La Opinión Popular
                  09:17  |  Sábado 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En octubre, a Macri hay que echarlo a la mierda”. Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-07-2019 / 08:07
CAMPAÑA ELECTORAL DEL FRENTE DE TODOS

Desde el peronismo plantean ajustes a la campaña de Alberto Fernández

Desde el peronismo plantean ajustes a la campaña de Alberto Fernández
Mauricio Macri y el FMI impusieron un fuerte retroceso en las condiciones de vida del pueblo trabajador. Pero la tarea del ajuste no se completó: el pago de la deuda es imposible sin nuevos ataques: las reformas laborales y previsionales. Lo peor está por venir: el fantasma de la catástrofe social de 1989 o del 2001 será una realidad si gana Macri. El contrapunto opositor es simple: coloca a Cambiemos como el generador del caos en la Argentina. El último spot de Alberto posteado en las redes promete: “Juntos vamos a ordenar el caos que nos están dejando”. Añade: “Hay futuro para todos”.
Jaqueado por la recesión con inflación, el Gobierno de Mauricio Macri apuesta a generar expectativas mostrando un futuro venturoso. Todos los problemas se resolverían, simplemente, con acuerdos de libre comercio. Uno con la Unión Europea. Otro con los Estados Unidos. Y con Corea. Y con Singapur.
 
Con acuerdos que ni siquiera firmó, el Gobierno de la alianza antiperonista Cambiemos quiere ilusionar a la gente. No dan mayores detalles, lo celebran como un progreso inevitable y cancelaron el debate hasta el año próximo, sin siquiera mostraron la letra chica del acuerdo.
 
El contrapunto opositor es simple: coloca a Cambiemos como el generador del caos en la Argentina. El último spot de Alberto posteado en las redes promete: "Juntos vamos a ordenar el caos que nos están dejando". Añade: "Hay futuro para todos".
 
Alberto Fernández consiguió el miércoles un apoyo total del peronismo, con fotos junto a gobernadores, senadores nacionales y los intendentes reunidos con Axel Kicillof y Sergio Massa en La Plata coreando su nombre.
 
Pero no está en condiciones de relajarse: varios dirigentes peronistas de peso empezaron a cuestionar su campaña, reclaman un discurso para sumar votos en el centro del país, la zona más fértil para Macri en 2015.
 
Otro tema que preocupa y mucho en el peronismo es el funcionamiento del equipo que armó Alberto F. para trabajar las redes sociales, que lideran Nicolás Trotta y el ex sciolista Juan Courel. Los ven muy lejos del nivel de despliegue y penetración de los equipos de trolls de Marcos Peña.
 
Alberto recorrerá Córdoba y Santa Fe con visitas a empresarios y sin Cristina. El lunes y martes caminará el campo bonaerense sin su compañera de fórmula. Pero, puso condiciones: pidió un discurso destinado al "votante del centro del país", pequeños industriales y empresarios golpeados por la crisis financiera pero sin buenos recuerdos de los últimos años de Cristina.
 
En el equipo de campaña de Alberto reconocen que Cristina suma muchísimo en el conurbano, norte y sur del país, pero en el centro productivo su presencia no siempre ayuda. "No lo dicen expresamente, pero quieren que vaya solo y así será", admiten. Atentos a los consejos, incluyeron visitas a empresarios locales en Misiones, Tucumán y este viernes en Mendoza, donde Alberto cerró la jornada junto a la senadora y candidata a gobernadora Anabel Fernández Sagasti.
 
Cristina ha tenido una actitud generosa e hizo posible una apertura para que muchos peronistas de las provincias se sumen a la fórmula. Pero el presidente va a ser Alberto.
 
La Opinión Popular

 
Macri arma un laberinto y Alberto sale por arriba
  
El Gobierno quiere enredar al Frente de Todos en la maraña de un conflicto entre campo y ciudad que Fernández no plantea. El nuevo spot opositor retruca: "Juntos vamos a ordenar el caos que nos están dejando".
 
Las movidas internacionales de Juntos somos el Cambio tienen otra intención más: buscan enredar a Fernández-Fernández en el fantasma de la 125. Si el llamado "campo" se sintiera agredido por el Frente de Todos, la principal fórmula opositora perdería votos en el interior de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.
 
 
La publicidad muestra a Fernández diciendo lo que sigue: "Quizá no te acuerdes pero junto a Néstor Kirchner ayudé a sacar el país de la crisis". Después continúa así: "Cuando no estoy de acuerdo en algo digo que no. Cristina piensa que soy muy conciliador, y es cierto, pero cuando es necesario sé poner las cosas en su lugar. Soy profesor de la UBA, fana del Bicho y me gusta pasear a Dylan. Soy un tipo común. Quizás por eso es que puedo entender tus problemas. Hoy soy candidato a Presidente y junto a Cristina voy a ordenar el caos que nos están dejando. Tenemos la fuerza para hacerlo. Hay futuro para vos. Hay futuro para todos". El Bicho es Argentinos Juniors. Dylan es el perro collie del candidato. El resto se entiende solo.
 
 
Teatro
 
Uno de los que se ocupó con detalle del escenario que pretende crear Mauricio Macri es el ex legislador santafesino y analista internacional Marcelo Brignoni. "Con acuerdos que ni siquiera firmó, el Gobierno quiere ilusionar a todo el interior", dijo a este diario.
 
"El industricidio llevado adelante por el gobierno de Cambiemos intenta, con esta teatralización, llevar una falsa esperanza a aquellos sectores de la economía que el Gobierno considera que aún le son fieles políticamente: los productores de materias primas de la Pampa Húmeda y de las economías regionales".
 
Agregó Brignoni que Macri quiere resucitar los debates de la Resolución 125 de 2008, la que diseñó el actual candidato a senador por Cambiemos Martín Lousteau, entonces ministro de Economía, y quiso convertir en ley Cristina Fernández de Kirchner. "Cambiemos cree poder seducir a los actores económicos del 'campo' y espera una oposición no razonable del Frente de Todos para reflotar aquellos alineamientos", afirmó Brignoni.
 
La oposición irrazonable consistiría en plantear solamente que los acuerdos de libre comercio beneficiarían al campo y no a la industria, de modo de indisponer a los sectores que se sienten próximos al mundo rural contra los candidatos del peronismo, el kirchnerismo y el massismo.
 
En 2008, hace 11 años, los críticos del kirchnerismo aprovecharon hábilmente tres decisiones del Gobierno. Una, procurar un aumento de la recaudación fiscal mediante un incremento de las retenciones sin distinguir a los productores por tamaño, distancia de los puertos y tipo de producción.
 
Otra, una vez comenzado el conflicto, presentarlo como una batalla contra "las patronales agropecuarias". Ninguna otra medida de los gobiernos de CFK y de Néstor Kirchner fue presentada por ellos como dirigida contra propietarios por el solo hecho de serlo: "patronales".
 
La categorización sirvió a Mauricio Macri, Elisa Carrió y el radicalismo para ganar el apoyo de las clases medias urbanas, que pueden haber sentido una amenaza genérica contra el derecho de propiedad. La tercera decisión fue englobar al llamado "campo" bajo el mote de "oligarquía", sin diferenciación política no sociológica.
 
La 125 creó una polarización inédita hasta ese momento, profundizó el abandono de las clases medias urbanas de la cercanía con el peronismo, pulverizó la Concertación construida con gobernadores radicales y agrietó el frente interno peronista. Muchos dirigentes de la zona agropecuaria núcleo de Santa Fe y Córdoba se distanciaron del kirchnerismo.
 
 
El interior
 
Fernández pareció advertir la trampa tendida por los anuncios de Macri y su canciller Jorge Faurie. El viernes visitó Mendoza, la provincia del vicepresidente de la 125 Julio Cobos y del actual gobernador Alfredo Cornejo, dos de los radicales concertacionistas de 2007 que en 2008 dejaron de serlo.
 
En territorio adverso Fernández esquivó la trampa de Cambiemos. "No nos gusta que Macri le siga mintiendo a la gente como hasta ahora", dijo. "Hay que ver qué nos queda después de Macri, pero con Macri vienen la reforma previsional y la reforma laboral, que van a traer aún más pobreza."
 
En lugar de dividir el mundo entre un supuesto campo y una presunta industria, dijo el candidato: "Soy porteño, pero el Gobierno de Macri está acostumbrado a la riqueza de la ciudad y absolutamente desatento a los problemas del interior del país porque tiene una mirada centralista y unitaria".
 
Reparó en que los agricultores enfrentan el problema de que, ante el deterioro de los precios internacionales, "no hubo ninguna medida del Gobierno para evitarlo".
 
 
Clío
 
En la provincia de Buenos Aires, el candidato que busca destronar a María Eugenia Vidal el 27 de octubre está resuelto a insistir en su campaña uruguaya. Solo que en lugar del viejo Fusca de Pepe Mujica, el Volkswagen de los años '60, Axel Kicillof ya recorrió 157.600 kilómetros en el Renault Clio de su amigo, armador político y ex vicecanciller económico Carlos "Carli" Bianco.
 
Los spots muestran a un Kicillof que sonríe y abraza. Una máxima de Lula, a quien, dicho sea de paso, visitó el jueves Alberto Fernández en su presidio: "No se puede hacer política ni generar confianza sin tocarse ni mirarse a los ojos", decía el ex presidente de Brasil.
 
Kicillof viene recorriendo tierra bonaerense. Seguirá haciéndolo en conjunto o en paralelo con Fernández, con su socia en la fórmula Verónica Magario y con el nuevo aliado Sergio Massa, primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.
 
El ex ministro de Economía trata de resistir la tentación de aparecer como un especialista en macroeconomía. Prefiere escuchar las preguntas de los habitantes del interior bonaerense, que representan un crucial 14 por ciento del padrón argentino.
 
Sus asesores de campaña contaron a este diario que Kicillof no recibe planteos por la 125 ni por una ilusoria posición antiagraria. "Solo apareció el tema cuando nos juntamos con algunas de las entidades, como Carbap y la Federación Agraria, y en buen tono. Axel directamente puso sobre la mesa que nadie de nosotros está pensando en una nueva 125 y que en aquella nos equivocamos porque no establecimos segmentos diferenciados entre distintos productores y distintos cultivos."
 
El tipo de preguntas que recibe Kicillof es más bien común a todos los sectores. "Tanto los productores agrarios como los dueños de pymes preguntan si habrá crédito, porque hoy no aguantan con las tasas superaltas", fue el relato. "Y ni hablar de sectores ligados a la industria y a la agroindustria como el metalmecánico, que en la provincia de Buenos Aires está en proceso de destrucción por parte de Macri y de Vidal."
 
Este diario pudo saber que el proselitismo uruguayo con buen conocimiento del territorio les cayó bien a los intendentes del peronismo alineado con CFK y del Frente Renovador el jueves, durante una reunión en La Plata. "El tipo se bajó del caballo", dijo uno. "Y conoce con mucho detalle los problemas de cada distrito", dijo otro. "Desde las cloacas a la falta de crédito y la caída de la demanda."
 
Por Martín Granovsky
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2019 / 09:10
La única duda es la preposición. Imposible saber si Mauricio Macri quiere llenar el acto que realizará hoy en Corrientes de policías o con policías. Pero que habrá muchos policías, habrá: la repartición ordenó a los efectivos de todas las áreas que se presenten a sus lugares de trabajo vestidos de civil.
 
El Memorándum J.P. número 573/19 de la Jefatura de Policía de Corrientes, está dirigido a los directores generales de Personal y Formación Policial, de Asuntos Judiciales y Represión del Delito, de Administración Financiera, de Seguridad Vial, de Coordinación e Interior. También a los directores, jefes de departamentos y jefes de divisiones.
 
El memo tiene fecha 17 de octubre y dice textualmente, con respeto de su sintaxis original, sus comas y sus mayúsculas: "Raíz implementación de la Orden Operacional J.P. N° 05/19, suscripta por el Sr. Jefe de Policía, por la visita del Sr. Presidente de la Nación, Ing. MAURICIO MACRI, el día 18 del corriente, en nuestra ciudad capital, más precisamente en la explanada del puente 'Gral. Manuel Belgrano'. Deben disponer que el 100% del personal bajo su mando, se encuentre en apresto en esta Jefatura de Policía, el día 18/10/19, 15.00 horas, de civil, aguardando directivas al respecto".
 
Firma Edgardo Acevedo, comisario general, subjefe de Policía de Corrientes.
 
Si bien la utilización de recursos del Estado para la campaña no es una novedad en el gobierno de Macri y la coacción a empleados públicos para que se apersonen como extras en actos políticos (o actúen como fiscales en las elecciones) fue denunciada en otros distritos donde manda Cambiemos, más notoriamente la ciudad de Buenos Aires, resulta inédita una orden de este tenor dirigida a todos los miembros de las fuerzas de seguridad locales para que dejen de lado sus tareas y hagan bulto en las presentación de campaña de Macri.
 
Macri estuvo ayer en Chaco dentro de su gira de despedida por 30 ciudades de todo el país. "Que escuche todo Corrientes", dijo en la ciudad de Roque Sáenz Peña, que en realidad es chaqueña. Anoche durmió en Corrientes y hoy se dispone a protagonizar un nuevo acto. La policía local, como se desprende del facsímil con la orden, será parte de la fiesta de despedida macrista.
 
La Opinión Popular

19-10-2019 / 08:10
"La alianza entre Italia y Estados Unidos se remonta al imperio romano", mandó Donald Trump, mientras en la Argentina, su amigo Mauricio Macri, en campaña, arengaba: "¡Que se escuche en todo Corrientes!", pero estaba en la provincia de Chaco. Están hermanados por un rasero cultural de cuarta. Y bien clasista en cuanto importa más el poder del dinero que el conocimiento. Los dos coinciden en sus dificultades con historia y geografía y en cuestiones como Venezuela.
 
Macri se desvive por halagar a Trump. Diez días antes de los comicios en los que todo el mundo da por descontado que no tendrá reelección, que será rechazado por la absoluta mayoría de los argentinos, sin siquiera segunda vuelta, tomó decisiones estratégicas para beneficiar los intereses de EE.UU. en la región pero que compromete el planteo más democrático y pacífico del futuro gobierno.
 
Ante el inminente derrumbe de su presidencia, Macri hizo renunciar a Paula Bertol como representante del país en la Organización de Estados Americanos (OEA) y ordenó al canciller Jorge Faurie que la reemplace por un funcionario de carrera allegado al PRO a través del secretario de Asuntos Estratégicos de la cancillería, Fulvio Pompeo.
 
Bertol es un cuadro destacado del PRO. Ha sido legisladora por la ciudad y diputada nacional. Su designación se correspondió con la decisión de Washington de convertir a la OEA en la herramienta principal de su ofensiva para recuperar el petróleo de Venezuela, una prioridad de la política yanqui para la región.
 
Felipe Solá, posible futuro canciller de Alberto Fernández si gana las elecciones, denunció estos cambios en la cancillería como "escandalosos y de mala fe". Y explicó en declaraciones periodísticas que "Bertol no cumplió su mandato como embajadora, renunció para la campaña y nombraron a un embajador de carrera que piensa parecido en la OEA, donde se discuten cosas donde nuestro pensamiento es distinto al del Gobierno".
 
Como la de Bertol fue una designación política, hubiera tenido que renunciar al cambiar el gobierno, ahora el nuevo representante tendrá que ser removido por decreto. Macri hizo renunciar antes de tiempo a Bertol con la excusa inverosímil de que la necesita en una campaña que ya está en su tramo final.
 
Antes de renunciar, Bertol aprobó una convocatoria al TIAR impulsada por Estados Unidos para estudiar un plan conjunto de agresión a Venezuela. Durante la guerra de Malvinas, Argentina convocó al TIAR, pero Estados Unidos ignoró el compromiso de auxilio al que obliga el Tratado ante una agresión externa y, en cambio, actuó como aliado de Gran Bretaña en la OTAN, el enemigo de Argentina, que ahora se junta con Estados Unidos para agredir a Venezuela.
 
Pero Macri ha sido el gran derrotado y el único objetivo de estas decisiones ha sido poner obstáculos a su sucesor, sobre todo en la relación con Trump, quien tendrá que ser necesariamente un interlocutor importante en la negociación de la deuda. De esta manera, Macri le hace el trabajo sucio a Washington.

18-10-2019 / 09:10
En una jornada de ribetes épicos para el peronismo, el Frente de Todos conmemoró en La Pampa el Día de la Lealtad con un acto del que participó el candidato Alberto Fernández, quien denunció a Mauricio Macri "porque se cansó de decir mentiras", llamó a construir una "Argentina que a todos nos incluya" y destacó que el país se volverá a levantar porque está formado por "un pueblo maravilloso".
 
El candidato opositor señaló que el peronismo volvió "a estar unidos", a juntar fuerzas "para darle al pueblo una opción después de 4 años de sumisión y de derrota" que es a lo que el gobierno neoliberal de Cambiemos condenó "a los sectores más humildes".
 
"Necesitamos de una vez por todas que la Argentina deje de caerse, que es lo que pasa cada vez que estos llegan al poder", dijo en alusión a los neoliberales, se mostró esperanzado en que "esta vez hayamos aprendido que la política no es prepararse haciendo coaching para mostrarse frente a una cámara diciendo lo que la gente quiere oír", sino que "la política, entiéndalo presidente, exige no mentirle a la gente y exige comprometerse".
 
En otro tramo, Fernández llamó a construir "una Argentina que nos incluya a todos, no una Argentina para unos pocos" y advirtió que para el Gobierno de Macri "donde hay una necesidad hay un negocio, y así estamos, todos ellos haciendo negocios para sus amigos".
 
"Estamos muy cerca pero aún no hemos llegado y necesitamos que el 27 de octubre le digamos adiós a estos malos momentos que nos han hecho vivir", y que el pueblo demuestre que "lo que deseamos es que la pequeña y mediana empresa levante sus persianas, vuelva a producir y a darle trabajo al que hoy no lo tiene".
 
Finalmente, señaló que "cuando Macri termine su mandato la pobreza alcanzará al 40% de los argentinos, y así se irán, como siempre lo han hecho, dejando un pueblo sumido en la miseria, pero eso no tiene que preocuparnos, porque nosotros sabemos que podemos trabajar juntos".
 
Previamente, Cristina había señalado respecto a Cambiemos que "parecía que venían a quedarse por 100 años, sin embargo pudimos de poco ir reconstruyendo la unidad del campo popular". En un mensaje directo a Macri, dijo que "vamos a tener que saber en qué se fue la plata del endeudamiento que se han robado en estos años".
 
En el recordatorio estuvieron los gobernadores Carlos Verna, Juan Manzur, Sergio Uñac, Roxana Bertone, Lucía Corpacci, Gildo Insfrán, Mariano Arcioni, Gustavo Bordet, Alicia Kirchner, Gerardo Zamora, Domingo Peppo, el postulante, Axel Kicillof y los electos Sergio Ziliotto y Jorge Capitanich; entre otros.
 
La Opinión Popular

17-10-2019 / 10:10
17-10-2019 / 09:10
Por impericia y castigo a los votantes, el Gobierno de Mauricio Macri generó en septiembre una inflación del 5,9%, la más alta del año y la segunda mayor de la era Cambiemos. La devaluación del peso, que permitió el Presidente para aleccionar a quienes le dieron la espalda en las PASO, tuvo en septiembre su mayor impacto en materia de precios, y continuará derramando en los meses siguientes.
 
En lo que va del año, el nivel general de precios acumuló un alza del 37,7% y en los últimos de doce meses el aumento fue del 53,5%. Las subas se concentraron en servicios regulados, donde la aprobación de los ajustes debe ser convalidado por el gobierno, como Salud, Transporte, Energía y Comunicación.
 
El precio de los alimentos fue el otro gran rubro que subió por encima de la media, lo que impacta en mayor medida a los hogares de menores recursos.  "El Presidente está preocupado porque levanto mi índice al hablar. Pero hay índices que le arruinan la vida a la gente y condenan a millones a la pobreza", reprochó desde Twitter el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
 
Pese a la contundencia de los números oficiales, los funcionarios del gobierno de Macri se desentienden de la escalada inflacionaria que provocó la dolarización de la energía y el combustible, la administración errante del tipo de cambio y el desmantelamiento de cualquier política que controle precios y regule la rentabilidad empresarial.
 
El pico inflacionario de septiembre generó mayores niveles de pobreza e indigencia, dado que los hogares de menores ingresos, cuyo gasto se compone de los capítulos más inelásticos como servicios, transporte y alimentos, sufrieron incrementos mayores a los de la inflación general.
 
La altísima inflación no sorprende pero sepulta al Presidente de cara al debate del domingo y a la elección. Macri está cada vez más complicado en su sueño del milagro de la reelección presidencial ya que una inflación del 5,9% es un baldazo agua fría de cara a las elecciones del 27 de octubre.
 
Las políticas neoliberales implementadas y algunas de "alivio" aplicadas a destiempo, mal diagnóstico, incapacidad y falta de experiencia, son algunos de los problemas que tuvo la era Macri y que hizo explotar la economía Argentina a lo largo de estos 4 años. El macrismo, tras la derrota de las PASO, llevó adelante algunas medidas económicas parciales que no resuelven el problema de fondo.
 
La subordinación neocolonial a Donald Trump, que aceptó Macri, no pueden más que agravar las tensiones sociales en una economía condicionada por las exigencias del FMI. Esto hace que Juntos por el Cambio se acerque a la inevitable despedida.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar