La Opinión Popular
                  19:18  |  Sábado 16 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Gracias a Dios Macri se va, no se aguantaba más su política de hambre". Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Internacionales - 06-05-2019 / 20:05
EFEMÉRIDES POPULARES

En Dien Bien Phu se rinden las tropas invasoras y acaba la dominación francesa

En Dien Bien Phu se rinden las tropas invasoras y acaba la dominación francesa
La batalla de Dien Bien Phu (Indochina, actual Vietnam) se libró desde el 13 de marzo al 07 de mayo de 1954 (55 días) entre el Viet Minh, bajo el mando del legendario general Võ Nguyên Giáp, contra el Cuerpo Expedicionario Francés en Extremo Oriente mandado por el general Henri Navarre. Fue la última batalla de la guerra de Indochina.
La batalla de Dien Bien Phu (Indochina, actual Vietnam) se libró desde el 13 de marzo al 07 de mayo de 1954 (55 días) entre el Viet Minh, bajo el mando del legendario general Võ Nguyên Giáp, contra el Cuerpo Expedicionario Francés en Extremo Oriente mandado por el general Henri Navarre. Fue la última batalla de la guerra de Indochina.
 
La victoria significó el fin de la guerra con los acuerdos de Ginebra, que dividió Vietnam en un norte bajo la autoridad de Ho Chi Minh y un sur con Bao Dai como emperador. Se preveían elecciones para reunificar las dos zonas dos años después, pero los Estados Unidos, que no firmaron los acuerdos las sabotearon.
 
Apoyaron a Ngo Dinh Diem, quien rechazó los acuerdos de paz, instauró un régimen autoritario y empezó a perseguir duramente a toda la oposición: budistas, caodaístas, comunistas lo que desembocaría en 1958 en el reinicio de las hostilidades y la formación en 1960 del Frente Nacional de Liberación o FNL, también conocido como el Viet Cong.
 
La batalla de Dien Bien Phu fue la primera del siglo XX en la que un país colonial europeo fue derrotado por fuerzas de liberación nacional mediante una táctica convencional. El ejemplo se propagaría y, durante las siguientes dos décadas, los imperios coloniales se disolverían ante la amenaza de guerras similares.
 
La Opinión Popular



La batalla
 
En marzo de 1954, Giap decidió aceptar el reto de una batalla definitiva con métodos regulares, para lo que empleó el ejército que ya constaba de varias divisiones. La batalla comenzó el 13 de marzo, cuando para sorpresa de los franceses se inició un masivo ataque de artillería: al final de la primera noche 9.000 bombas cayeron en las posiciones Beatrice y Gabrielle.
 
En una de las más sorprendentes operaciones de logística que se conozcan, la artillería había sido trasladada pieza a pieza a través de la selva por culies en bicicletas o simplemente arrastradas a mano: muchos de ellos murieron de agotamiento.
 
Ambas posiciones cayeron, a costa de grandes bajas de los atacantes: las oleadas de vietnamitas caían ante las alambradas y sus compañeros los usaban para sobrepasarlas.
 
Los franceses habían considerado la zona montañosa, que rodeaba la posición, como impenetrable: ante la evidencia de que la posición estaba perdida, ya que la artillería vietnamita era ilocalizable al estar literalmente enterrada, el comandante francés de artillería se suicidó esa misma noche. Su muerte no fue comunicada a la tropa para evitar que esto afectara a la moral de los combatientes.
 
Los franceses respondieron con el envío de más paracaidistas, pero fueron atacados por fuego antiaéreo, otra sorpresa, ya que hasta entonces se consideraba al vietminh como pobremente armado.
 
Debido al cerco total de la fortificación, el suministro aéreo era vital, por lo que Giap se centró en la captura de los dos aeropuertos. Se decidió realizar un cerco al estilo tradicional, bombardeando los aeropuertos y construyendo trincheras que les aproximase a las fortificaciones antes de realizar costosos asaltos de infantería.
 
Tras cinco días de combates entre el 18 y el 23 de marzo se completó la toma del primer aeropuerto. El último avión en aterrizar en la pista restante lo hizo el día 28, pero fue destruido. Ese mismo día los franceses respondieron con una ofensiva contra las posiciones antiaéreas en las colinas: tras capturar dos tuvieron que evacuarlas ante la carencia de refuerzos. Ese mismo mes el segundo aeropuerto caía en manos vietnamitas.
 
Ahora los suministros eran lanzados directamente en paracaídas, buena parte de los cuales aterrizaban en la zona controlada por el Vietminh. Giap había ganado la batalla al llegar a este punto, siendo los combates posteriores según sus palabras como «el lento desangrar del elefante caído».
 
En la última semana de abril el monzón llegó, impidiendo cualquier tipo de ayuda aérea. Las trincheras se convirtieron en barrizales y los búnkers se inundaron. Los últimos refuerzos lanzados en paracaídas entre el 14 de marzo y el 6 de mayo (4306 soldados) no pudieron sustituir a las pérdidas (5.500 hombres) acaecidas entre esas dos fechas.
 
Los franceses sabían que la derrota era inminente, pero necesitaban conservar la posición hasta el inicio de la Conferencia de Ginebra, que comenzaría el 26 de abril. La última ofensiva francesa tuvo lugar el 4 de mayo pero fue ineficaz. Una fuerza expedicionaria que intentó llegar hasta la posición fue obligada a dar media vuelta cuando aún le quedaban cientos de kilómetros para alcanzar la posición. El Vietminh lanzó un asalto frontal definitivo entre el 6 y el 7 de mayo de 1954.
 
Al final los franceses tuvieron 2293 muertos de los 20 000 que componían la guarnición y 11 721 hombres fueron hechos prisioneros. Los vietnamitas tuvieron 7900 muertos y 15 000 heridos, casi la mitad de la fuerza atacante.
 
El general de brigada, ascendido a ese cargo en plena batalla, comandante de las fuerzas francesas Christian Marie Ferdinand de la Croix de Castries (1902-1991) se rindió y estuvo prisionero durante cuatro meses, mientras se llegaba a un acuerdo de armisticio en Ginebra.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
En Dien Bien Phu se rinden las tropas invasoras y acaba la dominación francesa
El Vietminh agitando su bandera tras ganar las posiciones francesas en Dien Bien Phu entre el 6 y el 7 de mayo de 1954.
16-11-2019 / 18:11
Desde 1967, Grecia se encontraba bajo el control de un régimen militar dictatorial que había suprimido las libertades individuales, había disuelto los partidos políticos y había desterrado, encarcelado y torturado a políticos y civiles utilizando como criterio sus creencias políticas.
 
La Junta, en un intento de controlar todos los aspectos de la política, se había inmiscuido en el movimiento sindical estudiantil desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando obligatoriamente estudiantes e imponiendo líderes en la Unión Nacional de Estudiantes de Grecia. Estas medidas, lógicamente, hicieron aflorar sentimientos antidictatoriales en los estudiantes.
 
La Revuelta de la Politécnica de Atenas fue una manifestación masiva de oposición popular al régimen dictatorial de la Junta de los Coroneles. La revuelta que comenzó a mediados de noviembre de 1973, se convirtió en una revolución antijunta, y terminó con la masacre de la mañana del 17 de noviembre, tras de una serie de sucesos que comenzaron con la entrada de tanques en la Politécnica.
 
Soldados y policía abrieron fuego lo que dio como resultado una gran cantidad de muertos, 83 y tal vez más, no sólo en los alrededores de la Politécnica sino que también en toda Atenas. Muchos buscaron refugio en los edificios vecinos. Francotiradores de la policía abrieron fuego desde las terrazas cercanas, mientras que los hombres del Servicio Nacional de Información (ΚΥΠ) buscaban rebeldes. Se estima que miles de ciudadanos resultaron heridos.
 
La Opinión Popular



16-11-2019 / 18:11
16-11-2019 / 18:11
16-11-2019 / 09:11
Una durísima represión tuvo lugar en la tarde de este viernes cuando un operativo de la Policía y el Ejército bolivianos terminó con la matanza de por lo menos ocho manifestantes y decenas de heridos graves, durante el intento de frenar la masiva movilización encabezada por las federaciones cocaleras, cuna política de Evo Morales.
 
La represión se produjo en el marco de un endurecimiento del gobierno de facto de la autoproclamada e ilegitima Jeanine Áñez, que busca sostener el golpe de estado consumado a Evo y contra el cual existe una importante resistencia en muchos puntos del país.
 
La masacre ocurrió en el municipio de Sacaba, a diez kilómetros del centro de Cochabamba, donde los cocaleros pretendían hacer una escala antes de continuar su marcha hacia La Paz, adonde pretendían llegar el domingo. "No pudimos contar a los heridos porque son muchos", lamentó uno de los profesionales del Hospital de Sacaba, sobrepasado por la cantidad de víctimas. 
 
Las muertes se conocieron por los videos que los propios integrantes de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba comenzaron a enviar desde el lugar de la represión, con mensajes como "estamos en dictadura", "¡que todo el mundo se entere porque no hay prensa!".
 
En el Hospital de Sacaba fueron identificados cuatro muertos --Omar Calle, César Cipe, Juan López, Emilio Colque-- y restaba la identificación de uno de ellos. Los cocaleros del trópico denuncian que las muertes se produjeron por los disparos de policías y militares durante la represión.
 
Ante esta escalada represiva, el presidente depuesto, Evo Morales, envió un mensaje desde México dando a conocer lo ocurrido y solidarizándose con sus compañeros. "El régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las FFAA y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho. Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba", denunció.
 
En tanto, los medios bolivianos comenzaron a hacerse eco de la denuncia por las muertes ofreciendo la versión oficial de los hechos, proveniente del nuevo gobierno racista y represor.  "Las vainas que tienen son de armamento que no tenemos nosotros, personas que estaban en segunda fila han disparado y han herido a sus mismos compañeros", fue la insólita versión que reprodujo el canal Unitel en una entrevista a un militar que no se identificó.
 
La represión partió de un cordón formado por fuerzas de la Policía boliviana y el Ejército sobre el puente Huayllani, en las afueras de Cochabamba, para impedir que los manifestantes lleguen en la tarde del viernes a la plaza 14 de Septiembre, segunda escala de la larga marcha que se dirige a La Paz el domingo.
 
La Opinión Popular

15-11-2019 / 19:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar