La Opinión Popular
                  04:16  |  Martes 18 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 11-04-2019 / 18:04
EFEMÉRIDES POPULARES

Almirante Isaac Rojas, gorilismo oligárquico antiperonista al palo

Almirante Isaac Rojas, gorilismo oligárquico antiperonista al palo
El 12 de abril de 1993, en Buenos Aires, fallece Isaac Francisco del Ángel Rojas. Fanático antiperonista, encabezó el oligárquico golpe de estado -autodenominado Revolución Libertadora- contra el gobierno constitucional de Juan Perón en septiembre de 1955. Después del golpe declaró: "El pueblo argentino puede estar tranquilo porque el país no gastó una sola bala, ya que desde el mar fuimos asistidos por la marina británica." En la imagen: El decrépito golpista y fusilador de peronistas Isaac Rojas con el presidente neoliberal Carlos Menem durante los años 90.
El 12 de abril de 1993, en Buenos Aires, fallece Isaac Francisco del Ángel Rojas. Apodado "La Hormiga Negra" debido a su muy delgado físico y las enormes gafas que usaba, fue un militar naval argentino, que se desempeñó como vicepresidente de facto (cargo que incluía la suplencia del poder constituyente, ejecutivo y legislativo, la designación del Poder Judicial y de los gobiernos provinciales) desde 1955 a 1958.
 
Fanático antiperonista, encabezó junto a Eduardo Lonardi el oligárquico golpe de estado -autodenominado Revolución Libertadora- contra el gobierno constitucional de Juan Perónen septiembre de 1955. Después del golpe declaró: "El pueblo argentino puede estar tranquilo porque el país no gastó una sola bala, ya que desde el mar fuimos asistidos por la marina británica."
 
Fue vicepresidente del gobierno provisional que encabezó Lonardi y retuvo el cargo durante el ejercicio presidencial de Pedro Eugenio Aramburu. Como presidente de la Junta Consultiva (órgano de facto creado por la Revolución Libertadora con la participación de representantes de varios partidos políticos antiperonistas) representó las posturas más gorilas y oligárquicas.
 
Disolvió la Constitución de 1949 y fue un acérrimo proscriptor del peronismo, llegando incluso a prohibir el uso de las palabras «Perón», «peronismo», «justicialismo», etc. Según investigaciones judiciales posteriores fue artífice de los asesinatos de peronistas en los basurales de José León Suárez. Entre ellos está la declaración de 1958 sobre la participación de Rojas en los asesinatos de junio de 1956, y en el asesinato de Manuel Chávez, secretario de la CGT Regional Azul y que fue ejecutado en su casa el 22 de septiembre de 1955 por miembros de la Armada.
 
Luego que la «Libertadora» devolviera el gobierno a los partidos políticos, durante la gestión de Arturo Frondizi obtuvo el retiro efectivo. Rojas intervino en 1963 en un fracasado golpe de Estado contra el gobierno del presidente interino José María Guido. El 7 de febrero fue detenido por la policía, pero pronto recuperó la libertad. En el transcurso del Conflicto del Beagle fue uno de los promotores del rechazo al Laudo Arbitral de 1977 y partidario de la guerra con Chile.
 
La Opinión Popular

 

Fuente: Wikipedia
Agreganos como amigo a Facebook
Almirante Isaac Rojas, gorilismo oligárquico antiperonista al palo
Los gorilas fusiladores Isaac Rojas y Pedro Eugenio Aramburu (1956).
16-06-2019 / 18:06
15-06-2019 / 17:06
15-06-2019 / 17:06
En un 16 de junio como hoy, del año 1955, un jueves al mediodía, mucha gente estaba concentrada en la Plaza de Mayo en Buenos Aires, porque se haría un desagravio a la bandera nacional, el cual consistiría en vuelo de aviones para derramar flores sobre la Catedral. Pero cayeron bombas.
 
Se producía el Bombardeo a Plaza de Mayo. Esa mañana, una parte de las fuerzas armadas, coordinados por el almirante Samuel Toranzo Calderón y comandados por el capitán de navío Enrique Noriega, sublevadas contra el gobierno constitucional, utilizó armas destinadas a la defensa del pueblo y de la Nación contra el mismo pueblo. Como siempre, la misma víctima y también el mismo agresor: la oligarquía.
 
El objetivo del bombardeo fue asesinar a Juan Perón y derrocar el gobierno popular, instalar el terror y disciplinar al pueblo, pero lo real es que ese día sangre de inocentes fue derramada. Una escuadra de treinta aviones de la Marina de Guerra argentina, que había estado sobrevolando la ciudad, inició sus bombardeos y ametrallamientos al área de la Plaza de Mayo. La primera bomba cayó sobre un trolebús repleto de niños, muriendo todos sus ocupantes.
 
Al enterarse de que la Casa Rosada estaba bajo ataque, miles de obreros se movilizaron para respaldar a Perón, pero fueron agredidos al llegar por una segunda ola de bombardeos. Los militares antiperonistas mataron, hirieron o mutilaron a más de dos mil civiles. Pero, al no estar Perón entre todos esos cadáveres y sin haber podido completar el propósito del golpe, los atacantes escaparon cobardemente al Uruguay buscando asilo político.
 
Sorprendentemente, la reacción de Perón fue moderada: no fusiló a nadie, proclamó la conciliación y tendió la mano a la oposición, que pudo expresarse públicamente. Los cabecillas de la sublevación fueron juzgados y condenados a penas de prisión. Le respondieron meses después, el 16 de septiembre de 1955, con un golpe de Estado oligárquico, duro y revanchista.

El triunfo de la "Revolución Libertadora" hizo que este crimen quedara impune. Dos meses después de este artero bombardeo, los asesinos salieron de prisión y aquellos que se habían fugado medrosamente a Montevideo regresaron sin restricciones al país. Fueron recibidos como héroes por los antiperonistas. Se había impuesto la "Revolución Fusiladora".

 
Fue la masacre más grande de la historia argentina y no hay duda que se trató de un crimen de lesa humanidad, ya que se lanzó un ataque generalizado y sistemático con total intencionalidad contra una población civil desprotegida. Esta fue la primera "operación masacre" cometida por el antiperonismo. Con los años vendrían otras más.
 
El infame bombardeo fue el huevo de la serpiente, la antesala del terrorismo de Estado en nuestro país, inauguró la violencia política contra el Pueblo, para sembrar el terror, a través de la matanza indiscriminada de inocentes, que permitiera la entrega de la soberanía nacional al FMI y el avasallamiento de los derechos sociales del pueblo trabajador.


Propaganda macrista: De Goebbels a Durán Barba
Escribe: Blas García



14-06-2019 / 20:06
14-06-2019 / 20:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar