La Opinión Popular
                  03:59  |  Martes 18 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Internacionales - 12-04-2019 / 16:04
EFEMÉRIDES POPULARES

Masacre de Amritsar: tropas británicas ametrallan una multitud de hindúes desarmados

Masacre de Amritsar: tropas británicas ametrallan una multitud de hindúes desarmados
En el año de 1919, el gobierno británico de la India, con la finalidad de combatir los pedidos de independencia, prohibió reuniones de más de cinco hindúes. La masacre de Amritsar fue una matanza ocurrida el 13 de abril de 1919, en la ciudad de Amritsar, por las tropas británicas, contra una multitud reunida. En la imagen: soldados británicos abrieron fuego contra unos 25.000 manifestantes pacíficos. Una carnicería.
En el año de 1919, el gobierno británico de la India promulgó el Decreto Rowlatt, con la finalidad de combatir las presuntas actividades subversivas existentes en la zona, prohibiendo reuniones de más de cinco hindúes en simultáneo. La masacre de Amritsar fue una matanza ocurrida el 13 de abril de 1919, en la ciudad de Amritsar, por las tropas británicas mandadas por el general Reginald Dyer.
 
Ese día, en la ciudad santa de Amritsar en el Punjab, ametrallaron a una multitud desarmada de miles de hombres, mujeres y niños sijes, hinduistas y musulmanes, que estaban reunidos en el jardín de Jallianwala para el festival de Vaisakhi (Año Nuevo), matando a 379 manifestantes e hiriendo a otros 1200, dejándolos morir durante la noche pues se había decretado un toque de queda en toda la ciudad desde la puesta del sol.
 
La matanza no surgió de la nada. A raíz de la primera guerra mundial - en la que soldados indios habían luchado valientemente en Europa para el Rey y el Imperio Británico - la presión crecía por la independencia de la India. La matanza marcó permanentemente las relaciones entre la India y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, siendo históricamente el preludio del movimiento que encabezó Mahatma Gandhi entre los años 1920 y 1922.
 
La Opinión Popular

 

En 1919 habían surgido tensiones políticas derivadas de la negativa británica a conceder autonomía a la India Británica tras la participación de miles de soldados indios en el ejército británico durante la Primera Guerra Mundial, lo cual había reactivado los movimientos independentistas en la India. Teorías conspirativas sobre una insurrección en en Punjab tomaban fuerza en los círculos militares británicos, y ello generó un escenario de sospechas continuas.
 
 
La masacre
 
En la ciudad de Amritsar, el día 13 de abril de 1919, un gran número de personas de diversos credos (sijes, hinduistas y musulmanes) se habían reunido para el festival de Vaisakhi (Año Nuevo), y se dirigieron al "Jardín de Jallianwala" a las 16 horas para cerrar la celebración.
 
Dicho Jardín era un espacio público, de forma rectangular, al cual se podía acceder (y salir) por un gran pórtico. No obstante, el Jardín de Jallianwala estaba rodeado por edificios y casas, así como por un gran pozo, siendo que las pocas salidas estrechas que existían se hallaban cerradas.
 
Al conocerse de la congregación de unos varios miles de personas en el Jardín de Jallianwala, el brigadier británico Reginald Dyer acudió al lugar a las 17.30 horas con 90 soldados (25 balochis y 65 gurkhas), junto con dos carros de combate ligeros, que no pudieron entrar al recinto. Otros guardias bloquearon las posibles salidas.
 
Ya en el Jardín de Jallianwala, y sin aviso previo a la multitud, Dyer ordenó a sus tropas disparar sucesivas descargas sobre la masa de civiles.
 
Durante diez minutos las tropas al mando de Dyer gastaron un total de 1650 cartuchos de munición, mientras la muchedumbre espantada tras los primeros tiros luchaba por huir del "Jardín de Jallianwala", docenas perecieron en la estampida y otros 120 individuos murieron al caer al pozo que rodeaba el Jardín.
 
Dyer dio orden de cesar el fuego recién al advertir que sus tropas habían gastado casi toda su munición. De inmediato Dyer dispuso abandonar el recinto rápidamente sin atender a los varios centenares de heridos que yacían en el suelo, dejándolos morir durante la noche pues se había decretado un toque de queda en toda la ciudad desde la puesta del sol.
 
El gobierno británico emitió un comunicado donde afirmaba que los soldados habían sido atacados por manifestantes que estaban protestando en Amritsar en contra de las medidas; conforme a las cifras británicas la concentración se había salido de control y los soldados habían empezado a disparar, matando a 379 varones manifestantes e hiriendo a otros 1200.
 
En los reportes posteriores, Dyer afirmó haber disparado sobre un "potencial ejército rebelde" y justificó las medidas drásticas y la matanza, alegando: "Este acto no fue hecho para desbandar a la multitud sino para castigar a los indios por su desobediencia".
 
 
Reacciones
 
Las reacciones en el resto de la India fueron especialmente condenatorias, tanto por la matanza de personas desarmadas propiamente dicha como por la intención del brigadier Dyer de "dar un escarmiento" a la población india.
 
En protesta contra la matanza, el escritor Rabindranat Tagore, ganador del Premio Nobel de Literatura hacía apenas una década, renunció a su título de Sir (caballero) otorgado por el gobierno británico, citando como motivo que "se ponía al lado de sus compatriotas (...) que sufren una degradación indigna de seres humanos".
 
En Gran Bretaña el gobierno de Lloyd George trató de evitar una mayor difusión de la noticia al considerarse real escándalo lo sucedido en la India. Pronto se conocieron detalles de la masacre, generando el firme repudio de numerosos líderes políticos como Winston Churchill y Herbert Henry Asquith, al constatarse que las víctimas no portaban armas y no había indicios de alguna verdadera rebelión en Amritsar, una gran parte de la opinión pública británica se alineó con esta postura.
 
El gobierno británico no hizo nada al respecto.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
17-06-2019 / 18:06
El 18 de junio de 1986, a las seis de la mañana, los presos por terrorismo de las cárceles de San Juan de Lurigancho (presos comunes), en el Pabellón Azul de la isla penal de El Frontón (subversivos) y Santa Bárbara (mujeres), que poseían un control tácito al interior de los centros, se amotinaron en forma coordinada y tomaron como rehenes a los guardias de las cárceles y a tres periodistas.
 
Los amotinados en las tres cárceles presentaron un pliego único de 26 demandas, la mayoría relacionada a mejoras en las condiciones de vida de los prisioneros y la disolución del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), entidad encargada de las prisiones en el país. Alan García y los miembros de su gobierno fueron tomados desprevenidos por el incidente.
 
La iglesia Católica peruana en el documento publicado el 19 de junio de 1986 y titulado Masacre de los penales de Lima relata: "En la madrugada del 18, los detenidos de los penales de El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara, en Lima, se amotinan y toman rehenes. El consejo de ministros y el presidente Alan García deciden encargar al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas la restauración del orden. En Santa Bárbara -cárcel de mujeres- interviene la Guardia Republicana. Las rehenes son liberadas. Hay dos reclusas muertas. 
 
En Lurigancho intervienen el Ejército y la Guardia Republicana. Al amanecer del 19 un rehén es liberado. Los ciento veinticuatro reclusos -según el informe oficial- son fusilados después de rendirse. En el Frontón, la operación se encomienda a la Marina, que bombardea el Pabellón Azul durante todo el día. Sobreviven treinta internos, que se rinden. Eran alrededor de doscientos detenidos. En todo el proceso se impide el acceso a las autoridades civiles: jueces, fiscales, directores de penales. Tampoco la prensa".
 
Fue el asesinato masivo más grande durante la lucha contrasubversiva en Perú.
 
La Opinión Popular



17-06-2019 / 18:06
17-06-2019 / 18:06
En 1952, Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto por parte de los británicos y los franceses, miseria de la población, desprestigio de la figura del rey, etc.
 
El ejército también se encontraba convulsionado por la derrota frente a Israel en la Guerra árabe-israelí de 1948, y en su seno se había formado una sociedad secreta (creada en el año 1949) llamada Movimiento de Oficiales Libres.
 
Toda la crisis desembocó en el alzamiento de 1952. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares rápidamente entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen.
 
El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio de 1952, que se impuso sin demasiada oposición. El 18 de junio de 1953, oficiales del Ejército -liderados por Gamal Abdel Nasser- derrocaron al rey Faruq y proclamaron la República de Egipto.
 
Con la llegada al poder, el Movimiento de los Oficiales Libres, hegemónico en el gobierno, comenzó a aplicar su programa, cada vez más vinculado a las ideas de Nasser, que defendía un régimen de unidad y dignificación a través del socialismo.
 
Los años 1955 y 1956 sirvieron para la consolidación del liderazgo de Nasser, que se convirtió en referente principal del nacionalismo árabe o panarabismo, de orientación socialista y populista; y en una prestigiosa figura a nivel internacional, junto al yugoslavo Josip Broz "Titoy el indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru, del Movimiento de Países No Alineados ni con el imperialismo yanqui ni con el bloque soviético.

Por Carlos Morales



16-06-2019 / 18:06
16-06-2019 / 18:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar