La Opinión Popular
                  00:19  |  Martes 19 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Macri sigue en la política y no va a poder irse. Tiene 93 causas judiciales en su contra". Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Internacionales - 12-10-2019 / 19:10
EFEMÉRIDES POPULARES

Milagro de los Andes: el triunfo de la voluntad humana

Milagro de los Andes: el triunfo de la voluntad humana
El viernes 13 de octubre de 1972, el avión militar con 40 pasajeros y 5 tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians -formado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris- se estrelló en un risco de la cordillera de los Andes.
El accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, conocido popularmente como el «milagro de los Andes», ocurrió el viernes 13 de octubre de 1972, cuando el avión militar con 40 pasajeros y 5 tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians -formado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris- se estrelló en un risco de la cordillera de los Andes en Mendoza (Argentina), a 3500 msnm, en ruta hacia Santiago de Chile. En los siguientes meses tendrán que comer los restos de los fallecidos en el accidente para poder sobrevivir.
 
La Opinión Popular



Milagro de los Andes: el triunfo de la voluntad humana

 
Todo comenzó a aclararse el 13 de octubre de 1972. Ese día, un avión con 5 tripulantes y cerca de 40 jugadores del equipo de rugby Old Christians había despegado de Uruguay para jugar un partido amistoso en Santiago de Chile.
 
Sin embargo, el partido nunca llegó a jugarse porque el aparato jamás aterrizó en tierra chilena. Debido a una extrema nubosidad, los pilotos del avión extraviaron la ruta y bajaron el aparato a una zona llena de cañones y riscos de la Cordillera de los Andes. Al volar a tan baja altura terminaron estrellando el avión en las proximidades del glaciar de las lágrimas, a 1.200 metros de la frontera chileno argentina, en las cercanías del Monte Hilario.
 
De los 45 ocupantes del avión, 13 murieron en el choque y cinco fallecieron tiempo después. Los sobrevivientes del accidente pensaron que serían rescatados de inmediato, pero los pilotos del avión, antes de caer, habían informado erróneamente por radio donde se encontraban. Por ello los rescatistas jamás aparecieron. Ocho días después del accidente, los consternados uruguayos escucharon en una pequeña radio a pilas que la búsqueda del avión perdido había sido definitivamente suspendida.
 
Eso fue el preludio de las penalidades. Perdidos en medio de la inmensidad granítica y helada del macizo cordillerano, los uruguayos debieron enfrentar además el 29 de octubre la caída de un gigantesco alud de nieve, que sepultó parcialmente los restos del avión. 8 personas más, incluyendo al capitán del equipo de rugby, fallecieron asfixiadas bajo la nieve.
 
Pero lo más dramático estaba por ocurrir. Para enfrentar la inanición y ante la ausencia total de alimentos, animales y vegetales en las cercanías, los sobrevivientes decidieron alimentarse con los cuerpos de sus compañeros ya muertos, que se encontraban enterrados cerca del fuselaje. Fue una decisión muy difícil de tomar, pero ante los escrúpulos religiosos de algunos se impuso finalmente el instinto por conservar la vida. Eso sí, decidieron que no se alimentarían de ningún familiar ni personas de sexo femenino (algunos jugadores habían viajado con sus hermanas, madres y novias).
 
 
El esperado rescate  
 
Después de dos meses de penalidades, Nando Parrado y Roberto Canessa, dos de los jugadores del equipo, tomaron una decisión casi suicida. Aprovechando el deshielo de la cordillera decidieron aventurarse a pie en medio del laberinto de montañas para buscar ayuda. Caminaron más de 55 kilómetros hacia el poniente y en 10 días lograron llegar a la zona precordillerana de Curicó, en el sector de Los Maitenes. Allí, al otro lado de un río, divisaron a Sergio Catalán, un arriero chileno, a quien le lanzaron un papel escrito pidiéndole ayuda.
 
Catalán leyó el mensaje y viajó 10 horas a lomo de su caballo hasta el retén Puente Negro, de Carabineros de Chile, para informar del hallazgo de los dos uruguayos. La Fach (Fuerza Área de Chile), que había completado 66 misiones de rescate sin resultados, usó a Parrado de guía y envió dos helicópteros para rescatar a los otros 14 sobrevivientes que se encontraban todavía en el lugar del accidente.
 
Fuente: taringa.net

Agreganos como amigo a Facebook
18-11-2019 / 09:11
Es cada vez más evidente que lo que ocurrió en Bolivia es un golpe de Estado, que deja expuestos a todos los que no se pronuncian sobre él. Las Fuerzas Armadas pidiendo la renuncia del presidente, y la Policía Nacional acuartelándose, primero, y luego sumándose a las hordas racistas que saquearon e incendiaron todo a su paso. Ni siquiera las viviendas particulares de Evo Morales, las de sus funcionarios y familiares se salvaron de la violencia que desató la derecha boliviana.
 
El odio racial tuvo una sólida hermandad con el odio revanchista de la clase alta, que nunca aceptó a un indígena en la presidencia. Y el hecho incontrastable que ese gobierno fuera el mejor en la historia del país aumentó el rencor, porque los logros indiscutibles de la gestión de Evo tuvieron lugar a partir de una redistribución más justa de la riqueza nacional. Ese es el pecado cometido por Morales, eso es lo que no le perdonarán jamás los ricos bolivianos, los gobiernos de derecha del continente, como el de Macri, y el gran gendarme yanqui.
 
Ahora la amenaza apunta al Poder Legislativo. El ministro del gobierno de facto, Arturo Murillo, nombrado por la autoproclamada Jeanine Añez, anunció que existen senadores y diputados "que están haciendo subversión" y que sus nombres serán publicados el día lunes. La persecución contaría además con fiscales que ya han sido convocados para tal fin, denunció la diputada Sonia Brito, del partido Movimiento al Socialismo (MAS) que detenta las mayorías en ambas cámaras.
 
Las declaraciones de Murillo vinieron a reforzar la situación de persecución que se vive en Bolivia. En efecto, él mismo había anunciado que iniciaba una "cacería" contra tres ex funcionarios del gobierno, y la ministra de comunicación, Rosana Lizárraga, había denunciado y amenazado a periodistas por sedición.
 
Ya han sido asesinadas 24 personas en Bolivia en 5 días. El informe fue presentado por la Defensoría del Pueblo y ratificado por Morales, quien exigió "al gobierno de facto de Añez, Mesa y Camacho identificar a los autores intelectuales y materiales", y denunció a la comunidad internacional "estos delitos de lesa humanidad que no deben quedar en la impunidad".
 
Ese cuadro se vio reforzado por el decreto que exime de responsabilidad penal a los militares que participen de los operativos "para restablecer el orden". 
Es decir, ha liberado a las Fuerzas Armadas para que actúen sin tener que responder por sus crímenes. Esta decisión fue respaldada por el ministro de defensa, Fernando López, quien afirmó que se debe a la existencia de "grupos subversivos armados" y "grupos extranjeros armados con grueso calibre".

Las declaraciones de López fueron en respuesta a las críticas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que cuestionó el "grave decreto" por "desconocer los estándares internacionales de derechos humanos" y por "estimular la represión violenta". En Bolivia hubo un golpe y ahora se quiere asentar una dictadura.
 
La Opinión Popular

17-11-2019 / 20:11
16-11-2019 / 18:11
Desde 1967, Grecia se encontraba bajo el control de un régimen militar dictatorial que había suprimido las libertades individuales, había disuelto los partidos políticos y había desterrado, encarcelado y torturado a políticos y civiles utilizando como criterio sus creencias políticas.
 
La Junta, en un intento de controlar todos los aspectos de la política, se había inmiscuido en el movimiento sindical estudiantil desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando obligatoriamente estudiantes e imponiendo líderes en la Unión Nacional de Estudiantes de Grecia. Estas medidas, lógicamente, hicieron aflorar sentimientos antidictatoriales en los estudiantes.
 
La Revuelta de la Politécnica de Atenas fue una manifestación masiva de oposición popular al régimen dictatorial de la Junta de los Coroneles. La revuelta que comenzó a mediados de noviembre de 1973, se convirtió en una revolución antijunta, y terminó con la masacre de la mañana del 17 de noviembre, tras de una serie de sucesos que comenzaron con la entrada de tanques en la Politécnica.
 
Soldados y policía abrieron fuego lo que dio como resultado una gran cantidad de muertos, 83 y tal vez más, no sólo en los alrededores de la Politécnica sino que también en toda Atenas. Muchos buscaron refugio en los edificios vecinos. Francotiradores de la policía abrieron fuego desde las terrazas cercanas, mientras que los hombres del Servicio Nacional de Información (ΚΥΠ) buscaban rebeldes. Se estima que miles de ciudadanos resultaron heridos.
 
La Opinión Popular



16-11-2019 / 18:11
16-11-2019 / 18:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar