENTINOS

Periodistas argentinos en Bolivia fueron acusados de "sedición" por el gobierno golpista proyanqui

Periodistas argentinos en Bolivia fueron acusados de
LAMENTABLE. Ayer un grupo de manifestantes golpeó al equipo de trabajo que lidera Rolando Graña y otros cronistas argentinos fueron violentados y se les impidió realizar su trabajo. Luego, la ministra transitoria de Comunicación, Roxana Lizarraga, tildó de "pseuperiodistas" a los equipos de comunicadores argentinos y confirmó que "están identificados y el ministro de Gobierno va a tomar las acciones pertinentes".
Los equipos periodísticos de TN, América 24, Crónica TV y Telefé fueron agredidos y acusados de realizar actos de sedición por parte del gobierno golpista proyanqui de la autoproclamada presidenta Jeanine Añez. Tras las amenazas, los periodistas argentinos tuvieron que ser refugiados por la embajada en La Paz.
 
Fue la ministra transitoria de Comunicación, Roxana Lizarraga, la que tildó de "pseuperiodistas" a los equipos de comunicadores y confirmó que "están identificados y el ministro de Gobierno va a tomar las acciones pertinentes". "Comenzaron mal", se limitó a decir el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García. Las organizaciones de prensa repudiaron el accionar del gobierno autoproclamado.
 
Álvarez García, en diálogo con A24 -cuyo corresponsal Rolando Graña es uno de los expulsados por el gobierno golpista-, confirmó esta tarde que los periodistas de TN, América 24 y Telefé ya habían sido recogidos por funcionarios de la embajada y se encontraban en su residencia por seguridad.
 
Por su parte, el canciller Jorge Faurie calificó de "totalmente infeliz" las declaraciones de Lizarriaga e indicó que se comunicará con quien ejerza el rol de canciller en el gobierno autoproclamado de Añez para expresar la "viva disconformidad" del gobierno argentino.
 
El embajador, que el lunes negó el golpe de Estado en curso, evitó condenar la actitud del denominado "gobierno de transición" contra la libertad de prensa. Ante la consulta, Álvarez García se excusó por no haber escuchado a Lizarraga y luego minimizó el hecho: "Voy a hablar con algún funcionario. Comenzaron mal, pero bueno...", respondió.
 
Las expulsiones por "sedición" fueron anticipadas más temprano por la ministra transitoria de Comunicación del gobierno de facto quien aseguró que para "aquellos periodistas o pseudoperiodistas que están haciendo sedición se va a actuar conforme a ley" e indicó que "ya se tiene identificados", a quienes después recibirían la orden de expulsión.
 
Al conocer la aplicación de la figura de sedición contra los trabajadores de prensa argentinos, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) repudió "los ataques a les trabajadores de prensa y a la libertad de expresión en Bolivia" e instó la Cancillería argentina a "garantizar la libertad de trabajo e integridad física de las y los colegas que cubren el golpe de Estado".
 
Por su parte, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas manifestó su "preocupación" por los ataques recibidos por los equipos periodísticos y por los dichos de Lizarriaga, sin hacer mención a que lo ocurre se da en el marco de un golpe de Estado. 
 
La Opinión Popular

 
Golpe en Bolivia: tras las amenazas, los periodistas argentinos tuvieron que ser refugiados por la embajada en La Paz
 
Luego de que ayer un grupo de manifestantes opositores a Evo Morales golpeara al equipo de trabajo que lidera Rolando Graña en La Paz, Bolivia, y tras las declaraciones de la nueva ministra de Comunicación boliviana, que amenazó a periodistas locales y extranjeros por cometer presunta "sedición", cronistas de los canales TN y Crónica sufrieron agresiones.
 
Amenazas y agresiones a periodistas y profesionales de la comunicación, ataques contra instalaciones de radios, canales de televisión y diarios son algunos de los actos de intimidación que están ocurriendo en las últimas horas en el marco de las protestas sociales que comenzaron luego de las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.
 
Tras las agresiones a los distintos cronistas y sus compañeros de trabajo, el equipo de TN fue evacuado del hotel donde se estaban hospedando. El operativo fue llevado a cabo por un grupo de élite de una fuerza de seguridad argentina.
 
Al respecto, el Canciller Jorge Faurie aseguró que "todos los equipos de los diferentes medios de comunicación que estaban cubriendo los acontecimientos en Bolivia están a resguardo, en un lugar apropiado. Algunos otros están en contacto con personal del consulado y la embajada. La embajada trabajó de manera eficiente para ubicar a los periodistas y llevarlos a un lugar en seguridad".
 
Esta tarde, la cronista de TN Carolina Amoroso fue interrumpida mientras hacía su trabajo por una mujer que empezó a gritar "váyanse de mi país". Cuando Amoroso intentó darle la palabra para que dijera lo que quisiera, la mujer dijo: "No tengo nada que hablar contigo, ¿para qué?, ¿para qué cambies mi discurso? A mí qué me importa que estés en vivo". A continuación, varias personas rodearon al camarógrafo Federico Gandolfi y empezaron a gritar frente a la cámara y amenazaron e increparon a ambos.
 
Más tarde, mientras el equipo de Crónica TV trabajaba en el centro de La Paz, otro grupo de manifestantes los increpó y los periodistas fueron perseguidos hasta su hotel.
 
Todo esto se dio luego de que ayer Rolado Graña y su equipo fueran agredidos mientras trabajaban en La Paz, al tiempo que un grupo de trabajo de Telefé también sufriera intimidaciones.
 
Al conocerse la situación de los trabajadores de prensa, la Cancillería argentina solicitó mediante un comunicado a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano, trabajando en la cobertura de los sucesos que son de público conocimiento. Y añadió que el consulado argentino en La Paz ya tomó contacto con los periodistas argentinos.
 
"El Gobierno Argentino solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano, trabajando en la cobertura de los sucesos que son de público conocimiento", detalló el comunicado de la cartera que conduce Jorge Faurie.
 
En esa línea, sostuvo que "por otro lado, el Consulado General de Argentina en La Paz ya tomó contacto con los periodistas argentinos a raíz de las situaciones de violencia a las que fueron sometidos en estas últimas horas y se continuará en seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa y la asistencia a los ciudadanos argentinos".
 
En diálogo con Crónica TV, el presidente de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) Daniel Dessein, aseguró que lo que está sucediendo con las agresiones a la prensa es "una situación muy grave, condenamos las agresiones y manifestamos nuestra solidaridad. Nos comunicamos con el Canciller (Faurie), que nos informó que la Embajada argentina en Bolivia estaba realizando las gestiones para intentar garantizar la seguridad de los periodistas. Nos preocupó mucho las declaraciones de la Ministra (de Comunicación) Lizárraga, que amenazó con utilizar la ley de sedición contra periodistas. Es una situación muy crítica que está avanzando negativamente y nos genera mucha preocupación".
 
Finalmente, a última hora del jueves ADEPA informó a través de su cuenta de Twitter que el subsecretario de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman, confirmó que "todos los periodistas argentinos en La Paz, Bolivia, están a salvo".
 
La ministra de Comunicación de Bolivia, Roxana Lizárraga, había amenazado a la prensa boliviana e internacional con acusarla de sedición "si no cumplen con su trabajo". "La prensa tiene todas las garantías para trabajar y aquellos periodistas o pseudoperiodistas que estén haciendo sedición se va a actuar conforme a la ley, porque lo que hacen algunos periodistas, bolivianos o extranjeros, es causar sedición en nuestro país y por eso responderemos con la ley boliviana", afirmó Lizárraga en una improvisada conferencia de prensa.
 
Al ser consultada sobre si las autoridades del gobierno de la presidente interina Jeanine Áñez tienen identificados a los supuestos trabajadores de prensa que habrían causado "sedición", respondió que "ya se tiene identificados a quiénes serían los periodistas" y adelantó que "el ministro de gobierno va a tomar las medidas necesarias".
 
Tras esas declaraciones, Lizárraga habló con el canal TN y afirmó: "No he hecho ninguna declaración de que la prensa internacional esté haciendo sedición, existen los bloggeros digitales en el país, existe una embajada de Cuba y Venezuela que están utilizando sus medios y sus redes para desinformar y convocar a un enfrentamiento entre bolivianos. Eso se llama sedición y es un delito".
 
"Las mentiras, la falta de honestidad, el desvirtuar lo que pasa en un país, el tratar de generar convulsión, eso sí es sedición y no es trabajo periodístico. Debe haber imparcialidad, es lo único que estamos pidiendo quienes estamos en este gobierno de transición", concluyó.
 
Poco antes de la declaración de la ministra, el camarógrafo de Telefé Lucio Gómez, que ayer fue agredido mientras realizaba su cobertura, anunció en un video publicado en las redes sociales que el canal evacuaría a su equipo en las próximas horas de la capital boliviana tras haber sido acusado de sedición por el actual gobierno boliviano.
 
En diálogo con A24, el Canciller Faurie dijo que las declaraciones de Lizárraga fueron "atentatorias contra el ejercicio de la tarea periodística, contraria al criterio de libertad de prensa, que defendemos a ultranza". "La labor de los equipos de prensa que están en Bolivia quieren informar a los argentinos sobre lo que se vive en Bolivia y la afirmación de que es sedición es infeliz", agregó.
 
En tanto, concluyó: "Estamos procurando entrar en contacto con el encargado del área de relaciones exteriores para expresar nuestra disconformidad. Defender la libertad de prensa en cualquier lugar del mundo es una de las tareas para reforzar el sistema democrático".
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
08-07-2020 / 12:07
En un duro dictamen, el fiscal Gerardo Pollicita consideró que las autoridades macristas del Banco Nación "incumplieron deliberadamente los deberes a su cargo". Afirmó que los empresarios accedieron a créditos mientras postergaban el pago de sus obligaciones, con el objetivo de que la entidad finalmente no tuviera de donde cobrar la deuda.
 
Pollicita pidió que se ordene la inhibición de bienes al ex presidente del Banco Nación (BN) Javier González Fraga y a su segundo Lucas Llach, así como también a ex funcionarios de esa entidad y a empresarios de Vicentin involucrados en la causa penal que investiga una supuesta defraudación en el otorgamiento de créditos multimillonarios a esa cerealera.
 
"Otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera", dice el planteo presentado ante el juez de la causa, Julián Ercolini. En el escrito de 79 páginas, el fiscal pidió que se disponga esas medidas contra los 24 investigados en esa causa, entre los que están involucradas las personas jurídicas Vicentin SA y Algodonera Avellaneda SA. Sobre estos se pidió que se dicte la "prohibición de innovar sobre su composición accionaria".
 
El dictamen sostiene que "los elementos probatorios" indican que los funcionarios del Banco Nación, "algunas veces por acción y otras por omisión, incumplieron deliberadamente los deberes a su cargo y perjudicaron los intereses confiados en la administración de los fondos de la entidad bancaria".
 
"Otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera a las firmas Vicentin SA y Algodonera Avellaneda SA, apartándose de la normativa interna que lo regula, y luego omitieron ejecutar en tiempo y forma las garantías que preveían los contratos tendientes a recuperar el dinero que se adeudaba", puntualizó.
 

08-07-2020 / 11:07
Los datos revelan que el país transita el peor momento de la pandemia. Más de dos mil contagiados diarios y un trabajo arduo de los profesionales de la salud para controlar que no haya más casos. Aún así desde diversos sectores cercanos al macrismo siguen con sus ideas anticuarentena que ponen en peligro a toda la sociedad, llaman a una marcha para el 9 de julio aunque el riesgo de un contagio masivo se alto.
 
Con su habitual modus operandi, los trolls macristas empezaron a militar movilizaciones para el día de la independencia. Una vez más volvieron a agitar con fake news y consignas de odio que se multiplicaron en todas las redes sociales.
 
Como suele suceder, en las imágenes se pueden ver fotos de Vicentin, Venezuela y de diferentes puntos del campo. En algunos de los videos, se escucha hasta una amenaza anti democrática y destituyente en la que sostienen que "hay que ponerle un freno contundente y definitivo" al actual Gobierno.
 
Entre los promotores visibles de la movida está el poeta Santiago Kovadloff y el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Luciano "Lucho" Bugallo que compartieron diferentes afiches y comentarios sobre la movida.
 
Uno de los movimientos que genera este tipo de contenido es el reconocido como "Campo+Ciudad" en el que justamente está Bugallo y otros dirigentes. En las imágenes se ven comentarios sorprendentes como la falsa dicotomía entre "salud y economía". Además, acusan sin pruebas de "rotura de silobolsas" y reclaman, entre otras cosas, el retorno a las "sesiones presenciales" en el Congreso.
 
Justamente, sobre este último punto, en las últimas semanas se conocieron diversos casos positivos de COVID-19 tras la presentación de varios legisladores de la oposición entre los que estuvieron los macristas Julio Sahad y Miguel Bazze

07-07-2020 / 10:07
Otra vez, los sectores de la derecha macrista más fanática, que responden a la conducción de Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Ángel Pichetto, dan muestras de violencia -verbal, en este caso- y de muy poco compromiso con las reglas de la convivencia democrática.
 
El miserable documento, firmado por las autoridades partidarias de Juntos por el Cambio, referido al asesinato de Fabián Gutiérrez, es un compendio de acusaciones e inferencias, sin el aporte de una sola prueba, con el único propósito de endilgarle responsabilidad en el hecho al Frente de Todos que ejerce el gobierno nacional.
 
Pero, la irritación desatada por la difusión inconsulta del comunicado que trataba como un crimen político el asesinato de Gutiérrez le costó su lugar a Bullrich, quien tendrá que resignar poder. Luego de los choques internos del fin de semana por el incendiario comunicado que la presidenta del PRO decidió enviar sin haber terminado antes las conversaciones con otros sectores del espacio opositor, se reunió el sector "dialoguista".
 
El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; la ex gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe de la bancada de Diputados, Cristian Ritondo; el vicejefe Diego Santilli, los intendentes Néstor Grindetti y Jorge Macri, entre otros, conversaron en un Zoom. Es decir: un encuentro de todos los que quedaron descontentos con la salida del espacio a plantear una confrontación con el Gobierno nacional y tratar al asesinato de Gutiérrez como un crimen político.
 
Hay mucho enojo en el sector de los que tienen los votos y los cargos, que eran los furgones de cola desplazados por los gurkas, el "ala dura", que no tiene responsabilidades de gobierno. La conclusión es que plantearán la formación de una mesa ejecutiva del PRO, donde Bullrich (y por ende el ex presidente Macri) estará rodeada de dirigentes del otro sector. O sea, le quitaron poder...
 

06-07-2020 / 11:07
Encontraron muerto a Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Fernández que estaba "desaparecido en democracia", según el macrismo. De acuerdo a la confesión reproducida por medios de Santa Cruz, uno de los supuestos asesinos, de 19 años, habría entablado una relación amorosa con Gutiérrez al solo efecto de extorsionarlo, pero como no quiso pagar, lo secuestraron, lo torturaron y lo mataron.
 
Lo que sí es seguro que la muerte violenta de Gutiérrez se enquistó en la prensa anti K y trajo al ruedo las teorías más conspirativas y paranoicas, como un remix del caso Nisman. Su condición de ex secretario privado de los Kirchner y uno de los tantísimos "arrepentidos" en la causa de los cuadernos alimenta el morbo entre quienes se van a aferrar ciegamente al convencimiento de un asesinato mafioso K.
 
Sin tener en cuenta los datos que arrojó la investigación, desde Juntos por el Cambio aseguraron que la muerte de Gutiérrez representaba "un crimen de extrema gravedad institucional" y lo dejaron asentado en un comunicado opositor, que llevó la firma de las autoridades del PRO, Patricia Bullrich y Federico Angelini, de la UCR, Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén, y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic.
 
No importa la autopsia. No importa cualquier confesión que pueda surgir de la autoría del homicidio. No importa nada de eso. La militancia macrista feroz alega que el kirchnerismo se tomó venganza. Tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como el presidente Alberto Fernández, tildaron de "miserables" y "canallas" a los que intentan sembrar la idea de un crimen político.
 
El comunicado que acusa al Gobierno de estar detrás del asesinato de Gutiérrez, difundido por el ala gurka del macrismo mientras seguían debatiéndolo y antes de llegar a un consenso dentro de Juntos por el Cambio, desató la furia en la coalición opositora. Dirigentes bonaerenses y porteños amenazan con hacer expresa su diferencia dinamitando puentes con el ala dura.
 

05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar