La Opinión Popular
                  17:02  |  Martes 25 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-05-2019 / 09:05
PANORAMA ECONÓMICO SEMANAL

La última esperanza del circulito rojo: un Macri acuerdista que reparta ministerios

La última esperanza del circulito rojo: un Macri acuerdista que reparta ministerios
El circulito rojo que permanece fiel a Macri, para peor, está dividido. Belocopitt, socio de Vila en los medios, fue el primero en agitar en público la opción "Vidal más peronismo racional". Rogelio Frigerio, a quien apoyan pesos pesado como Nicolás Caputo, dijo que "están abiertas todas las posibilidades, sobre todo la ampliación de Cambiemos". Y admitió que "si hay alguien mejor", Macri podría bajar su candidatura.
Tanto Mauricio Macri como los jerarcas de Clarín y de Techint siguen juramentados en hacer todo lo posible para bloquear el regreso de Cristina a la Rosada. Los sondeos secretos que les venden los encuestadores (y que no se publican) solo profundizan su horror.
 
Algunos -los primeros de esta campaña que incorporan llamados a celulares además de teléfonos fijos, como los que maneja el comando de Sergio Massa- la muestran ganadora en primera vuelta, con más del 40% y 10 puntos de diferencia. En la provincia de Buenos Aires, la semana pasada, una encuesta sobre balottage le asignó 17 puntos de ventaja sobre Macri.
 
El problema que apareció ahora es el que advirtió Marcos Peña a sus adversarios internos que empujan el "plan V". La misma encuesta bonaerense a teléfonos celulares la muestra a Cristina 10 puntos arriba de Vidal. Si no alcanzó con sacrificar a la dama de Morón al prohibirle que desdoblara los comicios y desenganchara de globo del yunque presidencial, ahora tampoco parece alcanzar con un eventual renunciamiento del jefe a favor suyo.
 
La fiebre alimenta delirios en el círculo rojo. En Clarín, se encendieron alarmas por la presencia de Daniel Vila en la presentación de Sinceramente en la Feria del Libro. ¿Irá el dueño de América TV y La Red por la porción que le obligue a vender a Clarín de su flamante imperio un eventual gobierno K? Salvo que traiga bajo el poncho a un magnate ruso como los de Alan Faena o al mismísimo Xi Jinping, no parece que le dé la cuenta bancaria.
 
El circulito rojo que permanece fiel a Macri, para peor, está dividido. Belocopitt, socio de Vila en los medios, fue el primero en agitar en público la opción "Vidal más peronismo racional". Rogelio Frigerio, a quien apoyan pesos pesado como Nicolás Caputo, dijo que "están abiertas todas las posibilidades, sobre todo la ampliación de Cambiemos". Y admitió que "si hay alguien mejor", Macri podría bajar su candidatura.
 
La última esperanza de ese sector es otra. Que Macri sea el candidato, pero que entregue parte del gabinete y las presidencias de ambas cámaras del Congreso al peronismo antikirchnerista. Jugar todo a la grieta. Por eso era clave que empezara ya el primer juicio oral contra la expresidenta y sus excolaboradores menos mostrables, como Julio De Vido o José López.
 
Por eso la presión inédita sobre la Corte Suprema, que ayer aclaró que haber pedido el expediente de su primer juicio oral para verificar el estado de las pruebas no implica que tenga que demorarse el inicio del juicio.
 
El problema es que falta el otro bailarín de tango, sobre todo después de que Sergio Massa advirtiera que no será parte "de nada de lo que sea parte Macri". El peor final para el oficialismo sería un diálogo franco y magnánimo, pero apenas consigo mismo.

 
-¿Me estás cargando? ¡Este año perdí una fortuna!
 
-Y sí, la verdad que el país anduvo para el orto
 
Transpirado después de un partido de paddle, la semana pasada en Olivos, uno de los hombres de negocios que accede a ese nivel de intimidad con el Presidente se animó a decirle la verdad. Salvo que él pregunte, sus contertulios procuran no amargar con reclamos ni pedidos esas sesiones de descarga de testosterona en las que Mauricio Macri vuelve a sentirse pleno y abandona la mueca de desagrado que le nubla el rostro desde hace un año. Pero como preguntó, el amigo aprovechó. Y no pudo menos que coincidir con la réplica cruda que obtuvo.
 
El país, se resignan desde ese vértice del poder, no entendió el cambio que vino a proponer Macri ni está dispuesto a hacer el sacrificio imprescindible para crecer sostenidamente. En ese "país" corto de entendederas agrupan difusos a gremialistas, jueces, gobernadores, legisladores e incluso a muchos empresarios que prefieren "cuidar sus quintitas" en vez de abrirse al progreso. Parecido a lo que vomitó Elisa Carrió por TV al inaugurar el raíd catártico que terminó con sus insultos de anteanoche a Nicolás Massot en pleno recinto de Diputados: "¿Por qué les gusta tanto votar ladrones? ¿Quieren seguir siendo pobres?".
 
Al lado de la cancha de paddle, el Presidente hizo silencio por un momento y volvió a la charla liviana, de tercer tiempo de Boulogne. Su amigo sintió pena. El fracaso de Cambiemos le terminó de confirmar al mundo que la Argentina no es un país confiable ni creíble, reflexionó. Es la misma conclusión a la que llegó después de su última ronda de reuniones con bancos de Wall Street el jefe de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekian, a quien Macri jamás invitaría a jugar al paddle a Olivos. "Somos intrascendentes. Ya no nos miran bien ni mal. Ni siquiera nos miran", lamentó ante su plana mayor de ejecutivos al regresar de aquel viaje.
 
 
Lo que más frustra a quienes apostaron a que Macri volcaría ese infausto destino es que él mismo haya roto reglas y contratos firmados en su propia gestión, como hacían los populistas. "A Paolo lo cagaron", comenta a BAE Negocios otro antiguo incondicional que antes usaba la primera persona del plural para referirse al Gobierno y ahora usa la tercera. Se refiere a Paolo Rocca, el dueño de Techint, quien esta semana demandó al Estado por unos $ 5.600 millones en subsidios que le había habilitado Juan José Aranguren para perforar pozos en Vaca Muerta y que Nicolás Dujovne mandó limitar por orden del Fondo Monetario.
 
Seguridad jurídica
 
Techint procuró que su demanda no fuera leída como una estocada contra Macri en su momento de mayor debilidad. Adujo para atenuarla que se le vencían los plazos y que tenía que renunciar al reclamo o iniciar ya el juicio que finalmente recayó en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 6, de Enrique Lavié Pico. Rocca viene de racha en Tribunales: primero logró que le revocaran su procesamiento en la causa de los cuadernos de Oscar Centeno, incluso aunque admitió en público que de la caja fuerte de su empresa salieron fajos de billetes para el devidista Roberto Baratta. Después zafó, gracias a una circunstancial mayoría de tres en la Corte Suprema, de pagar la indemnización que le reclamaba la familia de un técnico dibujante secuestrado en sus oficinas por un grupo de tareas en 1977.
 
 
El lobbista en jefe de la "T", Luis Betnaza, no tuvo la suerte de su jefe. Sigue procesado y embargado, admitió en declaración indagatoria haber sido quien ordenó el pago de las coimas a Baratta -aunque argumentó en que no eran coimas- y ahora enfrenta resistencias en la Unión Industrial para volver a figurar como vicepresidente 1º en el Comité Ejecutivo que será electo el 4 de junio próximo.
 
Al frente de la central fabril seguirá Miguel Acevedo, pero en los últimos días estalló una encarnizada pelea por las vicepresidencias. Una la dejará vacante el metalúrgico Juan Carlos Lascurain, extitular de la central fabril entre 2008 y 2010, también procesado y preso durante unos días el año pasado por una causa donde se lo investiga por presuntos sobreprecios en la construcción de una central eléctrica en Río Turbio. Lascurain sorprendió a sus colegas el martes cuando reapareció en el edificio de Avenida de Mayo y Lima, pero después aclaró que solo fue para despedirse. Betnaza, en cambio, quiere seguir. Acevedo lo resiste por su mácul judicial y también porque emisarios de la "T" le enrostraron poco elegantemente su generoso y sostenido aporte para que la UIA pague los sueldos y se mantenga al día con impuestos y servicios.
 
Presiones cruzadas
 
 
La previsibilidad, se sabe, es muy valorada por los empresarios de todo el mundo. Lo excepcional de muchos hombres de negocios argentinos es que, ante una situación previsiblemente adversa a sus intereses, un cambio de reglas deja de parecerles tan mal. Al compañero de paddle del Presidente lo escandaliza que su amigo no haya cumplido con los subsidios que esperaba cobrar Paolo Rocca, pero no le parece igual de grave que hayan desaparecido las leches La Armonía de las góndolas de Precios Cuidados, por ejemplo. ¿Qué diferencia ve? La estrictamente jurídica: el subsidio de la resolución 46 para quienes perforasen pozos en Vaca Muerta era un contrato, aduce, mientras que Precios Cuidados era simplemente un "compromiso de buena voluntad" de los proveedores.
 
La diferencia puede ser sutil pero también explica el nerviosismo que se vive por estas horas en el cuartel general de Clarín ante el crecimiento en las encuestas de Cristina Kirchner. La fusión entre Telecom y Cablevisión bajo control de los históricos dueños del multimedio fue aprobada y publicada en el Boletín Oficial por la Secretaría de Comercio luego de que se pronunciaran el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) en diciembre de 2017 y la Comisión de Defensa de la Competencia en junio de 2018. Las dos empresas ya trabajan desde el año pasado como una sola bajo control de Cablevisión Holding S.A., pero Macri no firmó la consolidación. Y por esa firma ausente reaparecen todos los fantasmas.
 
 
Los dictámenes en los que se apoyó la resolución de Comercio que habilitó la fusión corporativa más importante de la historia argentina son contradictorios y tienen agujeros legales. Tampoco era muy sólido el dictamen de la CNDC que sustentó la resolución de Guillermo Moreno que autorizó la fusión entre Cablevisión y Multicanal. Pero las diferencias son dos. Primero, que Néstor Kirchner sí le estampó su firma a ese aval para Clarín justo el día antes de cederle el sillón de Rivadavia a su esposa. Segundo, que esta vez hay un competidor enojado. Es Telefónica de Argentina, uno de los primeros que activó en sede administrativa y ahora en sede judicial contra la fusión, con argumentos atendibles por cualquier magistrado.
 
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
25-06-2019 / 15:06
25-06-2019 / 09:06
El Gobierno de Mauricio Macri insiste con suspender las PASO, pese a que reconoce que no tiene los votos en el Congreso. Primero había sido el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, el que había sugerido que se suspendieran o se eliminaran las PASO por su costo y porque pocos espacios disputan realmente una interna.
 
Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistió con el tema en la reunión de gabinete. Y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, aseguró que "lo sensato" sería suspenderlas. No obstante, en la Rosada aseguraron que no tienen las mayorías necesarias para modificar las elecciones del 11 de agosto. Sin tener en cuenta eso, el macrismo ya presentó un proyecto en Diputados para suspender las elecciones.
 
"Que los tipos que impulsaron la política para que se hayan fugado U$S68.000 millones de la Argentina durante su gobierno, vengan a decir ahora que les preocupa el gasto de las PASO, sólo puede llevarnos a la conclusión de que están en pánico por la derrota que van a sufrir", sostuvo la diputada nacional Fernanda Vallejos.
 
"Me encantaría que con la misma furia pida suspender los tarifazos. No son conscientes al plantear el debate, y además ponen en peligro las instituciones democráticas", sostuvo Marisa Uceda, precandidata a diputada nacional por la provincia de Mendoza en el mismo sentido.
 
Como el Ejecutivo, por la Constitución Nacional, tiene prohibido legislar en materia electoral con un DNU, el proyecto requerirá sesión extraordinaria y de mayoría especial para poder ser aprobado, posibilidad que parece difícil. Si no tienen los votos, entonces, ¿para qué el Gobierno agita este tema? "Para sentar posición", dicen algunos.
 
Sobre el miedo a perder las PASO de la alianza "Juntos por el Cambio", "Juntos Somos el Cambio" o "Somos el Cambio", como quiera que se llame el oficialismo, que parece que cambió de nombre 3 veces en 30 horas, llueven las especulaciones. El macrismo necesitaría evitar esa instancia, dado que se avecina una derrota contundente que polarizaría aún más los resultados de octubre donde los ciudadanos "votarían en primera vuelta como si fuera la segunda".
 
Otros problemas son Roberto Lavagna y José Luis Espert que, según los análisis del macrismo, morderían parte de sus votos. También hay quienes creen que en octubre la economía podría estar mejor que en agosto y, entonces, la suspensión de las PASO les daría tiempo para mejorar sus números en la elección. El famoso "segundo semestre".
 
Desde el peronista Frente de Todos, la oposición no fue expresada públicamente con el énfasis que se esperaba, ya que podría sacar rédito de la imposibilidad de que la iniciativa prospere. En ese sentido, señalan dos aspectos. Por un lado, la muestra de debilidad que la iniciativa implica, a 45 días de la realización de las PASO y con la campaña y en marcha. Por el otro, el carácter poco republicano que observan en el hecho de querer modificar las reglas de juego a poco de las elecciones. ¿A qué le llamarán democracia los macristas?
 
La Opinión Popular

24-06-2019 / 09:06
La designación de Miguel Ángel Pichetto, como compañero de fórmula presidencial, es el intento de exhibir, frente a los factores de poder internacionales que obsesionan a Mauricio Macri, que el Gobierno está dispuesto a no encerrarse en sí mismo. De allí para adelante, vender que el dólar quieto y la estabilización del riesgo-país son consecuencia de haber agregado a un... peronista suelto.
 
Falsamente, Pichetto fue presentado  como un abridor de puertas peronistas. Por fuera del Congreso, donde resultó un sumiso y eficaz operario de cuanto oficialismo le tocara en suerte, el senador no tiene la capacidad articulatoria proyectada antes en la propaganda de Clarín, La Nación e Infobae que en el imaginario macrista.
 
Esa proyección no fue ni es otra cosa que la imagen de amplitud exigida a los cambiemitas. Macri, Peña, Durán Barba y Cía., tomaron nota que insistir con el "purismo" Pro los conducía a la derrota con toda seguridad. "Peronizarse" en dosis reguladas es la movida única.
 
Esa táctica macrista, surgida del manotazo de ahogado y no de una ejecución elaborada, corre el riesgo que una porción del gorilaje eterno opte por no comerse ese sapo, tras haberse desgañitado contra el peronismo como símbolo del fracaso de los últimos 70 años. No, al menos, en una primera vuelta, lo que podría determinar la victoria de Fernández y Fernández.
 
Pichetto, como parte de un esquema fantasioso de división del peronismo, quedó circunscripto al discurso fascistoide. El susceptible de evitar más fugas entre ese núcleo duro de los amarillos pegoteados no por amor a Macri, sino por espanto a Cristina.
 
Previo al cierre de nombres y ubicaciones electivas, empezaron a demostrarse los cortos alcances de la maniobra. El reparto de cargos en la pata bonaerense "peronista" de Cambiemos dejó heridos entre los aliados.
 
Pichetto no logró ablandar la decisión de María Eugenia Vidal y Federico Salvai de copar las listas de la provincia con los más puros y el armado bonaerense que venía trabajando el ex intendente de Avellaneda, Baldomero "Cacho" Álvarez, se quedó sin nada.
 
Integran ese grupo básicamente ex duhaldistas como Isidoro Laso, Chicho Basile, Mabel Muller y una serie de dirigentes distritales, que solían reunirse con Pichetto, cuando el senador todavía coqueteaba con la idea de disputar la candidatura presidencial en Alternativa Federal. Como se ve, la ex Cambiemos intenta ganar tiempo con operaciones que se diluyen a muy poco de andar.
 
La Opinión Popular

23-06-2019 / 09:06
Se terminaron las especulaciones, las negociaciones a contrareloj. Las idas, las vueltas y los ocultamientos. Todos los partidos ya definieron y presentaron ante la justicia electoral todas sus cartas: fórmula presidencial, a gobernador, listas de candidatos a diputados, senadores, intendentes municipales. Ahora arranca la verdadera campaña, la batalla final de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).
 
Las tratativas excitadas, los armados de último momento signan esas jornadas, siempre.  Se anotaron ocho fórmulas presidenciales, con ambiciones muy dispares. Sólo dos, todo lo indica, mantienen aspiraciones firmes de llegar a la Casa Rosada. La oficialista, integrada por el presidente Mauricio Macri y el senador Miguel Pichetto. Por la oposición, la compuesta por el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández y la ex presidenta Cristina Fernández.
 
El binomio que encabeza el ex ministro Roberto Lavagna y completa el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey se ilusiona con llegar de escolta en la primera vuelta y vencer en el ballottage. Un escenario que oscila entre el batacazo y el milagro.
 
El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT-Unidad) procura sostener y extender la representación parlamentaria que acumuló en años. Se sumó el MST dejando de lado la arcaica tradición divisiva de la izquierda. Es el único Frente de ese sector con implantación nacional.
 
Otros pretendientes deberán sortear el escollo de las PASO para llegar a octubre: acumular más del 1,5 por ciento de los votos válidamente emitidos. Presumiblemente, habrá quien quede en el camino.
 
El economista José Luis Espert procuraba colocarse en el estrecho espacio que media entre el macrismo y la pared ubicada a su derecha. Una borocoteada de Pichetto puede dejarlo sin poder competir, fuera de la cancha antes de empezar.
 
Los cierres de lista motivan ansiedades, desazones, dejan personas heridas, embroncadas... algunas satisfechas también. Con el correr de los días quienes "entraron" bajarán los enconos y empezarán a trabajar en la campaña. Los que quedaron afuera, that is the question.
 
Habrá entonces contadas primarias nacionales para legisladores. En Buenos Aires por intendencias, Concejos Deliberantes y cargos en la Legislatura. Sin ser lo más restallante tiene importancia. En este año se comprobó empíricamente que es muy arduo para los partidos organizar internas sin la cobertura institucional de las PASO. Las PASO serán la primera etapa, el 27 de octubre el pueblo argentino decidirá sobre su futuro. Una ocasión digna de celebrarse siempre.
 
La Opinión Popular

22-06-2019 / 11:06
Entre el 11 y el 12 de junio fueron tres las noticias que sacudieron el escenario electoral. Mauricio Macri anunciaba que Miguel Ángel Pichetto lo acompañaría en la fórmula presidencial, mientras que Alberto Fernández y Sergio Massa lanzaban el Frente de Todos, sellando una unidad que terminaría de polarizar una elección que tiene actores sin ganas y con la energía puesta en no pasar desapercibidos.
 
Para ello, la izquierda también anunció una histórica fusión: el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), conformado por las agrupaciones PTS, PO e IS, sumaría a sus filas al Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), confirmando a Nicolás del Caño como precandidato a presidente y a Romina Del Plá como precandidata a vice.
 
La jugada calló una de las críticas que recibió este movimiento desde su conformación en 2011. "Nos pedían esta fusión para que la señal de unión quede clara y sea contundente", dijo uno de los dirigentes más importantes del FIT.
 
Sin embargo, y tal como sucede en cada jugada política, están los victoriosos, contentos y conformes que paralelamente deben explicar por qué otros nombres que también podrían haber pertenecido a este grupo participarán de las elecciones por fuera del Frente de Izquierda-Unidad.
 
El caso más significativo es de Manuela Castañeira, quien además de convertirse en la única mujer precandidata a presidente por el Nuevo MÁS, será la persona más joven en competir por este puesto en las próximas PASO. "No quisieron abrir la interna e ir juntos a las Primarias", explicó la entrerriana de 34 años. Enfrente, la respuesta fue otra: "Siempre invitamos a todos a debatir, pero no quisieron sentarse con nosotros".
 
Luis Zamora, quien también rechazó la idea de sumarse a este conjunto de agrupaciones, anunció que irá como precandidato a diputado porteño y que su espacio, Autodeterminación y Libertad, únicamente presentará candidaturas en la ciudad de Buenos Aires.
 
El espacio que nuclea al 90% de las fuerzas de izquierda en todo el país presentará candidatos en 22 de los 24 distritos de la Argentina. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar