La Opinión Popular
                  11:53  |  Viernes 03 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hacer es la mejor manera de decir”. José Martí
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-10-2019 / 08:10
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

De salida, Mauricio Macri cada vez más lacayo de Donald Trump

De salida, Mauricio Macri cada vez más lacayo de Donald Trump
Macri se desvive por halagar a Trump. Diez días antes de los comicios en los que todo el mundo da por descontado que no tendrá reelección, que será rechazado por la absoluta mayoría de los argentinos, sin siquiera segunda vuelta, tomó decisiones estratégicas para beneficiar los intereses de EE.UU. en la región pero que compromete el planteo más democrático y pacífico del futuro gobierno.
"La alianza entre Italia y Estados Unidos se remonta al imperio romano", mandó Donald Trump, mientras en la Argentina, su amigo Mauricio Macri, en campaña, arengaba: "¡Que se escuche en todo Corrientes!", pero estaba en la provincia de Chaco. Están hermanados por un rasero cultural de cuarta. Y bien clasista en cuanto importa más el poder del dinero que el conocimiento. Los dos coinciden en sus dificultades con historia y geografía y en cuestiones como Venezuela.
 
Macri se desvive por halagar a Trump. Diez días antes de los comicios en los que todo el mundo da por descontado que no tendrá reelección, que será rechazado por la absoluta mayoría de los argentinos, sin siquiera segunda vuelta, tomó decisiones estratégicas para beneficiar los intereses de EE.UU. en la región pero que compromete el planteo más democrático y pacífico del futuro gobierno.
 
Ante el inminente derrumbe de su presidencia, Macri hizo renunciar a Paula Bertol como representante del país en la Organización de Estados Americanos (OEA) y ordenó al canciller Jorge Faurie que la reemplace por un funcionario de carrera allegado al PRO a través del secretario de Asuntos Estratégicos de la cancillería, Fulvio Pompeo.
 
Bertol es un cuadro destacado del PRO. Ha sido legisladora por la ciudad y diputada nacional. Su designación se correspondió con la decisión de Washington de convertir a la OEA en la herramienta principal de su ofensiva para recuperar el petróleo de Venezuela, una prioridad de la política yanqui para la región.
 
Felipe Solá, posible futuro canciller de Alberto Fernández si gana las elecciones, denunció estos cambios en la cancillería como "escandalosos y de mala fe". Y explicó en declaraciones periodísticas que "Bertol no cumplió su mandato como embajadora, renunció para la campaña y nombraron a un embajador de carrera que piensa parecido en la OEA, donde se discuten cosas donde nuestro pensamiento es distinto al del Gobierno".
 
Como la de Bertol fue una designación política, hubiera tenido que renunciar al cambiar el gobierno, ahora el nuevo representante tendrá que ser removido por decreto. Macri hizo renunciar antes de tiempo a Bertol con la excusa inverosímil de que la necesita en una campaña que ya está en su tramo final.
 
Antes de renunciar, Bertol aprobó una convocatoria al TIAR impulsada por Estados Unidos para estudiar un plan conjunto de agresión a Venezuela. Durante la guerra de Malvinas, Argentina convocó al TIAR, pero Estados Unidos ignoró el compromiso de auxilio al que obliga el Tratado ante una agresión externa y, en cambio, actuó como aliado de Gran Bretaña en la OTAN, el enemigo de Argentina, que ahora se junta con Estados Unidos para agredir a Venezuela.
 
Pero Macri ha sido el gran derrotado y el único objetivo de estas decisiones ha sido poner obstáculos a su sucesor, sobre todo en la relación con Trump, quien tendrá que ser necesariamente un interlocutor importante en la negociación de la deuda. De esta manera, Macri le hace el trabajo sucio a Washington.

 
Entre los puntos que aprobó Bertol se indica que una de las medidas que se podrá tomar será "identificar o designar personas y entidades asociadas al régimen de Nicolás Maduro involucradas en actividades ilícitas de lavado de activos, tráfico ilegal de drogas, terrorismo y su financiación y vinculadas a redes de delincuencia organizada transnacional, a los fines de utilizar todas las medidas disponibles y disponer el congelamiento de sus activos ubicados en los territorios de los Estados partes del TIAR".
 
Durante la administración de George Bush, Estados Unidos secuestró en distintos países a personas acusadas de terrorismo y las mantuvo desaparecidas en campos de concentración como el de Guantánamo. El documento que firmó Bertol en Nueva York, con la anuencia de Macri habilita "investigar, perseguir, capturar, extraditar y sancionar".
 
Durante el debate electoral, Alberto Fernández advirtió sobre la posibilidad de que esa decisión de política exterior que tomó el macrismo, junto a otros gobiernos reaccionarios de la región, sea usada para legitimar una invasión a Venezuela.
 
"No quisiera que un soldado argentino cayera muerto en territorio venezolano" fue la frase que utilizó Fernández y que para muchos sonó a exageración. El candidato del Frente de Todos no exageró. El TIAR fue creado en 1947 en el marco de la Guerra Fría y se utilizó para legitimar intervenciones militares en Guatemala en 1954, en Cuba en 1961, en República Dominicana en 1965, en Granada en 1983 y en Panamá en 1989.
 
Por orden del entonces presidente Juan Perón, el canciller Juan Atilio Bramuglia había dado una dura batalla para oponerse a la creación del TIAR, pero finalmente Argentina tuvo que plegarse para no quedar aislada del resto de sus vecinos. En 2012, Hugo Chávez retiró a Venezuela del organismo y lo siguieron Nicaragua, Ecuador y Bolivia.
 
"Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR --declaró el ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela en un comunicado-- hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA a todas luces írrita y nula. Será la Historia y los pueblos de la Patria Grande los que se encarguen de juzgar esta indigna actitud".
 
El desarrollo del conflicto con Venezuela puso en evidencia el papel hegemónico de Estados Unidos en la OEA porque el país que exigió la intervención del TIAR, fue la delegación venezolana, que representa a un grupo de la oposición y no al gobierno que ganó las elecciones.
 
Juan Guaidó fue reconocido como presidente de Venezuela por una minoría de países influenciados por Washington. En vez de buscar una solución pacífica, el gobierno de Macri ha sido uno de los más entusiastas en acompañar la escalada agresiva de Donald Trump.
 
En un gesto que a esta altura tiene una proyección puramente simbólica, Macri reconoció hace pocos días a la representante de Juan Guaidó, Elisa Trotta, como la única embajadora de ese país en Argentina. Y dejó trascender que no renovará la visa a los diplomáticos venezolanos reales.
 
Si Macri ganara las elecciones, este proceso hubiera provocado una escalada que pasaría por la expulsión de los diplomáticos que representan al verdadero gobierno de Venezuela, el que, a su vez, hubiera tenido que expulsar al representante de negocios argentino en ese país.
 
Ya lo hicieron antes. "Trabajo sucio" fue la frase que usó el ex ministro de Economía Alfonso Prat Gay seis meses después de que asumiera Macri, cuando explicó en Nueva York que habían dolarizado las tarifas y eliminado los obstáculos para pagarle a los fondos buitre y tomar deuda.
 
La caída de Macri deja muchos ejemplos de trabajo sucio. El Cronista Comercial confirmó la salida del país del presidente local del HSBC, Gabriel Martino. En 2015 se descubrieron cuatro mil cuentas de argentinos, con más de 3500 millones de dólares sin declarar, en la sucursal suiza del banco.
 
Fue evidente que esa fuga de capitales, --como estuvo sucediendo a ritmo récord estos últimos meses-- había sido estimulada por el banco a través de pequeñas trampas en las operatorias. Hubo multas y denuncias judiciales contra el ejecutivo de ese banco e incluso el Banco Central estuvo a punto de pedir que lo expulsen.
 
Pero Martino se salvó porque cuando ganó Macri, usó su influencia y pararon todas las causas judiciales en su contra. El hombre se convirtió en uno de sus asesores más influyentes, con entrada libre a la Quinta de Olivos, e intervino incluso en varios tramos de emisión de deuda.
 
Su defensora en ese escándalo por fuga y lavado de 3500 millones de dólares fue María Eugenia Talerica. Como un gran símbolo del discurso perverso y mentiroso de su gobierno, cuando asumió Macri la designó vicepresidenta de la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo que debería combatir la fuga y el lavado de dinero, delito por el que había defendido a Martino.
 
Por Luis Bruschtein
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
02-07-2020 / 10:07
Aunque mantiene un espeso silencio ante las novedades judiciales, Mauricio Macri está cada vez más preocupado por la causa por espionaje ilegal. O al menos eso denota las voces que lo rodean. "Vienen por él", "es un ataque a Macri", son algunas de las frases que se escuchan en su entorno con respecto a las detenciones y al allanamiento a su ex secretario Darío Nieto, al que le negaron la eximición de prisión.
 
Es que, como "organización criminal" calificó el juez de Lomas de Zamora al grupo de 22 personas que detuvo el martes, entre ellas la ex secretaria de Documentación de la Presidencia de la Nación en tiempos de Macri. El inusual operativo puso de manifiesto la enorme estructura de espionaje ilegal que prosperó durante la gestión macrista, sus frondosas ramificaciones y sus estrechos vínculos con lo más alto del poder político.
 
Entre los apresados figuran el exjefe de Contrainteligencia de la AFI, el ex director de Operaciones Especiales de ese organismo (detenido días antes), ex altos oficiales de la Policía Metropolitana, integrantes actuales y retirados de la Policía Federal, integrantes actuales y retirados de la AFI, integrantes actuales y retirados del Servicio Penitenciario Federal, funcionarios del gobierno porteño, un chef contratado por el ex titular de la AFI, y la citada ex secretaria de la Presidencia.
 
No hay precedentes de una organización criminal de semejante magnitud enquistada en el seno del Estado y amparada por las máximas instancias políticas bajo un gobierno constitucional, lo cual revela que su armado y funcionamiento obedeció a una política deliberada y no al accionar anárquico de "kioscos" de espías. 
 

02-07-2020 / 10:07
Es cada vez más evidente que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, es un francotirador contra la administración provincial que integra y el gobierno nacional. Sus ambiciones de ser candidato presidencial en 2023, por los sectores sociales de la derecha, desilusionados con Mauricio Macri, lo lleva a buscar un alto protagonismo en los medios.
 
El primer día de cuarentena reforzada en el Área Metropolitana de Buenos Aires amaneció con un nuevo cortocircuito entre el gobierno nacional y el de la Provincia de Buenos Aires en materia de Seguridad. El miércoles a la mañana, en Puente La Noria, Berni, irrumpió enojado en unos de los retenes de control vehicular que realizaba la Policía Federal para exigir que se alivianara el paso.
 
"Los controles son para facilitarle la vida a la gente, no para generarle más quilombo en esta situación especial", exclamó, irritado, en despliegue frente a los canales de televisión. Evidentemente está en campaña. Desde Seguridad de Nación manifestaron su enojo directa e indirectamente.
 
"Se extralimitó en sus responsabilidades y de una manera muy irresponsable. No sé lo que está esgrimiendo porque el ministro tiene mi teléfono, entonces, si tuviera buenas intenciones me hubiera llamado y no estaría apareciendo frente a las cámaras de televisión", declaró el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, criticando públicamente la actitud de Berni durante el operativo vehicular en Puente La Noria.
 
Según trascendió, el ministro de Seguridad irrumpió en el retén y se puso a discutir con uniformados de la Policía Federal --que no son sus subordinados-- y el jefe del operativo, que responde al Ministerio de Seguridad de la Nación, es decir, a Sabina Frederic
 

01-07-2020 / 11:07
El presidente de la UCR y actual diputado nacional mendocino, Alberto Cornejo, propuso "independizar" su provincia del resto del país. Afirmó que Mendoza tiene las características para ser "un país independiente", ante lo cual el peronismo tildó esa manifestación de "ridícula", una "cortina de humo" y parte de un "juego divisivo" del referente radical y de la oposición más gurka en momentos en que se necesita "unidad" para afrontar la pandemia de coronavirus.

Adjudican la ridícula actitud, que bordea el patetismo, del ex gobernador, por la decisión del Coirco sobre la represa Portezuelo del Viento, a cuestiones relacionadas con las intenciones electorales del radical, que quiere ser candidato a presidente por la alianza antiperonista en 2023. 
¿De Argentina o de la "República de Mendoza"?


Más cerca del berrinche de un niño caprichoso que de la actitud que cabría aguardar de un dirigente político experimentado, la amenaza separatista proferida en público ante medios de comunicación porteños es una muestra de cómo plantea la dirigencia radical mendocina su relación con el resto del país.

Lo que provocó semejante reacción fue la actuación institucional del Consejo de Gobierno del comité de cuenca del río Colorado, que es su máximo órgano de conducción. A ese cuerpo lo integran los gobernadores de las cinco provincias condóminas más el ministro del Interior en representación del presidente de la Nación. Mayor representatividad política, imposible. De ahí lo inexplicable de la pataleta radical mendocina.

La decisión de suspender la obra y realizar una evaluación exhaustiva del impacto ambiental en toda la superficie de la cuenca, fue adoptada por una mayoría abrumadora de cuatro votos contra uno: La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén contra la solitaria postura de Mendoza. 

01-07-2020 / 10:07
Crece el escándalo. Tras ordenar este martes el arresto de una ex funcionaria cercana al ex presidente Mauricio Macri y varios ex miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, comienza a indagar a los espías macristas detenidos.
 
Según el cronograma, a partir de las 9.30 fueron convocados María Andrea Fermani, Mariano Ignacio Flores, Andrés Patricio Rodríguez, Juan Carlos Rodríguez, Daiana Romina Baldassarre, Denise Aya Tenorio, María Belén Sáez, Jorge Guillermo Ochoa y Gustavo Ciccarelli.
 
Para el jueves, también desde las 9.30, están citados Susana Martinengo (ex jefa de Documentación Presidencial), Diego Dalmau Pereyra (ex jefe de Contrainteligencia de la AFI), Jorge Horacio "Turco" Sáez, Leandro César Araque, Facundo Melo, Emiliano Matta y Mercedes Funes Silva, informaron fuentes judiciales.
 
En tanto, para el lunes, a la misma hora, se dispuso la indagatoria para Alan Ruiz, quien ya está detenido en la causa por supuesto espionaje ilegal contra el Instituto Patria y la vicepresidenta Cristina Fernández. Ese expediente lo lleva adelante el juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé.
 
Este martes el juez Villena ordenó detener a un total de 22 personas en el marco de la investigación por supuesto espionaje ilegal a funcionarios, políticos y empresarios durante el gobierno de Cambiemos. Estas detenciones no son prisiones preventivas, porque no se puede dictar la preventiva sin haber indagado antes al acusado.
 

30-06-2020 / 11:06
La figura del ex presidente Mauricio Macri se convirtió en una verdadera piedra en el zapato para la unidad de la coalición opositora de Juntos por el Cambio. El comunicado que publicó el espacio político el domingo por la tarde, tuvo entretelones antes de ser publicado, además, que tuvo la ausencia de adhesiones como de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.
 
Por el lado opositor dialogan entre ellos en búsqueda de respuestas tras lo que fue el 2019. En ese año, se hablaba de que muchos querían mantener a Macri dentro del espacio para que vuelva a ser candidato. Actualmente, ya nadie habla de esa opción. Las elecciones del 2023, parecen lejanas, pero que los dirigentes de Juntos por el Cambio están pensando en ello, no quepa duda.
 
Desde Horacio Rodríguez Larreta hasta Alfredo Cornejo, pasando por María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, piensan en un macrismo sin Macri o, más precisamente, en un rol de líder político retirado, un posicionamiento que suelen tener los ex presidentes yanquis después de los dos mandatos constitucionales.
 
Sucede, en este caso, que Macri no reeligió. Pensaba retirarse y dejar paso a los más jóvenes de la coalición en el 2023. ¿Querrá una nueva oportunidad? La verdad es que nadie sabe, y seguramente tampoco él mismo.
 
"No hay ninguna razón para tirarlo a Macri por la ventana, no me parece justo con él ni con la posibilidad que le dio a la Argentina de encarar un camino distinto, aunque haya quedado trunco", dijo Ángel Pichetto, que encabezo la oposición a Macri en el Senado durante 4 años y después se dio vuelta.
 
Algo similar piensa la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que gasta horas de Zoom con heridos que dejó el partido en todo el país. Es cada vez más claro que a Macri solamente lo quieren la Embajada yanqui, Pichetto, la Bulrich y Clarín.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar