La Opinión Popular
                  09:17  |  Sábado 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En octubre, a Macri hay que echarlo a la mierda”. Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-07-2019 / 10:07
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

Fríos corazones macristas

Fríos corazones macristas
La muerte por hipotermia de Sergio Zacaríaz, de 52 años, en situación de calle, a cinco cuadras de la Casa Rosada, conmovió a una ciudad que había empezado a naturalizar la presencia cada vez más abundante de familias, grupos de pibes y hombres y mujeres que duermen en la calle. Había empezado a ser un paisaje tan común como las veredas rotas o las baldosas flojas.
La muerte por hipotermia de Sergio Zacaríaz, de 52 años, en situación de calle, a cinco cuadras de la Casa Rosada, conmovió a una ciudad que había empezado a naturalizar la presencia cada vez más abundante de familias, grupos de pibes y hombres y mujeres que duermen en la calle. Había empezado a ser un paisaje tan común como las veredas rotas o las baldosas flojas.
 
Por eso muchas personas pasaron junto al bulto quieto y acurrucado bajo una frazada, incluso lo esquivaron y siguieron de largo sin darse cuenta que el hombre estaba muerto. El paisaje de la ciudad se acostumbró a escenarios apocalípticos como esas metrópolis futuristas que describe Philip Dick, el de Blade Runner, en sociedades con castas tremendamente desiguales gobernadas por grandes corporaciones.
 
En las recovas o en los vestíbulos de comercios cerrados por quebrantos, hay imitaciones de salas a la intemperie con sillones desgarrados o mesas chuecas recogidas de la basura, con colchones tendidos asemejando camas de una casa sin paredes y personas con capas encimadas de ropas que duermen mientras pasa la gente a su lado, o toman mate ajenas al bullicio a su alrededor.
 
Han pasado a ser invisibles, a existir como fantasmas de una ciudad que se imagina que no existen. Coexisten con centenares de vendedores ambulantes que son corridos por policías y buscadores en la basura con sus carritos. El mundo neoliberal se encamina hacia esas pesadillas futuristas donde la política ha sido copada por las grandes corporaciones.
 
La muerte de Zacarías apareció como un crimen social como son todas las muertes de hambre, las del gatillo fácil o por enfermedades curables como las que puede causar la falta de vacunas. Y funcionó como un disparador que visibilizó el drama y sensibilizó y movilizó a algunos e indignó a otros.
 
La muerte de personas en situación de calle por el frío del invierno tiene que ser natural en el país de Mauricio Macri. Porque es el país de la eficiencia, del esfuerzo y el sacrificio. Y la realidad es que si alguien es rico está claro que se ha sacrificado para serlo. Y si alguien es pobre, no solamente se lo merece porque ni se esforzó ni se sacrificó, sino que además la vagancia y la pereza merecen condena social y castigo.
 
Los derechos no son universales ni se regalan en ese país, se tienen que ganar con esfuerzo y sacrificio. Los que no tengan plata, las capas medias, trabajadores y pobres deben sacrificarse para ser merecedores de esos derechos. La riqueza es constancia de sacrificio y esfuerzo. El rico no necesita sacrificarse más porque como es rico, ya lo hizo para serlo. Para ellos hay derechos que deben ser rigurosamente custodiados por una policía que no tiene por qué respetar derechos de quienes no han hecho nada por ganárselos.
 
Esos son los que protestan, los que cortan el tránsito, los que no supieron elegir trabajo y lo perdieron y ahora viven de un plan y son usados políticamente por los kuka populistas. Son los vagos y choriplaneros. Son los piqueteros, los trabajadores mal pagos o desocupados, las familias que viven en la calle y reclaman derechos pero no tuvieron la decencia de asumir responsabilidades. Esos padres que llevan a sus hijos, algunos bebés, a vivir en las calles son una vergüenza. Esos padres le están haciendo pagar a sus hijos por su incapacidad. Estos mensajes son el discurso crudo, coloquial, íntimo del neoliberalismo. El país que quieren los macristas.

 
En ese país, se camina por la calle y se esquivan los bultos que obstaculizan las veredas. Si son personas en situación de calle, además molestan el libre tránsito. Porque algo habrán hecho o dejado de hacer para estar allí. Todo tiene una razón de ser, igual esos bultos envueltos en frazadas y muertos de frío. Son bultos.
 
Es la ciudad a la que se encamina el discurso que subyace en los medios corporativos del oficialismo, el mensaje que se difunde más brutalmente en las redes, ondas que tienen su epicentro en el gobierno de Cambiemos.
 
 Es el discurso de la meritocracia del que dice "a mí nunca me regalaron nada" para diferenciarse de los que pueden beneficiarse con viviendas populares, con la asignación universal por hijo o con becas para estudiar. Es el discurso que detesta la protesta social y la ampliación de derechos y se enoja con las manifestaciones gremiales por mejoras o contra la flexibilización laboral. Pero después despotrica contra los que pierden su trabajo por esa flexibilización.
 
Es la ciudad a la que tiende el discurso de la resignación y el sacrificio de los humildes con el que muchos trabajadores y humildes defienden el aumento de las tarifas, porque "antes se regalaba". O el otro más clasista de: "les hicieron creer que podían tener vacaciones, comprarse un plasma o un aire acondicionado".
 
Es el mensaje de "se embarazan para que les den la asignación". O que con la moratoria que beneficia a los trabajadores cuyas empresas no hicieron aportes, "le sacan la jubilación a los que aportaron toda su vida".
 
Los trabajadores jubilados se enojan con otros trabajadores jubilados. El comerciante al que le molesta la gente en situación de calle, puede ser el futuro marginado, mañana puede estar durmiendo en la calle. El tonto que repitió "les hicieron creer..." ya nunca podrá acceder ni a una estufa a kerosene porque el precio del combustible está dolarizado.
 
Esa respuesta reveló una sociedad heterogénea, con una gran reserva de solidaridad y humanismo, y también con miserables y otros con dificultades para asumir la tragedia de sus vecinos, más allá de sus realidades confortables y a lo mejor hasta bien intencionadas. Pero también puso en evidencia el abismo al que conduce el discurso social del oficialismo.
 
Cuando Juan Carr abrió el Monumental con el presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, para que pasaran allí las noches más frías del año las personas en situación de calle, el gobierno no ocultó su malestar. Trascendió que el enojo del entorno presidencial apuntaba a D' Onofrio: "Nos podría haber avisado antes".
 
 La decisión de Juan Carr fue una respuesta concreta a un problema grave, pero puso en evidencia la responsabilidad del gobierno y su incapacidad. Hubo especulación política en la primera reacción, no preocupación por la tragedia. Después salieron a explicar que existe el 108 y que hay refugios del gobierno de la ciudad. Incluso alegaron que Zacaríaz se había negado a ir a un refugio.
 
 El gobierno solamente reconoce la existencia de unas mil personas que viven en la calle. Pero desde 2015 se multiplicó esa cantidad y un grupo de organizaciones sociales y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad acaban de estimar que en 2019 son 7250 en la ciudad.
 
En esos tres años nadie se dio cuenta que el 108 y los refugios no estaban funcionando. En tres años nadie se preocupó para buscarle la vuelta a la negativa de los indigentes a utilizar esos recursos. Es como si dijeran: "Si no quieren, entonces que se jodan, nosotros hicimos lo que pudimos, si lo rechazan, ya no es nuestra responsabilidad". No es un pensamiento que surja por abulia, sino que deviene de una forma de concebir a la sociedad.
 
Hubo "influencers" del oficialismo, como el diputado Fernando Iglesias, que acusó a la movida en el Monumental de "opereta K", y el actor Juan Acosta acusó a Carr de "perverso" porque según él, el frío "existe de siempre".
 
El ejemplo de River Plate se extendió a otros estadios de fútbol, la Defensoría del Pueblo habilitó móviles para recorrer la ciudad por la noche y asistir a estas personas. Hubo cientos de porteños que se acercaron a los estadios para llevar comida, ropas y mantas.
 
 Y al mismo tiempo en las redes se producía una campaña de difamación contra Carr y se insistía en que la gente en situación de calle eran militantes de La Cámpora o de otras agrupaciones: "Alguien sabe de qué trabaja Juan Carr"; "vivo en Recoleta. En la esquina hay una familia que se instaló ayer. Padre, madre y 2 chiquitos. Les pregunto por qué no van a los refugios. PORQUE NOS PAGAN. Les dije que vengan a casa a comer y no aceptaron"; "a metros de un parador, sabes x que no van a los refugios? Por qué no pueden chupar o falopearse"; "no van a los refugios por qué no los dejan tomar alcohol ni drogas ni nada además se tienen que bañar CARADURAS".
 
 Estos mensajes inundaron las redes. Es el discurso crudo, coloquial, íntimo del neoliberalismo. El país que quieren.
 
Por Luis Bruschtein
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Fríos corazones macristas
Mientras el gobierno porteño se empeña en repetir que son 1141 las personas en situación de calle, el Segundo Censo Popular, realizado por organizaciones sociales y la Defensoría del Pueblo, reveló que son 7251, un 23 por ciento más que hace dos años. La mitad está por primera vez a la intemperie.
19-10-2019 / 09:10
La única duda es la preposición. Imposible saber si Mauricio Macri quiere llenar el acto que realizará hoy en Corrientes de policías o con policías. Pero que habrá muchos policías, habrá: la repartición ordenó a los efectivos de todas las áreas que se presenten a sus lugares de trabajo vestidos de civil.
 
El Memorándum J.P. número 573/19 de la Jefatura de Policía de Corrientes, está dirigido a los directores generales de Personal y Formación Policial, de Asuntos Judiciales y Represión del Delito, de Administración Financiera, de Seguridad Vial, de Coordinación e Interior. También a los directores, jefes de departamentos y jefes de divisiones.
 
El memo tiene fecha 17 de octubre y dice textualmente, con respeto de su sintaxis original, sus comas y sus mayúsculas: "Raíz implementación de la Orden Operacional J.P. N° 05/19, suscripta por el Sr. Jefe de Policía, por la visita del Sr. Presidente de la Nación, Ing. MAURICIO MACRI, el día 18 del corriente, en nuestra ciudad capital, más precisamente en la explanada del puente 'Gral. Manuel Belgrano'. Deben disponer que el 100% del personal bajo su mando, se encuentre en apresto en esta Jefatura de Policía, el día 18/10/19, 15.00 horas, de civil, aguardando directivas al respecto".
 
Firma Edgardo Acevedo, comisario general, subjefe de Policía de Corrientes.
 
Si bien la utilización de recursos del Estado para la campaña no es una novedad en el gobierno de Macri y la coacción a empleados públicos para que se apersonen como extras en actos políticos (o actúen como fiscales en las elecciones) fue denunciada en otros distritos donde manda Cambiemos, más notoriamente la ciudad de Buenos Aires, resulta inédita una orden de este tenor dirigida a todos los miembros de las fuerzas de seguridad locales para que dejen de lado sus tareas y hagan bulto en las presentación de campaña de Macri.
 
Macri estuvo ayer en Chaco dentro de su gira de despedida por 30 ciudades de todo el país. "Que escuche todo Corrientes", dijo en la ciudad de Roque Sáenz Peña, que en realidad es chaqueña. Anoche durmió en Corrientes y hoy se dispone a protagonizar un nuevo acto. La policía local, como se desprende del facsímil con la orden, será parte de la fiesta de despedida macrista.
 
La Opinión Popular

19-10-2019 / 08:10
"La alianza entre Italia y Estados Unidos se remonta al imperio romano", mandó Donald Trump, mientras en la Argentina, su amigo Mauricio Macri, en campaña, arengaba: "¡Que se escuche en todo Corrientes!", pero estaba en la provincia de Chaco. Están hermanados por un rasero cultural de cuarta. Y bien clasista en cuanto importa más el poder del dinero que el conocimiento. Los dos coinciden en sus dificultades con historia y geografía y en cuestiones como Venezuela.
 
Macri se desvive por halagar a Trump. Diez días antes de los comicios en los que todo el mundo da por descontado que no tendrá reelección, que será rechazado por la absoluta mayoría de los argentinos, sin siquiera segunda vuelta, tomó decisiones estratégicas para beneficiar los intereses de EE.UU. en la región pero que compromete el planteo más democrático y pacífico del futuro gobierno.
 
Ante el inminente derrumbe de su presidencia, Macri hizo renunciar a Paula Bertol como representante del país en la Organización de Estados Americanos (OEA) y ordenó al canciller Jorge Faurie que la reemplace por un funcionario de carrera allegado al PRO a través del secretario de Asuntos Estratégicos de la cancillería, Fulvio Pompeo.
 
Bertol es un cuadro destacado del PRO. Ha sido legisladora por la ciudad y diputada nacional. Su designación se correspondió con la decisión de Washington de convertir a la OEA en la herramienta principal de su ofensiva para recuperar el petróleo de Venezuela, una prioridad de la política yanqui para la región.
 
Felipe Solá, posible futuro canciller de Alberto Fernández si gana las elecciones, denunció estos cambios en la cancillería como "escandalosos y de mala fe". Y explicó en declaraciones periodísticas que "Bertol no cumplió su mandato como embajadora, renunció para la campaña y nombraron a un embajador de carrera que piensa parecido en la OEA, donde se discuten cosas donde nuestro pensamiento es distinto al del Gobierno".
 
Como la de Bertol fue una designación política, hubiera tenido que renunciar al cambiar el gobierno, ahora el nuevo representante tendrá que ser removido por decreto. Macri hizo renunciar antes de tiempo a Bertol con la excusa inverosímil de que la necesita en una campaña que ya está en su tramo final.
 
Antes de renunciar, Bertol aprobó una convocatoria al TIAR impulsada por Estados Unidos para estudiar un plan conjunto de agresión a Venezuela. Durante la guerra de Malvinas, Argentina convocó al TIAR, pero Estados Unidos ignoró el compromiso de auxilio al que obliga el Tratado ante una agresión externa y, en cambio, actuó como aliado de Gran Bretaña en la OTAN, el enemigo de Argentina, que ahora se junta con Estados Unidos para agredir a Venezuela.
 
Pero Macri ha sido el gran derrotado y el único objetivo de estas decisiones ha sido poner obstáculos a su sucesor, sobre todo en la relación con Trump, quien tendrá que ser necesariamente un interlocutor importante en la negociación de la deuda. De esta manera, Macri le hace el trabajo sucio a Washington.

18-10-2019 / 09:10
En una jornada de ribetes épicos para el peronismo, el Frente de Todos conmemoró en La Pampa el Día de la Lealtad con un acto del que participó el candidato Alberto Fernández, quien denunció a Mauricio Macri "porque se cansó de decir mentiras", llamó a construir una "Argentina que a todos nos incluya" y destacó que el país se volverá a levantar porque está formado por "un pueblo maravilloso".
 
El candidato opositor señaló que el peronismo volvió "a estar unidos", a juntar fuerzas "para darle al pueblo una opción después de 4 años de sumisión y de derrota" que es a lo que el gobierno neoliberal de Cambiemos condenó "a los sectores más humildes".
 
"Necesitamos de una vez por todas que la Argentina deje de caerse, que es lo que pasa cada vez que estos llegan al poder", dijo en alusión a los neoliberales, se mostró esperanzado en que "esta vez hayamos aprendido que la política no es prepararse haciendo coaching para mostrarse frente a una cámara diciendo lo que la gente quiere oír", sino que "la política, entiéndalo presidente, exige no mentirle a la gente y exige comprometerse".
 
En otro tramo, Fernández llamó a construir "una Argentina que nos incluya a todos, no una Argentina para unos pocos" y advirtió que para el Gobierno de Macri "donde hay una necesidad hay un negocio, y así estamos, todos ellos haciendo negocios para sus amigos".
 
"Estamos muy cerca pero aún no hemos llegado y necesitamos que el 27 de octubre le digamos adiós a estos malos momentos que nos han hecho vivir", y que el pueblo demuestre que "lo que deseamos es que la pequeña y mediana empresa levante sus persianas, vuelva a producir y a darle trabajo al que hoy no lo tiene".
 
Finalmente, señaló que "cuando Macri termine su mandato la pobreza alcanzará al 40% de los argentinos, y así se irán, como siempre lo han hecho, dejando un pueblo sumido en la miseria, pero eso no tiene que preocuparnos, porque nosotros sabemos que podemos trabajar juntos".
 
Previamente, Cristina había señalado respecto a Cambiemos que "parecía que venían a quedarse por 100 años, sin embargo pudimos de poco ir reconstruyendo la unidad del campo popular". En un mensaje directo a Macri, dijo que "vamos a tener que saber en qué se fue la plata del endeudamiento que se han robado en estos años".
 
En el recordatorio estuvieron los gobernadores Carlos Verna, Juan Manzur, Sergio Uñac, Roxana Bertone, Lucía Corpacci, Gildo Insfrán, Mariano Arcioni, Gustavo Bordet, Alicia Kirchner, Gerardo Zamora, Domingo Peppo, el postulante, Axel Kicillof y los electos Sergio Ziliotto y Jorge Capitanich; entre otros.
 
La Opinión Popular

17-10-2019 / 10:10
17-10-2019 / 09:10
Por impericia y castigo a los votantes, el Gobierno de Mauricio Macri generó en septiembre una inflación del 5,9%, la más alta del año y la segunda mayor de la era Cambiemos. La devaluación del peso, que permitió el Presidente para aleccionar a quienes le dieron la espalda en las PASO, tuvo en septiembre su mayor impacto en materia de precios, y continuará derramando en los meses siguientes.
 
En lo que va del año, el nivel general de precios acumuló un alza del 37,7% y en los últimos de doce meses el aumento fue del 53,5%. Las subas se concentraron en servicios regulados, donde la aprobación de los ajustes debe ser convalidado por el gobierno, como Salud, Transporte, Energía y Comunicación.
 
El precio de los alimentos fue el otro gran rubro que subió por encima de la media, lo que impacta en mayor medida a los hogares de menores recursos.  "El Presidente está preocupado porque levanto mi índice al hablar. Pero hay índices que le arruinan la vida a la gente y condenan a millones a la pobreza", reprochó desde Twitter el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
 
Pese a la contundencia de los números oficiales, los funcionarios del gobierno de Macri se desentienden de la escalada inflacionaria que provocó la dolarización de la energía y el combustible, la administración errante del tipo de cambio y el desmantelamiento de cualquier política que controle precios y regule la rentabilidad empresarial.
 
El pico inflacionario de septiembre generó mayores niveles de pobreza e indigencia, dado que los hogares de menores ingresos, cuyo gasto se compone de los capítulos más inelásticos como servicios, transporte y alimentos, sufrieron incrementos mayores a los de la inflación general.
 
La altísima inflación no sorprende pero sepulta al Presidente de cara al debate del domingo y a la elección. Macri está cada vez más complicado en su sueño del milagro de la reelección presidencial ya que una inflación del 5,9% es un baldazo agua fría de cara a las elecciones del 27 de octubre.
 
Las políticas neoliberales implementadas y algunas de "alivio" aplicadas a destiempo, mal diagnóstico, incapacidad y falta de experiencia, son algunos de los problemas que tuvo la era Macri y que hizo explotar la economía Argentina a lo largo de estos 4 años. El macrismo, tras la derrota de las PASO, llevó adelante algunas medidas económicas parciales que no resuelven el problema de fondo.
 
La subordinación neocolonial a Donald Trump, que aceptó Macri, no pueden más que agravar las tensiones sociales en una economía condicionada por las exigencias del FMI. Esto hace que Juntos por el Cambio se acerque a la inevitable despedida.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar