La Opinión Popular
                  20:43  |  Sábado 06 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-07-2019 / 07:07
MENSAJE DE CAMPAÑA ELECTORAL EN EL DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Macri comparó a su gobierno entreguista con la gesta de la independencia de 1816

Macri comparó a su gobierno entreguista con la gesta de la independencia de 1816
MACRI, PICHETTO Y COMPAÑÍA, ENTRE FUSILES. Acompañado por Miguel Ángel Pichetto en la palco, el Presidente no dudó en ponerse a la par de los próceres en lo que fue su primer acto de campaña electoral. "Yo veo a esos hombres y mujeres de 1816 muy parecidos a los argentinos de hoy. Ellos cambiaron el futuro, igual que nosotros", aseguró el líder del PRO. Tras el acto viajó para presenciar un desfile militar en Buenos Aires. En la imagen: Mauricio Macri, Juliana Awada, Miguel Ángel Pichetto, Marcos Peña y Patricia Bullrich.
Con un breve discurso, Mauricio Macri encabezó el acto por el Día de la Independencia en Tucumán. Luego de ofrendar una corona de flores en honor a los próceres argentinos de 1816, el Presidente ensayó una reseña histórica mezclada con un mensaje electoralista.
 
Repitió sus muletillas sobre la importancia de "unirse" y "ponerse de acuerdo", al tiempo que comparó aquella gesta patriótica de Manuel Belgrano y José de San Martín con la continuidad de su proyecto político neoliberal, entreguista y dependiente del FMI y Donald Trump.
 
"Señoras, señores, queridos argentinos: depende de nosotros. Claro que se puede. Se puede, se los digo una y otra vez. Por eso les digo a todos, vamos argentinos, vamos argentinos y ¡viva la patria!", afirmó en tono de arenga.
 
Acompañado por gran parte de su gabinete y por el precandidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, Macri consideró que aquellos líderes que declararon la independencia "no eran tan distintos a lo que somos los argentinos hoy". Sin leer ni utilizar telepromter, el Presidente recitó algunos datos históricos y recordó la confrontación entre las distintas regiones del país durante el proceso de independencia.
 
Aunque esta vez sin la presencia de Juan Carlos de Borbón, el Rey de España, Macri retomó aquel discurso sobre la supuesta "angustia" que debieron sentir los libertadores. Pero a diferencia de 2016, lo encadenó a su experiencia como jefe de Estado.
 
"No crean que fue fácil, nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo arraigado durante años, décadas. Pero son transformaciones que necesitamos para crecer, para avanzar, para no quedarnos estancados", aseguró.
 
En uno de sus fragmentos más elaborados, Macri recurrió al juego de las similitudes: "Ellos no pensaban igual en todos los temas pero tuvieron la grandeza de ver más allá de las diferencias. Hoy la argentina nos exige ese mismo paso de grandeza", dijo.
 
Y siguió con la comparación: "Ellos sabían que había dificultades, que muchos se oponían y que iba a costar muchísimo, igual que nosotros. Ellos tenían muy claro qué valores querían defender, que no querían para sus vidas nunca más. Igual que nosotros. Ellos sabían que sólo era el comienzo, igual que nosotros. Ellos lo hicieron sabiendo que pasara lo que pasara esa transformación iba a estar acompañada de dos palabras como nos pasa a nosotros: para siempre, para siempre."
 
Como en buena parte de sus discursos más importantes, el Presidente retomó la noción de que las transformaciones neoliberales llevadas adelante por su gestión durarán para la eternidad. "La independencia era para siempre, la libertad era para siempre. No hay marcha atrás cuando se decide valores que son innegociables. No hay vuelta atrás cuando el pueblo está decidido a ir en una dirección", sentenció.
 
La Opinión Popular

 
Macri comparó a su gobierno con la gesta de la independencia de 1816
 
Acompañado por Miguel Ángel Pichetto en la platea, el Presidente no dudó en ponerse a la par de los próceres en lo que fue su primer acto de campaña electoral.
 
"Ellos cambiaron el futuro igual que nosotros", disparó sin ponerse colorado el presidente Mauricio Macri durante el discurso que ofreció en Tucumán con motivo de otro aniversario del Día de la Independencia.
 
En un acto que compartió con el gobernador Juan Manzur, parte de su gabinete, su esposa y su candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, el mandatario que busca la reelección dedicó algunas palabras a Fernando de la Rúa, quien murió en la mañana de este martes. Pero el foco de su discurso fue la comparación entre el gobierno de Cambiemos y la gesta de la independencia ocurrida hace 203 años.
 
"Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo tan arraigado durante tantos años o décadas. Nos pasa a nosotros, al país. Son transformaciones que necesitamos para crecer, avanzar y no quedarnos estancados", afirmó en tono mesurado pero con la mirada puesta en la campaña electoral y sus posibiildades de reelección, que parecen acotadas por encuestas que lo dan perdedor ante el Frente de Todos.
 
"Hoy vemos esa época como muy lejana y a esas mujeres y esos hombres como próceres inalcanzables, pero no eran tan distintos a lo que somos los argentinos hoy. Eran personas con diferencias y con incertidumbres. ¿O piensan que era fácil tomar la decisión de separarse de España? Se jugaba mucho...", agregó.
 
"Ellos cambiaron el futuro igual que nosotros. No pensaban igual en todos los temas pero tuvieron la grandeza de pensar más allá de sus diferencias", se autoelogió. Y siguió: "Hoy la Argentina nos exige ese mismo grado de grandeza. Ellos sabían que había dificultades y que muchos se oponían, pero actuaron desde la convicción. Sabían que era solo el comienzo, igual que nosotros. Como nos pasa a nosotros, esa transformación era para siempre".
 
"Ninguna transformación de raíz es fácil. Hagámoslo por nuestros hijos, nietos y nosotros mismos. No había superhéroes en 1816 y tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso y depende de nosotros", cerró con una imagen, la de los superhéroes, que ya usó en otras oportunidades.
 
Fuente: infonews.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
06-06-2020 / 10:06
¿Te acordás de Mauricio Macri hablando sobre la importancia de la libertad de prensa? Bueno, ahora sabemos que usó la AFI para espiar a 403 periodistas. A ver si queda claro: Macri mandó a espiar a 403 periodistas, muchos de ellos integrantes del famoso whatsapp presidencial. Se creyeron parte del poder, eran apenas unos boludos útiles del macrismo.  
 
"Siempre con posturas contra el Gobierno". "Se opone fuertemente al kirchnerismo". "Hay una (foto) con Estela de Carlotto". "Se destaca que en FB la única pagina de políticos a la que le dio 'Me Gusta' es a la de Laura Alonso". "Utiliza las redes como herramienta de viralización de contenidos feminista". "En las elecciones presidenciales de 2015 apoyó a Cambiemos". Estas frases figuran en algunas de las fichas de 403 periodistas que fueron espiados de manera ilegal.
 
También han sido espiados Jorge Rubén Lugones, obispo diocesano de Lomas de Zamora; los periodistas del diario macrista La Nación Hugo Alconada Mon y Marcelo Veneranda; el presidente de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Martín Irurzun, quien estuvo a cargo de intervenir comunicaciones; la diputada Graciela Camaño, su esposo y  gremialista Luis Barrionuevo, el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.
 
También el ex diputado del PRO Nicolás Massot, la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano; el diputado nacional de Cambiemos Waldo Wolff, el senador nacional Maurice Closs, los intendentes, de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y de Avellaneda, Jorge Ferraresi, además del ex alcalde de La Plata, Pablo Bruera. Y el sacerdote José María "Pepe" Di Paola, del clero diocesano de la Arquidiócesis de Buenos Aires; Salvatore Pica (pareja de la Florencia Macri, hermana menor del ex presidente); e integrantes de la Comunidad del Pueblo Mapuche en Argentina. Todos fueron o serán notificados.
 

06-06-2020 / 09:06
Durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri una doctrina predominó en el gobierno. Los medios la denominaron "doctrina Chocobar". Como toda propuesta conservadora, la Chocobar no inventó nada sino que estimuló el lado oscuro, subyacente, que puja por aprovechar esa violencia en forma discrecional.
 
Además de la represión violenta a la protesta social, hubo grandes inversiones en equipo represivo, se elaboró un discurso que alentó a los efectivos de las fuerzas de seguridad a disparar antes de preguntar, garantizándoles protección mediática y judicial.
 
Una doctrina no es un discurso nada más. Requiere un programa, acción política para aplicarlo, complicidad mediática para bloquear la reacción de la sociedad y complicidad judicial para garantizar impunidad, como quedó demostrado en los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.
 
Esas son las fuerzas de seguridad que dejaron los cuatro años del gobierno del PRO, los radicales PRO y los seguidores de Carrió. Y en algunos casos esa práctica está aún más contaminada en algunas provincias, por el racismo y por prácticas feudales como si las policías fueran propiedad privada del poder económico local.
 
Alberto Fernández y su ministra de Seguridad, Sabina Frederic, repudiaron estos abusos criminales de policías de San Luis, Tucumán y Chaco. "Venimos de cuatro años en los que todo esto estuvo habilitado", graficó el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.
 
La subsecretaria de Derechos Humanos del Chaco, Nayla Bosch, pertenece al CELS, y allí el gobierno provincial separó a los policías, inició la investigación y se sumó a la querella. No es la primera vez que se producen abusos contra la comunidad qom, pero ni el gobierno nacional ni el provincial reaccionaron para esconder el abuso policial como sucedió en los casos de Maldonado y de Rafael Nahuel y, por el contrario, se impulsó la investigación y la intervención de la justicia.
 

05-06-2020 / 12:06
Miguel Acevedo le sonrió todo lo que pudo a la camarita de su laptop. Estaba en su casa pero de saco y corbata, igual que el resto de los directivos de la Unión Industrial. -El milagro de la pandemia es que la AFIP sea la buena de la película. ¡Hay que agradecer!
 
Fue el martes a la tarde y Mercedes Marcó del Pont le acababa de dar dos buenas noticias en medio de la caída libre que atraviesa la economía: que la recaudación cayó un poco menos en mayo que en abril, tal como se oficializó al día siguiente, y que la semana que viene se deposita la parte de los sueldos que paga el Estado a los empleados cuyos patrones solicitaron la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).
 
Con el malo de la película le tocó hablar anoche. El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, le prometió -también por videoconferencia- que no complicará el acceso a dólares de las industrias que quieran importar.
 
La inquietud de todo el empresariado apareció el viernes pasado, cuando Pesce estableció que las empresas que posean dólares declarados en el exterior deberán usarlos para pagar las importaciones que quieran hacer. Y que recién cuando los hayan gastado podrán acceder a más en el mercado oficial.
 
Acevedo ya había protestado diplomáticamente contra esa resolución anteayer, cuando Alberto Fernández lo recibió en Olivos junto a una docena de CEOs de grandes empresas, como Javier Madanes (Aluar), Luis Pagani (Arcor), Sergio Kaufman (Accenture), Luis Perez Companc (Molinos) y Daniel Herrero (Toyota).
 
El Presidente lo miró a Matías Kulfas. "Es algo temporario", aclaró el ministro de Producción. "Y además, con los insumos para la industria no deberían tener problema", agregó.
 

05-06-2020 / 11:06
04-06-2020 / 11:06
"Expresamos nuestra condena a los graves hechos de violencia institucional que se han suscitado en los últimos días en nuestro país y que son de conocimiento público", indicó el partido de la derecha en un comunicado que firmó el ex secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, pero no la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien -como ministra de Seguridad- justificó el asesinato por la espalda de personas a manos de policías y prefectos.
 
Se entiende por qué la omisión: como ministra de Seguridad, Bullrich justificó cuanto acto de violencia institucional ocurrió durante su paso por el gobierno de Mauricio Macri. El mandatario, dicho sea de paso, recibió en Casa Rosada y felicitó al policía Luis Chocobar, mientras estaba siendo investigando penalmente por matar por la espalda al sospechoso de un delito.
 
Bullrich también justificó el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel por la espalda por parte de integrantes de la Prefectura. Antes de que siquiera comenzara la investigación penal, la ministra emitió un comunicado en el cual aseguró que los prefectos habían sido atacados por poco menos que un comando guerrillero.
 
Nunca se encontraron evidencias de esto, pero la entonces ministra jamás se retractó. De hecho, dijo que en casos de violencia institucional como ese "no necesitamos pruebas: le otorgamos el carácter de verdad a la versión de Prefectura". Lo mismo hizo a lo largo de las semanas y semanas que estuvo desaparecido Santiago Maldonado: defendió sin pruebas a los gendarmes y se negó a hablar de desaparición forzada (un término que, por suerte, ahora el PRO aprendió a usar en su comunicado).
 
La nueva posición del PRO despertó ironías y críticas en las redes, donde no dudaron de tildarlos de farsantes. 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar