La Opinión Popular
                  06:58  |  Lunes 06 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-07-2019 / 09:07
ESPEJISMOS Y ENGAÑOS DE UNA ECONOMÍA EN MODO ELECTORAL

A pesar de la inyección del Gobierno de Macri, el consumo no levantará antes de octubre

A pesar de la inyección del Gobierno de Macri, el consumo no levantará antes de octubre
Conscientes de las limitaciones que tendrán, en el comando de campaña del macrismo diseñaron un discurso que evita referirse a la situación económica y pone el acento en la polarización. Mientras, abre pequeños paréntesis en el plan de ajuste fiscal para desplegar el paquete de medidas de "alivio" con la intención de generar la sensación de que en los meses previos a los comicios la crisis empieza a ceder. Pero los privados, desde distintas bandas del espectro económico, descartan que vaya a tener un impacto significativo.
El plan oficial de campaña del gobierno de Mauricio Macri, que tiene como prioridad absoluta la estabilidad del dólar e incluye el relanzamiento del Ahora 12 y los créditos Anses, y los subsidios a la compra de autos y motos, no será suficiente para recuperar el consumo privado antes de las elecciones.
 
Un informe de la consultora Radar proyectó que su nivel antes de la primera vuelta será 7% menor al de 2015. Con ese panorama, y a pesar del rebote de abril, Analytica estimó que, en un escenario optimista, apenas podría esperarse que la actividad económica se mantenga estable en el segundo semestre y planteó que las principales variables llegarán con un marcado deterioro respecto de las presidenciales anteriores.
 
Conscientes de las limitaciones que tendrán, en el comando de campaña del macrismo diseñaron un discurso que evita referirse a la situación económica y pone el acento en la polarización. Mientras, abre pequeños paréntesis en el plan de ajuste fiscal para desplegar el paquete de medidas de "alivio" con la intención de generar la sensación de que en los meses previos a los comicios la crisis empieza a ceder. Pero los privados, desde distintas bandas del espectro económico, descartan que vaya a tener un impacto significativo.
 
Desde el gobierno de Macri pretenden instalar la idea que "lo peor ya pasó". Los últimos datos de la industria y la construcción muestran una recuperación estacional, en mayo, respecto de abril. Son datos que alimentan la idea de que la recesión podría estar llegando a un piso.
 
Pero lo cierto es que ya en enero y febrero se observó una tendencia similar, de ligera recuperación mes a mes, que fue abortada por el recrudecimiento de la inestabilidad financiera. Los pocos elementos a favor de cimentar la tendencia están bombeados por el gobierno, y tendrán efectos con fecha de vencimiento apenas pasen las elecciones.
 
En primer lugar, tenemos que contar la estabilidad del dólar, mientras que los precios acumularon un aumento de más de 40 %, lo que significa que el poder de compra del dólar en la economía disminuyó. En segundo lugar, tal como ocurrió en 2017 antes de las elecciones, el gobierno de Macri pretende compensar la pérdida de poder adquisitivo sufrido por los trabajadores y jubilados mediante un combo de créditos y subsidios para la compra de determinados bienes.
 
Créditos Anses, para que los jubilados tomen deuda para comprar lo que no pueden con sus haberes (al precio de tener que bajar sus gastos cuando tengan que devolver el crédito), la ampliación del Ahora 12, y otros planes, representan un vuelco de poder adquisitivo equivalente al 1 % del PBI.
 
Esto empujará la actividad económica por estos meses, pero resta ver cómo seguirá la economía cuando se corte esa inyección y retornen con todo los ajustes para intentar cumplir con las metas del FMI. Entonces se probará dramáticamente falso que "lo peor ya pasó".
 
La Opinión Popular

 
La actividad comenzó con importantes caídas interanuales y algunos rebotes mensuales apoyados en el veranito cambiario de enero y febrero y la estabilidad de los últimos meses. Para Analytica, la consultora que dirige Rodrigo Álvarez, "no es más que el producto recuperando (apenas) parte de lo perdido desde la crisis de 2018" pero no hay perspectivas ciertas de reactivación.
 
"No creemos que la recuperación de los salarios, de existir, pueda compensar la caída de crédito y en el mejor de los casos la economía se mantendría estable. En tanto, un nuevo episodio de volatilidad cambiaria podría echar por tierra lo poco que se ha venido recuperando. El esquema es de una fragilidad inusitada", indicaron.
 
De acuerdo a su modelo de predicción del producto bruto no agropecuario (que representa el 90% del PBI), la firma estimó que los motores del consumo no traccionarán con fuerza a la economía de acá a octubre. Con paritarias al 35%, calculó un piso de 3% mensual para los salarios en el segundo semestre, contra una proyección del IPC del 41% para 2019 (en un escenario de calma cambiaria) que promediaría 2,5% mensual entre junio y diciembre.
 
Así, no habría un empuje suficiente del salario real, que representa el 85% de los ingresos familiares. Según datos del IET, en junio el poder de compra se ubicó 16,4% por debajo de noviembre de 2015 luego de 19 caídas interanuales consecutivas, que lo llevaron a su menor nivel en más de una década.
 
La expectativa de Analytica no es mejor para el crédito: "No vemos un gran repunte hacia fin de año ya que la única relajación fue una baja de 3 puntos de los encajes, que equivale a un cuarto de punto del producto, mientras que el volumen total cae a tasas superiores al 30% interanual".
 
En ese marco, Radar, la firma que encabeza la economista Paula Español, destacó que "a diferencia de las elecciones de 2017, cuando los indicadores mostraban cierta recuperación, este año el consumo aún no encontró piso y lo más probable es que llegue a las elecciones mostrando, todavía, caídas interanuales".
 
Según sus previsiones, el consumo privado total se ubicaría en el tercer trimestre casi 7% por debajo del mismo período de 2015 y 3,5% abajo del mismo lapso de 2018. En 2017, cuando Cambiemos ganó las legislativas, se ubicaba 2,2% por encima de 2015.
 
Para esta consultora, otros indicadores mostrarían en octubre datos aún más preocupantes. Las ventas minoristas se ubicarían 19% abajo del nivel de 2015, si caen en ese mes 3,7% interanual (menor al 12,4% del primer semestre).
 
Las compras en supermercados caerían 26% en cuatro años, "lo que da cuenta del fuerte impacto que ha tenido la pérdida de ingresos reales en materia de consumo masivo". Además, el patentamiento de autos, que en 2017 volaba 32% por encima de 2015, sería este año 31% menor al nivel de las presidenciales pasadas.
 
Aún con pax cambiaria, la economía jugará en contra de las chances de Mauricio Macri. Analytica calculó que en los cuatro primeros meses de 2015 el salario real crecía al 2% interanual y en el mismo lapso de 2019 caía al 11%.
 
El crédito real al sector privado bajaba al 4% y este año cae al 35%. El empleo asalariado privado registrado disminuía al 0,3% y ahora lo hace al 2,5%. La confianza del consumidor subía al 37% y hoy retrocede al 20%, mientras que la actividad caía al 0,2% y en 2019 lo hace al 5,2%.
 
Por Juan Strasnoy Peyre
 
Fuentes: BAE Negocios y La Izquierda Diario
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar