La Opinión Popular
                  08:12  |  Viernes 24 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 17-04-2019 / 15:04
HACER FRENTE A LOS COMICIOS GENERARLES PARA LOS PARTIDOS CHICOS

Replanteos en las campañas del MST y el Socialismo de cara a la elección de junio

Replanteos en las campañas del MST y el Socialismo de cara a la elección de junio
Luego del recuento de votos, el domingo, tanto el MST como el Partido Socialista se atribuyeron el tercer puesto. Por el MST, la boleta que encabezó Luis Meiners (izq.) como candidato a gobernador. Hugo Barzola (der.), fue el precandidato a gobernador que pasó a la general por el Partido Socialista. Fotos: Blas García para La Opinión Popular
 
Luego del recuento de votos, el domingo, tanto el MST como el Partido Socialista se atribuyeron el tercer puesto.
 
En realidad, los herederos de Juan B. Justo llegaron al podio, bien lejos de Cambiemos y de Creer Entre Ríos pero sólo sumando los votos de las dos listas que disputaron la interna en la que se impuso cómodamente "Alternativa Progresista".
 
El MST, con la boleta que encabezó Luis Meiners como candidato a gobernador, obtuvo alrededor de 3 mil votos más que la lista ganadora en el PS. En porcentajes, el PS alcanzó el 2,48% de los votos y la izquierda un 2,03%.
 

 
La interna socialista
  
Hugo Barzola, el precandidato a gobernador que pasó a la general, obtuvo 10.013 votos (el 61,9% de los votos en la interna). Néstor López, de Progresismo Popular alcanzó 6.149 sufragios (el 38,05%). Barzola, secundado por la dirigente de Paraná, Natalia Noacco, se convirtió en el candidato socialista para la Casa Gris.
 
En Paraná, Marcelo Haddad (Alternativa Progresista) ganó con el 69,9% (3.920 votos) en la interna ante María Emma Bargagna (Progresismo Popular) que alcanzó el 30,1% (1688 votos). Se convirtió así en el candidato del socialismo para las generales del 9 de junio.
 
En Concepción del Uruguay también ganó Alternativa Progresista y el candidato por la Intendencia será Luis Alberto Fernández mientras que en Gualeguaychú sólo se presentó Progresismo Popular y Pablo Leuze será el postulante socialista en esa ciudad.
 
 
La izquierda lee la elección
  
"En primer lugar, aquí el principal derrotado es el gobierno nacional", evaluó Meiners con los números del escrutinio en mano.
 
"Evidentemente fue castigado por sus políticas de ajuste. Eso se nota con una votación mucho más baja que la que habían obtenido en el año 2017", dijo el dirigente y enseguida puso en la balanza "la contradicción" que plantearía el resultado: "Contradictoriamente, este castigo favorece a un gobierno provincial que viene aplicando las mismas políticas de ajuste y es socio, a nivel nacional, de medidas como la Reforma Previsional, el Presupuesto 2019, el Pacto Fiscal y otras tantas".
 
Luego, remarcó que "en una elección donde las dos primeras fuerzas se llevan el 90 por ciento, se consolida un espacio de izquierda en la provincia y nos deja colocados en la pelea". En las legislativas de 2017, el MST triplicó la cantidad de votos reunidos ahora y en este marco se plantea un fortalecimiento, de cara a la general, de la agenda legislativa en debate.
 
Se apuesta a fortalecer la candidatura de Nadia Burgos que encabeza la nómina para la Cámara baja. Esto, en condiciones que la izquierda impugna como la persistencia de la boleta sábana.
 
"Ahora iniciamos una campaña distinta. Más centrada en la discusión legislativa. Con estos resultados, tendríamos en la Legislatura la representación de los dos partidos tradicionales. Eso implica dejar afuera de la agenda muchos temas como el de agrotóxicos, el de la lucha por los derechos de los trabajadores, la lucha de las mujeres", repasó su agenda.
 
"Vamos a centrar la campaña para lograr una voz de izquierda en la Legislatura. Para que no sea un recinto dominado por los de siempre y para instalar en la Legislatura las luchas que damos cotidianamente", remarcó.
 
 
Convertir el voto en blanco
  
De cara a la general, Barzola enfoca en la gran cantidad de electores que decidieron votar en blanco. Hubo más de cien mil entre blancos y nulos a nivel de la categoría Gobernador y vice, cifra que trepa a 120 mil en el caso de la opción por candidatos a diputados provinciales.
 
"Nosotros vamos a trabajar con todo el sector que no se encuentra representado ni por Varisco ni por Bahl. Hay sectores del peronismo y del radicalismo que nos van a acompañar", asegura el candidato socialista. Pero puso el foco, especialmente, "en el elector que por confusión, por decisión, por lo que sea, votó en blanco".
 
"La general va a ser una elección más ordenada, más simple, con menos boletas. Hablando con la gente, vemos que una mayoría quería sacarse la elección de encima y votó en blanco. O si tenía una preferencia local, votó solo lo local, o un candidato a diputado que era amigo y el resto en blanco. Ese porcentaje de gente es muy alto y no es gente que repudie la elección, es gente que no cree mucho que las cosas puedan cambiar", analizó el dirigente.
 
 
La reforma que no fue
  
Barzola Insistió con el reclamo por la reforma electoral que quedó en veremos. "Hay que terminar con la boleta sábana de una buena vez. Hay que ir a la boleta única papel porque si no pasa siempre lo mismo. La elección no es clara, no es transparente", dijo y se explayó en las complicaciones que concretamente el día de los comicios supone la sábana para los partidos chicos: reposición, fiscalización, distribución de la boleta son objetivos inalcanzables para estos partidos en todo el territorio provincial.
 
Meiners subrayó que "la reforma política es una necesidad no se puede discutir a meses de cada acto electoral". Abonó la idea de que el domingo dejó plasmada, otra vez, la necesidad de que se avance en la boleta única de papel. "Hay que ir a una reforma que elimine la boleta sábana, que garantice los espacios igualitarios en los medios, que asegure el financiamiento para ir a un proceso electoral más democrático", reclamó.
 
Por: Luz Alcain
 
Fuente: Página Política
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2019 / 11:05
22-05-2019 / 12:05
22-05-2019 / 09:05
21-05-2019 / 15:05
La relativa situación de normalidad que conserva Entre Ríos, en un contexto nacional en pleno derrumbe, es uno de los factores que reduce la incertidumbre política de cara a las elecciones provinciales del 9 de junio. Ni las peleas internas nacionales entre el PRO y la UCR en Cambiemos, ni las sorpresas que aportó Cristina con Alberto Fernández, ni las marchas y contramarchas dentro del PJ no-K de Alternativa Federal, agitan las aguas de la política provincial.
 
A semanas de las elecciones, hasta los opositores al Gobierno provincial reconocen por lo bajo que no hay condiciones para que la continuidad de Gustavo Bordet, en la conducción de Entre Ríos, se vea amenazada. Desde Cambiemos admiten que su suerte local está atada a los resultados de la gestión de Mauricio Macri a escala nacional, que estuvieron lejos de ser aceptables.
 
A la vista de las consecuencias de la desastrosa gestión presidencial, no es extraño que los números que manejan las encuestadoras anticipen un triunfo del Peronismo por amplio margen. Algunos, dentro del PJ, se animan a pronosticar que se puede mejorar la elección del 14 de abril.
 
Con las elecciones provinciales prácticamente resueltas a favor de la fórmula compuesta por Bordet y Laura Stratta, la incertidumbre electoral se reduce a lo que pueda pasar en algunos municipios en los que Cambiemos hizo buenas elecciones en 2015 y 2017. Los resultados en esos municipios justificaban alguna lectura optimista, sin embargo el deterioro que sufrió la imagen de Macri y Cambiemos, en los dos años que pasaron de aquella elección, sin dudas se hará sentir en las urnas.
 
El espacio que lidera Sergio Varisco apuesta todas sus fichas al municipio de Paraná. En el caso puntual de la capital, la causa penal que tiene el Intendente es un factor que incidirá negativamente, especialmente en el electorado que se identifica con el PRO, que no acepta de buen grado un candidato con semejante prontuario.
 
Más de un dirigente radical piensa qué mal negocio para la UCR está resultando Macri. Perdieron las ciudades capitales de Córdoba y Santa Rosa, y se encaminan a dejar el poder en Santa Fe capital, y en Paraná.
 
Por otra parte, en el PJ ya hay preocupación por la negociación de las candidaturas para las elecciones de octubre, cuando se elegirán legisladores nacionales. Fuera de competencia por la gobernación, la cabeza de la lista de legisladores es el lugar más atractivo al que puede aspirar un candidato como Sergio Urribarri.
 
Ese lugar a repartir es presagio de conflicto. Se especula con que impulsarían la candidatura del ex gobernador Jorge Busti, quien puede acreditar a su favor ser uno de los pocos dirigentes que recorre toda la provincia haya o no haya campaña. Desde sectores del PJ miran de costado al urribarrismo. Temen que "el Pato" se valga de su cercanía con Cristina para hacerse de un lugar en la lista de octubre y que ese lugar sea justamente al que otros aspiran, el primero.
 
No son pocos los que concluyen que si Bordet mantiene o mejora los números de abril tendrá el poder suficiente para negociar las candidaturas con Alternativa Federal y con Alberto y CFK. Se verá.
 
La Opinión Popular

21-05-2019 / 12:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar