La Opinión Popular
                  17:57  |  Sábado 16 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Gracias a Dios Macri se va, no se aguantaba más su política de hambre". Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Internacionales - 02-07-2019 / 07:07
EFEMÉRIDES POPULARES

Civil Rights Act de 1964, la ley que cambió la historia política de los Estados Unidos

Civil Rights Act de 1964, la ley que cambió la historia política de los Estados Unidos
La Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad fue una gran manifestación que tuvo lugar en Washington, D.C. el 28 de agosto de 1963. Martin Luther King Jr. pronunció su histórico discurso "Yo tengo un sueño". Las estimaciones del número de participantes variaron entre 200.000 y más de 300.000. La marcha ayudó a la aprobación de la Ley de los Derechos Civiles (1964) y la Ley del Derecho al Voto (1965).
 
El 02 de julio de 1964, fue promulgada la Civil Rights Act of 1964 (Ley de Derechos Civiles de 1964) (Ley del Congreso 88-352, 78 United States Statutes at Large 241). Fue una legislación histórica en los Estados Unidos que prohíbe la aplicación desigual de los requisitos de registro de votantes y la segregación racial en las escuelas, bancos de sangre, en el lugar de trabajo e instalaciones que sirvan al público en general («lugares públicos»).
 
Se terminó así un perverso sistema que incluyó linchamientos y la preterición brutal de los negros en los Estados Unidos, que ni siquiera podían subir en los mismos vehículos públicos que sus compatriotas blancos ni asistir a las mismas escuelas, ni siquiera morir en los mismos hospitales.
 
Que en su mayoría eran maltratados por los imperialistas disfrazados de Ku-Klux-Klan; arrojados a las barriadas más insalubres, a las casas colectivas menos confortables, hechas para ellos, empujados a los oficios más innobles, a los trabajos más duros y a las profesiones menos lucrativas, que no suponían contacto con las universidades, las altas academias o escuelas particulares.
 
Una vez que la Ley se puso en práctica, cambió la historia política de los Estados Unidos. Sus efectos fueron de largo alcance y tuvo una enorme repercusión en todo el país. Se prohibió la discriminación en los centros públicos, en el gobierno, y en el empleo, invalidando las leyes de Jim Crow, que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas, en el sur de Estados Unidos. Se convirtió ilegal obligar a la segregación de las razas en las escuelas, la vivienda, o en contratación de empleados.
 
La Opinión Popular
 

 
Se cumplen hoy 55 años de la promulgación de la Ley de Derechos Civiles (Civil Rights Act) por parte del ex presidente demócrata de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson. La sanción de la norma había sido solicitada en junio de 1963 por el entonces presidente John F. Kennedy en un histórico mensaje transmitido por radio y televisión, pocas horas después de los graves sucesos producidos en el estado de Alabama.
 
Dijo ese día el mandatario asesinado en noviembre de 1963: "Esta nación fue fundada por hombres de muchos países y orígenes. Se fundó sobre el principio de que todos los hombres son creados iguales y de que los derechos de cada uno de ellos se limitan cuando los derechos de uno de ellos se ven amenazados... Debería ser posible que los consumidores estadounidenses de cualquier color recibieran un trato igualitario en establecimientos públicos, tales como hoteles, restaurantes, cines y comercios, sin recurrir a manifestaciones en las calles, y debería ser posible que los estadounidenses de cualquier color se inscribiesen para votar en unas elecciones libres sin interferencias ni temor de represalias".
 
Las estadísticas oficiales estadounidenses indican que entre 1964 y 1971 se produjeron alrededor de 200 muertes y más de 1.300 heridos como consecuencia de disturbios raciales protagonizados por las fuerzas de seguridad y ciudadanos de raza negra, enfrentamientos que, a su vez, causaron daños millonarios en los barrios donde se registraron los enfrentamientos.
 
A mediados de la década del ´50, durante la presidencia de Dwight Eisenhower tuvieron lugar dos episodios que marcarían el inicio de la carrera política de Martin Luther King como activista de los derechos civiles.
 
En diciembre 1955 fue detenida en la ciudad de Montgomery (Alabama) la ciudadana negra Rosa Parks por no ceder su asiento en un autobús a un blanco. Martin Luther King, en represalia, convoca a un boicot contra el sistema de transporte público de Montgomery. En noviembre de 1956 la Corte Suprema de Justicia declara ilegal la segregación en los autobuses, restaurantes, escuelas y otros lugares públicos.
 
Desde principios de 1960 la ciudad de Birmingham en el estado de Alabama, que por entonces no superaba los 350 mil habitantes, se había convertido en el epicentro de las protestas raciales del país. El 13 de mayo de 1963 la policía encarceló a Martin Luther King, pastor de la Iglesia Bautista nacido en Georgia en 1929 y asesinado en Memphis en 1968, a instancias del gobernador estatal George Wallace, quien mantenía un duro enfrentamiento político con la administración demócrata del presidente Kennedy bajo el lema "segregación ahora y segregación siempre".
 
Tras los disturbios de Alabama, Luther King organizó la llamada "Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad" que tuvo lugar el 28 de agosto de 1963 con la participación de más de 250 mil personas.
 
La mayoría de los reclamos realizados durante su discurso que pasaría a la historia bajo el lema "I have a dream" serían adoptados en la Ley de los Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho del Voto de 1965. En octubre de 1964, a los 35 años, el activista por los derechos de los afroamericanos se convertiría en el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz.
 
La revolucionaria norma promulgada por Lyndon Johnson, mandatario demócrata oriundo de Texas y primer presidente de origen sureño desde Andrew Jackson, dispuso, entre otras cosas, que los establecimientos públicos no podrían discriminar o segregar a las personas por motivos de raza y origen étnico de género. Lo mismo estipuló para los institutos escolares respecto a los estudiantes.
 
También serían castigados los actos de discriminación racial en el ámbito laboral. Además, la ley extendió el principio de no discriminación a los programas o actividades que reciben ayuda financiera federal.
 
Pero la puesta en práctica de la normativa antirracial no impidió que se produjeran nuevos hechos de intolerancia y discriminación. Apenas un mes después de la promulgación, el 4 de agosto 1964 fueron encontrados sin vida los cuerpos de tres activistas por los derechos civiles asesinados en Misisipi por miembros del Ku Klux Klan, acontecimiento que sirvió de inspiración para la premiada película protagonizada por Gene Hackman y William Dafoe.
 
El 21 febrero 1965 es asesinado el líder negro musulmán Malcolm X en Nueva York, y el 7 marzo 1965 tiene lugar el llamado "Bloody Sunday", nuevamente en Alabama, cuando como consecuencia de la represión policial contra una marcha a favor del voto son heridas de gravedad 50 personas.
 
El 24 Septiembre 1965 el presidente Johnson firma la Orden Ejecutiva 11246 que incluye por primera vez la "discriminación positiva" para potenciar las oportunidades de las minorías y un años después en octubre de 1966, Huey Newton y Bobby Seale fundan en California el movimiento radical Black Panthers (Panteras Negras).
 
Muchos años después, el 4 de noviembre de 2008, el candidato demócrata de origen afroamericano Barack Obama, acompañado por Joe Biden, se convierte en el 44° presidente de los Estados Unidos tras vencer al candidato republicano John McCain.
 
Habrá que esperar entonces el resultado de las primarias en el Partido Demócrata para poder comprobar si un eventual triunfo de Joe Biden ratifica lo aseverado por el novelista Graham Greene cuando afirmó que "los historiadores son personas que se interesan por el futuro cuando éste ya es pasado".
 
Por Ricardo H. Bloch
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
Civil Rights Act de 1964, la ley que cambió la historia política de los Estados Unidos
Se cumplen hoy 55 años de la promulgación de la Ley de Derechos Civiles (Civil Rights Act) por parte del ex presidente demócrata de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson.
16-11-2019 / 09:11
Una durísima represión tuvo lugar en la tarde de este viernes cuando un operativo de la Policía y el Ejército bolivianos terminó con la matanza de por lo menos ocho manifestantes y decenas de heridos graves, durante el intento de frenar la masiva movilización encabezada por las federaciones cocaleras, cuna política de Evo Morales.
 
La represión se produjo en el marco de un endurecimiento del gobierno de facto de la autoproclamada e ilegitima Jeanine Áñez, que busca sostener el golpe de estado consumado a Evo y contra el cual existe una importante resistencia en muchos puntos del país.
 
La masacre ocurrió en el municipio de Sacaba, a diez kilómetros del centro de Cochabamba, donde los cocaleros pretendían hacer una escala antes de continuar su marcha hacia La Paz, adonde pretendían llegar el domingo. "No pudimos contar a los heridos porque son muchos", lamentó uno de los profesionales del Hospital de Sacaba, sobrepasado por la cantidad de víctimas. 
 
Las muertes se conocieron por los videos que los propios integrantes de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba comenzaron a enviar desde el lugar de la represión, con mensajes como "estamos en dictadura", "¡que todo el mundo se entere porque no hay prensa!".
 
En el Hospital de Sacaba fueron identificados cuatro muertos --Omar Calle, César Cipe, Juan López, Emilio Colque-- y restaba la identificación de uno de ellos. Los cocaleros del trópico denuncian que las muertes se produjeron por los disparos de policías y militares durante la represión.
 
Ante esta escalada represiva, el presidente depuesto, Evo Morales, envió un mensaje desde México dando a conocer lo ocurrido y solidarizándose con sus compañeros. "El régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las FFAA y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho. Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba", denunció.
 
En tanto, los medios bolivianos comenzaron a hacerse eco de la denuncia por las muertes ofreciendo la versión oficial de los hechos, proveniente del nuevo gobierno racista y represor.  "Las vainas que tienen son de armamento que no tenemos nosotros, personas que estaban en segunda fila han disparado y han herido a sus mismos compañeros", fue la insólita versión que reprodujo el canal Unitel en una entrevista a un militar que no se identificó.
 
La represión partió de un cordón formado por fuerzas de la Policía boliviana y el Ejército sobre el puente Huayllani, en las afueras de Cochabamba, para impedir que los manifestantes lleguen en la tarde del viernes a la plaza 14 de Septiembre, segunda escala de la larga marcha que se dirige a La Paz el domingo.
 
La Opinión Popular

15-11-2019 / 19:11
15-11-2019 / 19:11
15-11-2019 / 19:11
El 16 de noviembre de 1989, ocho personas fueron asesinadas en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), ubicada en la ciudad de San Salvador (El Salvador), por un pelotón del batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador bajo las órdenes del coronel René Emilio Ponce.
 
Denominadas por el nombre genérico mártires de la UCA, las víctimas fueron los padres jesuitas: Ignacio Ellacuría S. J., rector de la universidad: Ignacio Martín-Baró S. J., vicerrector académico; Segundo Montes S. J., director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA; Juan Ramón Moreno S. J., director de la Biblioteca de teología; Amando López S. J., profesor de filosofía; Joaquín López y López S. J., fundador de la universidad y estrecho colaborador; Elba Ramos y Celina Ramos, salvadoreñas, ambas empleadas domésticas.
 
Para los represores militares salvadoreños, los padres jesuitas eran sospechosos de sostener la Teología de la Liberación, por lo que se suponía que serían aliados de la guerrilla izquierdista del FMLN, y por lo tanto, subversivos ellos mismos.
 
La masacre causó una ola de indignación en todo el mundo, y aumentó las presiones de la comunidad internacional para que el gobierno y la guerrilla iniciaran un diálogo para poner fin a la Guerra Civil de El Salvador.
 
El 16 de noviembre de 2009, el Gobierno salvadoreño presidido por Carlos Mauricio Funes condecoró de manera póstuma a los seis sacerdotes con la Orden José Matías Delgado, recibida por familiares y amigos de los religiosos.
 
La Opinión Popular



14-11-2019 / 20:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar