La Opinión Popular
                  20:42  |  Jueves 04 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-10-2019 / 09:10
EL SUEÑO DE CAMBIEMOS POR "DAR VUELTA" LOS RESULTADOS DE LAS PASO RECIBE UN BALDAZO DE AGUA FRÍA

Macri lo hizo: Con 5,9% de inflación en setiembre, en un año se acumula 53,5%

Macri lo hizo: Con 5,9% de inflación en setiembre, en un año se acumula 53,5%
A pocos días de que se produzca el segundo debate presidencial y a poco más de una semana de las elecciones presidenciales, el Gobierno de Mauricio Macri recibe el frío golpe de la estadística oficial: la inflación fue de 5,9% en septiembre, con lo que los precios marcaron la mayor suba del año durante ese mes. De esta manera, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec acumula un incremento de 37,7% en lo que va del año y de 53,5% en los últimos 12 meses.
Por impericia y castigo a los votantes, el Gobierno de Mauricio Macri generó en septiembre una inflación del 5,9%, la más alta del año y la segunda mayor de la era Cambiemos. La devaluación del peso, que permitió el Presidente para aleccionar a quienes le dieron la espalda en las PASO, tuvo en septiembre su mayor impacto en materia de precios, y continuará derramando en los meses siguientes.
 
En lo que va del año, el nivel general de precios acumuló un alza del 37,7% y en los últimos de doce meses el aumento fue del 53,5%. Las subas se concentraron en servicios regulados, donde la aprobación de los ajustes debe ser convalidado por el gobierno, como Salud, Transporte, Energía y Comunicación.
 
El precio de los alimentos fue el otro gran rubro que subió por encima de la media, lo que impacta en mayor medida a los hogares de menores recursos.  "El Presidente está preocupado porque levanto mi índice al hablar. Pero hay índices que le arruinan la vida a la gente y condenan a millones a la pobreza", reprochó desde Twitter el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
 
Pese a la contundencia de los números oficiales, los funcionarios del gobierno de Macri se desentienden de la escalada inflacionaria que provocó la dolarización de la energía y el combustible, la administración errante del tipo de cambio y el desmantelamiento de cualquier política que controle precios y regule la rentabilidad empresarial.
 
El pico inflacionario de septiembre generó mayores niveles de pobreza e indigencia, dado que los hogares de menores ingresos, cuyo gasto se compone de los capítulos más inelásticos como servicios, transporte y alimentos, sufrieron incrementos mayores a los de la inflación general.
 
La altísima inflación no sorprende pero sepulta al Presidente de cara al debate del domingo y a la elección. Macri está cada vez más complicado en su sueño del milagro de la reelección presidencial ya que una inflación del 5,9% es un baldazo agua fría de cara a las elecciones del 27 de octubre.
 
Las políticas neoliberales implementadas y algunas de "alivio" aplicadas a destiempo, mal diagnóstico, incapacidad y falta de experiencia, son algunos de los problemas que tuvo la era Macri y que hizo explotar la economía Argentina a lo largo de estos 4 años. El macrismo, tras la derrota de las PASO, llevó adelante algunas medidas económicas parciales que no resuelven el problema de fondo.
 
La subordinación neocolonial a Donald Trump, que aceptó Macri, no pueden más que agravar las tensiones sociales en una economía condicionada por las exigencias del FMI. Esto hace que Juntos por el Cambio se acerque a la inevitable despedida.
 
La Opinión Popular

 
EL TRASPASO A PRECIOS DE LA DEVALUACIÓN POST PASO ES DEL 40%
 
La inflación se aceleró a 5,9% en septiembre, la tercera más alta de Cambiemos
 
La inflación de septiembre llegó a 5,9% y fue la tercera más alta de la gestión Cambiemos. Por un lado mostró que el traslado a precios de la devaluación goza de buena salud. Por el otro, se observó que el congelamiento de precios de la energía colaboró para que el dato de septiembre no fuera el peor de todo el período 2016-2019. La mala noticia es que las medidas de alivio tienen fecha de vencimiento. La inflación interanual fue de 53,5%.
 
El indicador de alta frecuencia de Elypsis mostró que entre la semana de las PASO y la segunda de octubre el traspaso a precios, con una inflación acumulada de 11,8% según su medición, ya llegó al 40% de la devaluación. Pass through de alta velocidad. La dinámica hizo recordar las palabras del ex secretario de Programación Macroeconómica, Luciano Cohan, que en 2017 tuiteó: "los famosos despiden al pass through", dando por hecha su desaparición.
 
Septiembre se subió al podio de los meses inflacionarios de la gestión Cambiemos. Los otros dos fueron abril del 2016 y septiembre del 2018, con sendos 6,5%. En ambos casos, la devaluación del peso se sumó a los tarifazos encarados por el Ministerio de Energía.
 
Esta vez, el plan alivio electoral, que congeló virtualmente el precio de los combustibles, la electricidad y el gas, se conjugaron con la quita de IVA a algunos alimentos. Por eso la inflación no llegó a superar a la de abril de 2016 y de septiembre de 2018. Se ve con cierta claridad en el dato publicado ayer por el Indec: Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles tuvo una suba de 2%, bien por debajo del 5,9% promedio. Alimentos y bebidas una de 5,7%, también menor al promedio. Transporte, una de 4,7%.
 
El problema, mirando hacia delante, es que las medidas de alivio tienen fecha de vencimiento con el cierre del año. El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, destacó que la brecha entre la suba de los bienes y la de los servicios, que es de 11 puntos -bienes aumentaron 57,5% y servicios 46,6% interanual-, deja entrever que se vendrá una "revancha" de los segundos. Es decir, que su atraso relativo podrá implicar subas futuras. "Los ajustes salariales también presionarán a los costos", alertó un informe de la consultora.
 
En septiembre los bienes aumentaron 7,1% mientras que los servicios 3,6%. Desde el CEPA destacaron que esa diferencia implica que la inflación pegó más sobre los sectores populares. La inflación de los más pobres superó el 7%.
 
Un informe de Consultora Ledesma destacó que en aquellos sectores en los que no hubo medidas de alivio se reflejó el verdadero impacto de la devaluación. Sobresalió la suba en indumentaria, que fue de 9,5%, la de equipamiento del hogar, con un alza de 7,4%, y salud, con 8,3%. Además, rubros que son mayormente no transables, es decir que no tienen impacto automático de la devaluación, también ajustaron sus precios para cubrirse: recreación y cultura mostró un aumento de 7,6% y bienes y servicios varios, 8,2%.
 
Para octubre la expectativa es una inflación por encima de 4%. Elypsis mostró que en la segunda semana los precios aceleraron la suba y hasta el domingo 13 de octubre ya acumuló 2,8%. Para el resto del año, destacan los analistas, la desaceleración será lenta y el IPC 2019 batirá el récord histórico post híperinflación, con guarismos que oscilan entre el 53% y el 57%, si el dólar se queda quieto.
 
Por Mariano Cuparo Ortiz
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
Macri lo hizo: Con 5,9% de inflación en setiembre, en un año se acumula 53,5%
La inflación se aceleró a 5,9% en septiembre, la tercera más alta de Cambiemos.
04-06-2020 / 11:06
"Expresamos nuestra condena a los graves hechos de violencia institucional que se han suscitado en los últimos días en nuestro país y que son de conocimiento público", indicó el partido de la derecha en un comunicado que firmó el ex secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, pero no la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien -como ministra de Seguridad- justificó el asesinato por la espalda de personas a manos de policías y prefectos.
 
Se entiende por qué la omisión: como ministra de Seguridad, Bullrich justificó cuanto acto de violencia institucional ocurrió durante su paso por el gobierno de Mauricio Macri. El mandatario, dicho sea de paso, recibió en Casa Rosada y felicitó al policía Luis Chocobar, mientras estaba siendo investigando penalmente por matar por la espalda al sospechoso de un delito.
 
Bullrich también justificó el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel por la espalda por parte de integrantes de la Prefectura. Antes de que siquiera comenzara la investigación penal, la ministra emitió un comunicado en el cual aseguró que los prefectos habían sido atacados por poco menos que un comando guerrillero.
 
Nunca se encontraron evidencias de esto, pero la entonces ministra jamás se retractó. De hecho, dijo que en casos de violencia institucional como ese "no necesitamos pruebas: le otorgamos el carácter de verdad a la versión de Prefectura". Lo mismo hizo a lo largo de las semanas y semanas que estuvo desaparecido Santiago Maldonado: defendió sin pruebas a los gendarmes y se negó a hablar de desaparición forzada (un término que, por suerte, ahora el PRO aprendió a usar en su comunicado).
 
La nueva posición del PRO despertó ironías y críticas en las redes, donde no dudaron de tildarlos de farsantes. 

04-06-2020 / 10:06
Comienza un proceso alentador en nuestro país, quizás oscurecido hoy por la contundente irrupción del Covid-19. La rescisión de los polémicos contratos de obras públicas realizados durante el macrismo bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), un modelo de contratación muy perjudicial para el Estado pero que no prosperó por la crisis financiera.
 
El gobierno de Alberto Fernández puso en marcha el proceso para la rescisión de los seis contratos de obras de corredores viales que habían sido adjudicados por Mauricio Macri bajo la cuestionada modalidad PPP en julio de 2018. Ya en plena crisis externa y con el país con el crédito externo cortado, salvo el acuerdo con el FMI, el gobierno de Mauricio Macri firmó contratos bajo una modalidad que sólo había provocado fracasos y sospechas en el mundo.
 
El programa PPP, participación público-privada, es un modelo por el cual las mismas concesionarias debían obtener el financiamiento y realizar las obras, a cambio de la explotación comercial de las rutas y autopistas licitadas. Es decir, las concesionarias contrataban una deuda que después debía pagar el Estado, mientras que aquéllas se quedaban con el negocio del peaje y de la renta de los espacios comerciales que se desarrollaran a lo largo de las rutas (estaciones de servicio, por ejemplo).
 
La marcha atrás con el modelo PPP es una buena noticia. Ese engendro ya había fracasado en Europa dejando un tendal de deudas siderales que debieron ser afrontadas por los Estados. Se trata de un sistema que, como todo producto "made in neoliberalismo", privilegia las finanzas por sobre la producción.
 
En este caso las grandes empresas constructoras -multinacionales muchas de ellas- se hacían cargo de las obras viales licitadas, de su financiamiento y, como frutilla del postre, de la futura explotación de las autopistas. Todo cotizado en dólares, con tasas de interés altísimas y, por supuesto, con el Estado como garante del negocio de los privados. 
 

03-06-2020 / 12:06
03-06-2020 / 11:06
02-06-2020 / 09:06
Las denuncias sobre la actividad ilegal de la Agencia Federal de Inteligencia en días de Mauricio Macri no provienen del oficialismo sino de la prensa que no es precisamente cercana al Frente de Todos. Esto le concede más credibilidad a la sospecha de que algo muy podrido estaba ocurriendo y cabe preguntarse cuál era el rol del ex Presidente en todo esto. Ya no hay posibilidades de culpar a Marcos Peña u otro funcionario por las conductas de Macri. Él queda en primer plano.
 
Obvio, porque Macri es el único con antecedentes: él fue el primer Presidente de la Nación que asumió procesado, y el delito era la interferencia de conversaciones y el seguimiento, todo ilegal, de personas -varios muy cercanos tales como su padre y su hermana, ambos hoy fallecidos-, a causa de disputas familiares.
 
Uno de los primeros Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó Macri fue la transferencia de la oficina de escuchas telefónicas, de la Procuración a la Corte. Aunque no fue a la Corte, sino que se la mandó a los organismos de inteligencia manejados por su amigo personal y testaferro, Gustavo Arribas, para el espionaje ilegal.
 
En la lista de los "caminados" hay políticos del PRO, del Frente Renovador y peronistas. Un caso: un teléfono celular que funcionaba con la carga previa de la compra de una tarjeta de prepago correspondiente a Florencia Kirchner, estaba intervenido, de acuerdo con una fuente ligada a la investigación.
 
Pero hay cosas más graves. Como el seguimiento de la AFI de ciertas figuras de muy importantes del oficialismo de entonces. En primer lugar a Horacio Rodríguez Larreta, con fotografías en ámbitos de la vida pública y la vida privada. Le habían infiltrado una empleada doméstica en la casa a Larreta. También al macrista Emilio Monzó, ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. El objetivo: conocer cada detalle de sus movimientos.
 
María Eugenia Vidal también fue espiaba. En ese tiempo, el ministro de Seguridad bonaerense era el actual diputado nacional Cristian Ritondo, quien sabía lo que hacían porque conocía a muchos de los hombres de la AFI y también a Silvia Majdalani, por haber compartido el espacio de "Peronistas" PRO.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar