La Opinión Popular
                  19:41  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Internacionales - 22-09-2019 / 09:09
EFEMÉRIDES POPULARES

Guerra Irán-Irak: se declara el alto el fuego después de ocho años de enfrentamientos

Guerra Irán-Irak: se declara el alto el fuego después de ocho años de enfrentamientos
La guerra Irán-Irak fue un conflicto bélico surgido entre ambos países, que comenzó el 22 de septiembre de 1980 y duró hasta el 20 de agosto de 1988. Sus orígenes se encuentran en la larga animosidad árabe-persa y en las rivalidades regionales. En la imagen: Soldados iraquíes en una trinchera en el frente de batalla.
La guerra Irán-Irak fue un conflicto bélico surgido entre ambos países, que comenzó el 22 de septiembre de 1980 y duró hasta el 20 de agosto de 1988. Sus orígenes se encuentran en la larga animosidad árabe-persa y en las rivalidades regionales. En concreto, Irak quería invertir la delimitación de fronteras entre los dos estados, establecida en los Acuerdos de Argel (1975), para conseguir la anexión de la región de Shatt al-Arab, zona rica en petróleo.
 
La guerra acabó en un empate pero las pérdidas humanas fueron enormes. Se habla de un millón de bajas, pero hay que fuentes que doblan esa cifra. Irán fue el país que sufrió más duras pérdidas. El costo de la guerra y la búsqueda de medios económicos para pagarla fue uno de los elementos clave para que Saddam Hussein atacara Kuwait en 1990 e iniciara la Guerra del Golfo.
 
La Opinión Popular



Desde el comienzo y durante todo el tiempo de duración del conflicto, Irak siempre estuvo en una clara desventaja demográfica frente a su rival, pues cabe recordar que, para cuando empezó la guerra el año 1980, Irak tenía una población en ese entonces de 13 millones de habitantes, en cambio Irán poseía ya una población de alrededor de 38 millones de habitantes (el triple que Irak).
 
Cuando la guerra finalizó, tuvo un enorme coste en cuanto a vidas humanas perdidas, y aparte; causó un grave detrimento social a raíz de los graves daños a los aparatos económicos de ambas naciones, el cual se vio posteriormente en ambos países con cifras de paro de hasta dos dígitos -con un millón de soldados iraquíes e iraníes y civiles de ambos bandos muertos, así como dejó a muchos hombres aptos lisiados- pero se resolvería solamente ante la enorme presión internacional sin alguna clase de reparaciones ni tuvo cambios en las asignaciones fronterizas existentes antes de su inicio.
 
Este conflicto bélico, es muy similar con la Primera Guerra Mundial (1914-1918) (70 años antes), debido al uso de las mismas tácticas, incluyendo el fuego de trinchera a gran escala, nidos de ametralladoras, cargas de bayoneta, uso de alambre de púas atravesando trincheras, oleadas de ataques atravesando las tierras sin invadir y el uso extensivo de armas químicas como el gas mostaza y el gas sarín por parte del gobierno iraquí contra las tropas iraníes y civiles como los kurdos.
 
Cabe recordar, que el iraquí Sadam Husein empezó a utilizar armas químicas con el objetivo de reducir o compensar la gran desventaja poblacional que tenía su país y su ejército frente a las numerosas tropas de Irán.
 
Con el tiempo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas admitió que las armas químicas habían sido usadas en la guerra. Así mismo la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nunca aclaró que Irak era el único que usaba armas químicas, para decir que la comunidad internacional guardaba silencio sobre Irak por el uso de armas de destrucción masiva contra los iraníes y los kurdos y que los Estados Unidos impidieron a la ONU condenar a Irak.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
En la última semana de mayo, las editoriales de los grandes medios de Chile refuerzan el discurso del gobierno de Sebastián Piñera, el "Macri" chileno, y ocultan el rol de sus nefastas políticas de "nueva normalidad" y "retorno seguro" que expusieron a millones a la pandemia, acelerando la cantidad de contagios, así como de muertos.
 
También los medios oficialistas se dedican a acompañar el ataque a los sectores populares que salieron a protestar por el hambre. Es que la derecha no puede tolerar la espontaneidad del hambre, o peor aún, la fuerza del hambre, y la que esta pueda provocar.
 
Es que las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia de la COVID-19 son profundas. Aunque en Chile no haya habido en un principio una paralización masiva de actividades para reducir el número de contagios, igual tuvo un parate económico. A eso se le debe sumar que los servicios de salud se ven rebasados por el creciente número de casos. Y así se llega a graves consecuencias sociales.
 
La agencia Bloomberg señaló el caso de Chile, donde las protestas sociales que lo caracterizaron durante 2019 han vuelto a surgir en varias zonas, debido al mal manejo del gobierno ante la pandemia de COVID-19. En Santiago, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva ya está cerca del 95 por ciento.
 
De acuerdo con Bloomberg, ya se han empezado a registrar protestas civiles, parecidas a las de 2019 en intensidad y números, pero ahora en plena pandemia. Hubo choques entre la policía y los habitantes más humildes de Santiago ante la falta de suministro de comida.
 

27-05-2020 / 09:05
26-05-2020 / 20:05
26-05-2020 / 20:05
26-05-2020 / 20:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar