La Opinión Popular
                  23:51  |  Jueves 28 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Internacionales - 02-11-2019 / 17:11
EFEMÉRIDES POPULARES. POCO DESPUÉS DE SEPARARSE DE COLOMBIA, SE INICIA LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL

Sostenidos por yanquis, un grupo secesionista proclama la República de Panamá

Sostenidos por yanquis, un grupo secesionista proclama la República de Panamá
La separación de Panamá de Colombia ocurrió el 03 de noviembre de 1903, después de la Guerra de los Mil Días, y que desencadenó la proclamación de la República de Panamá, lo que constituyó un atentado contra la integridad político-territorial de Colombia, que fue ideado por los Estados Unidos en asociación con la oligarquía istmeña de la época. En la imagen: Convención Nacional de 1904 con Manuel Amador Guerrero, Presidente de la República de Panamá.
La separación de Panamá de Colombia​ fue un hecho ocurrido el 03 de noviembre de 1903, después de la Guerra de los Mil Días, y que desencadenó la proclamación de la República de Panamá, lo que constituyó un atentado contra la integridad político-territorial de Colombia, que fue ideado por los Estados Unidos en asociación con la oligarquía istmeña de la época.
 
El político istmeño José Agustín Arango conspiró en secreto con inversionistas de Wall Street para la preparación del movimiento secesionista y conformó una junta revolucionaria clandestina destinada a separar el istmo de la soberanía colombiana, y así poder negociar directamente con Estados Unidos la construcción del canal interoceánico por Panamá.
 
El 13 de noviembre de 1903, Estados Unidos reconoce formalmente a la República de Panamá (después de haberla reconocido extraoficialmente del 6 al 7 de noviembre), Francia lo haría al día siguiente y antes de finalizar noviembre, otros quince países de América, Europa y Asia lo harían también. Para el 18 de noviembre de ese mismo año, el secretario de Estado norteamericano, John Milton Hay, firma en unión con el francés Phillipe Bunau-Varilla un tratado para la construcción del Canal de Panamá.
 
La Opinión Popular



Si bien es cierto que la independencia panameña de España fue un movimiento ajeno a la revolución bolivariana, la unión voluntaria del istmo a la Gran Colombia, en busca de un mejor futuro bajo el liderazgo de Simón Bolívar, fue una decisión tomada por los istmeños en 1821, la cual estuvo marcada por las situaciones adversas vividas en las diferentes repúblicas colombianas como guerras civiles, enfrentamientos políticos y una mala situación económica.
 
Luego de 17 intentos de separación y 4 separaciones declaradas con un posterior reintegro a Colombia, el fracaso de la construcción del canal por parte de los franceses, la Guerra de los Mil Días trasladada a territorio panameño, el fusilamiento del caudillo liberal Victoriano Lorenzo, el rechazo del senado colombiano​ al tratado Herrán-Hay para la construcción del canal interoceánico​ por parte de los Estados Unidos sirven de detonante para un nuevo movimiento separatista liderado por José Agustín Arango, Manuel Amador Guerrero, Carlos Constantino Arosemena, General Nicanor A. De Obarrio, Ricardo Arias, Federico Boyd, Tomás Arias y Manuel Espinosa Batista.
 
Según algunos historiadores, el político istmeño José Agustín Arango conspiró en secreto con inversionistas de Wall Street la preparación del movimiento separatista y conformó una junta revolucionaria clandestina destinada a separar el istmo de la soberanía colombiana, y así poder negociar directamente con Estados Unidos la construcción del canal interoceánico por Panamá, ya que los Estados Unidos exploraba la posibilidad de la construcción de la vía entre Nicaragua y Costa Rica.
 
Por su parte, Manuel Amador Guerrero viajó en secreto a los Estados Unidos en busca de apoyo para el plan. Asimismo, el movimiento obtuvo en Panamá el respaldo de importantes jefes liberales y el apoyo del comandante militar Esteban Huertas, acordándose la puesta en marcha del plan separatista para un día no definido del mes de noviembre de 1903.
 
Los insistentes rumores sobre un movimiento en Panamá, hicieron que Colombia movilizara al Batallón Tiradores desde Barranquilla, con instrucciones para reemplazar al Gobernador José Domingo de Obaldía y al General Esteban Huertas, quienes ya no gozaban de confianza por parte del gobierno de Bogotá.
 
La mañana del 03 de noviembre de 1903, desembarca en Colón el Batallón Tiradores, al mando de los generales Juan B. Tovar y Ramón G. Amaya. El contingente armado debió ser transportado hacia la ciudad de Panamá, pero fueron comunicados de contratiempos, por parte de las autoridades del ferrocarril de Panamá, quienes actuaron en complicidad con el movimiento separatista. Sin embargo los generales y altos oficiales accedieron a transportarse a la ciudad de Panamá sin sus tropas.
 
Una vez llegados a ciudad de Panamá, Tovar, Amaya y sus oficiales fueron arrestados por órdenes del general Esteban Huertas, quien comandaba el Batallón Colombia, de cuya jefatura pretendían reemplazar.
 
La decisión del general Huertas de apoyar el movimiento separatista y arrestar a los generales colombianos dependió del apoyo que le brinda el general Domingo Díaz quien junto al pueblo del arrabal de Santa Ana tomaron las armas, formando un ejército de más de mil panameños listos a defender la separación. La flota naval anclada en la bahía de Panamá se rindió sin oponer resistencia.
 
En Colón quedó la tropa del Batallón Tiradores bajo el mando del coronel Eliseo Torres, quienes fueron sometidos por las fuerzas separatistas y obligados a zarpar del istmo rumbo a Colombia.
 
La ciudad de Panamá se encontraba conmocionada y en los barrios se escuchaban los gritos de celebración y festejo de la naciente República de Panamá.
 
En la noche del 03 de noviembre de 1903 el Consejo Municipal de la ciudad de Panamá, presidido por Demetrio H. Brid se reunió bajo la voluntad del pueblo de ser libre y de establecer un gobierno propio, independiente, y soberano, sin la subordinación de Colombia, bajo el nombre de República de Panamá, decisión que halló inmediatamente respaldo en el resto del país.
 
 Ante el surgimiento de un gobierno de facto, Demetrio H. Brid se convirtió entonces en el primer Presidente de facto de la República de Panamá.
 
El Consejo Municipal de Panamá, por intermedio de su Presidente, estableció el 04 de noviembre a una Junta Provisional de Gobierno, quedando conformada por José Agustín Arango (Presidente), Federico Boyd y Tomás Arias, quienes ejercieron funciones hasta el 19 de febrero de 1904 cuando la Convención Nacional Constituyente designó a Manuel Amador Guerrero como primer Presidente Constitucional de la República de Panamá.
 
Hubo varios intentos por parte del gobierno colombiano para revertir la separación del istmo, desde reuniones de alto nivel entre representantes de Bogotá y Panamá, ofrecimientos políticos como la aprobación del tratado del canal que había sido rechazado y el traslado de la capital de Colombia a Panamá, así como un fracasado intento de invasión militar a través de las selvas del Darién y hasta la invocación del tratado Mallarino-Bidlack que exigía a los Estados Unidos someter militarmente al pueblo panameño a fin de restablecer una soberanía colombiana sobre el istmo.
 
Sin embargo la decisión para los panameños ya estaba tomada y la República de Panamá fue rápidamente reconocida por las naciones latinoamericanas, los Estados Unidos y las potencias europeas.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
En la última semana de mayo, las editoriales de los grandes medios de Chile refuerzan el discurso del gobierno de Sebastián Piñera, el "Macri" chileno, y ocultan el rol de sus nefastas políticas de "nueva normalidad" y "retorno seguro" que expusieron a millones a la pandemia, acelerando la cantidad de contagios, así como de muertos.
 
También los medios oficialistas se dedican a acompañar el ataque a los sectores populares que salieron a protestar por el hambre. Es que la derecha no puede tolerar la espontaneidad del hambre, o peor aún, la fuerza del hambre, y la que esta pueda provocar.
 
Es que las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia de la COVID-19 son profundas. Aunque en Chile no haya habido en un principio una paralización masiva de actividades para reducir el número de contagios, igual tuvo un parate económico. A eso se le debe sumar que los servicios de salud se ven rebasados por el creciente número de casos. Y así se llega a graves consecuencias sociales.
 
La agencia Bloomberg señaló el caso de Chile, donde las protestas sociales que lo caracterizaron durante 2019 han vuelto a surgir en varias zonas, debido al mal manejo del gobierno ante la pandemia de COVID-19. En Santiago, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva ya está cerca del 95 por ciento.
 
De acuerdo con Bloomberg, ya se han empezado a registrar protestas civiles, parecidas a las de 2019 en intensidad y números, pero ahora en plena pandemia. Hubo choques entre la policía y los habitantes más humildes de Santiago ante la falta de suministro de comida.
 

27-05-2020 / 09:05
26-05-2020 / 20:05
26-05-2020 / 20:05
26-05-2020 / 20:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar