La Opinión Popular
                  17:49  |  Viernes 15 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Gracias a Dios Macri se va, no se aguantaba más su política de hambre". Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-10-2019 / 09:10
PANORAMA EMPRESARIO SEMANAL

Empresarios industriales, los albertistas menos pensados

Empresarios industriales, los albertistas menos pensados
La comunión de ideas entre los caciques industriales y el favorito para las elecciones del 27 de octubre parece inédita pero no hace más que reeditar la que los unía a Mauricio Macri al inicio de su gestión, cuando alcanzaron incluso a designar al secretario del área, Martín Etchegoyen, antiguo gerente general de la central fabril.
El único taciturno durante todo el almuerzo fue Cristiano Rattazzi, el jefe de Fiat, fiscal de mesa de Cambiemos en las últimas dos elecciones y acaso el último exégeta de Mauricio Macri en el mundo fabril.
 
Los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca quedaron impresionados por su capacidad para mantener, al estilo del Papa Francisco, una ensayada cara de desagrado durante toda la comida que Alberto Fernández compartió con la cúpula de la Unión Industrial Argentina. A su alrededor, en el salón Petiribí del edificio de Avenida de Mayo y Lima, eran todas sonrisas.
 
La comunión de ideas entre los caciques industriales y el favorito para las elecciones del 27 de octubre parece inédita pero no hace más que reeditar la que los unía a Mauricio Macri al inicio de su gestión, cuando alcanzaron incluso a designar al secretario del área, Martín Etchegoyen, antiguo gerente general de la central fabril.
 
El entonces recién asumido ministro de la Producción, Francisco Cabrera, todavía no había sido retratado en las revistas de chimentos a punto de abordar un avión privado a Punta del Este junto con Juana Viale. El Presidente aún no lo había apodado "latin lover", como lo llama desde entonces.
 
Si bien el aceitero Miguel Acevedo se muestra frontalmente crítico de la política económica de Macri desde hace casi dos años y no duda en posar junto a Fernández ante toda cámara que se le cruce, la UIA nunca cedió esa participación -marginal pero continua- en el gabinete cambiemita.
 
El actual secretario de Industria, Fernando Grasso, fue el economista jefe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA) hasta diciembre de 2015 y muchos de los que almorzaron anteayer con Alberto todavía lo llaman cariñosamente "Fer".
 
Muy cuestionado entre los empresarios por su falta de reacción frente al cierre masivo de fábricas de los últimos meses, Grasso sí reaccionó rápido después de la derrota del oficialismo en las PASO: el 29 de agosto volvió a visitar la cámara donde trabajaba antes de asumir como funcionario y se mostró muy interesado en revertir la "grave situación del sector", sobre la que escuchó pacientemente a todos sus directivos.
 
El latin lover ya no está en condiciones de retar a Grasso por haber avalado esos cuestionamientos de los veteranos líderes metalúrgicos. Dejó de ser su jefe -hoy lo es Dante Sica, recientemente condecorado por el gobierno de Brasil con la gran cruz de la Orden de Rio Branco- aunque mantiene su ascendente sobre Macri, a quien sigue asesorando.
 
Alberto Fernández aludió a él en el almuerzo del salón Petiribí, cuando se refirió a "un ministro que los mandó a importar". No hizo falta que lo nombrara: evocó el momento en que uno de los comensales lo fue a visitar con un proyecto de inversión y Pancho le respondió suelto de cuerpo que lo abandonara. "¿Para qué vas a comprar máquinas? íQuedate con tu marca que es buena y ponete a importar!", lo despidió.

 
Lealtades
 
Aunque Daniel Funes de Rioja volvió al término del almuerzo sobre su habitual clamor por rebajas de impuestos y flexibilidad laboral, no fueron los temas que dominaron la comida ni su larga sobremesa de casi dos horas.
 
Solo el textil Jorge Sorabilla planteó que el 55% del precio al público de una remera está explicado por impuestos. El economista jefe de la UIA, Diego Coatz, se refirió a algo más estructural: la necesidad de agregar valor para generar dólares. Puso como ejemplo a la cadena del cacao: los países que producen el fruto son pobres y los que lo procesan son ricos. Cualquier parecido con la soja no es mera coincidencia.
 
Envidiosos de la afinidad que supo construir Acevedo, en tándem con su cuñado Roberto Urquía, empresarios de todos los sectores se pelean por tener su foto con el casi seguro ganador del 27-O.
 
Los socios del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (CICyP) esperan cerrar en las próximas horas la participación del exjefe de Gabinete en su ya tradicional ciclo de almuerzos en el Alvear.
 
Con lo propio especulan los organizadores del coloquio de IDEA, el cenáculo anual marplatense de los gerentes de multis y grandes empresas que eligió Roberto Lavagna para romper con Kirchner en 2005, antes de renunciar. ¿Lo lograrán? "No lo creo. Es muy difícil que vayamos", dijo anoche a BAE Negocios un inseparable colaborador del candidato.
 
No es que Fernández tenga nada contra el coloquio IDEA, un evento que llegó a visitar varias veces. Tampoco que le moleste el slogan que eligieron los ejecutivos el año pasado, casi calcado del cotillón PRO ("Cambio cultural, soy yo y es ahora"). Simplemente no cree que allí haya votos por conquistar ni poderes a los que seducir.
 
Para peor, el día que le ofrecieron disertar es el 17 de octubre, porque el viernes 18 ya tiene previsto cerrar el evento Mauricio Macri -parte de su "gira de despedida", como la definió ocurrente Sergio Massa- y el miércoles 16 habla la gobernadora María Eugenia Vidal. ¿Aceptará el candidato del peronismo compartir el Día de la Lealtad con un millar de CEOs?
 
Lo volátil del poder se percibe por estos días con especial severidad. La cena de recaudación de fondos de la Universidad Torcuato Di Tella, por citar otro caso, no será igual este año que los últimos.
 
No solo porque el economista ultraortodoxo Juan José Cruces reemplazó como rector al dialoguista Ernesto Schargrodsky y decidió excluir por razones ideológicas de la gala del próximo lunes a un puñado de invitados e invitadas que habían sido convidados en las últimas ediciones.
 
También porque muchos de los que compraban mesas en el evento lo hacían para arrimarse a los profesores de esa institución que ocuparon cargos estratégicos en el gabinete de Macri, especialmente en el área económica. Son fotos que se devaluaron a la par del peso.
 
El "Ditellazo", como ya bautizaron con sorna a esta crisis varios economistas críticos de la gestión, ya tiene quien lo estudie. Según el Observatorio de las Élites Argentinas que coordina la socióloga Ana Castellani (IDAES-UNSAM), la cantidad de graduados de la Di Tella en el gabinete de Macri y en los sucesivos directorios del Banco Central constituyó un récord histórico.
 
Si bien todas las universidades privadas aportaron sus egresados al equipo gubernamental menos permeado por las universidades públicas del que se tenga memoria, el de la Di Tella fue el caso más destacado.
 
Nueve funcionarios importantes de Macri estudiaron sus carreras de grado en esa casa de altos estudios -entre ellos Marcos Peña, Lucas Llach, Enrique Avogrado y Marina Carbajal- y otros 12 hicieron posgrados allí, como Jorge Triaca, Francisco Gismondi, Mariano Flores Vidal y Sebastián Scheimberg.
 
Entre sus profesores, la Escuela de Negocios de la universidad cuenta también con los dos jefes del Banco Central a quienes más se les devaluó el peso en los últimos 17 años: Federico Sturzenegger y Guido Sandleris.
 
 
Cavallo del comisario
 
Para pescar alguna influencia antes de que asuma el próximo gobierno, los empresarios tiran líneas en todas las direcciones. Así fue como los dueños de importantes empresas y de apellidos ilustres como Neuss, Bulgheroni, Gabbi, Escasany, Pescarmona, Braun, Weiss y Bagó llenaron un auditorio para escuchar a Domingo Cavallo, el ministro de Economía que terminó con la híper de los años 80 pero que después condujo dos veces al país a crisis terminales.
 
Fue en un encuentro organizado por la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, que preside Jorge Aufiero (Medicus). Ahí sí que se lo vio sonreír a Rattazzi, quien adujo afonía cuando le preguntaron por su parquedad en el almuerzo con Fernández en la UIA.
 
¿Por qué creerían los empresarios que se acercan a Fernández al arrimarse a Cavallo? Por el lejano pasado cavallista del candidato, electo en el año 2000 como legislador porteño por la misma lista que postulaba al economista como jefe de Gobierno, secundado por Gustavo Beliz.
 
Y por el supuesto vínculo cotidiano que todavía mantienen, según juraron y perjuraron dos de los presentes en la conferencia del ya veterano exministro. Un vínculo que pareció confirmarse cuando Alberto habló la semana pasada en la Fundación Mediterránea, el think tank que fundó Cavallo. Pero que el inseparable colaborador del candidato consultado ayer por BAE Negocios desmintió de manera tajante.
 
Los economistas que trabajan con él no están tan seguros. "El estilo de Alberto es como el de Néstor, muy distinto al de Cristina. Néstor tenía a 10 o 15 economistas a los que escuchaba y después decidía él. Implica no confiar mucho en nadie. Cristina se enamoraba sucesivamente de sus economistas: primero (Martín) Lousteau, después (Amado) Boudou, después Axel... Yo no descartaría que escuche de vez en cuando a Cavallo", comentó uno de ellos.
 
Más que los nombres, lo que ocupa al equipo de economistas de la calle México por estas horas son los encuentros con fondos de inversión y acreedores de la deuda para renegociar los vencimientos que deja como herencia envenenada Macri.
 
No hubo intercambio de ofertas aún, pero confían en que las habrá el mismo lunes 28. Hasta hace tres semanas, los enviados de Wall Street los trataban como defaulteadores maduristas y expropiadores. Ahora, por lo menos, ya se sientan a conversar. Algo es algo.
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-11-2019 / 09:11
Los equipos periodísticos de TN, América 24, Crónica TV y Telefé fueron agredidos y acusados de realizar actos de sedición por parte del gobierno golpista proyanqui de la autoproclamada presidenta Jeanine Añez. Tras las amenazas, los periodistas argentinos tuvieron que ser refugiados por la embajada en La Paz.
 
Fue la ministra transitoria de Comunicación, Roxana Lizarraga, la que tildó de "pseuperiodistas" a los equipos de comunicadores y confirmó que "están identificados y el ministro de Gobierno va a tomar las acciones pertinentes". "Comenzaron mal", se limitó a decir el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García. Las organizaciones de prensa repudiaron el accionar del gobierno autoproclamado.
 
Álvarez García, en diálogo con A24 -cuyo corresponsal Rolando Graña es uno de los expulsados por el gobierno golpista-, confirmó esta tarde que los periodistas de TN, América 24 y Telefé ya habían sido recogidos por funcionarios de la embajada y se encontraban en su residencia por seguridad.
 
Por su parte, el canciller Jorge Faurie calificó de "totalmente infeliz" las declaraciones de Lizarriaga e indicó que se comunicará con quien ejerza el rol de canciller en el gobierno autoproclamado de Añez para expresar la "viva disconformidad" del gobierno argentino.
 
El embajador, que el lunes negó el golpe de Estado en curso, evitó condenar la actitud del denominado "gobierno de transición" contra la libertad de prensa. Ante la consulta, Álvarez García se excusó por no haber escuchado a Lizarraga y luego minimizó el hecho: "Voy a hablar con algún funcionario. Comenzaron mal, pero bueno...", respondió.
 
Las expulsiones por "sedición" fueron anticipadas más temprano por la ministra transitoria de Comunicación del gobierno de facto quien aseguró que para "aquellos periodistas o pseudoperiodistas que están haciendo sedición se va a actuar conforme a ley" e indicó que "ya se tiene identificados", a quienes después recibirían la orden de expulsión.
 
Al conocer la aplicación de la figura de sedición contra los trabajadores de prensa argentinos, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) repudió "los ataques a les trabajadores de prensa y a la libertad de expresión en Bolivia" e instó la Cancillería argentina a "garantizar la libertad de trabajo e integridad física de las y los colegas que cubren el golpe de Estado".
 
Por su parte, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas manifestó su "preocupación" por los ataques recibidos por los equipos periodísticos y por los dichos de Lizarriaga, sin hacer mención a que lo ocurre se da en el marco de un golpe de Estado. 
 
La Opinión Popular

15-11-2019 / 08:11
El presidente Mauricio Macri autorizó un desembolso millonario a favor de sus amigos de las petroleras a menos de un mes de dejar el poder. El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) aprobó este jueves a través de la resolución 735/19 la compensación para las petroleras por las diferencias surgidas entre el precio que les abonaron las distribuidoras y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1 de abril de 2018 y el 31 de marzo de este año.
 
La deuda original sumaba 19.531 millones, pero le terminarán transfiriendo 24.524 millones ya que el monto fue actualizado por la tasa pasiva del Banco Nación. "El compromiso era dejar la discusión para el año que viene, lo que ahora hizo el gobierno es, directamente, actuar como empleados de los intereses de las petroleras y beneficiarlas en perjuicio de la población", dijo indignado el especialista y ex funcionario de la Secretaría de Energía Andrés Repar.
 
La diferencia entre lo que oportunamente recibieron las empresas y lo que deberían haber recibido surge porque del vergonzoso acuerdo firmado el 29 de noviembre del año pasado entre las productoras de gas natural y las distribuidoras, avalado por el entonces Ministerio de Energía e informado por el Enargas en la actuación 574/18, establecía en el inciso f del punto 2 que los precios del gas estaban dolarizados.
 
Sin embargo, lo que había trascendido de las conversaciones entre el Gobierno y las gasíferas, a raíz de la demanda de estas últimas por el aumento del dólar no trasladado a tarifas, era que se revisaría el criterio de indexación del precio del gas en función de una situación de mercado absolutamente distinta.
 
Ese esquema regulatorio había sido presentado como parte de un "proceso de normalización del sector y de recomposición de precios y tarifas". Como consecuencia de la "normalización" las tarifas de gas treparon en promedio más de 1000 por ciento entre abril de 2016 y abril de 2018 y con la disparada que registró el dólar a partir de entonces el aumento que se le debería haber otorgado a las empresas debería haber estado por encima del ajuste autorizado por el Enargas.
 
A pesar de las elevadas tarifas, se redujo el monto de inversiones. No hubo expansión de clientes, por lo tanto no hubo obras de expansión de la red, de trazado de nuevos ramales ni colocación de medidores. Lo que se hizo ahora es burlarse de esos compromisos y concederle a las empresas los 24 mil millones de pesos.
 
Simplemente, le siguen pagando todo lo que les concedió el macrismo por el perverso sistema de dolarización del gas del año 2017 sin ejercer la más mínima defensa del interés público. Pero ni siquiera así se dan por conformes: las petroleras, uno de los sectores más favorecidos por las políticas neoliberales de Macri, afirman que la actualización del monto adeudado con la tasa pasiva del Banco Nación, las perjudica porque esa variación quedó por debajo de la evolución del tipo de cambio y de la inflación. Son insaciables.
 
La Opinión Popular

14-11-2019 / 09:11
Por la desastrosa gestión económica neoliberal del gobierno del inepto Mauricio Macri, la actividad industrial no deja de caer y eso llevó a la proporción de maquinarias en desuso a pegar un nuevo salto en septiembre.
 
Así, la Utilización de la Capacidad Instalada (UCII) del sector, informada ayer por el Indec, perforó el piso del 60% y se desplomó hasta el 57,7%, un nivel incluso peor que el de septiembre del 2002. De hecho, fue el peor mes del año y de toda la gestión de la alianza Cambiemos, si se toma en cuenta que sólo en períodos de vacaciones se registraron niveles numéricos inferiores.
 
De hecho, sólo diciembre del 2018 y enero del 2019 registraron números inferiores a este 57,7%. Pero aquellos fueron meses en los que las paradas estivales se sumaron a la crisis cambiaria. Ni siquiera diciembre del 2017 y enero del 2018 marcaron números tan bajos como el publicado ayer.
 
El informe publicado ayer por el Indec dejó entrever una dinámica bastante clara. Los rubros que mostraron los mayores desplomes de su utilización de la capacidad instalada fueron aquellos que se dedican a proveer a otros sectores productivos de insumos y maquinarias. La inversión, que atraviesa momentos depresivos, metió la cola ahí.
 
Así fue que las sustancias y productos químicos registraron una UCII de apenas 47,7%, lo que implicó un derrumbe extraordinario de 15,5 puntos respecto a lo registrado en septiembre del año pasado. La contracción del sector se explicó principalmente por el bajón de 45% en la producción de materias primas plásticas y caucho sintético. También impactaron los químicos básicos, cuya producción cayó 53,1%, y los farmacéuticos, con una baja de 7,6%.
 
En la misma línea, las metálicas básicas tuvieron una UCII de 79,1%. Una caída de 5,2 puntos respecto al mismo mes del 2018. Ahí la clave fue la siderurgia, que perdió 11,8% de su producción, por la menor demanda de la construcción (en baja por la devaluación y el ajuste en la obra pública), de la maquinaria agrícola y de la industria automotriz.
 
La UCII en el sector de automóviles volvió a desplomarse hasta una de 37,4%, es decir 7,4 puntos menos en la comparación interanual. Ahí la clave es el consumo de bienes durables, en franca caída. De hecho, el consumo interno de automóviles se vino abajo 28,1% y el de utilitarios 28,1%.
 
Por su parte, las exportaciones cayeron 29% para los automóviles. Y la metalmecánica, que excluye a la automotriz, marcó una utilización de sus instalaciones de 40%. Eso implicó una baja de 6 puntos versus el mismo mes del año pasado, explicada por la escasa demanda de la construcción, del sector petrolero y de la inversión del agro.
 
La Opinión Popular

14-11-2019 / 08:11
La Cámara de Diputados aprobó en sesión especial, y por medio de la votación a mano alzada, el proyecto de declaración en repudio al golpe de Estado cívico-policial apoyado por las FFAA con la injerencia de los Estados Unidos y la bendición de Donald Trump. El mecanismo de votación, que impulsó la oposición, fue resuelto por el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, luego de que la oposición y el macrismo no pudieran limar diferencias y ponerse de acuerdo en un texto común.
 
Tras casi 5 horas de sesión, la alianza Cambiemos decidió la abstención pero la modalidad de votación impidió que pudiera expresarse en ese sentido. El proyecto macrista solo proponía aludir a una situación de "quiebre institucional".
 
La declaración aprobada enfatiza un "profundo repudio al golpe de Estado perpetrado del 10 de noviembre de 2019 en el Estado Plurinacional de Bolivia" y al mismo tiempo convoca "a todo el arco político de la región a exigir el cese inmediato de la persecución y violación de derechos humanos de funcionarios, dirigentes políticos, sociales, sindicales, feministas y de la población en general".
 
En tanto, el Senado aprobó la declaración de "enérgico repudio al golpe de Estado" en Bolivia. Allí, la votación dejó como saldo la división de Cambiemos: mientras el radicalismo se abstuvo, el Pro terminó votando en contra. La declaración se aprobó con 29 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones, pero hubo seis senadores de Cambiemos que iban a abstenerse y terminaron votando en contra para evitar que la sesión se quedara sin quórum, por lo que los votos de rechazo genuinos fueron dos: Federico Pinedo y Roberto Basualdo.
 
Dado que las abstenciones restan al quórum necesario para sesionar (37 senadores), la oposición y el oficialismo acordaron en pleno recinto, con la mediación del presidente provisional de la Cámara, Federico Pinedo, evitar esa situación.
 
La declaración que se aprobó fue la que impulsaron los bloques del Frente para la Victoria y Justicialista expresa el "más enérgico repudio al golpe de Estado" en Bolivia "contra el gobierno democráticamente electo del presidente Juan Evo Morales Ayma".
 
Además, exhorta al Poder Ejecutivo a que "en virtud del quiebre democrático ocurrido en el hermano país, conceda asilo a cualquier integrante del gobierno" de Morales que lo solicite.
 
Cambiemos presentó un proyecto de declaración propio en el que evitaba hablar de "golpe de Estado" para no contrariar la postura negacionista de Macri por lo cual el PRO y la UCR acordaron un texto ambiguo que hablaba de un "golpe a la democracia".
 
La Opinión Popular

13-11-2019 / 10:11
El Gobierno de Donald Trump calificó como "un momento significativo para la democracia en el Hemisferio Occidental" la destitución de Evo Morales, que no fue otra cosa que el resultado de un golpe de Estado en Bolivia, tras 14 años de gobierno del MAS. El millonario yanqui felicitó y aplaudió al Ejército boliviano por exigirle la renuncia a Morales. También advirtió a "los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua".
 
Por su parte, el presidente electo Alberto Fernández salió a marcar posiciones claras en favor del respeto a la institucionalidad en los países de la región tras el golpe de Estado que destituyó en Bolivia al gobierno de Evo Morales, criticó con dureza la posición asumida por Estados Unidos ante el derrocamiento del líder indígena - echando por tierra la posibilidad de una eventual alineación con la principal potencia mundial-, y buscó dejar en claro su decisión de liderar al progresismo al sur del continente.
 
"Es una vergüenza lo que pasó en Bolivia", dijo Fernández, quien cuestionó además "la actitud de la OEA" y la auditoría que realizó ese organismo en torno al resultado electoral cuestionado por la oposición, que le había dado el triunfo al ahora depuesto líder indígena: "Es de una endeblez importante y está absolutamente manipulado en sus resultados y aún así" Evo "volvió a aceptar hacer nuevamente la elección y en verdad no se entiende el porqué del golpe de Estado".
 
Dispuesto a dejar en claro su posición, el líder del Frente de Todos sostuvo que "para el continente todo lo que pasó fue definitivamente malo", y criticó la postura adoptada por el imperialismo yanqui respecto a la crisis institucional en el país andino.
 
"A mi juicio, Estados Unidos retrocedió décadas, volvió a las peores épocas de los años 70, avalando intervenciones militares contra gobiernos populares, gobiernos elegidos democráticamente e insisto que todo esto ocurrió después que Evo Morales había desatado un nuevo proceso electoral", precisó Fernández buscando poner distancia con la postura de la principal potencia mundial imperialista.
 
Pero además, dijo que espera "que Bolivia recupere rápidamente la democracia, que se hagan elecciones transparentes y sin ningún tipo de proscripciones", y sostuvo que si se da el caso de tachar candidaturas "sería tremendo porque lo único que demuestra es que no querían las elecciones porque no podían ganarle" a Morales.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar