de baja calidad. Con una diferencia sustancial: a esta altura, el nivel de credibilidad de estas operaciones ya está muy cerca de cero.
 
La Opinión Popular
'/> Sergio Massa: Llama la atención que a cuatro días de la elección, unos cuadernos quemados dejaron de ser cenizas / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  06:52  |  Lunes 06 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 24-10-2019 / 09:10
OPERACIÓN DE CAMPAÑA DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA

Sergio Massa: Llama la atención que a cuatro días de la elección, unos cuadernos quemados dejaron de ser cenizas

Sergio Massa: Llama la atención que a cuatro días de la elección, unos cuadernos quemados dejaron de ser cenizas
UN AYUDÍN DE ÚLTIMO MOMENTO PARA MAURICIO MACRI. En lo que parece una obra grotesca, este miércoles, a cuatro días de las elecciones, aparecieron los que supuestamente son seis de los ocho cuadernos originales del arrepentido chofer Oscar Centeno. El periodista del medio ultra macrista La Nación, Diego Cabot, dice que se los entregó un desconocido que lo contactó por teléfono. Y él se lo entregó al rebelde fiscal Stornelli. Una historia insólita con fuerte aroma a operación de inteligencia.
Después que la Justicia federal recibiera seis cuadernos que serían los presuntos manuscritos originales de Oscar Centeno, Sergio Massa apuntó contra el Gobierno de Mauricio Macri por su aparición a cuatro días de las elecciones.
 
En lo que parece una obra cómica, al fiscal Carlos Stornelli le llegaron en las últimas horas varios escritos en manos del periodista del medio ultra macrista La Nación, Diego Cabot, quien aseguró que los recibió de una persona que evitó identificarse. Allí, el ex chofer habría anotado supuestas maniobras de recolección de coimas que involucraban a ex funcionarios y empresarios.
 
El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos en tanto, cuestionó el hallazgo a menos de una semana de las elecciones generales. "A mí me llama la atención que a cuatro días de la elección, unos cuadernos supuestamente quemados dejaron de ser cenizas y volvieron a ser cuadernos", aclaró. "El gobierno está todo el tiempo pegando manotazos desesperados porque en realidad el problema es que se enfrentan a un espejo, que es la heladera de la gente", sostuvo.
 
Y confirmó: "Yo voté el desafuero de (Julio) De Vido así que soy absolutamente coherente y puedo mostrarlo. Otros, como Miguel Ángel Pichetto, el candidato a vicepresidente de Macri, tiene una posición absolutamente distinta. Creo que desde Juntos por el Cambio tienen que explicar si vale la posición de (Lilita) Carrió o la de Pichetto a la hora de evaluar la transparencia del Estado".
 
Centeno, al declarar como arrepentido, no puede mentir, pero lo hizo en forma descarada. Su testimonio ahora puede ser atacado por los acusados, entre los que se encuentran los empresarios más poderosos del país. La megacausa nació basada en la palabra (escrita) de Centeno, el primer arrepentido del caso. Un falso testimonio podría derivar en la nulidad del caso, que es lo que buscarán los acusados.
 
Lo insólito es que, apenas los recibió, el rebelde fiscal federal Carlos Stornelli sostuvo que "hay un alto grado de certeza de que los cuadernos son los originales", exhibiendo a las apuradas una capacidad pericial que hasta el momento no se le conocía. Es evidente que el efecto buscado es mediático y político: a cuatro días de las elecciones tratan que los famosos cuadernos se transformen en el eje del debate, una jugada desesperada ante la debacle electoral del macrismo.
 
La última jugarreta deja todavía más en evidencia la marca de los servicios de inteligencia que contamina todo el armado del expediente. Otra vez la combinación entre la justicia federal y la ex SIDE, con un estilo a lo Marcelo D'Alessio de baja calidad. Con una diferencia sustancial: a esta altura, el nivel de credibilidad de estas operaciones ya está muy cerca de cero.
 
La Opinión Popular

 
A CUATRO DÍAS DE LAS ELECCIONES ANUNCIARON LA APARICIÓN DE LOS SUPUESTOS CUADERNOS ORIGINALES DE LAS FOTOCOPIAS
 
Los cuadernos en otra operación de campaña con el sello de los servicios
 
En lo que parece una obra cómica, este miércoles, a cuatro días de las elecciones, aparecieron los que supuestamente son seis de los ocho cuadernos originales del arrepentido chofer Oscar Centeno.
 
Una de las cosas más asombrosas es que la aparición evidencia que el principal arrepentido del expediente, el chofer Centeno, mintió de forma descarada: sucede que Centeno dijo que quemó los cuadernos en una parrilla.
 
No faltarán los que sostengan que corresponde la inmediata detención del arrepentido porque su mentira está penada con el falso testimonio agravado.
 
De paso, hicieron aparecer otra vez en escena al fiscal Carlos Stornelli, justito cuando cumple siete meses en rebeldía y es muy probable un pedido de destitución por parte del comité de evaluación constituido por cinco fiscales.
 
La historia fue narrada otra vez por el periodista de La Nación, Diego Cabot, abogado, quien contó que recibió un llamado anónimo pasado el mediodía del martes. La voz del desconocido lo citó a las 19.30 en un lugar de Nuñez --que se mantiene en secreto-- porque tenía que entregarle algo.
 
Cabot concurrió al encuentro, y después de una larga espera, apareció un sujeto, de unos 60 años, vestido con un saco azul y portando una mochila, que le entregó una bolsa de papel. De inmediato, el individuo --siempre según el relato de Cabot-- dijo que se tenía que ir porque tenía que volver al centro.
 
El periodista, contra todo lo previsible y los consejos de cualquier padre criterioso, tomó sin problemas el paquete que le ofrecía el desconocido, sin sospechar ni por un instante que en la bolsa hubiera algo peligroso o comprometedor como un explosivo o droga. Una actitud por lo menos curiosa para un periodista que se supone expuesto por el tenor de sus publicaciones.
 
Cabot cuenta que entonces se encontró con la sorpresa de que la bolsa contenía seis de los ocho cuadernos con los que se inició la causa. No está claro por qué faltan los cuadernos números tres y cinco ni tampoco dónde estuvieron los cuadernos todo este tiempo. Queda en el ambiente un indisimulable aroma a operación de los servicios de inteligencia, un estilo a lo Marcelo D'Alessio de poca calidad.
 
Por supuesto que de aquí al domingo no habrá tiempo para hacer una pericia que establezca si los cuadernos son originales o no, si fueron escritos por la misma persona y cuándo fueron redactados. De manera que hasta las elecciones sólo se trata de montar el show mediático.
 
Como se sabe, Cabot, que es abogado, pactó con el fiscal Stornelli, a mediados de 2018, la forma irregular con la que se armó el expediente. Se encontraron en un bar y el fiscal se quedó con la investigación. No se mandó la causa a sorteo, como correspondía, entre muchas otras maniobras. Es más, se montaron en un expediente que se caía a pedazos, el de la compra de Gas Natural Licuado, que justamente tuvo la participación estelar y fraudulenta de Marcelo D'Alessio.
 
Una de los hechos más sorprendentes tuvo que ver con los cuadernos originales. Hace un año y medio, Cabot relató que tuvo en su poder esos supuestos cuadernos. Según su testimonio, se los había entregado un amigo de Centeno pero los tuvo que devolver. Sólo alcanzó a sacarles fotocopias por lo que el expediente en realidad versa sobre las fotocopias de los cuadernos.
 
A Centeno lo llevaron a Comodoro Py, lo apartaron bruscamente de su abogado, le designaron defensor oficial y se convirtió en arrepentido en pocas horas. En ese momento dijo que a los originales de los cuadernos los había quemado en la parrilla de su casa porque tuvo miedo. O sea que el principal arrepentido, el que es la base de toda la causa, habría mentido en el inicio del expediente. Todo ello si se comprueba que los nuevos cuadernos son realmente los "originales".
 
Desde el ángulo de la investigación judicial, la aparición de los supuestos cuadernos originales no cambia demasiado porque el juez Bonadio y la Cámara Federal habían convalidado las fotocopias de los cuadernos como prueba del expediente.
 
Por Raúl Kollmann
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Sergio Massa: Llama la atención que a cuatro días de la elección, unos cuadernos quemados dejaron de ser cenizas
Sergio Massa, el candidato a diputado nacional por el Frente de Todos apuntó contra el Gobierno de Macri por la aparición de los cuadernos de Centeno. "Están pegando manotazos desesperados porque se enfrentan a un espejo que es la heladera de la gente", sostuvo. Aunque ya las maniobras de este estilo tienen poca credibilidad, el principal efecto que se busca es introducir el tema de los cuadernos cuando asoma la catástrofe electoral de la Casa Rosada.
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar