" y exigió: "devuelvan la luz a las casas de los argentinos".
 
Por último compartió un video en el que Macri, durante un almuerzo con Mirtha Legrand, dijo: "si nosotros no aumentábamos las tarifas estábamos a una materia de ser Venezuela, nos íbamos a quedar en un apagón general". Fernández explicó que "subieron las tarifas tanto como sus amigos les reclamaron y generaron el apagón más grande de la historia. No es Venezuela. Es Argentina. Ya es hora de darse cuenta".
 
Sergio Massa, también parte del Frente de Todos, planteó que "el Gobierno debe abrir una investigación urgente y explicarle a la sociedad lo que pasó". Y agregó que "los responsables del sistema eléctrico, energía Cammesa, deben ir mañana mismo al Congreso a explicar semejante desastre. Defensa del Consumidor debe resolver cómo va a reparar el daño económico, pérdidas de equipos y alimentos que hoy viven millones de familias argentinas".
 
Finalmente, sentenció: "El apagón viene después de 3 años de tarifazos de más del 1000 por ciento en energía. Nos dijeron que era para inversión. Y el resultado es un enorme apagón. Desde el 10 de diciembre y con un nuevo gobierno, hay que transformar la matriz y el desarrollo energético en un programa a 10 años de política de Estado".
 
Desde el FIT, la diputada Myriam Bregman cuestionó al Gobierno y reclamó: "Ahora discutamos en serio cómo terminamos con el enorme curro de la privatización del sistema energético. Todo lo demás, spot electoral".
 
El senador Fernando "Pino" Solanas, por su parte, señaló que "entre 2015 y 2017 la electricidad aumentó 562 por ciento. En 2019 la tarifa de electricidad aumentará un 55 por ciento de promedio acumulado. Mientras tanto, los argentinos estamos ante el mayor corte de energía que hayamos sufrido por una falla en la distribución".
 
Y luego agregó: "Esto no fue un 'corte' más. Acá falló el centro neurálgico de nuestro sistema eléctrico. Macri se cansó de obedecer los pedidos de aumentos de tarifas de las compañías eléctricas. En cualquier país del mundo lloverían las demandas del Estado contra las empresas".
 
La Opinión Popular
'/> El resultado del tarifazo de Macri es un enorme apagón / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  00:13  |  Sábado 14 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vamos a levantarnos una vez más". Alberto Fernández y Eduardo Duhalde
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-06-2019 / 12:06
ALBERTO FERNÁNDEZ Y SERGIO MASSA CUESTIONARON LA POLÍTICA ENERGÉTICA DEL GOBIERNO

El resultado del tarifazo de Macri es un enorme apagón

El resultado del tarifazo de Macri es un enorme apagón
Una de las compañías generadoras de energía es Central Puerto que tiene como accionista al amigo de Macri, Nicolás Caputo. Según datos del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) la empresa ganó $ 16.318 millones entre enero y septiembre 2018, una suba de 710 %. En el caso de las empresas distribuidoras de electricidad, Edenor que es propiedad de Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía (también empresario cercano a Macri) ganó en los primeros nueve meses del 2018 $ 3.256 millones, un 226 % de mejora respecto del mismo período de 2017, según cálculos de OETEC.
Durante y después del apagón masivo que colapsó el sistema energético y dejó al país entero en penumbras, dirigentes de la oposición cuestionaron el nefasto rol del gobierno de Mauricio Macri.

Uno de ellos fue el precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, quien primero compartió un tweet de Macri del 18 de diciembre de 2013 en el que el Presidente decía: "Estos cortes son el símbolo del fracaso de la política energética nacional". Y luego agregó: "Millones de argentinos, que han debido pagar sumas siderales en tarifas con las que se benefician los amigos del poder, aún esperan que la energía vuelva a sus hogares".
 
El precandidato resaltó que el Gobierno de Cambiemos "hace solo seis días se jactaba de 'exportar energía'" y exigió: "devuelvan la luz a las casas de los argentinos".
 
Por último compartió un video en el que Macri, durante un almuerzo con Mirtha Legrand, dijo: "si nosotros no aumentábamos las tarifas estábamos a una materia de ser Venezuela, nos íbamos a quedar en un apagón general". Fernández explicó que "subieron las tarifas tanto como sus amigos les reclamaron y generaron el apagón más grande de la historia. No es Venezuela. Es Argentina. Ya es hora de darse cuenta".
 
Sergio Massa, también parte del Frente de Todos, planteó que "el Gobierno debe abrir una investigación urgente y explicarle a la sociedad lo que pasó". Y agregó que "los responsables del sistema eléctrico, energía Cammesa, deben ir mañana mismo al Congreso a explicar semejante desastre. Defensa del Consumidor debe resolver cómo va a reparar el daño económico, pérdidas de equipos y alimentos que hoy viven millones de familias argentinas".
 
Finalmente, sentenció: "El apagón viene después de 3 años de tarifazos de más del 1000 por ciento en energía. Nos dijeron que era para inversión. Y el resultado es un enorme apagón. Desde el 10 de diciembre y con un nuevo gobierno, hay que transformar la matriz y el desarrollo energético en un programa a 10 años de política de Estado".
 
Desde el FIT, la diputada Myriam Bregman cuestionó al Gobierno y reclamó: "Ahora discutamos en serio cómo terminamos con el enorme curro de la privatización del sistema energético. Todo lo demás, spot electoral".
 
El senador Fernando "Pino" Solanas, por su parte, señaló que "entre 2015 y 2017 la electricidad aumentó 562 por ciento. En 2019 la tarifa de electricidad aumentará un 55 por ciento de promedio acumulado. Mientras tanto, los argentinos estamos ante el mayor corte de energía que hayamos sufrido por una falla en la distribución".
 
Y luego agregó: "Esto no fue un 'corte' más. Acá falló el centro neurálgico de nuestro sistema eléctrico. Macri se cansó de obedecer los pedidos de aumentos de tarifas de las compañías eléctricas. En cualquier país del mundo lloverían las demandas del Estado contra las empresas".
 
La Opinión Popular

 
POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA, TODA LA ARGENTINA SE QUEDÓ SIN LUZ
 
Electricidad cero, el gran record de Macri
 
Gustavo Lopetegui, que llegó al Gobierno para trabajar como "los ojos y oídos del Presidente", quedará en los libros como el secretario de Energía del día en que la ceguera eléctrica afectó a 50 millones de sudamericanos. Un apagón sin precedentes dejó sin luz a todo el país y a parte de Uruguay y Brasil.
 
"Jamás en la Argentina antes sucedió que saltara totalmente una línea, provocara una reacción en cadena y no funcionaran las protecciones", dijo a PáginaI12 Andrés Repar, miembro del Instituto de Energía Scalabrini Ortiz y del Observatorio de Tarifas de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo. 
 
Lopetegui reemplazó a Javier Iguacel, que a su vez había reemplazado a Juan José Aranguren. Comenzó en el Gobierno el 10 de diciembre de 2015 como funcionario de la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña. El otro par de ojos y oídos de Mauricio Macri era Mario Quintana. Los dos vicejefes de Gabinete controlaban todo el gabinete para Macri y Peña.
 
Hasta septiembre de 2018, cuando la crisis hasta entonces más fuerte de la administración los expulsó del centro del poder. Quintana llegó al Estado desde Farmacity. Lopetegui desde su empresa Eki y desde su puesto de Ceo de Lan, la firma del presidente chileno Sebastián Piñera. Se hizo famoso entre los ministros porque con un Excel controlaba la marcha del gabinete. Ayer el Excel fue reemplazado por un gráfico que circuló desde las 7 de la mañana, hora del comienzo del corte absoluto de electricidad en la Argentina y vecindades. Mostraba la línea roja de la energía mientras caía a pique hasta llegar a cero. Cerebro del plan que acumuló los aumentos de tarifas de gas y electricidad en los primeros meses del año para que no incidiera tanto en las elecciones, Lopetegui continuó la línea de fondo de Macri, Peña, Aranguren e Iguacel de dolarizar las tarifas y dispararlas.
 
Repar, que es ingeniero y especialista en energía, explicó a este diario que "ninguna tormenta, ninguna lluvia, provocó jamás un apagón así".
 
Contó que en la jerga hay varias palabras claves. Una expresión clave es "arco eléctrico". Es un accidente. Un cortocircuito. "Aunque no es probable que suceda, puede juntarse un cable con otro, como el negativo y el positivo de una casa", dijo Repar. "También puede caer una rama. O una cadena. O un pájaro que defecó en un aislador. O mucha agua donde no debía estar. O neblina ácida."
 
Repar pidió "ser serios" en la investigación de la causa pero no tuvo dudas sobre su diagnóstico: "Falló la redundancia", dijo. "Redundancia" es otra palabra habitual en la jerga de los ingenieros. Alude a la secuencia de mecanismos de protección que deberían ir superponiéndose para que el peor inconveniente no se convierta en una catástrofe como la que dejó sin luz a la Argentina entera.
 
"Claramente las protecciones no actuaron, y eso es responsabilidad de Transener y Cammesa", afirmó Repar.
 
Cammesa es la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico. Está integrada por representantes del Estado y de las empresas privadas de transporte de electricidad, generación, distribución y grandes usuarios.
 
La Compañía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión Transener se presenta a sí misma como "la empresa líder en el servicio público de transporte de energía eléctrica en extra alta tensión en la República Argentina".
 
Transener es de Pampa Energía, la empresa del amigo presidencial Marcos Marcelo Mindlin. Es el mismo empresario que hace dos años le compró la constructora IECSA a Angelo Calcaterra, primo presidencial. Ahora la firma se llama SACDE. Se benefició de una parte de las obras del Paseo del Bajo y su sueño es soterrar el Ferrocarril Sarmiento.
 
Transener buscó desligarse del apagón. "Es un colapso del SADI, el Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica, responsabilidad del Estado nacional", opinó la empresa buscando deslindar culpas.
 
"Como en las tareas de mantenimiento, Transener divide sus tareas operativas entre las que se vinculan directamente a sus líneas y estaciones de Alta Tensión y las que pertenecen a terceros", dice la página oficial de la empresa.
 
"La situación fue tan grave que hasta falló el recierre", dijo Repar. Y explicó: "Recierre es la reconexión de una línea después de un salto. O no funcionó la reconexión o no fue suficientemente eficaz. La línea directamente quedó afuera del sistema y sin tensión".
 
La línea que tuvo el problema, según Repar, fue la que está a la salida de Yacyretá y el tramo que enlaza Colonia Elía y San Javier (una del lado entrerriano, otra del lado uruguayo) con General Rodríguez, en la provincia de Buenos Aires.
 
 "Esto es lo que ocurre cuando las empresas no trabajan en función de la seguridad de la población sino basados solo en el espíritu de lucro de los grupos que están detrás de la inversión, y encima el Estado no hace el control adecuado", dijo Repar.
 
"Lopetegui dijo que el hecho era grave, que es lo menos que podía decir, pero no explicó nada. Nadie sabe qué pasó después del corte. Si fue sobrefrecuencia o subfrecuencia, si las centrales que quedaron en el sistema para reemplazar a Yacyretá y Salto Grande bajaron la frecuencia y se desconectaron... Y además, ¿por qué se desconectaron todas las líneas si Uruguay repuso el servicio en menos de tres horas con sus máquinas de Salto Grande?"
 
"Se tendría que haber aislado la falla y las máquinas del sistema deberían haber subido de manera automática para compensar", señaló un delegado que pidió reserva de su identidad.
 
Este domingo la magnitud de energía fue baja: 13 mil megavatios. El pico, en febrero de 2018, fue del doble: 26 mil megavatios.
 
Yacyretá es un feudo del Pro misionero. Primero fue representante argentino del ente binacional Humberto Schiavoni, que ya había ocupado el cargo con Eduardo Duhalde de Presidente gracias a su vinculación con Ramón Puerta, otro amigo presidencial y antecesor de Miguel Pichetto entre los pocos peronistas que emigraron al macrismo. Ex embajador de Misiones, Puerta es embajador de Macri en España. Cuando Schiavoni llegó al Senado nacional en 2017, lo reemplazó en Yacyretá otro dirigente del Pro misionero, Enrique Goerling Lara.
 
"Esto demuestra que un empresario no puede ser contratista del Estado y a su vez encargarse de brindar un servicio público", dijo Repar. "La falta de cuidado y la falla de los sistemas hizo que tampoco actuaran eficazmente los sistemas de protección de las otras líneas, y por eso quedaron afuera centrales en Córdoba, el Chocón, Patagonia, el noroeste y Mar del Plata."
 
Repar recordó el gran apagón de Nueva York en 1977, que afectó a Canadá. "Pero el black out, como decimos los ingenieros, no afectó a un país entero", dijo.
 
En marzo un apagón de la central hidroeléctrica Simón Bolívar dejó sin luz a buena parte de Venezuela. Por eso el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández publicó un video de Macri en el que decía almorzando con Mirtha Legrand: "Si nosotros no subíamos las tarifas íbamos aquedar como Venezuela: con un apagón general".
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
El resultado del tarifazo de Macri es un enorme apagón
Tapa de Crónica.
13-12-2019 / 09:12
El gobierno de Mauricio Macri inició su mandato en diciembre de 2015 con miles de despidos en todas las dependencias de la administración pública y estigmatizaba a los trabajadores que resistían las cesantías como "ñoquis" y "grasa militante".
 
Pero a menos de dos semanas de finalizar el mandato, Macri creaba por decreto el "Régimen de Alta Dirección Pública" que daba "estabilidad laboral" a unos 3.000 funcionarios jerárquicos nacionales nombrados por su gestión, garantizando su perpetuidad en el cargo.
 
Además establecía que para removerlos debía pagarse una indemnización equivalente a los sueldos del tiempo que resta para completar ese plazo de cinco años. A modo de ejemplo, en el caso de un director general que estuviera en el rango más bajo (inicial), la indemnización superaría los $10 millones si ingresó este último año.
 
Pero, el Gobierno de Alberto Fernández suspenderá el decreto que Macri firmó 14 días antes de dejar la Casa Rosada. El decreto 788 del año 2019, implica "una grave distorsión de los principios establecidos en relación con el Empleo Público, afectando derechos y deberes de empleados y funcionarios y atentando contra los recursos del Estado", sostuvo la secretaria de Gestión y Empleo Público de la Nación, Ana Castellani.
 
La norma pretendía dejar una gruesa capa geológica del macrismo en puestos clave de administración pública, para sabotear al gobierno entrante, y les garantizaba millonarias indemnizaciones en caso que fueran despedidos. El decreto había sido cuestionado y denunciado desde los propios abogados del Estado y el gremio de ATE.
 
Castellani argumentó la decisión del nuevo Gobierno en que el decreto de Macri modifica el Convenio Colectivo del Sector Público, estableciendo un nuevo régimen de acceso, retribución, permanencia, promoción y egreso de la Alta Dirección Pública e involucra a más de 3.000 cargos, creando un escalafón de "privilegio para funcionarios y quebrando la carrera administrativa, generando un sistema diferencial y privilegiado para altos funcionarios".
 
El régimen que se buscó establecer dispone "una carrera paralela con una exclusiva escala remunerativa, flexibilizando los requisitos de formación y experiencia acreditables para acceder a la alta dirección pública, además de garantizar la posesión de los cargos por un período de 5 años o, en su defecto, una indemnización fuera de toda proporción", señalaron fuentes de la Jefatura de Gabinete.
 
Hay un intento claro de colonizar el Estado nacional con la elite macrista que se está yendo. Le quieren agregar una dificultad más al presidente que llega. Los 4.000 CEOs que trajo Macri al Estado intentan volver al ámbito privado con poco éxito por la recesión económica que ellos mismos provocaron.
 
La Opinión Popular

13-12-2019 / 08:12
Antes de llegar a la Casa Rosada, Mauricio Macri usaba la inflación como caballito de batalla para denigrar al peronismo. Según el CEO del PRO, había impericia en esos tiempos y el asunto era más sencillo de lo que parecía. Algunas de sus frases de campaña fueron: "La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar. En mi presidencia la inflación no va a ser un tema". "La inflación se produce por culpa de un gobierno que administra mal", afirmaba.
 
Por si sus mentiras de campaña no fueran suficiente, ya en el gobierno, el mismo Macri y sus funcionarios volvieron sobre el tema: "Si la inflación no baja es culpa mía, no le voy a echar la culpa a otro" (Macri, 20 de marzo de 2016, cuando se consideraba ya superado el impacto de la mega devaluación de diciembre). "Será de por sí un logro que la inflación sea este año la mitad del año pasado. Y esperemos que sea la mitad de este año el año próximo, y que lleguemos a un dígito en 2019" (Dujovne, 7 de junio de 2017).
 
Ya fuera del poder, el expresidente Macri rompió otro récord negativo: la inflación acumulada en el año llegó al 48,3% y ya se trata del nivel más alto registrado desde 1991. Además, La aceleración de precios de noviembre llegó al 4,3% en comparación a octubre, de acuerdo al último informe del Indec.
 
En términos interanuales, la cifra se disparó al 52,1% respecto al mismo mes del 2018. Se trató del primer documento durante la gestión del presidente, Alberto Fernández, y habrá que esperar hasta enero para saber cuál fue el balance inflacionario del último año de la desastrosa gestión macristaA pesar de que el año aún no terminó, Cambiemos cerrará 2019 con el peor dato en 28 años y rompió su propia marca. En 2018, la inflación fue del 47,6% y había sido el ascenso de precios más elevado desde el 84% de 1991.
 
Los rubros que más aumentaron en la perspectiva intermensual fueron: comunicación (7,4%), Salud (6,3%), Bebidas alcohólicas y tabaco (5,6%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (5,3%), Bienes y servicios varios (4,9%), Transporte (4,6%) y Recreación y cultura (3,4%). El segmento que generó un mayor arrastre para el nivel general fue el de alimentos y bebidas, con 1,35 puntos. El impacto devaluatorio todavía había generado consecuencias en el nivel general de precios.
 
El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó los lineamientos generales de su plan económico para aliviar la situación de los trabajadores y sectores populares cuyo poder adquisitivo se desplomó en los últimos años. Y adelantó el envío al Congreso de un proyecto de Solidaridad y Reactivación Productiva que incluiría la propuesta de mejorar los ingresos más bajos. Mientras tanto los salarios siguen perdiendo por la elevada inflación.
 
La Opinión Popular

12-12-2019 / 08:12
12-12-2019 / 08:12
El nuevo ministro de Economía, Martín Guzmán, mostró a grandes trazos el camino para revertir la delicada desastrosa económica que dejó Mauricio Macri. Dijo que una de las rutas que podría tomar, la de la emisión monetaria, en realidad es una trampa que llevaría a la desestabilización general de las principales variables.
 
También fue enfático en que no hay espacio para generar impulso fiscal, porque el mapa heredado ofrece un pasaje que se estrecha por la propia recesión. Además, sostuvo que para lograr consistencia hay que tender a conseguir superávit primario (que los ingresos del Estado superen a los gastos, sin contar los pagos de deuda).
 
Guzmán también dijo que el principal objetivo en materia macroeconómica es dejar de caer, y confirmó que habrá aumentos de emergencia para jubilaciones y asignaciones. Sin shock de emisión ni suba del gasto público, el camino será reorientar los 1,2 billones de pesos que actualmente están previstos para cancelar vencimientos en 2020. Esa será la principal caja para financiar a empresas y familias, mejorar los ingresos populares y empezar a encender la economía.
 
Guzmán remarcó que la renegociación de la deuda es fundamental para darle consistencia a un plan económico integral. Es clave no solo porque Argentina no está en condiciones de cumplir sus compromisos, como coincide todo el arco de economistas y admitía hasta el ex ministro de Cambiemos, Hernán Lacunza.
 
La negociación con los acreedores también es esencial por otro motivo: se necesita liberar recursos para apalancar políticas que rescaten a la producción y al mercado interno. El margen de maniobra del año que viene surgirá de lo que se logre con los tenedores de bonos.
 
El proyecto de Presupuesto para 2020 que había presentado el gobierno anterior destinaba el 19,3% de las partidas a los pagos de deuda pública. Cuando Macri había empezado su gestión en 2015, la carga era equivalente al 5% de las partidas. Es decir que en 4 años cuadruplicó el volumen de intereses por el brutal endeudamiento que generó.
 
Sobre gastos totales estimados en 6,2 billones de pesos, para deuda pública estaban previstos 1,2 billones. Guzmán pretende no gastar nada de eso el año que viene y repetir el escenario en 2021. Esa fuente de financiamiento indirecta, pactada con los bonistas, sería la más importante en el arranque del programa económico.
 
Quedan otras dos que el ministro no mencionó. La primera es incrementar la recaudación fiscal con nuevas retenciones a las exportaciones, tanto del complejo agropecuario como de la minería, bajando las de la industria. También aumentar los ingresos por Bienes Personales, gravar las ganancias extraordinarias de los bancos y a quienes blanqueron y dejaron el dinero fuera del país. La última es una reasignación de partidas con una orientación progresiva del gasto público.
 
La Opinión Popular

11-12-2019 / 16:12
En una jornada cruzada por la emoción y la esperanza de la multitud que copó desde temprano el centro porteño, Alberto Fernández asumió como presidente de la Nación con un mensaje en el que hizo especial hincapié en la necesidad de unir a los argentinos, una especie de leit motiv que se repitió a lo largo de la jornada. Planteó como prioridad de su gestión la lucha contra el hambre y adelantó reformas en la Justicia y en los servicios de inteligencia, dos áreas delicadas.
 
"Durante cuatro años escuchamos que nosotros no volvíamos más, ¡pero esta noche volvimos y vamos a ser mejores! Gracias argentinos, a trabajar a partir de mañana por ese país que nos merecemos", concluyó Fernández antes de fundirse en un abrazo con Cristina y que los fuegos artificiales iluminaran el cielo sobre la Plaza de Mayo.
 
En una suerte de consejos al nuevo presidente, la vicepresidenta le había expresado: "no se preocupe por la tapa de un diario, preocúpese por llegar al corazón de los argentinos".
 
A propósito de esos planteos, Fernández dio una definición. "Sé muy bien que la política es contradicción de intereses. Y sé muy bien con Cristina a quiénes representamos: a los que sufren, a los que se quedaron sin trabajo, a los que se quedaron sin escuela, a los que deambulan por esta ciudad buscando el techo de un banco para pasar la noche", sostuvo.
 
Agradeció a Dios haber conocido a Néstor y Cristina Kirchner, y pidió que no se insulte a Mauricio Macri con el cantito que se conoció como "el hit del verano". "No, no ya no. Todo eso ya pasó", cortó. Sostuvo que había que recordar el pasado reciente pero para no repetirlo y no reincidir en las divisiones. "Con las divisiones ganan los de siempre", consideró.
 
Fernández buscó, en la medida de lo posible, presentarse como una persona común afrontando un día único. Mostró en las redes sociales cómo se preparaba para ir al Congreso, hizo una consulta para saber si estaba bien su atuendo. Luego salió manejando su Toyota junto a su mujer Fabiola. Afuera lo esperaban vecinos de Puerto Madero para saludarlo. Habían armado el nombre Alberto, cada uno con una letra.
 
La plaza del Congreso había comenzado a llenarse desde temprano. Pese a que no hubo asueto y que las temperaturas eran muy altas desde la mañana, la característica fue gente festejando y cantando por donde fuera. La sensación era de alivio luego de una transición que se hizo eterna.
 
La llegada de Fernández sirvió para avivar los ánimos, tanto afuera como adentro del Congreso. En el ingreso lo esperaban las vicepresidentas Cristina y Gabriela Michetti. Fue muy comentado el gesto de Fernández de ayudar a Michetti con su silla, lo mismo que el gélido saludo entre Cristina y Mauricio Macri. La vicepresidenta electa no le obsequió ni una mirada. En sintonía, la marcha peronista que cantaron los legisladores y desde los palcos sonó más fuerte cuando apareció Macri en escena. Su presencia generaba incomodidad. 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar