La Opinión Popular
                  21:02  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-10-2019 / 09:10
CON LA PRESENCIA DE ALBERTO FERNÁNDEZ Y OTROS DIRIGENTES POLÍTICOS Y SINDICALES

La CGT y la CTA vuelven a ser una sola Central Obrera después de 28 años de separación

La CGT y la CTA vuelven a ser una sola Central Obrera después de 28 años de separación
En lo que será una jornada histórica, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) firmarán la reunifiración luego de 28 años de división. Será en un acto que se desarrollará este jueves en el microestadio de Lanús con la presencia de Alberto Fernández como estrella excluyente.
En lo que será una jornada histórica para el movimiento obrero, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) firmarán la reunifiración luego de 28 años de división. Será en un acto que se desarrollará este jueves en el microestadio de Lanús con la presencia de Alberto Fernández como estrella excluyente.
 
También participarán Hugo y Pablo Moyano, Axel Kicillof, Máximo Kirchner, Sergio Palazzo, Hugo Yasky y Pablo Micheli, quienes refrendarán un gesto de unidad que también sirve como preámbulo al anunciado Pacto Social que busca conformar el candidato presidencial por el Frente de Todos con miras a su eventual gobierno.
 
Tras la división llevada adelante cuando el gobierno neoliberal de Carlos Menem copó la CGT y la transformó en un espacio propio, el primer secretario general de la CTA fue el combativo dirigente estatal Víctor De Gennaro, quien fue sucedido por el actual titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.
 
Mientras tanto, durante el kirchnerismo la CTA también se dividió tras la salida de Pablo Micheli, quien, enfrentado al gobierno K creó la CTA Autónoma. Hoy, tanto Yasky como Micheli apoyan la candidatura de Alberto Fernández, lo mismo que sucede con la dirigencia de la CGT.
 
El anuncio de la unificación de la CTA en la CGT será la señal de largada de un proceso que llevará su tiempo pero que coincide con la unidad de acción del movimiento obrero en contra de las políticas neoliberales del Gobierno de Mauricio Macri, tras las reformas de ajuste, impulsadas por el FMI, que llevó adelante en estos años.
 
La Opinión Popular

 
La CTA anuncia su regreso a la CGT tras 28 años
 
La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) se reunirá este martes para definir su proyecto de reunificación con la Confederación General del Trabajo (CGT), de cara a la unidad del movimiento obrero.
 
"La unificación tiene que ser en la CGT. De ahí vino la CTA, que nos separamos en 1991", dijo Yasky este lunes en declaraciones radiales y señaló que la iniciativa de reunificación nació por "la gravedad del contexto de crisis" en la que los representantes de los trabajadores "deben estar unidos".
 
El sindicalista y diputado nacional por Unidad Ciudadana dijo que el martes se realizará la reunión plenaria para poner en consideración temas vinculados con la educación pública, producción, salud y la reunificación de la CGT.
 
En 2011 la CTA se fracturó en dos: de un lado quedó un grupo de sindicatos kirchneristas, que conformaron la CTA de los Trabajadores; y del otro, gremios opositores que dieron vida a la CTA Autónoma, que tiene como sindicato más numeroso a ATE.
 
Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A), aún no dio a conocer su posición sobre la iniciativa de Yasky.
 
El secretario general de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, dijo que la iniciativa es bienvenida, pero aclaró que "todavía hay discusiones internas sobre la posible incorporación de la CTA a la CGT".
 
"El problema lo tiene la CTA, mientras ellos reconozcan a la CGT como autoridad gremial se van a poder incorporar", aclaró Rodríguez en declaraciones a la radio Futurock.
 
El secretario general del Suterh, Víctor Santa María, se pronunció a favor de la unidad sindical al sostener "es una enorme responsabilidad trabajar para la unificación del movimiento obrero que ha visto su salario depreciarse impactando fuertemente en la calidad de vida de todos los argentinos".
 
Santa María dijo que la unificación del movimiento obrero es convocada por la situación del país, "para continuar defendiendo a las trabajadoras y los trabajadores después de cuatro años de políticas macristas".
 
La iniciativa de Yasky de reintegrar la CTA a la CGT tras casi treinta años de ruptura se da un momento en el que las autoridades de la central obrera peronista y el Frente Sindical que lidera Hugo Moyano también están dialogando para la unidad.
 
Ya hay negociaciones entre Moyano; el titular de la UOM, Antonio Caló; Andrés Rodríguez (UPCN); Armando Cavalieri (Comercio); entre otros, dieron el presente en el encuentro que se realizó en la casa de los estatales.
 
Fuente: Cadena3
 

Agreganos como amigo a Facebook
29-05-2020 / 10:05
El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó su propuesta de reprogramación y pago de la deuda externa, del segmento de 68.000 millones de dólares en títulos de moneda extranjera y bajo jurisdicción extranjera. Alegó que Argentina no podía ofrecer más de un plazo de gracia de tres años y reanudar los pagos en 2023; rebaja de los intereses en 62 por ciento y del capital en 5,4 por ciento; baja de intereses anuales al 2,25 por ciento con pequeñas alzas.
 
Mientras esto sucedía, los medios de comunicación masiva, que responden la macrismo, como: Clarín, La Nación, Infobae, América TV y los periodistas que los corean, fueron creando el sentido común de que caer en default era equivalente a la peste del coronavirus, sino peor. Con lo cual reforzaban la posición de los bonistas, eludían explayarse sobre los costos de evitar el default y debilitaban la propuesta argentina.
 
A cinco días de que venza el actual plazo para ingresar al canje y vencido su acuerdo de confidencialidad, dos de los grupos de acreedores enviaron una nueva propuesta conjunta al Gobierno que busca acercar posiciones para alcanzar un acuerdo y avanzar en la reestructuración de deuda externa por U$D66.200 millones.
 
Según comunicaron, la contraoferta implica un alivio en los pagos del país de más de USD36.000 millones en nueve años. El ministro Guzmán reconoció que hubo "un acercamiento importante" con un grupo de bonistas pero aclaró que el ofrecimiento es "insuficiente" y que aún resta un "camino importante por recorrer".
 

29-05-2020 / 10:05
La angustia que cunde en estos días de encierro en el establishment es muy parecida al arquetipo que describió Sigmund Freud. Es un apremio por resolver algo ya, pero sin saber qué hacer. Lo que sentían todos los que se acercaban a la Esfinge de Tebas temerosos de ser engullidos hasta que Edipo consiguió resolver su enigma.
 
Lo que Alberto Fernández reclamó a los medios de comunicación que "dejen de sembrar", tras la retahíla de preguntas sobre aflicciones y sentimientos que le hicieron en Olivos el sábado a la noche.
 
En la cima de la pirámide social, esa angustia mezcla la contrariedad por las gigantescas pérdidas que empezó a generar la pandemia con la frustración por la ausencia de una solución a la vista. No es muy distinto a lo que movió a Susana Giménez a volar en jet privado a su mansión en Punta del Este.
 
Así, no hay Rivotril que aguante. Entre los hombres de empresa eso se mezcla con un duelo particular: por obra de la cuarentena dejaron de ser "los que mandan", como los definió José Luis de Imaz en 1964, en su libro pionero de la sociología de las élites.
 
El magnate siderúrgico Paolo Rocca es de los que mejor transita esa angustia. Tal vez porque, dueño de una experiencia política juvenil en la izquierda revolucionaria italiana que lo distingue de sus colegas, entiende mejor qué es el Estado.
 
Por un lado empujó a su personal a volver a las oficinas la semana pasada, incluso pese a los casos de coronavirus que ya superaron el medio centenar entre los empleados y contratistas de Techint en Brasil.
 
Del gobierno porteño obtuvo permisos de circulación para todos sus ingenieros y dibujantes sin que nadie revisara demasiado si todos estaban afectados a las obras "esenciales" que declaraban. En paralelo, consiguió que la Nación los incluyera en el programa ATP y les pagara parte de los sueldos.
 

29-05-2020 / 09:05
La Justicia Federal investiga contrataciones directas a empresas publicitarias cercanas al gobierno de Mauricio Macri por no menos de 291 millones de pesos durante los últimos cuatro años. La denuncia penal la presentó la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), que conduce el fiscal Sergio Rodríguez.
 
La denuncia se realizó en base a una investigación preliminar que estableció como principales responsables de presuntas negociaciones incompatibles con la función pública al ex jefe de gabinete de ministros Marcos Peña, al ex secretario de Comunicación Pública Jorge Grecco y a la ex vicepresidenta Gabriela Michetti. La causa quedó en manos del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi y del fiscal federal Jorge Di Lello.
 
La presentación de Rodríguez apunta a contrataciones efectuadas sin concurso y que tuvieron como beneficiarias a cuatro sociedades anónimas: Aura Advertising, La Comunidad, Circus BA y Power República.
 
Las firmas serían además las mismas que participaron de la campaña presidencial de Macri en 2015 y que también se encargaron de desarrollar publicidad oficial en otros distritos gobernados por Cambiemos, como la ciudad y la provincia de Buenos Aires o el municipio de Vicente López, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Jorge Macri, respectivamente.
 
Para consumar la ilegal maniobra sin controles que la cuestionaran, la Jefatura de Gabinete impulsó la modificación del decreto 984/2009, que otorgaba exclusividad en el desarrollo de la publicidad oficial a la agencia estatal Télam --donde luego intentarían despedir a 357 trabajadores, incluyendo a los del área a la que habían arrebatado su función histórica--. 
 

28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar