La Opinión Popular
                  02:12  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 05-11-2019 / 09:11
LA DESCONFIANZA DOMINA LA RELACIÓN

La alianza Cambiemos convulsionada y sin Jefe

La alianza Cambiemos convulsionada y sin Jefe
Con la derrota de Juntos por el Cambio todavía humeante, el actual gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, no tuvo reparos en desnudar las internas que atraviesan a Cambiemos. Con Mauricio Macri golpeándose el pecho y autoproclamándose como jefe de la futura oposición, el diputado nacional electo hasta 2023 aclaró que el sello macrista ejercerá en la era albertista una conducción "horizontal" y sin "liderazgo único".
"Si hubieran estado hoy los gobernadores radicales, hubiéramos estado en la misma sintonía. El mal tiempo no les permitió llegar". Mauricio Macri deja el Gobierno como lo arrancó: culpando a las inclemencias climáticas por ausencias notorias en situaciones clave.
 
Primero fue la ausencia de la ciudadanía en su primer discurso inaugural de las sesiones legislativas ante el Congreso. Y ahora, su última reunión de gabinete ampliado antes de dejar la Casa Rosada. Pero así como en 2016 no tuvo que ver el feo día, tampoco ayer pesó la lluvia. La primera plana del radicalismo decidió faltar a la cita con el Presidente porque, después de la derrota, ya no lo reconoce como jefe.
 
Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, era el único que tenía una excusa creíble: está en China. Aunque a la vez, es el que menos necesitaba excusarse: mantiene desde hace años una relación tirantísima con Macri, a quien ha cuestionado públicamente más de una vez.
 
Hace horas, por caso, avisó que ya no habrá liderazgos únicos en Cambiemos. Lo mismo hizo el jefe del interbloque en la Cámara de Diputados, Mario Negri, quien subrayó: "Los tres partidos que integramos Cambiemos estamos ahora en igualdad de condiciones".
 
Coincidencia llamativa la de Cornejo y Negri, que mantienen por estas horas una disputa descarnada para quedarse con la conducción del bloque radical desde diciembre. Pero lo que no une el amor, lo une el espanto.
 
Y ninguno quiere ser ya mandado por Macri. Negri también tuvo una excusa para el faltazo de ayer a la reunión de despedida del gabinete ampliado: tenía turno para un chequeo médico. Queda la duda de si podría haber modificado esa cita.
 
El malestar con el ahora ex jefe de la coalición Cambiemos viene desde hace tiempo, aunque en las últimas horas se profundizó. A los radicales y también a la Coalición Cívica de Elisa Carrió no les cayó bien que Macri salga a proclamarse jefe de la oposición sin más.
 
Por otra parte y como consecuencia de la derrota, María Eugenia Vidal debió soportar el ataque pos electoral de la Casa Rosada. La metralla amiga tiroteó las trincheras vidalistas a discreción, con el inocultable objetivo de responsabilizar a la Gobernadora por la derrota electoral del Presidente. El cerebro de esa embestida es Marcos Peña, como inicio de un proceso de reconfiguración de Juntos por el Cambio en la oposición "a la venezolana" bajo el liderazgo de Macri.
 
Pese a que el vidalismo rechazó los reproches, el macrismo puro concretó su avanzada bonaerense. Jorge Macri, intendente de Vicente López, habló de una conducción horizontal del espacio. Una forma contundente de señalar que la Gobernadora afronta un escenario de disputa de su liderazgo provincial en Cambiemos.
 
La Opinión Popular

 
A Carrió no le cayó bien que Macri salga a proclamarse jefe de la oposición sin más. Y peor les cayó enterarse por los medios de que Cristian Ritondo podría ser el nuevo jefe del interbloque, si se dan algunos números que todavía dependen de tironeos al interior del todavía oficialismo.
 
Si Emilio Monzó mantiene a sus diputados adentro del bloque PRO, es probable que esa bancada sea la más numerosa adentro de Cambiemos y sólo con ese dato, el presidente del bloque PRO podría convertirse en presidente del interbloque Cambiemos.
 
Si, en cambio, se lleva bajo otra denominación a su decena de legisladores, entonces sería la UCR el actor dominante y el habilitado a poner al jefe del interbloque.
 
Pero también los radicales pueden tener fugas, porque en la pelea entre Negri y Cornejo, este último -en sociedad con Enrique "Coti" Nosiglia- amenaza con llevarse a sus cuatro diputados si el cordobés no le cede la conducción de la bancada.
 
Como si fuera poco, en un escenario de paridad entre ambos grupos, PRO y UCR, los votos que podrían terminar definiendo la presidencia del interbloque son los de la anticipadamente renunciada Elisa Carrió, que ya le avisó a Macri en la reunión que tuvieron a solas que no los quiere ni a Ritondo ni a Cornejo, porque tienen perfiles acuerdistas.
 
La respuesta del Presidente fue elocuente. Un día después de esa reunión, el macrismo instaló a Ritondo como jefe de la bancada. Hay relaciones que ya no están para sutilezas.
 
El malestar por Ritondo, sin embargo, no lo sienten sólo los radicales y Carrió. También hubo revuelo en el PRO. El actual presidente de la bancada, Álvaro González -que reemplazó a Nicolás Massot cuando éste se fue a estudiar a Estados Unidos-, tiene intenciones de continuar en su puesto.
 
Así se lo hizo saber frente a frente al Presidente la semana pasada. Se llevó una respuesta afirmativa que, a la luz de lo que pasó después, se evaporó en el viento.
 
González tiene algunas características a su favor en la puja frente a Ritondo. La más fuerte: es un hombre de Horacio Rodríguez Larreta, el único PRO que quedó en pie. Pero Ritondo lo aventaja en picardía.
 
El todavía ministro de Seguridad bonaerense logró que en la tensa reunión que compartieron a solas, María Eugenia Vidal le pida a Macri por su futuro. Y ayer mismo dijo públicamente, al salir del gabinete ampliado, que "seguramente" le tocará conducir el bloque del PRO.
 
Y no se privó de anticipar los tiempos dialoguistas que espera comandar: "Seremos una oposición constructiva que no ponga palos en la rueda", dijo. En Cambiemos hay quienes todavía dudan: "Ojo que el que entra Papa, sale cardenal", avisan.
 
Pero las desconfianzas y los recelos internos no son exclusividad de Cambiemos. Según pudo saber BAE Negocios, al jefe del bloque de los diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, no le cayó nada bien la agenda legislativa que el muy probable futuro presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, confirmó a los medios sin avisarle.
 
Ese listado incluye la creación del Consejo Económico y Social, la del Consejo de Seguridad que reemplazará al Ministerio de esa área y el reperfilamiento de la deuda bajo legislación nacional.
 
Leyes clave para el futuro gobierno que dependerán del esquema de alianzas que logre establecer el Frente de Todos y también del sector que se imponga para conducir a la oposición a partir de diciembre.
 
Por Noelia Barral Grigera
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
La alianza Cambiemos convulsionada y sin Jefe
"¡Hay gato para rato!", gritó el presidente saliente Mauricio Macri en la famosa reunión de gabinete ampliado, mientras prepara junto a Marcos Peña una gran marcha a Plaza de Mayo para el sábado 7 de diciembre. Las miradas del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y de Eugenia Vidal no fueron las más alegres.
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar